Categorias

Relatos Eróticos

Lo más buscado

Ultimas fotos

Photo
Enviada por ELCASUAL

Photo
Enviada por narrador

Photo
Enviada por narrador


 

Con la Mesera Del Restaurante

Relato enviado por : amarashi el 10/09/2017. Lecturas: 1113

etiquetas relato Con la Mesera Del Restaurante   eroticos .
Descargar en pdf Descarga el relato en pdf
Resumen
con la crisis económica pague dinero a la mujer de un conocido a cambio de sexo....


Relato
Como ya es costumbre en mí ya llevo dos meses en el barrio vivo de la remuneración que me dieron en el trabajo por mi último año de trabajo antes de mudarme aquí, no tengo un trabajo ya les dije pero eso no me impide vivir de las mujeres.
Lo cierto es que le he echado un ojo a la mesera de un restaurante, la cual esta buena para ser una mujer casada, por lo que me enterado vive feliz con su marido el cual es dueño del restaurante pero no me impidió montarla.
Ya hace cuatro años que se casó y apenas tiene 32 años con el cuerpo de una mujer de 20 años, por lo que he escuchado se ha casado joven con un hombre mayor que ella… hace una semana en la fiesta que hubo llegue a conversar con su marido que me conto que la crisis los está matando y mientras conversábamos me la presento, me dijo que su esposa se llamaba Claudia….
Fue el motivo por el cual llevo una semana llegando a comer a su restaurante y dejándole buena propina ya que siempre es un placer verla buscando mi entrada para poder cogerme a esa mujer.
Me he hecho buen amigo de su marido tanto que ese día le dije que no podía ir a comer a su restaurante ya que tenía una entrevista de trabajo y que sería mejor que me llevaran el plato de comida que ordene a mi casa.
Por la mañana acudí a su restaurante y deje una llave de la puerta de mi casa en el restaurante, sabiendo que cabía la posibilidad que su mujer fuera a dejarme espere en mi casa por su mujer.
Me escondí en la habitación esperando que ella llegara, al sentir que la puerta se abría y ella pasaba a dejar la comida en la mesa del comedor, la observe y la vi con sus jeans blancos bien ajustado, ella observaba mi casa y yo sutilmente la salude.
¡Hola!... se sorprendió al verme ahí y dijo se suponía que estabas en una entrevista de trabajo, así fue pero me desocupe temprano y acabo de llegar no hace mucho… y porque no me has dicho que ya has llegado.
Bueno es que distraje con tu cola….¡Haaa! bueno no eres el único que me dice lo mismo en el restaurante llegan hombres me dicen cosas peores… bueno y lo se tu esposo me dicen que están en una crisis económica y que el restaurante no les deja mucho.
Pero bueno se respeta por cierto cóbrate el dinero está sobre la mesita de la sala, no te preocupes después arreglas con mi marido, no insisto adelante toma el dinero.
Mientras me daba la vuelta para ir a la mesa del comedor para almorzar escuche su voz, disculpa Sebastián aquí hay más dinero de lo que cuesta el plato de comida y la propina, así disculpa tal vez es el sobre de la chica a la cual le ofrezco dinero a cambio de sexo.
Su mirada parecía sorprendida… ¿Tú pagas para tener sexo?, pero si eres simpático y agraciado… bueno eso sí pero el problema que tengo a mis 20 años soy adicto al sexo y es el motivo por el cual mi novia me dejo.
Parece exagera tu historia sabes, bueno es que a mí me gusta tener sexo y si gustas te puedo ofrecer ese dinero a ti si me dejas cogerte, sé que no tienen suficiente dinero en estos momentos te puedo ofrecer ese dinero a cambio de sexo.
Con sus ojos mirándome de pies a cabezas solo se dio la vuelta y camino hasta la puerta, parecía estar inmóvil esperando que algo pasara fue así que acerque a ella y tomándola con una mano de la cintura con la otra mano cerré la puerta.
Bajando así mis manos bajaron y apretaron con fuerza su trasero.
De su voz muy cortante salió… ¡Déjame soy una mujer casada!
Apegándome más a ella con mi mano izquierda agarre su cintura, mientras mi mano derecha sujetaba una de sus nalgas y mientras esperaba su reacción sutilmente levanto sus nalgas al sentir mi mano.
Esa fue mi entrada, me puse a besar y pasar mi lengua por su cuello, para después decirle al oído, sabía que no podías resistirte mírate como te vistes te gustan que los hombres te alaben… no me digas eso… sí que estás loca me dices que me calle mientras tu cuerpo se estremece con cada caricia de mis manos.
Mientras yo seguía metiéndole mis manos por todas partes mientras le decía: ¡Sí que buena estas! y ese gran trasero que tienes es espectacular…
Y cada vez estaba más excitada, me detuve y le di vuelta, ella bajo la mirada de inmediato a mi miembro y al subir pude ver su rostro con una sonrisa, fue así que camine y me senté sobre el sofá y dije: ¡Vamos ven!.
Observándola delante de mí, ella me miraba pareciendo estar incomoda por el tamaño de mi miembro, dándose así la vuelta levanto su trasero y comenzó a desabrocharse los Jeans que traía puesto.
Valla si que tienes un buen trasero lo que se debe comer tu marido y lo que otros hombres te deben decir en la calle, mirándola así rápidamente me deshice de mis jeans y de mi bóxer también, me quede sentado ahí con mi miembro al descubierto.
Para cuando ella se dio la vuelta completamente ya me encontraba desnudo completamente sujetando mi miembro, tome de la mano y la tire en el sofá boca abajo y al ir quitándole sus pantaletas note que jamás nadie había tocado su ano.
¡Valla! ósea que jamás tu marido te ha cogido por aquí… no lo puedo creer.
-No jamás y ni pienses que te lo voy a dar levantándose del sofá mirando nuevamente mi miembro, bueno está bien lo entiendo pero que te parece si esta vez te arrodillas y tratas de meterlo en tu boca para comenzar.
No dijo nada y solo se puso de rodillas entre mis piernas agarrando mi miembro comencé a masturbarlo para luego llevárselo a la boca abriendo lo más que pudo su boca comencé a chupar mi miembro.
Me sentía en el cielo con esta mujer que tenía mi miembro en su boca, lo cierto es que después de una gran mamada la tome de los cabellos y me vine en su boca llenándola toda de semen.
Tocia y dejaba caer semen al piso pero no me importaba, fue así que la tome y la acosté sobre el sofá, abrí sus piernas y parecía estar nerviosa tanto que me dijo:
-Por favor, despacio te lo pido jamás me han metido algo así, yo solo sonreí y le dije: ¡Tranquila!.. Que vas a gozar no te preocupes, fue asi que vi como ella cerro sus ojos fuertemente.
Tomando así mi miembro lo coloque en la entrada de su vulva comencé a empujar, mi miembro se abría paso en toda esa vulva estrecha, haciéndole dar gritos de dolor y placer… y mientras la tenía ahí me dijo: sabes a él le preocupa más por el restaurante que por mí.
Hace mucho tiempo que no me toca y mira lo que me vine a encontrar con uno de sus amigos, un miembro enorme y por primera vez siento que me llenan por dentro.
Comencé con un ritmo sutil para después de un rato un ritmo desesperado, la embestía sin contemplaciones mientras gemía con cada embestida que le daba.
Sin contemplaciones y al ver una cara lasciva de su parte le dije: Sabia que ibas a gozar y acelerando un poco más mis embistes hasta el punto de no aguantar más y darle la última embestida enterrándole mi miembro hasta el fondo deje fluir mi semen inundando toda su vulva.
Me quede un rato sobre ella y mientras jugaba con sus senos fui sacando mi miembro poco a poco, tirada sobre el sofá mientras pasaba mis dedos por su espalda me dijo: me siento culpable sabes… lose pero tu cara de placer hace un rato fue única.
A los pocos minutos miro su reloj y dijo: ahora que le digo…bueno dile que te encontraste con una amiga que hace mucho tiempo no veías será lo mejor.
Mientras se levantaba y se bestia yo la miraba como mi semen escurría por sus piernas, se limpió y se vistió… detente toma tu pago fue lo que acordamos antes de tener sexo y espero que nos veamos pronto.
Lo cierto es que mientras ella salía de mi casa ahí nomás llego Romina la vecina a la que le pago por tener sexo, lo cierto es que Claudia salió rápido de mi casa al ver a Romina la cual se sorprendió al verla… lo cierto es que lo que paso con romina es historia para otro día.

Otros relatos eroticos eroticos

Hola soy Silvana, tengo 22 años y esta es una historia real.
Todo empezó el día en que mis padres decidieron hacer algunas reparaciones en la casa.
Para esto se contrató a un maestro albañil de unos 50 años y cuatro ayudantes, uno de ellos carpintero, hijo del maestro albañil, de 17 años.
Esto de los arreglos de la casa me ayudo pues mis padres decidieron irse de viaje con mi hermana y mi hermano por lo que yo aproveché para decirles que me quedaría en Buenos Aires por razones de estudio, y así los mantendría al tanto de los trabajos en casa.
Relato erótico enviado por thevintage el 14 de February de 2011 a las 22:49:24 - Relato porno leído 61252 veces
A continuación aprovechando la admisión de estas historias en esta web, yo les relatare este caliente relato, la cual trata de una aventura con un profesor de mi hijo. ¡Espero les guste!
Relato erótico enviado por putita golosa el 16 de March de 2011 a las 00:31:26 - Relato porno leído 37720 veces

niña precoz

Categoria: eroticos
tenia apenas cuatro años cuando tuve mi primera relación lésbica, con sexo oral y todo....
Relato erótico enviado por Anonymous el 06 de August de 2006 a las 22:34:58 - Relato porno leído 32523 veces

recuerdos de mi niñez

Categoria: eroticos
Esta historia es real , tenìa entonces 14 años , comenzaba a despertar sexualmente......
Relato erótico enviado por rabbitt1955 el 07 de October de 2004 a las 18:50:36 - Relato porno leído 28979 veces

mi hermana y sus amigas

Categoria: eroticos
Una noche del verano pasado mi hermana de 15 hermosos años trajo a dormir a dos amigas suyas , Julia y Sandra ambas tambien de 15 años yo las conocia del colegio pero nunca pense que estuvieran tan buenas y fueran tan guarras
Relato erótico enviado por Anonymous el 21 de August de 2006 a las 17:36:42 - Relato porno leído 26219 veces

Publica en tu muro de Facebook si te ha gustado el relato 'Con la Mesera Del Restaurante '
Si te ha gustado Con la Mesera Del Restaurante vótalo y deja tus comentarios ya que esto anima a los escritores a seguir publicando sus obras.

Por eso dedica 30 segundos a valorar Con la Mesera Del Restaurante . amarashi te lo agradecerá.


Comentarios enviados para este relato
Este relato no tiene comentarios

Registrate y se el primero en realizar un comentario sobre el relato Con la Mesera Del Restaurante .
Vota el relato el relato "Con la Mesera Del Restaurante " o agrégalo a tus favoritos
Votos del Relato

Puntuación Promedio: 0
votos: 0

No puedes votar porque no estás registrado