Categorias

Relatos Eróticos

Lo más buscado

Ultimas fotos

Photo
Enviada por amarashi

Photo
Enviada por al3788

Photo
Enviada por al3788


 

Madre e Hija

Relato enviado por : jma el 09/10/2015. Lecturas: 8791

etiquetas relato Madre e Hija   Familiares .
Descargar en pdf Descarga el relato en pdf
Resumen
Esta historia empezó en mi lugar de trabajo. Cierto día se presentaron una señora y la hija como limpiadoras de la oficina. Dos monumentos la hija de unos 23 años rubia con un par de tetas divinas y un cuerpazo. La madre rubia tetas enormes y cuerpo maravilloso. Guapas ambas y deseables a mas no poder.


Relato
Esta historia empezo en mi lugar de trabajo. Cierto dia se presentaron una señora y la hija como limpiadoras de la oficina. Dos monumentos la hia de unos 23 años rubia con un par de tetas divinas y un cuerpazo. La madre rubia tetas enormes y cuerpo maravilloso. Guapas ambas y deseables a mas no poder.
La cuestión es que me quede prendado de la hija y con el tiempo conectamos muy bien y con un relación muy buena y con bastante confianza. Poco a poco fui buscando a la hija y aprovechaba cualquier momento para poder darle un masaje y disfrutar de ella, era una dulzura y me tomo mucho cariño y yo me aproveche de tal circunstancia y siempre intentaba abrazarla, me tenia super caliente y lo sabia, solía de vez en cuando juguetear para provocarme, y como lo hacia, me empalmaba enseguida y la apretaba contra mi, colocándole mi polla en su culo, y se reía y me miraba con sarcasmo. Así durante un largo tiempo, hasta que un día la madre me dijo porque a ella no le daba masajes, me quede un poco parado, pero accedí, y le di algunos masajes y con los días se fue colando en mi. De pronto la deseaba. Se encendió en mi un deseo tremendo de tenerla y aprovechaba cuando limpiaba alguna zona un poco apartada para darle un poco de masaje. Cierto día me pidió un masaje en el cuello y comencé a dárselo, poco a poco sobre sus hombros desnudos, y solo con el contacto de su piel, me empalme como un caballo y la fui atrayendo hacia mi, hasta sentir su culo, .. su maravilloso culo contra mi polla, la apreté y le cogí las tetas, se quedo quieta sin saber que hacer, por la sorpresa del momento, pero no hizo ademan de retirarse. Entonces la bese por el cuello y la apreté lo máximo que pude, quería follarla allí mismo, de pronto se dio la vuelta y me dio un maravilloso beso y me dijo que dentro de poco me daría una sorpresa.El tiempo transcurría con tocamientos, rozamientos y todo lo que podía para poder disfrutarla, así un día que estaba a mil por hora, porque así me ponía con solo pensar que venían a la oficina para limpiar. Como decía un dia se presento la hija con una camisa blanca, entreabierta dejando ver mucho sus lindas tetas y una falda corta dejando la cintura libre. Al verla me quede mirándola y me miro y se sonrió, no pude mas y me fui tras ella, y le dije que estaba precioso, que me ponía a tope,que me gustaba como nadie y me abrace a ella y la bese, le comí la boca como si fuera un dulce, la apreté hacia mi y sentí sus pechos al mismo tiempo que tomaba por la cintura y le colocaba mi polla a la altura de su coño, pensé que me reprocharía o algo al respecto, pero no, me abrazo y yo sin mas metí mis manos sobre su falda tocándole su precioso y aterciopelado culo, fue maravilloso sentir semejante delicia. Ella se apretó contra mi y besándome con deseo y lujuria, fue maravilloso sentir aquello. De pronto entro su madre y nos pillo, .. ella sonrió y continuo con su trabajo. La hija se separo y me dijo que dentro de poco me daría una sorpresa. Aquellas palabras fueron las mismas que me dijo su madre cuando prácticamente hicimos lo mismo. El tiempo transcurrió y cierto día me invitaron a cenar a su casa. Acepte y quedamos un sábado. Cuando llegue a su casa me recibieron,dos ángeles rubias, preciosas. Cenamos y charlamos durante un buen rato. Entonces se retiraron un momento y al rato me llamaron que acudiera a su dormitorio así lo hice, de pronto al abrir la puerta allí estaban la dos, madre e hija, echadas en la cama, la hija con un conjunto de sujetador y tanga de color rojo, la madre igual pero de color negro. Me quede boquiabierto y casi sin respiración, creía que estaba soñando. Tener dos bellezas, madre e hija para mis deseos , no me lo creía De pronto oí su voz que dijo no te quedes ahí, ven y disfruta de lo que tanto has deseado. Inmediatamente me desnude y con la polla dura como un tronco me coloque en medio de ambas. Y me dijeron que ya tenían parte de la sorpresa , entonces comencé a sobar las tetas de una y otra, les quite los sujetadores y le sobé las enormes tetas que tenían, se las acaricié y chupe los pezones, cuatro tetas para mi, chupe y chupe sus duros pezones, y comencé a bajar poco a poco hacia su coño, les quite los tangas y dejaron al descubierto dos preciosos coños, rasurados y me puse a chuparle el coño a la hija mientras la madre me mamaba la polla, tenía un coño precioso, unos labios exteriores no muy gruesos y cuando se los abrí, caí sobre el lamiéndolo, comiéndolo,chupándolo y sintiendo el placer que provocaba , se corrió en mi boca, y me bebí todo sus jugos, saboreando y relamiendo todo lo que le salida de su coño. Entonces me dispuse a follármela y sentir su cálido coño como abrazaba mi polla, así comencé a disfrutar de la follada, de pronto su madre se coloco junto a ella con en coño a la altura de su cabeza, y se abrió de piernas, cómeme el coño, dale con tu lengua, cómeme el clítoris, láme, chupa, cóme , no pares de darme placer, es todo tuyo, me decían una y otra, fóllame, cómeme, méteme tu polla, dame fuerte, y la otra cómeme , chupa, así me mataban, solo de oirlas casi me corro de gusto, y comencé a darle fuerte a la hija, a follarla, y follarla, se metía se la sacaba, me pedía cada vez mas fuerte y duro, su coño me quemaba la polla, tenia un horno, dame, dame, fuerte, lléname de tu polla y soltó un grito de placer tremendo, se contorsionó y salto en la cama gritando de placer, disfrutando de su orgasmo. Le saque la polla y me dispuse a follarme a la madre y de una vez le metí toda la polla y le di todo lo fuerte que podía, era divino, follarme aquel coño tan rico, como se comía mi polla, como follaba la tía, era divino, me pedia una y otra vez, fóllame, métela, lléname ,dame mas y mas y yo le daba y le daba, dios como me gustaba follarla, era maravilloso, un sueño divino, una sensación celestial, ahí estaba yo follándome a la madre y observando a la hija tendida en la cama, dame, dame, fuerte, lléname, quiero polla, ufffff, dios que gusto, ahhhhhhh me corro me decia y me agarro fuertemente y alzando las piernas sobre mi cintura, apreto y grito. Ahhhhhhhhhhhhhhhhh, me corro, me corro, que gusto, dios que gusto, puffffffffffffff , levanto las caderas y cayo sobre la cama, quedando sobre ella sin moverse. Entonces la hija se incorporo y ante mi sorpresa, comenzó a besar la boca entreabierta y jadeante de la madre, se besaron con mucha pasión, y de repente la hija se coloco encima de su madre y comenzaron a comerce el coño, me quede atónito, pero me quede mirando un rato deleitándome del espectáculo, como disfrutaban , se comían el coño, con mucho arte y deseo, se corrían una y otra vez, sus coños y su bocas se llenaban de jugos, así un buen rato, hasta correrse ambas, fundidas en un orgasmo al unisono y totalmente placentero. Entonces la madre se coloco boca abajo, mientras la hija salia de la habitación. Aquella súper mujer me mostró su fabuloso y divino culo, cuando lo vi, me coloque encima y me dijo que le follara el culo, que habría una sorpresa que me gustaría, se abrió de piernas y me mostró el ojete, precioso, rosado y abierto justo para meterla, métela ya, fóllame, ábreme el culo, quiero tu polla bien dentro, quiero correrme por el culo, fóllame, métela entera, dame bien fuerte, quier ser follada por el culo, dame placer, afffff, uffffffff, que rico. Y sentí en mi espalda las caricias de la hija, me tocaba por todo el cuerpo, era divino, me toco y acaricio el culo, me empujo encima de su madre y abrió mi culo y lo lamió y lamió y me gusto, guau que rico lo haces, y me metió un dedo, divino y dos, mejor y mas follo un buen rato hasta abrirme el ojete bastante y me dijo al oído mientras te follas a mi madre por el culo, mi sorpresa sera follarte a ti, me quede un poco parado, y sentí como una polla grande se colocaba en mi ojete y se colaba, la sensación no me desagrado, la verdad es que cuando comenzó a meterla y follarme y yo a su madre , aquello fue apoteósico, semejante belleza en la cama con su culo en popa y mi polla taladrándolo sin piedad, aquello era el no va mas , ella me daba yo a su madre, nunca había tenido una noche tan completa, nos acompasamos en el ritmo y disfrutamos, la madre pedía polla una y otra vez, gritaba como poseída, dame fuerte, métela, ahhhhh, siiii, que bien,,, fóllame,, siiii dame fuerte.. hija dale fuerte tabien, métele la polla bien dentro, cuanto mas le des, mas me da, dale,hija, fóllalo, y fóllame. No aguantaba mas le pedí a la hija, que me diera lo mas fuerte y rápido, le pedía, le rogaba, ahhhhhh, que gusto me das cariño, que bien sabes follarme, me voy a correr como nunca, y me dio un fuerte empujón y yo a la vez a su madre y sentí como mi polla se inflaba y soltaba latigazos y latigazos de leche, creía que me moría, fue el orgasmo mas maravilloso y mejor disfrutado de mi vida. Alli quedamos los tres en la cama agotados fisicamente y en el cielo del placer. Gracias a la madre y su hija, portentos y bellezas de la naturaleza.

Otros relatos eroticos Familiares

Hola a todos:
Les voy a contar esta historia de lo que me increíblemente me paso, fui seducido lentamente por mi hijastra de 9 años.
Relato erótico enviado por BIGDIK el 23 de May de 2005 a las 23:11:25 - Relato porno leído 540583 veces
Los juegos que jugamos......
Relato erótico enviado por BIGDIK el 25 de May de 2005 a las 12:34:09 - Relato porno leído 303231 veces

mi suegro me penetra

Categoria: Familiares
Aprovecho unas vacaciones de mis suegros para follarmelo.
Relato erótico enviado por Anonymous el 25 de July de 2005 a las 00:00:00 - Relato porno leído 238698 veces
Mi Abuelo me estreno y me hizo Mujercito……….
Relato erótico enviado por GERARDAPUTA el 21 de October de 2011 a las 22:28:26 - Relato porno leído 228067 veces
A partir de ese momento ya no pude ver a mi sobrino como tal, sino ya lo veía como un hombre que deseaba cogerme sin control, a cada oportunidad que mi sobrino tenia lo aprovechaba para ver mi cuerpo, esto era cuando me cambiaba, bañaba, entre muchos otros momentos que tenia para verme y lo más lascivo era que yo no hacía nada para evitar que me viera, al contrario cada vez que me bañaba dejaba la puerta abierta para que me viera y así en la ducha con la certeza que me estaba viendo yo hacía movimientos sensuales e incluso con el pretexto de lavarme mi zona intima yo me la tocaba con tanta sensualidad que sin duda sabia que él tenía su pene bien erecto desde donde estaba viéndome.
Relato erótico enviado por putita golosa el 27 de July de 2010 a las 23:14:27 - Relato porno leído 207429 veces

Publica en tu muro de Facebook si te ha gustado el relato 'Madre e Hija'
Si te ha gustado Madre e Hija vótalo y deja tus comentarios ya que esto anima a los escritores a seguir publicando sus obras.

Por eso dedica 30 segundos a valorar Madre e Hija. jma te lo agradecerá.


Comentarios enviados para este relato
Este relato no tiene comentarios

Registrate y se el primero en realizar un comentario sobre el relato Madre e Hija.
Vota el relato el relato "Madre e Hija" o agrégalo a tus favoritos
Votos del Relato

Puntuación Promedio: 0
votos: 0

No puedes votar porque no estás registrado