Categorias

Relatos Eróticos

Lo más buscado

Ultimas fotos

Photo
Enviada por amarashi

Photo
Enviada por al3788

Photo
Enviada por al3788


 

Fui su casera, su amante, su puta

Relato enviado por : learcu el 04/10/2015. Lecturas: 7157

etiquetas relato Fui su casera, su amante, su puta   Maduras .
Descargar en pdf Descarga el relato en pdf
Resumen
No pienso mal y sin pensarlo dos veces saco mis ropas mojadas y solo en blusa para arriba y semi desnuda mis piernas con solo las medias enganchadas a su porta liga y mi calza pequeña me introduzco a su lado en la cama del enfermo, en verdad estaba abrigado y su calor me contagia y me atraco a su cuerpo…Nunca pasó por mi mente lo que sucedió…


Relato
Llega a mi casa un adolescente de diez y siete años quien deseaba arrendar la pieza en la que estaba inscrita como persona de arriendo de una habitación para algún estudiante, no era muy lujosa por que en mi casa no tenía para lujos…el chico observó la pieza y le gusto yo creo que mas por el precio.

Mi marido sale a trabajar diariamente a la oficina de propiedades alrededor de las nueve horas no regresa hasta las dos de la tarde almuerza y debe volver a la oficina tipo tres y no regresa hasta las ocho de la noche por que va al bar con sus amigotes.

Leo es un adolescente escolar colaborador, todos los días de la semana de lunes a viernes va a clases y se queda en su instituto todo el día ya que tiene beca de alimentación, pero los sábados y domingo debe satisfacerse el solo, es colaborador conmigo en el cuidado de mis hijos de seis y tres años la pequeña, a quienes les cuenta cuento o las distrae diseñándoles trabajos manuales ya mi e ayuda en el jardín, en el aseo y en pintar la casa por dentro. Por lo que yo lo alimento esos días sin que sepa el gruñón de mi marido, que todo le parase mal. No ayuda, solo apetece ir al club de jolgorio con sus amigos y abandona casa, hijos y por supuesto a su mujer.

Ya lleva tres meses en casa cuando una semana se enferma y por tres días no puede ir a clases con certificado médico de la facultad debe reposar esos días. Nosotros seguimos nuestra vida, solo lo altero cuando a media mañana y media tarde me compadezco del chico y le llevo alimento y remedios para mejorar su gripe. El primer día sin problemas al segundo llevo mis hijos por la mañana al colegio uno y jardín infantil a la chica, vuelvo mojada y estremeciendo de frío, visito a Leo contándole el frío y lo mojada que estoy, me dice acuéstate aquí a mi lado estoy abrigado y te reanimaré, si le digo toda mojada…, bueno me dice sácate la ropa mojada y te abrigas a mi lado, tengo 33 años y este chico 17 no pienso mal y sin pensarlo dos veces saco mis ropas mojadas y solo en blusa para arriba y semi desnuda mis piernas con solo las medias enganchadas a su porta liga y mi calza pequeña me introduzco a su lado en la cama del enfermo, en verdad estaba abrigado y su calor me contagia y me atraco a su cuerpo…Nunca pasó por mi mente lo que sucedió…

Este aprovecha de abrazarme por detrás tomándome de mis hombros en un comienzo y luego de mi cintura…, oye le digo que soy mujer con hijos y casada con un pedante presumido, pero es mi marido…, Teresa me dice, me sorprendió al llamarme así por que siempre me decía con gran respeto señora Teresa, tu eres una fabulosa y esplendida mujer mal satisfecha y pésimamente tratada por tu marido, a veces ni te conversa, yo te tendría en un pedestal alto atendida y satisfecha como mujer sin problemas delicada en atenciones y orgullosa con sus pasiones apaciguadas…, sentía como su pene crecía en tamaño y grosor al estar apoyada en su cadera., le digo mejor me levanto o aquí corro peligro…, no me deja y abraza con fuerza mi cuerpo. Sentía ese miembro grande, grueso, tieso punzándome en mi entrepiernas, mis hormonas que no habían sido estimuladas por mi marido como en quince días comenzaron avisarme y excitarse en mi sensualidad, mi pasión y goce empezaron a humedecer mi vagina mientras este joven macho sobaba mis muslos, nalgas y vientre… le escuché decirme Teresa conmigo no vas a perder, serás la mujer mejor tratada y saciada hasta la plenitud de tus orgasmos, serás una reina tratada con respeto y abundancia en las caricias y respeto, serás una mujer agilizada carnalmente que desearas estar en mi cama acompañándome diariamente… su resuello en mi cuello, sus palabras en mi oído, su pene punzando entre mis nalgas me desesperaron y me activaron incitándome a girarme y tenerlo entre mis brazos, descalifico cuando recuerdo esta acción al hacerlo este se apoderó de mis senos con sus labios y mordió suavemente mis pezones fue mi perdición, no recuerdo haberme opuesto a cualquiera de las acciones que él realizó, beso mis labios, me abrazó apretándome contra su cuerpo, su mano incursionó en mi ya húmeda vaginal abriéndomela e introduciendo dos dedos en ella, esta explotó con sus caricias y obtuve mi primer orgasmo sin haber sido penetrada, de ahí no recuerdo mas hasta cuando siento que un duro miembro que comenzó a separar mis paredes vaginales escarbando entre ellas abriéndose paso en su penetración, esta estaba tan húmeda que lo recibe hasta el fondo de mi matriz, mi cuerpo reacciono y rápidamente mis caderas alcanzaron vida propia y iniciaron un delicioso meneo, no se detuvo mi cuerpo, se entrega a este joven semental que se meneaba brusco, pero cariñosamente sobre mi cuerpo acariciándome, hablándome al oído palabras ordinarias llamándome mi mujer, mi puta, eres mía.

Como me agitaba ensartada por su pene, como me hacia gritar de entusiasmo y frenesí al introducirme su miembro hasta mi estómago, me entregaba a él como una colegiala en su primera desfloración, gemía, lloraba, excitada y caliente entregándome a sus libres antojos solo gozaba y me quejaba apasionada con la sesión de apareamiento que este joven chico me estaba dando, ardía de deseos y lo único que deseaba nuevamente darle mis orgasmos, pero ahora con su pene maltratándome mi útero. Cuando estos llegan fui una puta entregándome a este macho, lo abrazaba con mis piernas cruzándolas por sobre su cintura, mis manos apresando su trasero lo apretaban contra mi cuerpo en cada penetración deseaba sentirlo lo mas profundo, donde mi marido nunca había llegado y su pene mas largo que el de mi marido si me malograba mi matriz, como gritaba y movía deshonrada mi cabeza con las llegada de mis fluidos que acompañaban a mis orgasmos por que no fue un orgasmo fueron varios uno tras otro, que macho como me trataba y que bien me aliviaba de mis ímpetus amatorios, si sería como el decía su puta, su mujer diariamente. En eso siento como una llave se abre en mis entrañas bañándome mi matriz, su leche era abundante y tibia como la saboreé y grite comprimida por el placer de la deliciosa unión carnal. Me había entregado aun nuevo y prodigioso macho, tendría desde ahora que satisfacer a ambos poderosos sementales con mi cuerpo, uno que cuando se acordaba lo usaba y este joven potro semental que me prometía una día a día.

Una vez relajados y descansando este macho me acariciaba y me enternecía con sus caricias algo desconocido por mi por que el pedante de mi marido no los realizaba, era hermoso sentirse acariciada, estuvimos creo que como media hora de arrumacos y halagos mutuos, luego siento nuevamente ese duro, grueso y fantástico pene tratando de introducirse por detrás en mi vagina, no me quedo otra que acomodarme con una almohada debajo de mi vientre ara que mi parado trasero fuera testigo de cómo entraba ese miembro nuevamente en mi vagina arrancándome bufidos y gemidos de estímulos caliente a las caricia y la penetración de este macho. Disfrutaría de una velada sediciosa completa y placentera nuevamente, mi marido no se la puede, pero este semental joven y potente si.

Cuando por fin siento la penetración de este abusivo y dominante pene en mis entrañas vaginales grito y gimo desesperada, al tiempo que siento a mi cuerpo sacudirse gustosa al ser expandida su vagina hasta casi romperse, mientras mis dedos se enmarañan en el cuero cabelludo del macho que la está bárbaramente insertando en sus paredes vaginales, años que no sentía esa sensación de persuasión al apareamiento demoledor, al sentirse así la Teresa se entrega totalmente a este macho su violador, incestuoso y ejecutante de las delicias del coito. La cama crujía y ella se aferraba al respaldo del lecho Pronto las embestidas eran mas fuertes sentía el placer y con los orgasmos que comenzaba a sentir, ¡era fantástico!, pensaba que se había olvidado de esos orgasmos luego de tiempo sin uso, ahora sentía que la poseían con pasión y eso la excitaba, llegando a un soberbio orgasmo y gritaba de rabia de sentirme saciada por un muchacho y no por su marido, lo apretaba en contra de su cuerpo atándolo con sus piernas por detrás de los riñones, cuando este evacua su semen mojándome todas las entrañas de mi vientre, dejando que todas las emisiones de su miembro escaparan dentro de mi útero, al no poder despejarse ya que lo tenía atrapado con mis piernas y junto con llegada de los jugos a mis entrañas , me llega un colosal orgasmo, que me hizo olvidar que podría quedar preñada…. Dios mío… que rico y apretaba aún más al amante contra su cuerpo…, sorprendida exclamé, puedo quedar embarazada por culpa de tu semen…. Sería maravilloso tener hijos míos reproducirse en tu matriz me dice.

Ese fue la mañana de mi primera entrega a mi muchacho amante, después de almuerzo cundo mi marido va a su trabajo y mi hijo va a jugar con sus amigos en el patio común mientras mi hija duerme siesta este poderoso dominador me toma entre sus brazos llevándome a mi dormitorio y en esa cama que duermo con mi marido entrego nuevamente mi cuerpo a sus esfuerzos de un apareamiento salvaje, ardiente y sabroso, ahí supe que no tendría descanso en mi entregas apasionadas carnales, este macho me tendría mañana y tarde ensartada diariamente.

Llevamos casi cuatro meses de Leo como arrendatario en mi casa, esta semana sale de vacaciones e ira a visitar su familia por una semana, será mi semana de descanso de este semental quien me tiene embarazada, fui acompañada por mi marido al médico por que me dolían mis senos y este me examina y me da la noticias de que mis senos están sanos solo es que están preparándose para la maternidad, que estoy embarazada y debo ir a un ginecólogo, mi marido feliz con la noticia el muy necio no se entera que rara vez me ocupa como su mujer, pero que Leo me ocupa a veces mañana y tarde, a lo menos soy su hembra siete veces a la semana que el hijo que esta en mis entrañas fue fecundado por mi joven potrillo reproductor.

Al ir al ginecólogo confirma la noticia tengo mínimo un mes y medio de embarazo, justo cuando el bruto de mi marido menos me ocupo en la cama, pero si mi amante y joven macho, ahora un reproductor, semental de primera que en esos días me desagravió mañana y tarde de mis anhelos voluptuosos apasionados.

Al contárselo a Leo este me abraza y lo celebra llevándome a la cama donde luego de diez minutos de zarandearme en su unión entusiasta y ardiente me felicita y dice que luego de este tendremos muchos más.

Llevamos tres años juntos en mi casa sirviendo a ambos machos mas a Leo que a mi marido que me posee cuando se acuerda, nuevamente estoy embarazada de Leo la chiquita tiene más de un año y ahora llevo en mi vientre su nueva gestación de casi tres meses por supuesto el padre Leo.

Su vecina Alina una mujer de casi 30 años esposa de un minero que la visita diez días al mes y luego la deja sola y madre de un chico de siete años compañero de mi hijo, un día desesperada conversando conmigo me dice lo que sufre al ser una viuda casi veinte días y a veces mas de su marido que no la visita por el trabajo,…, estoy desesperada me dice si hasta los hombres que recogen el aseo me parecen interesantes de lo caliente que estoy por un apareamiento, así estoy de desesperada e irritada por un buen enlace conyugal..., tengo el remedio le digo, pero esto debe ser un secreto entre las dos y debes jurármelo…, nada de vibradores me dice no me ayudan…, no le digo este vibrador es de carne y hueso…, júramelo y soluciono tu problema.

Me mira desconfiada y me dice confiaré en ti…, luego me lo jura por su madre y se deja arrastrar por mi al dormitorio, aviso a Leo que debe venir en diez minutos y preparo a Alina desvistiéndola y acariciándola mientras vemos una película erótica, Alina estaba apretada y retorcida de apasionadas ganas de ser penetrada… llega Leo es tuya le digo y los dejo en mi dormitorio… no pasan quince minutos y Alina gritaba y se quejaba gozosa de las penetraciones de mi macho ahora este tendría dos mujeres a su disposición.

Otros relatos eroticos Maduras

Un encuentro insospechado convierte a una fiel y conservadora esposa y madre en algo que jamas habia imaginado.
Relato erótico enviado por Anonymous el 04 de June de 2010 a las 01:49:04 - Relato porno leído 208211 veces
Le subí completamente su falda abriendo sus piernitas exquisitas, inicie a mamarle sus piernas cada centímetro de ellas hasta que llegue a su zona vaginal todavía cubierta por su calzón, con mi boca muy lentamente le fui retirando el calzón hasta que le vi por primera vez su vagina hermosa, la cual estaba súper mojada de sus flujos vaginales, ella comenzó a gritar de placer y fue más cuando tome un poco de crema de chantillí aplicándole en toda su raja vaginal, con esto empecé a comerle el coño.
Relato erótico enviado por Anonymous el 25 de September de 2009 a las 17:28:48 - Relato porno leído 183347 veces
Un encuentro insospechado convierte a una fiel y conservadora esposa y madre en algo que jamas habia imaginado. Segunda y ultima parte.
Relato erótico enviado por Anonymous el 09 de June de 2010 a las 21:43:26 - Relato porno leído 172469 veces
Llegue al bar y estaba Sebastian esperandome, me vio y no sacaba su vista de mi cuerpo, lo salude con un beso muy cerca de su boca para hacerle los ratones, inmediatamente me pregunto si no queria ir a su departamento (era del padre que se lo habia dejado encargado por unos dias ya que estaba en Chile). Le dije que bueno y subimos a su auto- Llegamos a su departamento y cuando entre hice un movimiento sexy con mi culo.....
Relato erótico enviado por gatitacelosa el 04 de April de 2012 a las 23:28:46 - Relato porno leído 151611 veces

me follaron en el gimnasio

Categoria: Maduras
Acudia al mismo gimnasio que mi hijo y mi esposo, alli conoci a 2 amigos de mi hijo y acabo pasando algo...
Relato erótico enviado por Anonymous el 10 de June de 2009 a las 21:24:54 - Relato porno leído 150641 veces

Publica en tu muro de Facebook si te ha gustado el relato 'Fui su casera, su amante, su puta'
Si te ha gustado Fui su casera, su amante, su puta vótalo y deja tus comentarios ya que esto anima a los escritores a seguir publicando sus obras.

Por eso dedica 30 segundos a valorar Fui su casera, su amante, su puta. learcu te lo agradecerá.


Comentarios enviados para este relato
Este relato no tiene comentarios

Registrate y se el primero en realizar un comentario sobre el relato Fui su casera, su amante, su puta.
Vota el relato el relato "Fui su casera, su amante, su puta" o agrégalo a tus favoritos
Votos del Relato

Puntuación Promedio: 0
votos: 0

No puedes votar porque no estás registrado