Categorias

Relatos Eróticos

Lo más buscado

Ultimas fotos

Photo
Enviada por amarashi

Photo
Enviada por al3788

Photo
Enviada por al3788


 

VIOLAMOS A MI ESPOSA

Relato enviado por : Anonymous el 12/12/2008. Lecturas: 30791

etiquetas relato VIOLAMOS A MI ESPOSA .
Descargar en pdf Descarga el relato en pdf
Resumen
Como fingiendo un atraco, con dos amigos violamos a mi esposa sin que se diera cuanta que era yo.


Relato
VIOLAMOS A MI ESPOSA

Mi esposa mercedes es una mujer muy dada a las relaciones sexuales normales y yo siempre le he insistido en hacer un trió, me muero del deseo por ver como la clavan dos o tres hombres al mismo tiempo, el solo hecho de pensarlo me pone muy cachondo.
Ella es muy bella y tiene un cuerpo de encanto sus 1,52 de estatura y sus 40 añitos de los cuales 10 ha asistido al gimnasio sin falta le hacen ver sus partes bien proporcionadas, sobre todo su culito es precioso y bien paradito.
Después de insistirle tanto en la idea del trió y al no tener la respuesta afirmativa de parte de ella, entonces cree un plan para darme ese gusto y así fue como lo planee:
Tengo dos muy buenos amigos, de esos de parranda que siempre estamos hablando de sexo y de mujeres y además se que se mueren por mercedes, mi mujer, ya que siempre los pillo mirándole el culo y se hacen los desentendidos.
Una vez estando jugando billar con ellos, Hugo y Javier y ya un poco pasados de copas, nos sentamos en la barra a charlar y estando hablando de mujeres y de culos buenos, les pregunte que si no les gustaba el de mi esposa y como ya estábamos borrachos, Hugo me dijo “y a quien no le va a gustar el culito de Merceditas”, entonces Javier dijo “oye Ignacio porque nos preguntas eso, hermano, respétala que ella es muy digna y nunca le ha insinuado a nadie ninguna intención más que ser buenos amigos”. Entonces ya viendo que Javier la estaba defendiendo, yo les conté que la rutina de nuestro matrimonio me estaba cansando y que quería probar nuevas cosas, entonces Hugo dijo “de que estas hablando hermano”, y les dije… “bueno no se si a ustedes les gustaría comérsela, no les gustaría verla toda desnudita y tocarle su cuerpo a su gusto?”, y Hugo dijo” tu estas loco?, claro que si nos gustaría pero eso es imposible, si ella ni nos mira, ya tu sabes que se cree de un estrato social tan alto que nosotros no podemos ser más que sus sirvientes” y Javier remata diciendo “mercedes a mi me mira hasta con asco, hermano, todo porque supo que fuimos donde las putas aquella vez y tu le contaste que fue culpa nuestra para salvar tu dignidad, jajajaja.”
Bueno amigos mi plan es el siguiente: el viernes voy a salir a rumbear solos con ella, entonces cuando salgamos vamos a pedir un taxi, y hay es cuando entran ustedes en acción… Recuerdan esos manes del taxi que una vez le hicieron un trabajito a Jorge y que son súper discretos, pues ustedes los contactan porque yo no quiero ni que me conozcan para que sea más real esta parte del plan.
Y después de aclarar los pormenores de nuestro plan y ellos argumentando cosas y entre los tres resolviendo cualquier cosa que le hiciera a ella despertar alguna sospecha nos despedimos y Hugo me mostro como tenia la polla de solo pensar en todo lo que habíamos charlado.
El día señalado era el viernes siguiente a cuando nos habíamos emborrachado y planeado el asalto, mercedes su puso ese día un pantalón de licra de los que usa en el gimnasio era rojo y se le metía en su vulvita, notándose sus carnoso labios que despertaban las miradas de todos los hombres que la veían, tenía una blusita muy trasparente que dejaba ver buena parte de sus senos y se tapaba con una chaqueta mas bien grande que le tapaba su culito y conchita por lo menos hasta llegar al lugar.
Fuimos a un bar en la zona rosa de Bogotá, nos gusta la música vallenata, cuando llegamos pedimos una botella de ron y nos pusimos a charlar, yo le decía cosas ricas que a ella le gustan y se notaba un poco excitada, bailamos hasta las 12 de la noche como habíamos quedado con mis amigos y ella ya estaba un poco mareada porque yo le había dado mas ron que el que yo tome, entonces le dije quieres que nos vayamos ya, y me contesto con una voz un poco ronca y sensual “huy siii papito pide el taxi que estoy que llego a la casa para que me hagas el amor bien rico”, entonces Salí para el baño argumentando que hay no se oía muy bien por el ruido de la música, ya en el baño contacte a Hugo y le dije “bueno hermano el plan esta en camino, no me vayan a fallar, ya están listos los del taxi, no?” y me respondió “claro hermano, están listos, pero costo carito, toco pagarles un meloncito (un millón de pesos), el apartamento de mi ex esta desocupado y yo tengo las lleves” y le dije “ah eso no importa lo del dinero es lo de menos…tu sabes, lo importante es que yo no me vaya a caer porque ya sabes... Bueno entonces diles a los del taxi que ya estamos listos”.
Cuando volví a la mesa donde estaba mercedes, estaba sonriendo con el mesero, hablando del grupo que se había presentado y demás bobadas y ya le había pedido la cuenta, entonces pague y me dijo “le pediste el numero del móvil a la operadora?” y yo le dije “hay no chiquita se me olvido, pero me dijeron que ya estaba cerquita, que solo salgamos y esta hay en la puerta.” Y salimos del lugar sin darle mayor importancia a la pregunta, y efectivamente estaban dos tipos en el taxi esperándonos, me preguntaron el nombre y listo nos subimos en el puesto de atrás, cuando subimos mercedes les pregunto que porque iban dos si siempre venia una sola persona en los taxis y que ella no le parecía bien que esto sucediera que no se sentía segura y que mejor llamaremos a la operadora. Entonces yo le dije que bueno que tranquila que ya iba a llamar, tome mi celular y marque y cada vez que me contestaban colgaba, le decía que no contestaban y así daba tiempo para que saliéramos mas adelante, pero cuando ya estábamos sobre la autopista el que estaba en el asiento del copiloto saco una pistola y apuntándonos nos dijo que esto era un atraco y que nos quedáramos quietos, mi mujer temblaba del susto y yo me hacia el nervioso también aunque sabía de que se trataba. Entonces el tipo nos dijo que nos bajáramos de todas nuestras pertenencias y del dinero que tuviéramos o si no nos iría muy mal, entonces saque la billetera que no tenia sino 30.000 pesos, que escasamente serviría para pagar el taxi y ella abrió el bolso y saco 50.000, a lo que el hombre dijo:
- “y ustedes creen que con esto nos van a conformar?



- Pero no tenemos más señor –dijo mi esposa con una voz que daba lástima-
- Señora pero usted nos puede pagar de otra forma- le dijo mientras la miraba con sevicia la entrepierna.
- De que me está hablando
- De esto- y diciéndole esto y con la pistola en la mano le acerco el cañón a su vulva que se sobresalía del pantalón-
En ese momento entre yo en acción les dije con voz segura y fuerte “yo no se que van a hacer ustedes pero yo no voy a permitir que irrespeten o insulten a mi esposa” y trate de agarrar la mano del hombre y este con la cacha de la pistola me dio un gran golpe en la cara y mi mujer quedo atónita mirándome y dijo no hagas nada papito que estos hombres son muy peligrosos. Y el tipo dijo “ahora si vamos entendiéndonos mamita”.
Bueno ellos siguieron hasta el apartamento de la ex de mi amigo y allí entraron al garaje que era en un sótano, estando allí nos dijeron que tenían que cubrirnos la cabeza para que no reconociéramos a las personas que estaban esperándonos y si nosotros reconocíamos a alguno de ellos, hay si nos tenían que matar.
Después de colocarnos unos capuchones de tela por delante y con malla atrás para poder respirar bien, nos subieron a la sala del apartamento, en ese momento sentí que solo estaba una persona, ese era Hugo por lo que pude saber después. Y los del taxi entonces le dijeron a Hugo, aquí está la mercancía, esperamos que este satisfecho, solo queremos una cosa antes de irnos, que será les dijo Hugo, que nos deje ver a esta belleza un ratico, y Hugo que como Javier se habían puesto unos dientes de plástico como de dracula para que no les conocieran la voz dijo “yo no le veo ningún problema” y se me acerco por un lado y me toco el brazo como pidiendo mi aprobación, yo solo levante los hombros en señal que no me importaba. Enseguida llego Javier y a mi me dijeron “usted es mejor que se siente en esta silla y espere, solo oiga porque yo creo que nos vamos a demorar un rato con esta ricura” y todos soltaron la risa en unisonó. Pero lo que hicieron fue quitarme la capucha y desamarrarme. Javier me alcanzo la cámara digital y mi esposa solo sollozaba y estaba parada indefensa y en espera de lo que iba a pasar.
Lo primero que hicieron fue quitarle la chaqueta… hay estaba mi bella esposa siendo admirada por 5 hombres deseosos de tocarla y clavarla hasta donde no mas. Uno de los taxistas le dijo al otro, “mira la cuca no le dije que se le metía el pantalón” y el otro dijo “huy, siii que ricura” y se tocaba la entrepierna por encima del pantalón. Después Javier se le acerco y le empezó a besar el cuello,(yo les había dicho que era su punto débil), le tocaba los senos y Hugo se acerco por delante le pasaba los dedos por encima del pantalón tocando su vulvita y ella solo lloraba y les decía que no le hicieran daño, que ella tenía el dinero que quisieran, que los dejaran libres. Y Javier le dijo ” pero como vas por la calle mostrando esos labios vaginales así tan descaradamente, no ves que nosotros los hombres nos excita eso mucho”,
Ella se quedaba intacta, no se movía nada, ni siquiera cuando le besaban el cuello, entonces empezaron suavemente a bajarle los pantalones dejando ver su diminuta tanga que solo le cubría un pequeñísimo triangulito en su vulvita, y después le sacaron la blusa y el brasier dejando ver ese par de tetas que los taxistas saboreaban pasándose la lengua por los labios ya que no estaban autorizados para nada mas sino para mirar.
Hugo la tomo de los hombros y la condujo al brazo del sofá para que se acostara boca abajo sobre el. Entonces ella entro en un pánico que empezó a gritar muy duro, yo viendo que se nos estaba saliendo de las manos esto, hice una señal de una cachetada para callarla y uno de los taxistas que eran como los mas malos en el lugar… le dio tremenda cachetada y le dijo “o colaboras o le quitamos la capucha a tu esposo para que te mire o lo matamos”. Entonces ella dijo no por favor que no me vea, se lo suplico, yo les colaboro. Y enseguida se agacho otra vez en el brazo del sofá dejando su culito a la vista de todos, yo tenía la verga en ese momento que no aguantaba de lo dura, de ver esa escena tan rica. Javier se acerco a ella y muy sutilmente le fue bajando la tanga hasta sacársela por debajo de los pies y ahora si tenían la panorámica completa, ese culo que nunca me lo había dado estaba al alcance de todos y desamparado…el mismo Javier se agacho y le empezó a pasar la lengua por su culito, bajaba hasta su vagina, ella yo creo que estaba ya sintiendo morbo porque tuvo un pequeño movimiento que solo yo conocía y que sabía lo que sentía, además con la botella de ron que nos tomamos a ella le relajaba y le excitaba, yo miraba que ella se relajo y se soltó yo creo que a pasarla bien aunque sin demostrarlo, después se acerco Hugo y le dijo a Javier que era su turno, entonces se agacho y empezó a pegarle una mamada de cuca y de culito y se veía como disfrutaba mi amigo, además que ese olor que exhalan las mujeres en esa pose es muy excitante… Y bueno lo que yo sabía que iba a venir, los taxistas dijeron, “que pena con ustedes pero nosotros no podemos seguir viendo” y sin miramientos uno d ellos quito a Hugo de su lugar y este se agacho y también con una lengua tan larga que nunca había visto, se la metió por su vulvita yo creo que hasta muy adentro, porque vi las manos de mi esposa que apretaron el cojín que tenia y dijo pero a esta perra le está gustando, “mire compadre, no mas como esta de mojada” y el otro taxista le metió los dedos por la vulva, de manera que casi se le va mano de lo lubricado que estaba su chochito.
Y yo tenía la verga tan parada que les hice señas para que se quitaran y en esa misma posición se la metí hasta el fondo y con mucha furia para hacerla sentir bien rico, ya que yo sabía cómo le gustaba, yo creo que ella aguantaba para no gritar de placer porque sentí un orgasmo que se le salió sin su voluntad, yo todavía no acababa porque en mi mente estaba su culito que nunca me había dado a pesar de mis suplicas y estando bombeando su chochita yo lo sacaba y se lo volvía a mandar sin compasión y cada embestida lo desviaba un poquito hacia su culito y ella apretaba para que no entrara, pero ya no podía aguantar más y aprovechando la violación se lo acerque a su huequito chiquito y se lo empecé a meter como podía pero ella se retiraba y decía que por ahí no, por ffffaaaavoooorrrr, yo no tuve contemplación y se lo metí de un solo golpe sin darle tiempo de retirarse, lo cierto es que se le fue todo con mucho esfuerzo, porque ella apretaba lo que más podía, se lo metí lo mas profundo que pude y se oyó un ayyyyyyyghhhhhhhh noooooo y creo que se desmayo porque quedo inmóvil pero yo seguí bombeando cada vez que se lo metía me quedaba quieto un tiempo largo con la verga bien adentro y después se la sacaba muy despacio casi hasta que se saliera toda, hasta que no aguante mas y me vine con todas las fuerzas de mi ser, quedando encima de ella hasta que se me achico y se salió solo de su culito, saliendo a su vez un chorro de semen que se le escurrió hasta su vulvita y por las piernas.
Cuando me iba a retirar me di cuenta que ella estaba despierta totalmente ya que movía las manos y respiraba profundo. Después vi como Hugo y Javier se colocaron detrás de ella y también se lo hicieron por donde quisieron y yo saque algunas fotos y me excitaba cada vez más esta situación, ya tenía otra erección, pero los taxistas no podían quedarse atrás ya que tenían esas vergas tan duras que yo creo que les dolía. La levantaron de donde estaba y uno de ellos se acostó en el piso, como pudieron la subieron encima, ya que ella no les colaboraba en lo más mínimo tal vez imaginando lo que le venía en adelante, después de que el que estaba acostado boca arriba la penetro, ella quedo con su culito hacia arriba porque este la pegaba a su cuerpo con los brazos para que le quedara más fácil a su amigo de hacerle la doble penetración, y claro el otro se fue acercando por detrás con la verga en la mano, muy despacio se le fue acercando a su agujerito y se la fue metiendo lentamente y con facilidad ya que para ese entonces lo tenía muy abierto debido a las múltiples penetraciones que le habíamos propinado con mis amigos, entonces yo me acerque por detrás de ellos y le tome una espectacular foto a mi esposa en pleno sándwich y penetrada por delante y por detrás, era una escena preciosa, ella estaba sudorosa y ellos le daban rápido y firme hasta que terminaron en un orgasmo los dos hombre al mismo tiempo, según ellos mi esposa también tuvo un orgasmo, pero no se si será cierto, porque no le he preguntado nada al respecto.
En ese momento ya les hice señas que acabáramos nuestro plan, entonces nos sacaron a empujones y nos llevaron a un cajero automático para que les diéramos más dinero, eso lo hicieron los dos taxistas, ya solos porque mis amigos ya se habían ido muy contentos y con miles de agradecimientos.
Después nos dejaron en un sitio para que pudiéramos tomar un taxi y ella me pregunto que si me había dolido el golpe que me dieron, yo le dije que si que mucho y le pregunte que que había pasado porque yo solo la había oído dos o tres veces gritar no mas, entonces ella me dijo que si a mí me había dolido el golpe a ella le había dolido mucho mas, pero que ya había pasado esto y que no quería hablar nunca más de ese tema, que favor la disculpara pero que la entendiera.
Llegamos a la casa y nos bañamos y nos acostamos, ella estaba todavía como mareada de la borrachera, revuelta con miedo y odio y se durmió o se hizo la dormida, no sé, pero como a las dos horas yo me desperté y me acorde de todo entonces le toque su culito… estaba caliente, abierto y colorado, yo aproveche para tomarle una fotico abriéndole un poco sus nalgas y me empecé a masturbar, mirándola y tocándola.
No me arrepiento y cada vez que me acuerdo se me para mi verga imaginándola en medio de esos dos taxistas.
No se si alguno de ustedes saben cómo hacer para dormirla cuando estemos tomando, si saben de alguna sustancia para echarle en el ron, le prometo que lo hare parte de la escena y tendrá fotos de este día.
No se arrepentirá y disfrutara como yo de mi hermosa esposa.
Escríbanme si les gusto a violamosamiesposa@hotmail.com y los agrego a mi msn.



Otros relatos eroticos No consentido

viole ha mis dos hijas

Categoria: No consentido
-aproveche que mis hijas de 20 y 16 estaban mareadas para abusar de ellas
Relato erótico enviado por Anonymous el 12 de September de 2006 a las 09:38:02 - Relato porno leído 367886 veces

niña violada

Categoria: No consentido
Hecho real. Cuenta como un muchacho abusa de una niña.
Relato erótico enviado por necromancer_666 el 02 de August de 2005 a las 14:40:24 - Relato porno leído 273849 veces

follando a mama borracha

Categoria: No consentido
Ya me había cogido a mí mamá años atrás, y ahora viéndola borracha me la cogí otra vez...
Relato erótico enviado por Anonymous el 04 de January de 2010 a las 01:05:30 - Relato porno leído 240970 veces

me violo el taxista

Categoria: No consentido
logrando que mi falda se subiera y se viera el principio de mi culo, y mis manos quedaron una sobre el respaldo del sillón
Relato erótico enviado por culona69 el 04 de July de 2012 a las 00:41:56 - Relato porno leído 203902 veces

como viole a mi hermana

Categoria: No consentido
...Hermanito, ya no sigas. No sabes lo que haces”.-Me decía llorando Astrid.
Yo, cegado me dije a mí mismo que si ya había llegado hasta ahí, no podía irme sin meterle el polvo...
Relato erótico enviado por charly_bo el 11 de June de 2012 a las 00:00:02 - Relato porno leído 180360 veces

Publica en tu muro de Facebook si te ha gustado el relato 'VIOLAMOS A MI ESPOSA'
Si te ha gustado VIOLAMOS A MI ESPOSA vótalo y deja tus comentarios ya que esto anima a los escritores a seguir publicando sus obras.

Por eso dedica 30 segundos a valorar VIOLAMOS A MI ESPOSA. te lo agradecerá.


Comentarios enviados para este relato
Este relato no tiene comentarios

Registrate y se el primero en realizar un comentario sobre el relato VIOLAMOS A MI ESPOSA.
Vota el relato el relato "VIOLAMOS A MI ESPOSA" o agrégalo a tus favoritos
Votos del Relato

Puntuación Promedio: 3.65
votos: 20

No puedes votar porque no estás registrado