Categorias

Relatos Eróticos

Lo más buscado

Ultimas fotos

Photo
Enviada por Facundo2
Photo
Enviada por cetzmo
Photo
Enviada por Facundo2


Estas en: Relatos Eroticos => Relatos No consentido => El placer del sexo no consentido
 

El placer del sexo no consentido

Relato enviado por : solharis el 16/01/2006. Lecturas: 9832

etiquetas relato El placer del sexo no consentido .
Descargar en pdf Descarga el relato en pdf

Resumen
Era una tarde de domingo de un fin de semana cualquiera mi marido se había ido hacia poco al fútbol y yo pensé en salir a pasear un rato ya que la tarde era muy buena, me fui al dormitorio a vestirme

Relato
Era una tarde de domingo de un fin de semana cualquiera mi marido se había ido hacia poco al fútbol y yo pensé en salir a pasear un rato ya que la tarde era muy buena, me fui al dormitorio a vestirme y arreglarme un poco, puse algo de música y me quite la ropa que llevaba para andar por casa, me asee y decidí que conjunto de ropa iba a ponerme, cogí un bonito tanga rojo de licra con un precioso bordado y una minifalda negra con un top rosa de cuello redondo, no me puse medias ya que hacia bastante calor me hice una coleta con el pelo apague el equipo de música y me fui a mirar al espejo para ver como me quedaba el conjunto y si tenia que retocarme algo, perfecta, me ponía los zapatos sentada en la cama cuando oí un ruido, pensé que era mi marido que se había olvidado algo y me dirigí al comedor al entrar pude ver extrañada que no había nadie y me dije a mi misma bueno el ruido debía venir de la cocina fui a girarme para dirigirme hacia allí y di un grito, detrás de mí había dos hombres con pasamontañas que estaban desvalijando la casa.

El más corpulento de los dos se abalanzo sobre mí y me sujeto por el cuello al tiempo que se llevaba un dedo a la boca en señal de silencio, me callé. Siéntate ahí dijo indicándome el sofá, cosa que hice, mientras ellos iban cogiendo todo lo que les apetecía y que veían que podía ser de valor mientras yo les miraba callada y asustada desde el sofá hasta que llegaron a la zona de vitrinas de los muebles donde tenia colocaditos los juegos de plata se hicieron con todo y después empezaron con la porcelana, en ese momento me arme de valor y les dije por favor la porcelana del te no por favor es un recuerdo de mi abuela, de nuevo el mas corpulento rió y siguieron cogiéndolo todo sin hacerme caso, y así que de nuevo les rogué que no se llevaran eso, me miro y no dijo nada, cogió la tetera con la mano y se acercó a mi, si tanto quieres esa porcelana vas a tener que ganártela, sorprendida le mire a los ojos que era de lo poco que podía ver con los pasamontañas que llevaban puestos, y dijo vamos desnúdate quiero ver tu cuerpo y como disfrutas de él, bajé la cabeza y no dije nada, que pasa dijo él ya no la quieres, esta bien, no sólo te la vamos a robar sino que me encargare personalmente de destrozarla por completo con lo cual nunca más volverás a recuperarla.

- No... no... por favor

- Pues ya sabes

- Es que por favor…

Él levanto el brazo haciendo indicación de lanzar la tetera. “Espera” y sin levantarme del sofá cruce mis brazos cogiendo con las manos la parte de debajo de mi top y de un tirón me lo saque por la cabeza, el más delgado de los dos que hasta ahora no había dicho nada exclamo mira la muy puta ni siquiera lleva sujetador pero con esas tetas no me extraña se me pone dura sola de verlas, calla le dijo su compañero y tu sigue ya sabes lo que quiero ver, sin decir nada me agache para quitarme los zapatos pero dijo: no déjatelos puestos, así que me desabroche la falda baje la cremallera y me la quite, pude ver como sus ojos brillaban de ansias de que hiciese lo mismo con el tanga, fui bajándolo hasta sacarlo por mis pies sin quitarme los zapatos y lo tire al suelo, de nuevo el delgado dijo me encantan los coñitos así arregladitos me encanta, te he dicho que te calles le dijo el corpulento mientras yo con mis brazos y manos me tapaba lo que podía, al girarse hacia mi dijo no, no te tapes aun te queda mucho, ya sabes te dije que quería ver como disfrutas de tu cuerpo.

- Pero vosotros no me haréis…

- Sólo miraremos.

Pase mis manos por el cuello acariciando mi piel, subí hasta la cara y cerré los ojos intentando olvidarme de ellos volví a acariciarme el cuello suavemente note como mi cuerpo respondía a mis caricias seguí bajando las manos sin dejar de acariciar mi piel hasta llegar a mis pechos, mis pezones ya se habían empezado a endurecer y al notar el tacto de mis manos se endurecieron del todo, me apretaba los pechos, frotaba mis pezones y tiraba flojitos de ellos poco a poco mi excitación fue subiendo, comencé a suspirar, una de mis manos fue bajando hacia mi coño que empezaba a humedecerse al llegar, mi respiración se acelero, con un dedo comencé a acariciarme el clítoris con mi otra mano seguía tocándome los pechos cuando me sentí decidida baje el dedo hasta mi agujerito y comencé a introducirlo en mi vagina despacio, en ese momento oí el ruido que hace una cremallera cuando se baja y acto seguido de nuevo el mismo ruido, los dos ladrones por el ruido que hacían ya que no quería abrir los ojos habían sacado sus pollas y estaban masturbándose mirándome, yo seguía masturbándome mi dedo desaparecía entre mis piernas y sentía como se abría mi vagina y que ya cabía el siguiente dedo que entro sin dificultad, sentía una mezcla de miedo y placer, mis dos dedos entraban y salían de mi coño, estaba muy mojada y excitada. Pero no quería que me oyeran así que gemía con la boca cerrada los mas flojito que podía, acelere el ritmo de mis dedos podía oler mi coño empapado y oír la fuerte respiración de esos dos hombres pajeándonse sentía como me follaban mis dedos cada vez mas deprisa no pude contenerme y se me escapo un fuerte gemido mientras tenia un orgasmo.

Todavía jadeando de placer abrí los ojos los dos ladrones estaban sentados en el sofá de enfrente con sus pollas fuera empalmados al ver que había terminado dejaron de masturbarse, me agache para recoger la ropa del suelo, me puse la minifalda, el corpulento se levanto diciendo muy bien no te preocupes la porcelana no la tocaremos, ahora te dejaremos atada para que no llames a la policía y nos iremos, saco una cuerda me dio la vuelta y empezó atar mi dos manos detrás de mi espalda, gire mi cabeza y vi como su compañero se pajeaba de nuevo viendo mis pechos desnudos ya que mi minifalda y su compañero le tapaba la vista de mi rajita, al ver que le miraba me dijo que puta eres, la has visto, has visto lo zorra que es, calla le dijo el corpulento mientras hacia el ultimo nudo, si pero mira esas tetas que buena esta y que puta es, calla joder no puedo mas dijo el corpulento, situado detrás de mi cogió mi minifalda y con un rápido movimiento me la subió hasta la cintura.

- Noooo espera me dijisteis que no harías nada.

- Te mentimos

Empezó a pasar la punta de su polla por mi vagina, que mojado y calentito tienes el coño cariño. “No por favor estoy casada mi marido por favor”, busque con la mirada al delgado como buscando una salida, cuando cruce la mirada con él soltó un ¡follatela! y el corpulento de un solo golpe hundió su pene en mi vagina golpeándome con su polla con tanta fuerza que me movía hacia delante y atrás con sus idas y venidas notaba sus fuertes manos agarrando mi cintura y su dura polla follándose mi coño que estaba cada vez mas mojado iba notando como mis gotas de flujo resbalaban por mi raja y nalgas oía sus gemidos de placer mientras me decía con la voz entrecortada por el esfuerzo ves como te encanta puta, yo no decía nada aunque suspiraba acelerada con la boca abierta de repente sus jadeos pararon como si recuperara el aliento soltó mi cintura y me agarró por los hombros, con movimientos fuertes me metía su polla hasta el fondo podía notar sus huevos chocando contra mi, se me escapo un aaaaahhhh de placer, soltó mis hombros y me agarró con fuerza del pelo por la coleta continuó follándome de la misma forma y en ese momento me vino otro orgasmo te gusta que te follen eh zorra me dijo y sin dejar de hundir su polla lo mas que pudo y agarrándome así de la coleta me seguía embistiendo sin sacar la polla, note con se tensaban sus músculos y su polla soltaba todo su semen dentro de mi.

Te toca le dijo al delgado sacando ya su polla flácida de mi vagina, oh no dijo el delgado acercándose a mi yo no te voy a follar, me la vas a chupar zorra y más vale que me guste sino quieres saber lo que es bueno…Me levanto y me sentó en el sofá, él se subió y se coloco de modo para tener el mejor acceso a mi boca, te iba a follar pero cuando he visto como habrías tu boquita mientras él te follaba me has hecho cambiar de opinión Coloco su polla delante de mi boca, empieza vamos…Dude pero al final le di un lengüetazo rápido a la punta de su polla para seguir con un tierno chuponcito a su capullo él empujo y su capullo entro dentro de mi boca comencé a succionarlo y a mover la cabeza para que entrara y saliera él volvió a empujar con mas fuerza viendo que me la podía tragar bien y me la metió hasta la garganta, la saco de mi boca golpeando varias veces con ella mis labios hasta que pude volver a cogerla y meter su capullo en mi boca mientras tanto él sobaba mis tetas y me pellizcaba suavemente los pezones, lo que me tenia muy excitada el delgado ya no paraba de gemir y cada vez me apretaba mas fuerte mis tetas, yo no podía para de chuparle la polla succionando de repente soltó un grito y mi boca comenzó a llenase de su caliente semen yo tragaba y tragaba pero no daba abasto su semen me resbalaba por la comisura de los labios y caía sobre mis pechos.

Aun con la corrida de su compañero resbalando por mi boca, el corpulento que ante semejante mamada ya se había vuelto a empalmar, me empujo con su brazo haciéndome caer de lado en el sofá, se colocó para que le hiciera lo mismo que al delgado, ya no dude, mi lengua pasaba lamiendo toda su polla hasta donde podía llegar en esa posición y sin utilizar las manos ya que las tenia atadas, el corpulento no tardo en empujar para que su polla entrara en mi boca, se la succionaba con mis labios y él empezó a moverse como si me follara la boca me la metía hasta lo más profundo de mi garganta y sus huevos golpeaban contra mi barbilla, note que el delgado me besaba los zapatos y que iba subiendo hasta llegar al interior de mis muslos allí su lengua fue hacia mi clítoris mi cuerpo respondió con estremecimientos, el corpulento saco su polla de mi boca, mis grititos de placer se dejaron oír el delgado acelero su lengua le pase mis piernas por encima de sus hombros para que pudiera lamerme todo lo que quisiera y así podía yo mover mis caderas al ritmo que deseaba, su lengua recorría todo mi coño y se volvía a centrar en mi clítoris, el corpulento me levantó algo la cara y me ofreció su verga, enorme, con las venas a punto de reventar mi boca le recogió con dulzura mis labios recorrieron la piel de su polla y esta estallo llenándome la boca de su leche con menos cantidad que la del delgado por su anterior corrida en mi coño y me la pude tragar toda, el delgado no dejaba mi coño lo lamía sin descanso por mis movimientos y mis gemidos se veía que iba a tener un orgasmo, el delgado quito su lengua de mi clítoris se incorporo y me metió su polla en mi coño me follaba rapidísimo y se podía oír el ruido que produce el choque entre su polla y mi vagina totalmente mojada mis piernas rodearon su cintura mi orgasmo hizo que el se corriera resoplando.

Vámonos dijo el corpulento, cogieron sus cosas y lo que habían robado, me aflojaron las ataduras para que pudiera soltarme aunque me llevase un buen rato el lograrlo y desaparecieron. Cuando me solté limpie bien el sofá de los restos de mis flujos y de semen, me vestí y me fui como si no hubiera estado durante el robo cuando volví ya estaba mi marido y la policía, mi marido aun no se explica como se lo llevaron todo y dejaron la porcelana que por su antigüedad y calidad es muy valiosa.

Otros relatos eroticos No consentido

niña violada

Categoria: No consentido
Hecho real. Cuenta como un muchacho abusa de una niña.
Relato erótico enviado por necromancer_666 el 02 de August de 2005 a las 14:40:24 - Relato porno leído 88938 veces

viole ha mis dos hijas

Categoria: No consentido
-aproveche que mis hijas de 20 y 16 estaban mareadas para abusar de ellas
Relato erótico enviado por Anonymous el 12 de September de 2006 a las 09:38:02 - Relato porno leído 76454 veces

follando a mama borracha

Categoria: No consentido
Ya me había cogido a mí mamá años atrás, y ahora viéndola borracha me la cogí otra vez...
Relato erótico enviado por Anonymous el 04 de January de 2010 a las 01:05:30 - Relato porno leído 64728 veces

me violo el taxista

Categoria: No consentido
logrando que mi falda se subiera y se viera el principio de mi culo, y mis manos quedaron una sobre el respaldo del sillón
Relato erótico enviado por culona69 el 04 de July de 2012 a las 00:41:56 - Relato porno leído 46687 veces

como viole a mi hermana

Categoria: No consentido
...Hermanito, ya no sigas. No sabes lo que haces”.-Me decía llorando Astrid.
Yo, cegado me dije a mí mismo que si ya había llegado hasta ahí, no podía irme sin meterle el polvo...
Relato erótico enviado por charly_bo el 11 de June de 2012 a las 00:00:02 - Relato porno leído 46430 veces

Publica en tu muro de Facebook si te ha gustado el relato 'El placer del sexo no consentido'
Si te ha gustado El placer del sexo no consentido vótalo y deja tus comentarios ya que esto anima a los escritores a seguir publicando sus obras.

Por eso dedica 30 segundos a valorar El placer del sexo no consentido. solharis te lo agradecerá.


Comentarios enviados para este relato
Este relato no tiene comentarios

Registrate y se el primero en realizar un comentario sobre el relato El placer del sexo no consentido.
Vota el relato el relato "El placer del sexo no consentido" o agrégalo a tus favoritos
Votos del Relato

Puntuación Promedio: 3
votos: 2

No puedes votar porque no estás registrado