Categorias

Relatos Eróticos

Lo más buscado

Ultimas fotos

Photo
Enviada por dicarlo17

Photo
Enviada por amarantaperry

Photo
Enviada por al3788


 

( CON fotos)

maurohotxxx Relato enviado por : maurohotxxx el 10/05/2017. Lecturas: 2789

etiquetas relato  ( CON fotos)   Gay .
Descargar en pdf Descarga el relato en pdf
Resumen
Lo encontré por Gr...una de las aplicaciones más activas en materia de relaciones gay. Era un precioss ejemplar de varón...
Caminé hasta la plaza y allí nos encontramos. 1,85, cara agradable y cuerpo de atleta. “¿Muy grande?”. “En la cama somos todos del mismo porte”. Esbozó una sonrisa que dejó ver albos dientes entre sus labios carnosos e incitantes. Por primera vez sentí deseos irrefrenables de besarlo. En ocasiones anteriores, lo he hecho como parte del ritual propiciatorio de un buen coito. Esta vez no, me atraía besarlo…



Relato
Caminé hasta la plaza y allí nos encontramos. 1,85, cara agradable y cuerpo de atleta. “¿Muy grande?”. “En la cama somos todos del mismo porte”. Esbozó una sonrisa que dejó ver albos dientes entre sus labios carnosos e incitantes. Por primera vez sentí deseos irrefrenables de besarlo. En ocasiones anteriores, lo he hecho como parte del ritual propiciatorio de un buen coito. Esta vez no, me atraía besarlo…

Íbamos a mi casa. Sería la verga número 18. El verano no había sido especialmente bueno para mi ejercicio privado que consiste en contactar machos activos que me hagan sentir putita entre sus brazos, mientras me cogen apartando el hilo dental de fina lencería femenina que uso en estas ocasiones. Mi pene gotea su lascivia en la parte delantera del colales…
-Es la primera vez que vengo…
-Mi casa está muy cerca…

Creo ya haberles contado que mi gusto por la penetración anal se ha convertido casi en un culto que practico desde muy pequeño. Aún antes de que el cura que me convirtió en homosexual larvado y oculto se hubiera situado en mi vida. Sólo que ahora que pude experimentar en forma libre y adulta el morboso placer de ofrecer el culo abierto y anhelante a un varón que gusta de los maduros pasivos como yo. Sería la verga 18, pero antes debo completar el registro con lo ocurrido con la anterior.
Iba muy motivado por ese espectacular ejemplar de macho joven y potente…

La verga 17 había sido esperada y trabajada por cerca de cinco años con alguien que incluso habíamos abierto nuestras identidades y hecho pública nuestra amistad. La ocasión se dio cuando una tarde pude desprenderme del cerco familiar e inventar una excusa de la visita a un antiguo amigo. El período de la dictadura dispersó a mi generación por diversos países y destinos. A muchos no los volví a ver nunca más, otros simplemente murieron en el exilio; con otros, pudimos comunicarnos a través de la web, pero sin contacto físico, las relaciones se diluyen y tienden a desaparecer.

Todo lo contrario ocurre con la homosexualidad, porque nadie hace contacto de buenas a primeras en la calle o en el café, sin embargo en la web existen miles de sitios para contactar gente como uno. Sin rodeos uno explicita lo que quiere. Y yo deseo ser esa puta, esa perra, que he llevado en mí y que aflora cuando un pene ingresa por mi estrecho canal que se abre a dimensiones no exploradas antes con vergas de carne y músculo. Y necesitaría de esa habilidad… Mucho.

Pues bien, encontré a mi amigo con el que fantaseábamos una relación en que yo era Maura, la puta caliente que él sodomizaría y sometería a punta de cogidas. Llegué hasta su casa ubicada en un barrio residencial. Dejé mi vehículo en una plazuela. Intenté evadir las miradas de los residentes que estaban en sus actividades diarias. Uno regaba las plantas, otro leía el diario, mientras otro vigilaba a su mascota… Pero todos me escanearon con sus miradas poco disimuladas. Imaginé que eran vigilantes disfrazados y estarían ahí para proteger el exclusivo vecindario.

Afortunadamente, Quintín me esperaba en la entrada de su vivienda. No bien ingresamos y después de los agarrones al paquete de él y a mi culo que se encabrita con los roces de las manos viriles desde que el cura me acariciaba mis desnudas nalgas con sus gruesos y ásperos dedos de campesino, nos dirigimos a su dormitorio. Me desprendí de los jeans y extraje mi colección de tangas y colales femeninos. Elegí una tanga blanca. Nos besamos y le arranqué la polera, mientras le abría la bragueta y le extraía un pene de buen tamaño. Bajé hasta él y empecé mi ritual succionador. En posición de 69, sentía como los pelos de su bigote y de su barba me proporcionaban un exquisito placer que duplicaba el de su lengua recorriendo mi ojete con fruición. Lo haríamos sin condón, así que mi excitación crecía tanto como el morbo que me habita dentro como una planta parásita y se apodera de mí y convierte en esclava de su poder.

Quizá si mi error, fruto de la impaciencia por ser penetrado, fue creer que la verga semi erecta se pondría dura si la hacía reconocer terreno en mi puto culo, o nunca pudo liberarse del temor a ser sorprendido por algún cercano, la cosa es que no pudimos concretar la penetración y nos tuvimos que conformar con frotarnos como hacen las lesbianas. A mi vez restregué mi pene por el orificio -casi virgen diría- de su culito: un ojete pequeño rodeado de vellos que no pude resistir de acariciar con la punta de mi verga lingual. Mi pene, atrapado por la fimosis, difícilmente logra erecciones, salvo cuando quiero apresurar el orgasmo que se ha iniciado por el roce en la próstata, tampoco lo logró esta vez.

A pesar de que no pudimos concluir nuestra faena sexual dándonos por el culo, para ser la primera de varias reuniones similares y ojalá con más comensales, no estuvo mal. Habría sido mejor si se hubiera podido hacer que el semen corriera por mis piernas al salir de un culo ablandado y abierto…

Pero esta aventura sin final orgásmico tendría su recompensa y a mi lado caminaba el macho que daría satisfacción a todas mis ‘perversiones’ que para mí son el resultado esperado de una manera de sentir libre de prejuicios y culpas, para disfrutar de la calentura: en estado de absoluta transformación en cándida meretriz.

Atravesar la puerta, cerrarla y unirnos en el beso más apasionado que me haya dado con alguien fue todo uno… Hablaron las lenguas, las manos, la piel… Mi culo sintió la avidez de una lengua que lo recorría y desataba todo el morbo que puede sentirse en dichas ocasiones… Ahora era la perra. Puta entre las putas. Degusté la punta húmeda de su pene y fui introduciendo su cuerpo en mi boca, acariciando con el paladar y el dorso de la lengua esa herramienta de carne y sangre…

Sus manos recorrían el camino iniciado por el franciscano: mis nalgas, alrededor del ano, el escroto… Relámpagos de aterradora intensidad se iniciaban en esos lugares y llegaban a mi afiebrado cerebro… El pene, que había visto como un poco grande, pero de una cabeza normal, empezó a llenarse y a crecer a punto que ya no pude tragarlo.

Vino entonces el punto en que la excitación me hacía ofrecer el culo. Abierto, dilatado, lubricado con el gel y la saliva y el deseo de ser penetrado.

Una danza de contorsiones y posiciones se desató con el pene metido en mi culo. El condón no pudo aprisionar esa deliciosa mole de carne y decidí probarla sin ese molesto forro. Le pedí que no me dejara su semen en mi canal, pero cuando ya estábamos sumergidos de lleno en ese remolino de sexo, le pedí, le rogué, le supliqué que me la depositara para sentir su chorro…

Tuve varios orgasmos violentos, antes, durante y después de que el semen ardiera en mi crisol aún más caliente que él.







Otros relatos eroticos Gay

mi padre borracho

Categoria: Gay
Abuse de mi padre borracho … ese día estábamos solos y no pude resistir ver ese cuerpo desnudo que solo pedía ser poseído .
Relato erótico enviado por super8 el 30 de June de 2010 a las 23:10:32 - Relato porno leído 220406 veces

me desvirgo mi primo

Categoria: Gay
Me desvirgó mi primo y amigo del alma
Relato erótico enviado por jorgegu el 01 de February de 2009 a las 19:00:00 - Relato porno leído 191043 veces
CON LA EXCUSA DE RODAR UNA PELICULA PORNO, ME ABRIERON EL ANO EN CANAL, AUNQUE ....... .
Relato erótico enviado por Anonymous el 04 de June de 2008 a las 00:00:00 - Relato porno leído 128010 veces

una desvirgada gay

Categoria: Gay
Entramos al cuarto y empezó todo, él me tomó por detrás y empezó a tocar mis nalgas y me susurraba cosas al oído: ¡eres una puta q aprenderá de mí!, ¡eres mi perra! Y yo se lo confirmaba le dije q seria su perra, el me volteo y quedamos frente a frente, y acercó su boca a la mía, pero mas q besarme su lengua paseaba por mi boca.
Relato erótico enviado por Putitacachonda el 29 de December de 2009 a las 23:34:17 - Relato porno leído 104278 veces

violaciones iii

Categoria: Gay
Aventuras en Paris
Jesús y Pablo marcharon a Paris para poder vender el video. Dejaron a sus tres amigos en una casa que habían alquilado en un pueblo muy pequeño en Huesca. Los dos habían quedado con Pierre, un ejecutivo muy interesado en esta clase de material.
Relato erótico enviado por mena55 el 24 de August de 2008 a las 13:55:00 - Relato porno leído 82859 veces

Publica en tu muro de Facebook si te ha gustado el relato ' ( CON fotos)'
Si te ha gustado ( CON fotos) vótalo y deja tus comentarios ya que esto anima a los escritores a seguir publicando sus obras.

Por eso dedica 30 segundos a valorar ( CON fotos). maurohotxxx te lo agradecerá.


Comentarios enviados para este relato
maurohotxxx (3 de June de 2017 a las 15:02) dice: Me vuelvo a calentar cuando leí porque recuerdo esa cogida que fue real


Registrate y se el primero en realizar un comentario sobre el relato ( CON fotos).
Vota el relato el relato " ( CON fotos)" o agrégalo a tus favoritos
Votos del Relato

Puntuación Promedio: 0
votos: 0

No puedes votar porque no estás registrado