Categorias

Relatos Eróticos

Lo más buscado

Ultimas fotos

Photo
Enviada por cetzmo
Photo
Enviada por Facundo2
Photo
Enviada por ADMIN


Estas en: Relatos Eroticos => Relatos Gay => En la Sauna
 

En la Sauna

Relato enviado por : Anonymous el 27/01/2010. Lecturas: 5385

etiquetas relato En la Sauna   Gay .
Descargar en pdf Descarga el relato en pdf

Resumen
Una vez en el vestuario, procedí a desnudarme por completo en compañía de otras tres personas que estaban haciendo lo mismo, lo que me dio ocasión para echar un vistazo a sus pollas y sus culos, llegando a la conclusión de que estaban bastante bien, especialmente, el que tenía todo el pubis afeitado: Le hacía la polla más grande.

Relato
Era un día de lluvia. Entré en la sauna y el calor que allí hacía me reconfortó del desapacible ambiente que fuera hacía. En recepción y previo pago del servicio me dieron una toalla grande y otra más fina para cubrirme, así como la llave correspondiente de la taquilla, llave que llevaba incorporada una goma para sujetártela a la muñeca, pero que, para mayor libertad, yo me la sujeté en el tobillo; de esa manera tenía las manos libres para lo que deseara.
Una vez en el vestuario, procedí a desnudarme por completo en compañía de otras tres personas que estaban haciendo lo mismo, lo que me dio ocasión para echar un vistazo a sus pollas y sus culos, llegando a la conclusión de que estaban bastante bien, especialmente, el que tenía todo el pubis afeitado: Le hacía la polla más grande.
De inmediato pasé a la ducha y allí el espectáculo fue mejor: Había como unos seis duchándose y jabonándose la polla, los huevos y el culo; yo comencé a ducharme y a lavar mi polla, notando cómo varias miradas se dirigían hacia mi cipote, cipote que, dicho sea de paso, aparte de largo, lo tengo más bien gordo y que yo me encargaba de descapullar por completo para lavar bien su cabeza.
Cuando terminé pasé a la sauna, sauna que estaba en la más completa oscuridad y en la que había que ir tanteando por la pared para esquivar a las parejas que, presas del calentón, ya se estaban morreando. Camino del banco iba cuando tropecé con unos brazos extendidos; cuando quise pasar por detrás pude comprobar que había otra persona que se lo estaba follando; de ahí los brazos extendidos: se estaba sujetando de las embestidas que le estaba dando el que se lo estaba follando contra la pared.
Una vez que llegué al banco y me senté, me relaje, extendí las piernas y eché la cabeza para atrás y comencé a acariciarme el cipote, el cual, entre el calor que hacía y los gemidos que conteniidamente de vez en cuando se oían, poco tardó en ponérseme completamente empalmado. Estaba deslizando lentamente mi mano a lo largo de toda mi polla, cuando noté el roce de una pierna contra la mía; acepté el roce y a continuación una mano se hizo con mi verga; era el que estaba sentado a mi derecha quien de esa manera me cogía el cipote y para darle mayor facilidad, me abrí completamente de piernas; casí de inmediatyo noté la calidez de su boca en la punta de mi picha y a esa caricia correspondí acariciándole el culo y masajeándole su chochito.
En un determinado momento y después de estar un rato mamándome la polla, acercándome mucho la boca al oído me preguntó si me gustaba meterla, a lo que le respondí que sí y entonces me pidió que nos fuéramos a una cabina, pues estaríamos más a gusto. Nos pusimos en pie y salimos de la sauna; los que se estaban duchando en ese momento me miraron con una mirada significativa pues yo no podía disimular lo empalmado que estaba. ¡Qué buen trabajo me había hecho en el cipote el muy cabrón!
Una vez que llegamos a la cabina y hubimos cerrado por dentro, se lanzó sobre mi picha como si nunca hubiera mamado una polla; yo al verlo, le sujeté la cara y empecé un movimiento de mete y saca, en una palabra: Me lo estaba follando por la boca y me estaba dando un gusto..., pero uno tiene su aguante y no quería correrme en su boca; donde quería correrme era en su chocho, en aquél chocho de hembra cabrona que tenía y sacándole el cipote de la boca lo tumbé sobre la camilla, le levanté las piernas, me las apoyé en los hombros y después de ponerme un condón lubricado, apunte a su almeja y se la metí hasta que los pelos de mi picha hicieron tope en su hermoso culo.
La manera que tenía de aprisionarme la polla con su chocho aumentó todavía más el placer en mi polla y no pudiéndome contener por más tiempo, descargué toda la leche de mi verga en su chochito. Seguidamente, me dejé caer encima de él y comencé a menearle su polla, una polla pequeña pero que dejó en mi mano un reguero de leche cuando, retorciéndose de gusto, se corrió.
Levántándose, me sonrió, me besó en los labios y medijo que si volvería otra vez por la sauna. Prometí volvérmelo a follar, cosa que él me agradeció acaracidiándome la picha.

Otros relatos eroticos Gay

me desvirgo mi primo

Categoria: Gay
Me desvirgó mi primo y amigo del alma
Relato erótico enviado por jorgegu el 01 de February de 2009 a las 19:00:00 - Relato porno leído 43638 veces

mi padre borracho

Categoria: Gay
Abuse de mi padre borracho … ese día estábamos solos y no pude resistir ver ese cuerpo desnudo que solo pedía ser poseído .
Relato erótico enviado por super8 el 30 de June de 2010 a las 23:10:32 - Relato porno leído 37581 veces

violaciones iii

Categoria: Gay
Aventuras en Paris
Jesús y Pablo marcharon a Paris para poder vender el video. Dejaron a sus tres amigos en una casa que habían alquilado en un pueblo muy pequeño en Huesca. Los dos habían quedado con Pierre, un ejecutivo muy interesado en esta clase de material.
Relato erótico enviado por mena55 el 24 de August de 2008 a las 13:55:00 - Relato porno leído 32865 veces
CON LA EXCUSA DE RODAR UNA PELICULA PORNO, ME ABRIERON EL ANO EN CANAL, AUNQUE ....... .
Relato erótico enviado por Anonymous el 04 de June de 2008 a las 00:00:00 - Relato porno leído 26670 veces

una desvirgada gay

Categoria: Gay
Entramos al cuarto y empezó todo, él me tomó por detrás y empezó a tocar mis nalgas y me susurraba cosas al oído: ¡eres una puta q aprenderá de mí!, ¡eres mi perra! Y yo se lo confirmaba le dije q seria su perra, el me volteo y quedamos frente a frente, y acercó su boca a la mía, pero mas q besarme su lengua paseaba por mi boca.
Relato erótico enviado por Putitacachonda el 29 de December de 2009 a las 23:34:17 - Relato porno leído 24959 veces

Publica en tu muro de Facebook si te ha gustado el relato 'En la Sauna'
Si te ha gustado En la Sauna vótalo y deja tus comentarios ya que esto anima a los escritores a seguir publicando sus obras.

Por eso dedica 30 segundos a valorar En la Sauna. Anonymous te lo agradecerá.


Comentarios enviados para este relato
Este relato no tiene comentarios

Registrate y se el primero en realizar un comentario sobre el relato En la Sauna.
Vota el relato el relato "En la Sauna" o agrégalo a tus favoritos
Votos del Relato

Puntuación Promedio: 3
votos: 1

No puedes votar porque no estás registrado