Categorias

Relatos Eróticos

Lo más buscado

Ultimas fotos

Photo
Enviada por avispon6315

Photo
Enviada por Lib99

Photo
Enviada por Lib99


 

El Ginecólogo, la hermana y su sobrina ( Un dulce incesto inesperado)

Relato enviado por : psicoanalista el 01/06/2015. Lecturas: 10078

etiquetas relato El Ginecólogo, la hermana y su sobrina ( Un dulce incesto inesperado)   Amor filial .
Descargar en pdf Descarga el relato en pdf
Resumen
Suena el teléfono en mi consulta atiendo, es mi secretaria que me dice:
-Tengo a su hermana en la línea, quiere verlo urgente, está teniendo un problema con su hija, y quiere en lo posible pedirle un turno para hoy…
-Está bien si tengo los dos últimos turnos de hoy libres, anótalas, pero ahora, pásame con ella
-Si doctor están libre se los reservo, ya le paso
-Gracias… una pequeña espera y oigo la voz de mi hermana Melina, que suena un poco angustiada, a lo que le digo, tranquilízate y dime que te está pasando linda…
- A mí específicamente, nada, tengo un problemón con mi hija, hasta ahora con sus 18 años y su retardo madurativo todo bien, pero hace dos días, que ha encontrado su centro de placer, y vive masturbándose en forma permanente y descaradamente,



Relato
El Ginecólogo, la hermana y su sobrina. (Un dulce incesto en un trío inesperados)
Suena el teléfono en mi consulta atiendo, es mi secretaria que me dice:
-Tengo a su hermana en la línea, quiere verlo urgente, está teniendo un problema con su hija, y quiere en lo posible pedirle un turno para hoy…
-Está bien si tengo los dos últimos turnos de hoy libres, anótalas, pero ahora, pásame con ella
-Si doctor están libre se los reservo, ya le paso
-Gracias… una pequeña espera y oigo la voz de mi hermana Melina, que suena un poco angustiada, a lo que le digo, tranquilízate y dime que te está pasando linda…
- A mí específicamente, nada, tengo un problemón con mi hija, hasta ahora con sus 18 años y su retardo madurativo todo bien, pero hace dos días, que ha encontrado su centro de placer, y vive masturbándose en forma permanente y descaradamente, ante mí y ante cualquiera… anoche se quiso acostar conmigo y no hice problemas, al rato tomó mi mano, me la puso en su conchita y logró que encontrara su clítoris y comenzó a refregarse violentamente, hasta que alcanzó un gran orgasmo casi convulsionante, y me dijo “mamá quiero que me hagas esto siempre”… y yo tanteándola le digo y el día que yo no pueda? me responde muy suelta de cuerpo. “le digo a cualquiera que me lo haga”. Te juro Daniel, tengo miedo, ella está mentalmente en quince años como tú me has dicho en el último examen, tengo miedo que caiga en manos de algún depravado, o un degenerado y siga siendo una madre soltera, como yo. De cualquier manera yo soy feliz, porque te tengo a ti, desde que me embarazó Juan Carlos y desapareció, y la familia me hizo a un lado por depravada, me ayudaste en el embarazo, en el parto en todo… a partir de ahí, siempre hemos sido pareja y yo no tengo otro hombre que no seas tú, vivo y crio a mi hija gracias a que trabajo para una de tus clínicas…pero ahora se me encendieron tres luces rojas con respecto a Camila, creo que debemos enseñarle lo que es el sexo, y los riesgos que conlleva…
-Bien hermanita, ya tienes turno a última hora, trae ropa para ella y para ti, esta noche ambas se quedan en casa cuando terminemos la consulta, “vamos entre ambos a inducirla a entrar en la vida adulta sexualmente, y que el mismo es saludable, pero no se puede hacer con cualquiera ni en cualquier lugar”, ¿sabes cuando fue su última menstruación?
-Ayer, cuando me pidió acostarse conmigo pensé que esta sensible pues había dejado de menstruar, pero nunca pensé que la desesperación de anoche continuara hoy, cuando vino el sodero, un chico joven muy lindo, metió una de sus manos por la pretina del pantaloncito y comenzó a masturbase nuevamente, no dije nada y fue cuando decidí hablar contigo…
-Bien vénganse ambas, primero porque voy a hacer algo por mi sobrina y ahijada, y segundo porque esta semana no hemos estado juntos…o es que me estas abandonando?
-Danielito dulce mío, bien sabes que no es así, te amo y te deseo, en todos estos años te lo he dicho, que me gustaría que viviéramos juntos, que fuéramos pareja, aunque más no fuera de puertas para adentro…. Sabes que entiendo que tu profesión te exige ser muy ético y eso nos frena a ambos
-Bien las espero, en un par de horas por aquí, ya tengo pacientes en sala de espera…
Pasada la consulta, abro la puerta y dirigiéndome a mi secretaria, le digo:
-“Si quieres puedes retirarte, ya no atenderé a mas nadie y ellas se quedan conmigo pues las he invitado a cenar, mañana, si como siempre a primera hora”
-Gracias doctor, entonces será hasta mañana…
Dirigiendo a mi hermana y mi sobrina, las recibo con una gran sonrisa y abrazándolas les digo:
-Bienvenidas mis princesitas, pasen, las estoy esperando ansioso, Camila se pega a mí me abraza y me besa ¿como siempre?, yo diría que algo mas efusiva que de costumbre, y me dice “papi Dani”, es verdad que nos invitas a cenar? sos un hermoso… Si las invito a cenar y a quedarse conmigo para que ambas me hagan compañía y conversar de tantas cosas, que quiero contarles y a la vez a oír de Uds. que me supongo que también tienen mucho de qué hablarme…especialmente tu Camila, que te veo más linda y… no sé pero me parece que algo está pasando en ti.
-Sabes que pasa papi Daniel, que siento algo muy rico, cuando me toco la cola, y me viene como una corriente, que deja cansada, feliz y de la cola me salen unos juguitos, que me mojan las tanguitas… pero siento rico, y cuanto más lo hago más ganas me da de hacerlo…
-Bueno te entiendo, estas en plena efervescencia juvenil, pero preocupa un poco a mamá, ya que me ha dicho por teléfono que no te privas de hacerlo aunque haya gente extraña delante de ti, y ahora que me lo cuentas, también me preocupa bastante ¿ dime por curiosidad, cuando comenzaste a hacer esto? Que te produce placer…
-Un día que me estaba bañando en la ducha y mamá me había dicho que me lavara bien, sobre todo la cola para no tener olor a pis, me empecé a jabonar, tanto la cola como el culito, y cuando me quitaba el jabón bajo el agua, de tanto rozarme sentí un bultito, aquí vez… y se me puso durito comencé a sentir un cosquilleo hermoso que casi me caigo en la bañera, entonces me senté en el borde y me seguí tocando y sentí como una electricidad en todo el cuerpo, y note que por mi conchita y mis labios salía una babita que me daba mucho gusto, ahora que te lo cuento, me está pasando lo mismo, mira – y levantándose de su asiento, se me sentó en la falda y me puso la mano, en su tanguita que estaba empapada.-
La miro a mi hermana, casi con un signo de interrogación en mi gesto y ella me responde de la misma manera, sin mediar palabra entre ambos….le digo:
-Haber quítate toda la ropa y ponte en la camilla, que tanto mamá como yo tenemos que hablar contigo, y contarte muchas cosas que tu aún no sabes, y que ha llegado el momento que lo sepas, y para ello es necesario, que te denudes.- Has entrado en una etapa de casi adultez sexual y eso debemos encararlo y prepararte, nosotros, tu mamá como mujer y yo como tío-papá-médico.-
-Si yo se que los dos me aman, se también que eres como si fueras mi papá pues el desapareció cuando mamá quedó embarazada de mí, también se que los dos se aman, y que cuando tú te quedas en casa Uds. se aman, se besan y se acuestan juntos, y por eso yo te amo también, siempre me hiciste las fiesta de cumpleaños, nos fuimos de vacaciones juntos los tres y siempre todo el mundo cree que eres papá y ella mamá…ahora entiendo lo que mamá siente cuando se acuesta contigo, porque se levanta feliz, como me pasa a mí en este momento cuando me acaricio la conchita y me toco el botoncito… quiero ser feliz como mamá cuando está contigo,… y quiero….
-Bueno mi amor déjame hablarte, pues ya siento o mejor dicho presiento tus deseos y necesidades sexuales, ¿verdad Melina que tu también lo percibes?
-Sin duda, ella ha sido muy clara contigo, a mí nada de esto que ha mencionado me lo había contado, pero lo entiendo hay cosas que hay que contarle a los papas estando ambos juntos, para no andar repitiendo un deseo varias veces , y muchas veces para conseguir un consentimiento unánime…La verdad la entiendo… Nosotros nunca le engañamos ni le ocultamos que a pesar de ser hermanos somos una pareja y que cada cual tiene su casa… y que cada encuentro o cada paseo juntos es un placer enorme que compartimos, por supuesto cuidando muchos detalles, como dormitorios separados del de ella, pues quizás habrían cosas que no podría entender, pero ahora ha crecido y ya tenemos una hija casi adulta que debemos educar como tal, y te aclaro sea lo que fuere, dejo todo en tus manos, como me puse en tus manos cuando no sabía qué hacer con mi vida…
Yo dirigiéndome a Camila le digo:
-Todo lo que me cuentas, es porque has entrado en la adultez sexual, de ahora en más puedes quedar embarazada, traer bebes al mundo por eso aunque tengas muchas ganas que te toquen y sentir lindo, debes tener mucho cuidado. Además siempre has sido muy buena y dulce, de muy buen corazón y cualquier tonto, o sinvergüenza querrá abusarse de tu bondad, por eso, tu madre y yo te vamos a enseñar alguna cosas que aún no sabes, comenzamos por plegar la camilla para que quedes sentada y desnuda con tus pies colgando, y ahora comenzaremos junto con mamá, a mostrarte cuáles son tus zonas erógenas – es decir: que, como, y donde te producirán mucho placer… yo creo, que si conoces tus puntos débiles, vas a poder actuar conscientemente y nadie va a hacer contigo, lo que tú no quieras que te hagan, luego dirigiendo a Melina le pido, ven ponte del otro lado de la camilla y ayúdame…bésala dulcemente, como tú sabes desde el lóbulo de la orejita, pasando por su cuello, y detente en el pezón que está de tu lado y succiónalo hasta que se endurezca en tus labios… y pásale tu lengua sobre él, ha desarrollado unos hermosos senos, casi tan lindos y grandes como los tuyos…Melina comenzó muy suavemente y tratando de provocar el máximo placer como es su costumbre, pero tomándose todo el tiempo del mundo
La reacción fue mucho más rápida de lo que yo esperaba, ya que Camila también, comenzó a gemir de placer y naturalmente le salieron unos movimientos pelvianos, sin que yo la tocara, se abrazó a mí con fuerzas y sus palabras salieron guturalmente:
-¡Que rico se sieeeenteee me mojé toda tocaaammeeeee..!
Puse mi mano en su conchita y estaba empapada, comencé a introducirle el dedo mayor en su conchita virgen y con el pulgar, a acariciar su clítoris, bastaron unos pocos minutos de aplicar este procedimiento, que yo la masajeara y su madre le besara su pezones, para que se viniera en una interminable sucesión de orgasmos, y sus gritos de placer llenaron el ámbito del consultorio, se agitaba y se reía de placer y nos tenía tomados a cada uno de nosotros de sus manos, nos juntamos en medio de ella, que permanecía sentada en la camilla y aún ligeramente agitada, y nos besamos tiernamente con Melina, ambos estábamos felices. Nuestra “hija” estaba dando sus primeros pasos en el sexo…de pronto irguiéndose nos pregunta mirándonos a la cara.
-Uds. cuando están juntos en la cama siente como sentí ahora yo?
-Si por supuesto, le respondo, todo contacto con el ser amado debe ser siempre placentero.
-¿Y mamá se moja como yo?
Melina le responde
-Sí y muchas veces… ¡es muy lindo!
-Y tu Dani te mojas como nosotras?
-El hombre es distinto… mi amor la mujer puede tener muchos, muchos orgasmos, y hasta nadie puede darse cuenta, pero a nosotros se nos para el pene y se nota de todos lados, es entonces que para mojarnos como dices tú debemos o ponerla dentro de la rajita o dentro de la conchita como se debe decir, y después de un buen rato de estar uno dentro del otro, moviéndonos, besándonos y todo lo que se te ocurra, nos sale unos grandes chorros de semen, que inundan la conchita de la compañera por dentro, y es ahí cuando la mujer puede quedar embarazada, cuando el hombre le mete ese líquido dentro de la conchita, por lo debes en lo sucesivo cuidarte mucho…ambos te vamos a cuidar, pues hay distintos métodos para evitar embarazos no deseados, ¿verdad Melina?
- De eso ni que hablar, lo sabrás todo, lo aprenderás en casa con nosotros, y luego dejaremos que tu vivas tu propia vida, pero es nuestra obligación cuidarte y enseñarte.-
-Bueno gracias mami y tu papi, por quererme tanto… me dejan que los toque para ver cómo están Uds. sobre todo quiero ver el pene de papi, que nunca se lo vi solo sé que es un bultito, pues lo he notado en la playa, o en la pileta cuando nadamos juntos…
Melina me mira y me dice:
-Me lo temía, pero ahora ya no tenemos marcha atrás, debiéramos mostrarle como tenemos sexo tu yo, pasemos a tu casa, y vayamos a tu habitación ella será por ahora una simple espectadora, y luego… no sé, quizás no sé si sería el día para desvirgarla… no se qué opinas
-Si estás de acuerdo haremos lo que me propones y luego dejaremos que todo fluya naturalmente…
Luego dirigiéndose a Camila, le dice:
-Ahora pasaremos a la casa de Dani, ya que esta noche nos quedaremos aquí, el nos invitó a cenar y pasar juntos la noche que servirá para que tu veas nuestros cuerpos desnudos y como nos amamos él y yo.
Nos abrazó a ambos y nos besó efusivamente en la boca, dulcemente pero sin malicia y aún sin pasión… mientras Melina iba cerrando el consultorio y apagando las luces me toma del brazo, y me dice:
-¿te gusta mi cuerpo?, ¿tengo lindas tetas?
Y yo soltando una sonora carcajada le digo:
-Por supuesto…Suuuuupeeeer!
Nos fuimos a nuestra habitación y los tres nos desnudamos y nos metimos en la cama…
Cuando Camila ve mi pija dice inocentemente
-¡Papi que grande la tenés! ¿No le duele a mamá?, mientras la acaricia suavemente
Melina responde:
-Al contrario ¡me da mucho placer!!, ven cariño, te voy a explicar algo que es muy importante, tócame la conchita, ves que estoy empapada igual que tú, bueno eso quiere decir que por mis líquidos, su pija va a ir entrando dentro de mí despacito, y en lugar de producirme dolor me va a producir un placer enorme…veras que con Dani nosotros hacemos el amor que es lo más bello y sublime que hay, es decir cada uno de nosotros se entrega al otro porque ambos nos amamos y yo trato de darle en ese acto todo mi amor y mis sentimientos, con todos mis sentidos, y él hace lo mismo conmigo, es la primera vez que vamos a tener sexo delante de una persona, pero tú no eres una extraña, y como queremos que aprendas eso no está mal…
-Al contrario va a ser algo muy placentero, ven Camilita acuéstate junto a mí que tu mami se va a subir, encima de mí para irse metiendo en su conchita mi pene, y veras que hermoso que es tener sexo…
-Papi, por favor haceme como en la camilla méteme un dedito en mi concha, y acaríciame mucho que estoy muy caliente, y cuando mamá termine quiero que me la metas toda, también quiero saber qué gusto tienen tus jugos ¿me hace mal si los tomo?, porque cuando yo me mojo la conchita me chupo los dedos y me gusta el sabor de mis juguitos…
-No mi amoooor no te va haceeeerrr, mal….Meeelina…me acabo y todavía, no has teniiido un orgaaaasmo, sigueeee, noooo te bajeees por favooooorrrr, entierratelaaaaa hasta el fonnndooo…
Melina jadeaba y su rostro demostraba una felicidad indescriptible, reía de placer y me cabalgaba con furia, estaba feliz de que estuviéramos cogiendo en presencia de su hija…tenía un morbo particular, y especialmente porque ella también estaba aprendiendo entre nosotros los secretos del sexo.
Mientras eso me pasaba le estaba haciendo una terrible paja a Camilita que me besaba muy caliente y me lamía la oreja, su cuerpo hermoso se perló de traspiración, su lengüita mojaba sus labios y así alcanzo una vez más una sucesión de orgasmos deliciosos, que los jadeó y gritó todos… De pronto sentí que Melina se clavó mi pija hasta el útero, y comenzó a jadear, como nunca lo había hecho, apretó sus rodillas contra mi cuerpo, y siguió temblando, casi en susurros me pide:
-Chúpame los pezones…fuerte…mas mi amor…y sentí que su jugos comenzaban a salir y bañaban mi entrepiernas, y entonces levantando ligeramente mi pelvis la comencé a penetra más y más, hasta que sentí que un chorro más grueso de lo común recorría todo mi pene, para explotar cuando ambos alcanzábamos nuestros respectivos orgasmos nuevamente, se dejó caer sobre mi cuerpo, abrazando a su hija comenzó a besarla amorosamente y le dice:
-¿Ves como mamá es feliz con el tío Daniel?, y ¡aún no has visto muchas cosas, que nos hacen felices a ambos!
-Mami yo necesito ser feliz igual que tú, déjame que me coja ya, mi Dani querido…lo amo igual que tú…
Y sin decir más palabras se abalanzó sobre mi pene aún erecto y comenzó a pasarle la lengua, absorbiendo y bebiéndose los restos de semen y de jugos vaginales, esa lengua caliente que subía y bajaba por toda mi verga hizo que se me pusiera más dura aún, y yo le digo a Melina…
-Ayúdale a subirse encima de mí, no es la mejor manera que a mí me gustaría pero así ella puede regular, la entrada y salida de mi polla por si le duele, pero creo que lo va a gozar más que nada en el estado que está en este momento, ayúdala y guíala…
-Como tu digas mi amor, voy a hacer que tu pija se moje en su jugos que son muy abundantes..
De esta forma la hizo subirse encima de mí y con su mano diestra, fue pasando la cabeza de mi pene en los labios vaginales, y rozar su clítoris con la misma, hasta que mi pija se enchastró bien de su jugos de que fluían abundantemente, Melina, la acomodó de forma tal que mi pija comenzara en entrar muy suavemente, mientras le decía:
- “puede que te duela un poquito al principio, pero sentirás adentro tuyo, placeres que nunca has sentido”
- Si mami es hermoso lo que estoy sintiendo, aaaaaahhhhhhhhh que lindo se siente, siiiiiiiiii, siento un pelliiiiisquiiiito, ayyyy,aaaayyyy, aaaaaahhhhhhhhh que hermoso! Dani chúpame las tetas, y métemela toda, que quiero estar llena de tu pija y casi no me duele, movete que yo no sé papito, clávamela, ayyyyyyyy, me haaaagggooo piiiissssss.
Melina le dice:
-Déjate hacer y sentí todo lo nuevo que te de tu cuerpo, no te haces pis estas teniendo tu primer gran orgasmo con la pija del papi adentro, prepárate para gozar de lo lindo de ahora en más….
-Papi que placeeeerrrr, dame fuerte, que meeeeee guuuustaaaa muchooooo!, hay acabooooo, hay, que lindo, haceme como a mamá llename de tu semennn, si, si, si, mucho, mucho, papi métemela toda….. Hay te estoy sintiendo que una cosa caliente que me echaste adentro de la concha, me gusta muchooooo que lindo…. Se me sale hay mira como estoy…. Enchastrada y feliiiizzzzz, papi,…
-Y así siguió cabalgándome muchos minutos más, hasta que se tiró extenuada sobre mí sin que se le saliera la pija de su conchita, mientras Melina la besaba, le pasaba su lengua por sus orejitas y la mantenía en estado de efervescencia, untando sus jugos, mi semen y un poco de sangre de su desvirgamiento, por sus senos, y yo se los lamí, y Melina también….
-Papi, déjame descansar y quiero coger de nuevo por favor… no me diga que esto no es lindo y muy heeerrmoooso, papi podremos ser tus mujeres?...
-Desde ya que ambas son mis mujeres, pero quiero aclararte algo, a Melina yo la amo desde pequeña y cuando tú estabas en su panza, ya cogíamos ambos en casa de tus abuelos… pero a ti te amo como mi hija, y ahora como una hermosa hembrita que eres, ya que he desvirgado, disimulaste tu dolor, y sigues queriendo más… eres una hermosa hembra y creo que tan caliente como tu mamá, y como tanto Melina como yo estamos de acuerdo seguiremos cogiendo, pero dándonos nuestros tiempos.-
Melina se endereza en la cama, y nos dice,
-Yo me voy a dar una ducha, y luego a preparar la cena, me imagino que le avisaste a la cocinera y debe haber dejado algo preparado…
-Si por supuesto todo está en el refrigerador…
Melina se acerca a ambos nos besa y me susurra al oído.
-Cógela, como me haces a mí, ponte entre sus piernas, toma las misma con tus brazos y cógela duro que acabe muchas veces así se agota, luego se bañan y bajan a cenar que esta noche… quiero estar abrazaditos en la cama, y si te quedan fuerzas me eches un buen polvo…
Salió Melina y la tendí en la cama boca arriba, ante mí esa conchita celestial rodeadas de un monte pubis rubiecito y hermoso, que de tanto líquidos que habían caído sobre ellos, caían mojados como si recién hubiera salido de la ducha, levanté sus piernas, arrimando todo su cuerpo contra el mío, y me pija en todo su esplendor comenzó a hacer su entrada triunfal en aquel cálido y apretado túnel, haciendo movimientos pelvianos para que fuera acostumbrando a la penetración de esta forma…primero fuero gemidos de placer, y balbuceantes..” no pares papito, seguime metiendo esa pija hermosa que me enloquece” para luego, un alarido y cruzar sus piernas en mi cintura diciendo, “clávamela papito que me estoy viviendo como loca, siento que me meo una y otra vez, no me la saques, no la saques, que me viene de nuevo, aaaaaaaaaaaaaahhhhhhhhhhhh, me mmmmuuuueerrrrrrrrrrooooooooo de placeeeeeeeeeer……”, y así hemos estado cogiendo frenéticamente por más de veinte minutos, yo sin gran esfuerzo descargué mi porción de semen dentro de ella, mientras ella no paró de agitarse permanentemente haciendo que mi pija entrara hasta el fondo de su útero, hasta que el cansancio la dejó extenuada…
Continuaremos….

Otros relatos eroticos Amor filial

me folle a mi hijo de 17 años

Categoria: Amor filial
Me folle a mi hijo de 17 años
Relato erótico enviado por Anonymous el 09 de April de 2007 a las 18:39:16 - Relato porno leído 890534 veces

minetras me hacia la dormida

Categoria: Amor filial
Lo que pasa mientras aparento estar dormida... es un secreto de hermanos, ahora tambien lo sabeis vosotros...
Relato erótico enviado por bichitita7 el 07 de December de 2004 a las 17:07:30 - Relato porno leído 748800 veces

traumatico incesto

Categoria: Amor filial
Cogí a mi hijo, aún no podemos superarlo.
Relato erótico enviado por martita el 02 de July de 2004 a las 14:39:38 - Relato porno leído 730929 veces
ESTE ES EL RELATO 100% REAL Y 1000% CALIENTE DE COMO MI PEQUEÑA PRIMA Y YO HEMOS PASADO GRANDES MOMENTOS DE AMOR INCESTUOSO CALIENTE Y PROHIBIDO
Relato erótico enviado por elgoloso el 21 de May de 2008 a las 22:00:00 - Relato porno leído 623915 veces

una historia de incesto

Categoria: Amor filial
una historia de incesto
Relato erótico enviado por Anonymous el 14 de December de 2007 a las 13:35:08 - Relato porno leído 531400 veces

Publica en tu muro de Facebook si te ha gustado el relato 'El Ginecólogo, la hermana y su sobrina ( Un dulce incesto inesperado)'
Si te ha gustado El Ginecólogo, la hermana y su sobrina ( Un dulce incesto inesperado) vótalo y deja tus comentarios ya que esto anima a los escritores a seguir publicando sus obras.

Por eso dedica 30 segundos a valorar El Ginecólogo, la hermana y su sobrina ( Un dulce incesto inesperado). psicoanalista te lo agradecerá.


Comentarios enviados para este relato
Este relato no tiene comentarios

Registrate y se el primero en realizar un comentario sobre el relato El Ginecólogo, la hermana y su sobrina ( Un dulce incesto inesperado).
Vota el relato el relato "El Ginecólogo, la hermana y su sobrina ( Un dulce incesto inesperado)" o agrégalo a tus favoritos
Votos del Relato

Puntuación Promedio: 0
votos: 0

No puedes votar porque no estás registrado