Categorias

Relatos Eróticos

Lo más buscado

Ultimas fotos

Photo
Enviada por Narrador

Photo
Enviada por Narrador

Photo
Enviada por Narrador


 

Con 3 viejitos

Relato enviado por : Leticia Diaz el 11/10/2004. Lecturas: 51155

etiquetas relato Con 3 viejitos .
Descargar en pdf Descarga el relato en pdf
Resumen
3 ancianos de mas de 60 años tiene una fiesta de sexo conmigo como principal festin.


Relato
Hola a todos, he leído varios relatos, y como aquí nadie tiene rostro pues es que me animo a contar esto que me sucedió. Yo soy de México , de la ciudad de Puebla. Mi nombre para que me conozcan es el real, me llamo Leticia Díaz, soy una mujer de 34 años, tengo un hijo de 4 años, no soy casada, nunca me case con el padre de mi hijo porque yo sabia que el era casado, pero esa es otra historia.

Para que me conozcan físicamente quiero ser sincera con todos ustedes, porque lo que les voy a contar pues es real y no quiero cambiarme por otra. No soy una super mujer como muchas dicen, ni tengo grandes senos ni supernalgas ni rubia de ojos azules ni cosas así, si soy una mujer a la que le gusta el ejercicio, y a pesar de mi hijo me mantengo en forma, soy apiñonada, de cara normal, no soy muy guapa pero me defiendo, mi trasero esta bien formado, pero normal no exagerado, de pechos tengo que decir que los tengo pequeños, la verdad es esa, y creo sinceramente lo mejor que tengo son mis piernas, no del tipo modelo pero por el ejercicio están bien formadas, cabello castaño chino debajo de los hombros, y soy una mujer atractiva para los hombres de mi rumbo porque soy de buen tamaño, no alta como de 1.72 mas o menos y eso hace que les llame la atención a hombres, y no se porque pero creo que el hecho de ser soltera y con un hijo les atrae mucho a los hombres. Bueno creo que los voy a aburrir si sigo así. Comienzo.

Le contare que tengo una estética de belleza en un fraccionamiento, mero en la entrada, y siempre que pasan los hombres voltean hacia el local lo cual lo noto a leguas, mis amigas siempre lo comentan, y es que realmente son muy descarados algunos hombres, de hecho han llegado señores y hasta jóvenes a proponerme tener relaciones con ellos, obviamente siempre los rechazo y aunque algunos son muy guapos pues no me interesa en lo más mínimo ya que tengo en estos momento pareja y dinero pues no me puedo quejar. Un día mi trabajadora me pidió permiso para llegar tarde como a las 12 porque al otro día se casaba y tenía que arreglar unos pendientes, y siempre abrimos a las 10. Ese día empezó normal como todos, y eran como las 11 cuando se abrió la puerta del local, eran 3 hombres, los 3 eran unos señores ya mayores, viejos por llamarlos de alguna manera, los recibí con normalidad ya que siempre hay tranquilidad en mi negocio porque enfrente esta la caseta de policía y todo se ve por ahí, me saludaron y me dijeron que venían de una asociación de gente de la tercera edad, 2 de ellos traían maletas, una mas grande que la otra pero no les di importancia, uno de los señores le dijo al otro que sacara las identificaciones, se veía que el era el jefe de ellos 3, se presentaron y me enseñaron sus credenciales, era de una asociación de gente de la 3ª edad, o al menos eso decían sus credenciales, uno de ellos, el líder me mostró la suya y vi su nombre el cual omitiré y su edad, tenia 67 años, el era blanco, gordo, calvo pero cabello largo por atrás y traía una coleta bien hecha, era chaparro como los otros 2, median alrededor de 1.65 y por supuesto era yo mas alta que ellos, traía una gorra de marinero que le cubría su pelonera, el siguiente me mostró su respectiva credencial y vi que tenía 71 años, era el más grande de los 3, el mas bien era flaco, con la pequeña barriga digna de un señor de su edad, moreno, bajito y no era calvo pero si tenía poco cabello y tenía una barba que más que barba parece de esas que se descuidan y no se rasuran en 2 o 3 días, de hecho en su aspecto se veía el más sucio, el último al ver su credencial vi que tenía 64 años, era el menos grande, el en sí era el mas feo de los 3, era totalmente pelón, apiñonado, de lentes como de fondo de botella, y era el más gordo de los 3, eran botijotes mas que supergordos.

Después de presentarse me dijeron que si me podían hacer una encuesta ya que estaban recabando información que sería de ayuda a su institución, a lo cual respondí de inmediato que si, pero me dijeron que si podía leer el cuestionario ya que me dijeron que venían unas preguntas extrañas, pero los vi tan nobles y sinceros que les dije que no había ningún problema, pero en ese momento llegó un cliente y le dije que si me podía esperar, a lo cual los viejitos amablemente me dijeron que ellos podían esperar, y me dijeron que si podía ser en mi casa a lo que yo respondí que si, y les di la dirección y no habría ningún problema ya que yo vivo a dos calles del local y mi hijo iría a comer con mi mamá, y sobre todo porque eran unos viejitos inofensivos y muy amables, y ellos se mostraron felices de más y me dijeron que estaba perfecto ya que así aprovecharían para realizar otras encuestas con los vecinos, cosa me pareció de los más normal.

Al poco rato llegué a mi casa y ahí me estaban esperando, ese día iba vestida de una blusa blanca de botones sin manga y una falda rosa de cuadros corta que estaba arriba de las rodillas, no mucho, y unos zapatos blancos abiertos, los viejitos ya me estaban esperando, entramos a la casa y estábamos los 4 solos, nos sentamos y empezamos con las preguntas, las 1as eran normales, nombre, dirección, edad, intereses personales, preguntas vanas, y empezó la pregunta 31, bien que me acuerdo, decía, ¿Qué tipo de ropa interior usa?, me quede callada, el jefe de ellos era el que me hacía las preguntas y me dijo que si no quería contestar no había problema y que si me sentía incomoda ellos se retirarían, la nobleza de sus comentarios me inspiro confianza a lo que le respondí la pregunta, luego la siguiente pregunta era que si le podía mostrar algo de ropa intima, dude pero al ver la tranquilidad de los viejillos fui por ella y la mostré, baje algunas prendas algo chiquitas, los hombres se quedaron sin decir nada y al poco rato dijo el uno de ellos,

Creo que viene la pregunta más difícil, si usted no quiere contestar lo entenderemos y ahora si nos retiraremos.

Me intrigo su comentario y le dije que cual era.

A lo que respondió con la siguiente pregunta.

- ¿Podría mostrar la ropa íntima que trae puesta?

La pregunta me dejo helada, y no conteste nada la momento, reaccioné y me acordé que al leer las encuestas también participaban hombres que según habían sido "encuestados". Uno de ellos dijo si usted acepta nosotros 2 nos vamos de aquí y solo mi compañero es el que las va a ver.

Ese comentario me inspiro tranquilidad y yo accedí sumamente nerviosa, no lo puedo negar, y les dije que me podían esperar arriba en mi cuarto, uno de ellos dijo que estaba bien, y nunca me imagine lo que pasaría.

Cuando esperé que los otros 2 estuvieran arriba, el mas viejo y el mas gordo, me levanté y empecé a subir mi falda lentamente, traía unas pantaletas blancas delgadas y un poco transparentes, vi el rostro del viejo y estaba blanco, se notaba nervioso pero no decía nada, y me:

Es suficiente, siéntese aquí señorita.

Muy bien- Le respondí. El que no haya intentado nada me tranquilizó totalmente.

Acto seguido les grite a los otros 2 que ya podían bajar, pero creí que no me habían escuchado porque no bajaron.

Continuamos con las preguntas cuando de momento sentí como la mano del señor se apoyo en mi rodilla, no dije nada porque me pareció normal, cuando de pronto empezó a subir más su mano sobre mi muslo, esta estaba caliente y sentí que me quemaba, no sabía que decir, solo alcancé a decirle:

Que está haciendo?

La verdad señora verle las pantaletas y las piernas que usted tiene me puso muy caliente, y un señor de mi edad y mi complexión no podría soñar con tener una mujer como usted, y si no aprovecho el momento ahorita no se cundo va a ser.

De pronto se mano ya estaba en mi pantaleta, ágilmente la hizo a un lado, y me metió un dedo, yo no hacia nada estaba paralizada, sorprendida, de ver como me manoseaba, y cuando reaccioné abrí los ojos y le iba a reclamar cuando de pronto el otro viejito bajo y me tapo la boca, empezó a sobar mis senos y a desabotonar la blusa, el otro viejillo que quedaba cuando voltee mi sorpresa fue mayúscula cuando vi que tenia una cámara y estaba filmando.

Le dije que qué hacia pero uno de ellos me callo la boca con un beso, me quitaron el sostén y el líder de ellos me levantó la espalda y me bajo los calzones, estaba yo sorprendida pero muy excitada, rechace jóvenes guapos y señores atractivo y no les podía decir que no a unos ancianos decrépitos. Mis senos como dije son pequeños y las manos del viejito se llenaban con ellos.

Me levantaron y me quitaron la falda, estaba yo totalmente desnuda, solo con las zapatillas, mientras el otro viejo seguía filmando, cuando el jefe de ellos dijo

-¿Quién empieza?

El más flaco respondió levantando la mano, a lo que el le dijo

-¿Dónde quieres?

- En su cocina

Me agarro y en el trayecto a la cocina que era corto, me manoseo mis senos a su antojo, y el otro viejito seguía filmando, yo estaba la verdad muy excitada y no podía decir nada, no respondía,

-Acuéstate- me dijo

Me acostó en la mesa, y como dije no quiero contar mentiras, y no voy a decir que empezó con sexo oral como acostumbran, este hombre fue directo. Me levanto mis piernas y las puso sobre sus hombros, me penetro de un golpe y se me escapo un grito, empezó a darme y uno de ellos me dijo

-Voltea a la cámara.

Yo solo gemía de dolor y de placer, y volteaba a la cámara, los otros dos se excitaban más viendo mi rostro aquejado por las arremetidas, yo solo decía

-ayyy, ayyy

Me estaba dando de forma que no imaginaba.

Acabo, me la saco y me bajo de mesa, se sentó sobre la mesa y me dijo :

-Siéntate aquí

Me senté sobre el dándole la espalda, y otra vez empezó a darme, solo subía y bajaba de una forma increíble, me dada un poco de asco el señor pero ya estaba muy excitada y solo lo montaba y el hábilmente me apretaba mis pechos, que meneada me dio el viejito asqueroso, sentí que se venía por su movimiento acelerado, y creí que se iba a venir dentro de mi cuando me paro rápido y empezó a explotar en mi estufa y mi refrigerador, algo que me extraño aunque después sabría porque, cuando terminó me dijo

Que buena estas, y pensar que muchos del fraccionamiento te quieren tirar y lo estamos haciendo 3 pinches viejos pendejos, jaja.

No se porque pero sus palabras me excitaron, era verdad.

-Te toca -le dijo el líder al otro viejo, al más feo de los 3.

- Por favor ya no, ya me canse con lo que me hizo él- respondí.

- No te preocupes, yo soy rápido – contestó el otro viejo

- ¿Dónde quieres?- le preguntaron.

- En la puerta de la entrada- respondió.- Pero antes ponte esto que saque de tu cuarto- me dijo.

Era una bata mía de esas tipo seda, gris con flores de colores, la bata solo me tapaba el sexo y solo bajo las nalgas, no se porque no dije nada y me la puse. En el trayecto a la entrada de mi casa el viejo hizo lo mismo que el otro, me manoseaba de una forma bastante libidinosa. Al llegar a la puerta me recargó en la puerta y me volteó viendo hacia ella y de espaldas a él. Levantó la bata y me metió la mano en mi sexo, estuvo jugando con mi parte un rato, yo le pedía que no lo hiciera pero tal parece que le decía que siguiera, y luego levantó mi pierna derecha, y así, puso su parte en mi entrada, cerré mis piernas para no dejarlo entrar.

No por favor- le dije- no puedo, de verdad no puedo-.

Si puedes, ábrete.

No por favor no puedo hacerlo

Mientras el otro viejo me filmaba y me decía:

Voltea la cara, voltea la cara

No- le decía-. ,mientras ponía mi cara viendo hacia la puerta, no quería que me filmara la cara, tras de estarme tirando todavía querían filmarme.

Con la fuerza que tenían a pesar de ser unos viejos me voltearon la cara hacia la cámara, y me la filmaban, ahí el viejo aprovecho ese forcejeo para meterme su pene, ya que en la lucha de no dejarme voltear la cara separé mis piernas, me la metió completa. Solté un grito de dolor como nunca.

aaayyyy.

Ellos estaban felices, filmaron mi cara llena de dolor y a la vez porque no decirlo de excitación, y empezaron a gritar como si se hubieran sacado la lotería.

Sssiiii- - A huevo-, -Como de que no-. Gritaban.

No por favor-. Trataba de decirles, pero era inútil

¿no?, claro que si quieres, di que quieres que te coja.- me dijo el asqueroso.- di que quieres que te coja- repitió.

Mi dolor era inmenso y a pesar de que estaba super excitada quería que acabara ya , y esa ansiedad hizo que repitiera lo que ellos querían escuchar.

-Esta bien, cogeme, cogeme ya

Estas palabras los volvió a prender.

-Como de que no, no que no chiquita- gritaban.- Repítelo y tú- le dijeron al otro viejito- mientras lo dice la filmas.

Y ya no aguantaba y lo repetí con tal de que me la sacara y mientras el otro viejo me filmaba cual actriz porno.



Sentía un dolor inmenso primero por la posición incómoda, nunca lo había hecho así, y segundo porque hay que decirlo tenía un pene algo grueso, no grande, en esa posición me empezó a penetrar, me subía y me bajaba de la cintura, la posición permitía que me entrara muy adentro lo cual me producía cierto dolor, pero también y muy a mi pesar sentía muy rico, y su posición también le permitía tener a su antojo mis senos y me los amasaba como si se fueran a acabar, igualmente solo gemía y le rogaba que parara, - me volteó y levantó mi pierna derecha y la puso sobre su hombro, así en esa posición siguió con sus embestidas que solo hacía que mi cara fuera la imagen perfecta para ser filmada por este trío de enfermos.

-ahh, ahh, por favor para.- le decía sin mucha fuerza y con los ojos desvanecidos.

Me la sacó, y cuando creí que el había terminado, y digo el porque sabía que faltaba el otro anciano, me agarró de las nalgas, me recargó en la puerta de espaldas y me levantó, y así con mis piernas al aire me la volvió a meter, tomo mis piernas por la parte baja de mis muslos y así me empezó a penetrar, otra posición que nunca había hecho y esto si tengo que confesarlo, me encanto, me excito mucho más que las demás y estaba ya super mojada, entraba y salía, subía y bajaba ya muy fácilmente, mientras el otro viejo se daba un festín filmando la posición en que estaba y mi cara que era de una excitación tal que veía como su pene estaba totalmente parado. Esta cogida fue realmente espectacular. Sus movimientos se hicieron más fuertes y mas intensos, yo ya no sentía lo duro si no o tupido. Mientras me penetraba me decía al oído:

Desde cuando te andábamos cazando amor, hasta que se nos hizo-.

Cuando sentí que se venía pensé que iba a querer que me los comiera, de pronto me bajo se la sacó y empezó a tirarlos en mi puerta, mis sillones y finalizó limpiándose con mi bata.

Con su pene fuera de mí me sentía a salvo, pero sabía que faltaba el otro viejo, y no se hizo esperar, y dijo:

Ahora si me toca a mí, amor, prepárate, vamos arriba- me tomó del brazo y me subió, y entramos al cuarto de mi hijo, a lo que rápidamente respondí que ese era el cuarto de mi hijo, que el mío estaba junto, a lo que el muy degenerado me respondió, - por eso, te quiero coger aquí en el de tu hijo, ja-, era humillante, yo dije que no pero fue inútil, se quito su playera y su pantalón, vi su pene, era más grande que el de los otros 2 y mucho más grueso, nada fuera de lo normal pero si se notaba.

Velo porque esto te vas a comer suertuda- me dijo

Por favor déjeme descansar por lo menos.

Cuando acabe tendrás todo el tiempo para descansar.

Se sentó en la cama de mi hijo y me jaló hacia el. Se acostó y me dijo que me sentara sobre el. Me senté sobre de el como me lo había ordenado y empezó a darme, quedé de frente a el y eso permitió que mis senos quedarán a su entera disposición, los apretó, los amasó, los chupó, en fin hizo con ellos lo que quiso, mientras me seguía dando de una forma brutal si así le puedo llamar, estaba yo apunto de un orgasmo con el, con los otros dos no había llegado a uno pero este viejo me estaba dando una autentica paliza, mis ojos estaban en blanco, mientras por su lado el otro viejo me seguía filmando, me gritaba que volteara a la cámara lo cual al no tener mayor resistencia ni opción le hacía caso, solo veía como gozaban los 2 con mi cara, me puse a pensar que cara tendría al ver el rostro de excitación de estos dos viejillos, era como un triunfo ver mi cara llena de excitación y a la vez de dolor, y me hacía pronunciar frases asquerosas como – dame más-, -cógeme-, - no pares- cosas así, yo ya no tenía ni un ápice de defensa, estaba toda entregada.

Por su parte el viejito me seguía dando, y cuando sentí que se iba a venir aceleró las embestidas, y me dijo:

Me voy a venir dentro de ti.-

Es un imbécil, claro que no, ni se le ocurra- le dije

Claro que si – me respondió.

Y empezó a darme más duro todavía, era demasiado fuerte y yo no aguantaba, era demasiado para mí.

Verdad que si quieres que me venga dentro de ti- me dijo, sabiendo que me estaba penetrando de una forma inhumana, sabía perfectamente lo que hacía.

Vamos dilo y voltea a la cámara- me decía otro de los viejos

Dilo.

Yo me resistía pero era inútil, me estaba partiendo en dos literalmente, el movimiento del anciano era muy fuerte, y yo no aguantaba, y no tuve remedio.

Vente adentro, pero ya que no aguanto por favor, ya vente.

Ya ves que si quieres mamacita.

Mientras me seguía filmando y mi cara seguía siendo motivo de excitación para los otros dos, imagínense la cara que tendría.

Acelero su movimiento y cuando se iba a venir tomo mi cara y la volteo a la cámara.

Voltea que quiero tener tu cara grabada cuando me venga dentro de ti chiquita.

Y hasta que por fin el muy idiota descargo todo su líquido en mi, de verdad sentí el líquido supercaliente y cómo me quemaba por dentro, sentía asco al pensar que ese aciano se había chorreado dentro mío.

Cuando creí que había terminado me quitó de él, me acostó en la cama y me volteo, me puso en cuatro como se dice, en la cama de mi hijo y me dijo:

Ya vamos a acabar amor

Déjeme descansar un rato por favor- le rogué, pero fue inútil.

Ya te dije que tendrás toda la tarde para descansar- y se rió junto a los demás.

En la posición que me tenía me agarro lo senos y empezó a amasarlos y apretarlos, me los estiraba y jugaba con ellos, yo ya no ponía resistencia, sabía que no iba a lograr nada, y aunque el sexo que me estaban dando era increíble verdaderamente (nadie me había hecho el sexo de tal forma, como lo hicieron estos 3 viejos), me daba repulsión lo que me estaban haciendo. Siendo honesta con ustedes no era una violación como pero tampoco era algo que yo deseara.

Levanta tus nalguitas tantito amor- me dijo

Pero no dejes de ver a la cámara eh?, jaja- replicó el otro viejo.



Me paro mis nalgas y e introdujo su pene de nuevo en mi sexo, sentí que me rompía, su pene era demasiado grueso y me llenaba toda, y empezó a darme.

-Ay mamacita, desde cuando había soñado con esto- decía mientras continuaba su movimiento.- Verdad que te gusta?- me decía.- Voltea a la cámara y di cuánto te gusta.

- Anda dilo- me dijo el de la cámara.

Para no perder ningún detalle, se paró en la enfrente de la cama y de frente a mi cara, me la levantó por los cabellos dirigiéndola a la cámara.

Di que quieres que continúe mi cuate- dijo.

Yo estaba ya tan adolorida, como si me hubieran anestesiado mi cuerpo, y sólo accedía a todas sus lujurias. – Si, quiero que siga, quiero que siga- con la voz entre cortada, sentía que se me iba el aire y casi a penas y se me entendía.

Te gusta verdad?

Si me gusta- respondía a todas sus preguntas sin reparar, creo que esto los excitaba más, sabían que me tenían.

Eso es chiquita, dilo a la cámara- me decía sosteniendo mi cara.

Aaayyy, aaayyy, si me gusta – respondía ya como robot.

Quieres que me venga dentro de ti otra vez verdad?.

No, eso ya no por favor, estoy haciendo lo que me dicen.

Claro que quieres- y empezó a metérmela más duro, con tal fuerza que llegó un momento que veía en blanco totalmente.

Verdad que quieres?

Esta bien hijo de perra, pero ya apurate, ya deja de metérmela- le dije con todo el dolor en mi cuerpo y todo el coraje del mundo ya que me estaba tirando en la cama de mi hijo,

Pues ahí voy

Y empezó a acelerar más aún sus movimiento, mi sexo estaba ya supermojado pero sin ganas de un orgasmo, quién tendría ganas así, yo gritaba ya de puro dolor, mi rostro denotaba cansancio, y eso lo aprovecharon una vez más para filmarme, y cuando se iba a venir les dijo a los otros 2:

-Filma su cara que ya me vengo, rápido.

El otro viejo volvió a levantar mi cara y me filmaba, incluso me dio un beso en la boca el cual yo rechace cerrando mis labios, aunque era inútil. Hasta que por fin se vino, sus gemidos eran entre placer y triunfo, y se vino dentro de mí una vez más, sentí mi estomago caliente y lleno de líquido, como si hubiera tomado una botella de agua de un solo trago. Cuando vieron que se estaba vaciando dentro de mi, los otros 2 empezaron a gritar como si fueran ellos.

Bien ya vez, eres un cabrón.

Vientos pendejo, eres mi héroe- gritaban.

Cuando me sacó su miembro volvió a limpiar lo que le quedaba con la colcha de mi hijo, yo quede tirada literalmente en la cama boca abajo, sin fuerzas.

Te he cogido, lo sabía, te tenía que tirar- me dijo al oído dándome una nalgada.

Bueno, vístanse y vamonos que hay más encuestas que realizar, jajaja- dijo, mientras los demás reían con el.

Eres muy buena en la cama, no nos defraudaste ni tu ni tus piernas ni tus nalgas, gracias- me dijo.

Se vistió ya que él era el único que faltaba y solo vi como bajaron las escalera, ya no baje a ver, solo escuche que cerraron la puerta al salir. Estaba yo tirada en la cama de mi hijo, pasmada, sorprendida, adolorida y cansada, todavía no daba crédito a lo que acababa de suceder, me habían tirado 3 pinches viejo asquerosos. Me quedé dormida y ya desperté tarde, me bañé y regresé a la estética.

Qué paso, porqué tardaste tanto- me dijeron.

Tuve que atender a unas persona- respondí.

Esto es lo que me sucedió, aunque al otro día volví a ver a el líder de ellos, pero eso se los cuento en la otra parte si?.

Bueno cuento esto que me paso, porque no estoy mal ni nada por el estilo pero es algo que no se lo he contado a nadie y como aquí no hay caras, ni conocidos me atreví a contárselos a ustedes.

Si alguna mujer lee este mail por favor escríbanme a evil_toy@latinmail.com y díganme que les pareció esta historia y si le ha ocurrido algo parecido o con algún anciano, quiero ver sus opiniones, por favor en esta ocasión solo mujeres, los hombres después daré mi dirección si?, gracias por leerlo, y en estos días mando la otra parte.
 

Otros relatos eroticos Maduros

El dinero, lleva a una adolescente de 15 años a dar su cuerpo a dos viejos, que, como lobos hambrientos, lo disfrutarán sin miramientos.
Relato erótico enviado por Anonymous el 20 de July de 2005 a las 19:32:16 - Relato porno leído 198288 veces

desvirgada por un anciano

Categoria: Maduros
El anciano trató de resitirse a la seducción de una chiquilla de 15 años, cayendo finalmente en la tentación y haciéndole conocer el sexo.
Relato erótico enviado por paula el 02 de January de 2006 a las 12:15:31 - Relato porno leído 195608 veces

follando con mi portero

Categoria: Maduros
Una quinceañera caliente, logra lo que tanto ansía: descubrir que el sexo va mas allá de meterse tímidamente un dedito. Su portero le dará una dulce lección.
Relato erótico enviado por euterpe el 11 de October de 2004 a las 10:03:00 - Relato porno leído 144280 veces

el papa de mi mejor amiga

Categoria: Maduros
Me fui de vacaciones con una amiga y su papa termino cogiendome hasta por el culito.
Relato erótico enviado por verito el 16 de July de 2006 a las 19:13:40 - Relato porno leído 107065 veces
Esta historia ocurrió en Arequipa y es totalmente cierta. Mi sobrina era tímida pero terminó gustándole el sexo.
Relato erótico enviado por blackcat el 21 de January de 2005 a las 16:37:46 - Relato porno leído 104265 veces

Publica en tu muro de Facebook si te ha gustado el relato 'Con 3 viejitos'
Si te ha gustado Con 3 viejitos vótalo y deja tus comentarios ya que esto anima a los escritores a seguir publicando sus obras.

Por eso dedica 30 segundos a valorar Con 3 viejitos. Leticia Diaz te lo agradecerá.


Comentarios enviados para este relato
toledano (26 de April de 2011 a las 02:59) dice: Hola, me encanto tu relato a mi paso algo parecido pero no eran viejos, no fue una violacion porque los deje y me gusto pero fue como a la fuerza tambien, me dieron trago y se aprovecharon

lopezcaliente (10 de January de 2015 a las 19:45) dice: Un relato muy excitante la verdad, ya me imagino la cara de putita que has de haber puesto cuanto te estaban ensartanto. Siempre hay algunas que se dan a desear y salen unas verdaderas putitas en la cama. Saludos.


Registrate y se el primero en realizar un comentario sobre el relato Con 3 viejitos.
Vota el relato el relato "Con 3 viejitos" o agrégalo a tus favoritos
Votos del Relato

Puntuación Promedio: 4.7682926829268
votos: 82

No puedes votar porque no estás registrado