Categorias

Relatos Eróticos

Lo más buscado

Ultimas fotos

Photo
Enviada por juny12

Photo
Enviada por thenderson

Photo
Enviada por sexgirl15


  
 

Grave error

Relato enviado por : alucine el 30/10/2004. Lecturas: 8822

etiquetas relato Grave error .
Descargar en pdf Descarga el relato en pdf
Resumen
Cometió un grave error


Relato
Llevaban mas de 11 años de casados, se conocieron muy jóvenes, con apenas 16 años, había sido el primer y único hombre para ella y la primera y única mujer para él, en ese tiempo habían tenido 2 niñas, julia de 9 años y patricia de 3 años, que eran el centro de sus vidas y que los había unido mas, en el transcurso de esos años hubo de todo, épocas mejores y peores, pero en general eran una pareja relativamente feliz.

Ambos tenían 32 años, Juan con el tiempo se había descuidado algo su físico, estaba un poco grueso, aunque en sus 1,80 no se le notaba en demasía.
Julia no era una mujer despampanante, ni muy guapa, pero si muy atractiva, mide 1,70
el pelo muy corto, teñido de rojo-grana, la cara fina y alargada, con unos ojos verdes preciosos. Su vida transcurre en torno a sus hijas y Juan, exceptuando alguna que otra reunión a la que acude de una asociación, a cuya junta directiva pertenece.

En el sexo, la relación era normal, con el paso del tiempo se había enriquecido, aunque eran mas espaciosas las ocasiones que lo hacían, rara vez mas de una a la semana, no eran personas de experimentar cosas nuevas (sobre todo ella), por ejemplo la penetración anal, solo lo habían realizado en 3 o 4 ocasiones, a pesar de que él le decía que después de las primeras penetraciones seria mas placentero. Juan se consideraba celoso, pero desde una ocasión hacia 2 años que mientras follaban, Julia le dijo (en broma, ¡dios que lejos de pensarlo!) que como no lo había echo con otro, no podía comparar, el se había empezado a imaginar situaciones de ella con otro hombre, las cuales cada vez le excitaban mas, últimamente estaba empezando a ser casi obsesiva, por supuesto no le había comentado y ni siquiera insinuado nada a Julia


Solían ir algún fin de semana a locales donde bailaban salsa, a Julia le gustaba bailar, Juan rara vez lo hacia, ese viernes dejaron las niñas en casa de la madre de julia, y después de cenar se acercaron a uno de esos locales, todavía había poca gente, pidieron algo de beber y se sentaron, pasado un rato ella se fue a bailar, habría 7 o 8 personas bailando, Juan observaba como un hombre que bailaba a unos metros no le quitaba ojos, este dejo de bailar, quedándose a unos metros de la pista, fijando la mirada en Julia sin apartarla, cuando esta dejo también de bailar y se dirigía nuevamente a la mesa, paso delante de él, y este una vez paso, la miro por detrás comiéndosela. Juan se había excitado mirándolo, hubiera deseado desaparecer y decirle a ese hombre que fuera a por su mujer

Durante unos minutos Juan por primera vez estaba contemplando la posibilidad de urdir algo para que alguien se follara a su mujer, muchas veces lo había deseado, pero inmediatamente le asustaba la posibilidad de poder perder a Julia, que esta se enamorara, que el tipo los quisiera chantajear, era una contradicción sus sentimientos al respecto. este hombre reunía algunas de las características que para él eran imprescindibles, era algo mayor que ellos, no muy atractivo, y recordaba haberlo visto en los últimos meses con distintas acompañantes.

Juan fue a la barra a pedir bebida, se coloco junto a ese hombre, estaba muy nervioso, no sabia como provocar la situación, se dirigió a él hablándole del local, la música, la conversación desemboco en el baile y Juan decidió dar el paso definitivo.

-bailas bien, te he visto antes, estabas cerca de mi mujer, que por cierto no le quitabas ojo
-¡que dices hombre!, bailando uno mira para todos los sitios
-¿entonces no te gusta?
-esta muy bien , claro que me gusta
-quisiera hacerte una proposición.
Se presentaron, el hombre se llamaba Luis, se invento una historia que culminaba, en que él tenia una impotencia transitoria, provocada por unos fármacos, que hacia mas de 6 meses que no tenían relaciones y que no le importaría que su mujer tuviera sexo una sola vez con otro hombre, y había pensado en él. Porque lo creía una persona responsable y con experiencias en el sexo .Luis no se creyó la historia, pero le daba igual, la sola posibilidad de poder follarse a esa mujer le parecía un sueño

Acordaron que se presentaría como nacidos en el mismo pueblo, (Juan le dio unos datos mínimos) Luis le dijo que había un pequeño problema, que estaba allí con su mujer, que estaba bailando, que la llevaría a casa y volvía de nuevo, Juan le dijo que mejor que fuera con ella, así romperían mas el hielo, y que el lunes fuera a cenar a su casa solo, y que ya buscarían la forma de dejarlos solos.
Esperaron a que regresara la mujer de Luis de bailar, esta era no muy alta, gordita, con gafas, no muy agraciada físicamente. Se dirigieron a la mesa, y Juan los presento, estuvieron un rato hablando, y después se fueron a bailar las dos mujeres y Luis. Después se marcharon, no sin antes recordar Juan que se pasaran a cenar a su casa una noche.


Luis tenia 47 años, de 1,75 de estatura, complexión fuerte, pelo corto, la cara ancha, frente grande, lo mas llamativo de su cara era lo abierto que tenia las fosas nasales, su vida había transcurrido de una forma totalmente opuesta a la de ellos. Se caso a los 20 años con su primera novia, de la cual tuvo 3 hijos, tras varios años de infidelidades de él y de malvivir juntos, se separo antes de los 30 años, tuvo problemas con la manutención de sus hijos, a los cuales hacia mas de 10 años que no veía, (su mujer prefirió regresar a su pueblo natal, y hacerse cargo ella de sus hijos, y que Luis desapareciera de sus vidas).

A los 35 años se volvió a casar con una de las muchas mujeres que en esos cinco años, había tenido relaciones, tuvo 2 hijos , pero no tardaron en surgir los mismos problemas que en su primer matrimonio, infidelidad, total despreocupación para con la familia, etc., y 7 años después se separo nuevamente, actualmente convivía desde hacia 6 meses con una mujer de su edad, fue un ligue mas, y acabaron compartiendo vivienda, para Luis por economía y comodidad, pues tenia a alguien que le lavaba la ropa, le limpiaba y le hacia la comida, ella pensaba que había algo mas. En definitiva Luis era un machista autentico, no podía ser amigo de ninguna mujer, solo buscar la forma de follarlas, él entendía a la mujer como una pieza de caza, y por eso las noches que visitaba esos locales, iba como un cazador en busca de una presa.


El fin de semana se le hizo eterno a Luis, se imaginaba una y otra vez, follandose a Julia de mil formas, por su parte Juan sentía una calma engañosa, relajado, porque el paso lo había dado de una vez, y tenso por la incertidumbre de cómo terminaría todo.

La madre de Julia vivía en la otra parte de la ciudad, a unos 40 minutos en coche, se encontraba en casa de ellos desde media tarde, y Juan le insistió que se quedara a cenar y que luego él la acercaría, era la excusa perfecta para dejarlos solos a Luis y Julia. A las 9 de la noche llamaron a la puerta , abrió la puerta ella, se quedo sorprendida al ver a Luis con un ramo de flores
-Buenas noches , le dijo él adelantándose y dándole dos besos en la mejilla
-hola, logro a responderle ella
-espero que te gusten, las elegí personalmente para ti, le dijo entregándole el ramo de flores

después de los saludos entre todos ellos, la madre y Juan se fueron a acostar a las niñas, ella terminaba de preparar la cena en la cocina, Luis se fue a acompañarla, Julia notaba que este mientras hablaba se le acercaba mucho, con cualquier excusa la rozaba, hasta que en un momento mientras cortaba algo en la encimera se coloco detrás de ella, rozándole las nalgas, sintiendo su aliento en la nuca
-que bien hueles Julia,
Ella se quedo paralizada, continuo como si no hubiera escuchado nada, pero inmediatamente los labios de él le rozaron el cuello , sintió la polla inflada en sus nalgas

-¿qué haces cabrón?, lárgate ahora mismo de mi casa, Le dijo mientras le empujaba para atrás
-no te pongas así mujer, me tienes obsesionado, desde que te vi.,
-no vuelvas a tocarme, soy una mujer casada, contigo seria el ultimo con quien me acostara llegaron su madre y Juan, ella espero a quedarse a solas con su marido y le contó lo ocurrido, Juan le resto importancia, y le dijo que no lo volvería a invitar, que cenaría y se marcharía. La cena transcurrió distendida, los dos hombres conversaban animadamente, Julia no comprendía como Juan después de lo que ella le contó, seguía hablando como si nada hubiera pasado, Luis que estaba sentado junto a ella, de vez en cuando le rozaba con su pierna

Después de la cena, Juan le ofreció una copa a Luis, e inmediatamente le dijo a su suegra que se preparara, que la llevaría a su casa, Julia le llamo,y le rogó que no la dejara a solas con ese hombre

--¡estas loco! ¿Que quieres que mi viole?,te he dicho que ha intentado sobrepasarse
-Julia por favor, no exageres, vuelvo en 30 minutos.
Era como una pesadilla, su marido la dejaba a solas en su casa con un hombre que descaradamente se la quería follar
Nada mas marcharse su madre y Juan, Julia se fue a la habitación de las niñas, había pensado quedarse allí hasta la vuelta de su marido, Luis comprendió que tenia que hacer algo, no volvería a tener una ocasión como esa, se acerco a la puerta de la habitación y la llamo, pero ella no contestaba, él entro, Julia casi susurrando le intento echar

--¿donde vas, lárgate?
--sal, no quisiera despertar a tus hijas
Ella temerosa de que las niñas pudieran oír algo, se acerco a la puerta para salir, el la agarro por la cintura y fue a besarla, pero se revolvió
--¡quieta! quieres que se despierten
La beso en la boca, Julia sintió la lengua moverse y buscarle la suya
Salieron al pasillo

--cuando venga mi marido te matara, cabron, le dijo asustada
-vaya marido, dejarte sola conmigo, yo jamás lo hubiera hecho
-por favor déjame, no diré nada
-vamos a tu cuarto, deseo follarte

Entraron en su habitación, le dijo que se desnudara mientras él empezaba a quitarse los pantalones
-no me folles, te la chupo nada mas, por favor
-esta bien, pero desnúdate
Luis se tendió en la cama, se había quedado solo con la camisa, ella completamente desnuda, se subió a la cama y comenzó a chuparsela, la polla rápidamente se puso dura como una piedra, con una mano le tocaba los pechos, y pellizcaba los pezones, y con la otra le frotaba el clítoris, se llevaron varios minutos, él estaba a punto de reventar, y ella estaba humedeciéndose

-espera, quiero comerte toda
-no, no, soy una mujer casada, y quiero a mi marido

La tendió y empezó a chuparle los pezones y a jugar con ellos con su lengua, mientras le acariciaba las piernas, después fue bajando con la boca, y continuo con las piernas, y las proximidades del sexo, de vez en cuando lo hacia con la lengua, otras con los labios, Julia se estaba tranquilizando, tenia que reconocer, que sabia lo que estaba haciendo, Juan no era tan detallista, iba directo a la vagina y después a follar
Después le abrió las piernas, y le paso la lengua por los alrededores del culo, y los labios vaginales, después le chupo mas de un minuto el clítoris, y le introdujo en dedo, ella estaba completamente mojada, le metió la lengua, y la movió dentro como follandola, se incorporo, acerco la polla y se la metió, entro muy suave, de lo mojada que estaba ella

-no me folles, me dijiste que no lo harías

El siguió moviéndose sin pausa, mientras le pellizcaba y sobaba los pechos, saco la polla y le dijo que se pusiera a cuatro patas, se puso detrás de ella, había llegado con la idea de partirle el culo, pero en ese momento vislumbro la posibilidad, de que no fuera la follada de un día, que si tenia tacto, y la trabajaba bien, esa mujer la podía convertir en su amante, y ese culo lo podría follar muchas veces, decidió arriesgarse

Ella continuaba a cuatro patas, se acerco por detrás. Y de nuevo con la lengua le chupo los alrededores del culo, y jugaba con la entrada a este, le metió dos dedos en la vagina y los movía como follandola, Julia no podía mas , luchaba por mantenerse en silencio pero no podía

-aahh, para, para, aahhh., déjame, ahhhhh

Bajo de nuevo a la vagina y le introdujo la lengua, ella tuvo un orgasmo, se llevo mas de un minuto follandola con la lengua, se incorporo, y se la metió de nuevo, ahora se movía mas rápido

-no te corras dentro,

Luis deseaba llenarla toda de su leche, pero siguiendo la estrategia que había decidido seguir, saco la polla y descargo encima de la espalda de ella, cogió un pañuelo de su pantalón y le limpio la espalda. Julia se fue al aseo. Mientras el se puso la ropa y se fue al salón, minutos después regreso Juan, inmediatamente interrogo a Luis

-¿y Julia donde esta?
-esta en su habitación, se marcho cuando te fuiste, dijo que se encontraba mal, y no ha salido mas
-¡mejor! Olvídate de lo que te dije, quiero a mi mujer, y la quiero para mi.
-haces bien, cuídala, es una mujer de bandera
Se despidieron, Juan dios gracias al cielo, pensando que no había pasado nada, cuando entro en la habitación, Julia estaba acostada. Se hizo la dormida, no tenia ninguna ganas de hablar con él.


A las nueve y media de la mañana estaba tocando el timbre de la puerta de Julia con un ramo de flores en la mano, nadie respondió, bajo a la calle, y se sentó a tomar café en un bar. frente a la entrada del bloque de pisos donde vivía ella. Había pensado los pasos a seguir una y otra vez, tenia que conseguir que ella no se sintiera forzada, que lo fuera empezando a ver como normal. A las diez regreso Julia sola, dejo que subiera, y a los cinco minutos, estaba llamando a la puerta, abrió un poco asomando la cabeza
-¿que haces aquí?
-abre mujer, solo quiero verte y darte estas flores, le dijo enseñando el ramo
-vete Luis, olvida lo de ayer, soy una mujer casada, y quiero a mi marido
-los dos nos deseamos, abre si estas tan segura, te prometo que no te forzare, te quiero de verdad



Ella abrió y recogió el ramo de flores, comenzó a andar delante del él, este la agarro por la cintura, y le susurro en el oído
-ayer disfrutamos como nunca, y le beso el cuello
-¡déjalo Luis!, e intento quitarle las manos, pero este le estaba acariciando la pierna con la mano derecha , le dio la vuelta y se quedo de frente
- ayer te gusto como follamos, y ahora estas deseando, le beso la boca, la cogio en brazos y la llevo a la habitación
-Luis por favor, déjame, soy casada, déjame
La había tendido en la cama, y la estaba desnudando, mientras la besaba y acariciaba, después de varios minutos estaban desnudos los dos, le acerco la polla a la boca, ella se incorporo y empezó a chuparsela

poco después se la saco, y el le recorrió con la lengua desde los pies para acabar chupandole el clítoris, y comiéndole el coño por completo, Julia estaba muy excitada y tuvo un orgasmo
Luis se tendió boca arriba y le dijo que se pusiera encima, ella lo hizo y empezó a moverse lentamente mientras el le manoseaba los pechos
-que buena estas, muévete mas rápido
Poco después el noto que se venia, le agarro con fuerza las nalgas, y la embistió varias veces casi con violencia

-aahh, ahhh, despacio, Luis, despacio

Pero no aguanto mas y la inundo por completo, la agarro para que no se moviera

-espera, no te salgas, me quedaría así dentro de ti horas y horas

cuando ella fue a levantarse, el le pidió, que se quedaran un rato en la cama, que quería acariciarla, aunque ella protesto levemente, accedió


Julia se puso de costado, dándole la espalda a él, mientras sentía la mano de Luis acariciarle la espalda, las piernas, las nalgas. con los ojos cerrados, pensaba como había podido llegar a esta situación, ella quería a su marido, estaba contenta con su vida, jamás pensó ni en sueños ser infiel a Juan, y ahora lo era, con un desconocido que había conocido hacia 4 días, que no era joven, ni atractivo y que le parecía un descarado, además en su propia casa, y en su cama. seguía sin comprender como Juan la había dejado el día anterior con este hombre a solas, parecía como resignada, sin ganas ni fuerzas para oponerse a lo que él quisiera


hacia treinta minutos que había terminado en el sexo de ella, Julia estaba tendida boca abajo, el seguía acariciándola mientras le observaba las nalgas con un deseo casi salvaje, unas nalgas como esas no las veía desde hacia
mucho, y aunque hoy cuando fue a casa de Julia, la idea que llevaba era la de consolidar y asegurar la infidelidad de esta, que no tuviera ningún resquicio ni la menor duda, y no preveía penetrarla por el culo, ya llegaría la ocasión. La penetración anal era lo que mas le excitaba, procuraba hacerlo cada vez que tenia alguna relación pensó que podía intentarlo, si encontraba mucha resistencia de ella, volvería al plan concebido anteriormente

empezó a tocarle con un dedo los alrededores del culo, deslizándose de vez en cuando la vagina, este empezaba a humedecerse, el dedo suavemente intento entrar en el culo

-no, por ahí no, por favor
-te va a gustar, pruébalo
-no, ya lo hice con Juan varias veces, no me gusta, me dolía, a pesar de ponernos vaselina
-no lo haría bien, déjame probar, si te duele lo dejamos, dime donde esta la vaselina

Julia parecía como ausente, resignada, alargo la mano y la cogio de un cajón de la mesita de noche la vaselina, Luis cogió la almohada y la coloco debajo del sexo de ella, quedando las nalgas levantadas, empezó a recorrer con la lengua los alrededores y la entrada del culo, mientras con una mano la masturbaba, su marido nunca le había chupado el culo, la excitaba y mucho, intentaba penetrarla con la lengua, Julia no podía aguantar mas

aahhh, ahhhh, ahhhh, se le escapo mientras sujetaba la cabeza de él

Luis se untó la polla con la vaselina, y la introdujo con un dedo en el culo, después dirigió su miembro a la entrada, intento entrar suavemente,
pero no acababa de entrar, con un movimiento brusco entro la cabeza,

-para. para. por favor

-ya esta, ya esta dentro, veras como no te duele mas

Luis empezó a moverse despacio, despacio, estaba entrando poco a poco, pero entraba, con la mano seguía masturbándola,
Julia sentía que casi no le dolía, la polla de Juan era algo mas gruesa, aunque quizás mas corta, pasado un minuto, sintió la polla bien dentro y el peso del cuerpo de él en su espalda, y la lengua de este en su oreja y cuello

-que buena estas, me encanta estar dentro de ti, me vuelves loco, le susurro al oído
mientras empezó a moverse algo mas rápido, Luis capto que a ella le gustaba que la halagaran, que era vanidosa, a ella le estaba gustando, se encontraba empapada

-nunca he estado con una mujer como tú, me llevaría todo el día así.

La velocidad de los movimientos fue creciendo, y mientras le mordía la oreja, descargo en el culo de ella. Se quedaron quietos mas de un minuto, sin hablar, sin sacarla.

Todo marchaba mejor de lo que había supuesto, pero su experiencia le decía que debía rematar la faena , que ella lo tomara como definitivo, y lo asumiera como normal en su vida ( igual que participar y asistir a la asociación) que no lo cuestionara.

-mañana nos vemos a la misma hora
-estas loco, no puedes venir todos los días, los vecinos están pendientes de todo, además no puedo -te espero en el aparcamiento del súper que esta cerca de la guardería en que dejas a tu hija, no se como podré esperar, le dijo mientras la besaba.

A las diez de la mañana, vio como se acercaba a lo lejos, ¡que suerte había tenido!, había estado con muchas mujeres, pocas como ella. y ahora a su edad le parecía un sueño. La llevo a un motel en las afueras de la ciudad, ella espero en el coche, mientras el recogía las llaves, lo hizo deprisa, sabedor que era la primera vez que ella se encontraba en esta situación, y mientras menos tiempo estuviera sola mejor. Le regaló unos pendientes, tomaron un café, y al poco se desnudaron, por primera vez ella participaba algo, él le recorrió todo su cuerpo con la boca, deteniéndose especialmente en su vajina, ella tuvo un orgasmo, después la penetró, y se vació dentro de ella, se quedaron tendidos en la cama, casi en silencio, hablando, de cosas generales

Luis se sentía satisfecho, después de acabar de follar, estando tendidos, Julia había hablado por teléfono desde la misma cama con su madre y su marido, ¡ahora si era suya!
-Chupamela
Ella cogió el miembro todavía pequeño, le paso la lengua por la cabeza y se lo metió en la boca, no tardo mucho en notar como crecía, después de varios minutos lo dejó y le dijo
-hazme lo mismo que ayer, cómeme el culo

Luis le coloco la almohada igual que el día anterior y comenzó a comerle los bordes y la entrada,
ella, completamente relajada, gemía y gemía

-aaahhh, aaahh,aaahhh, sigue, sigue, aaahhh. Aahh.

Después de aplicarse vaselina en la polla e introducirlo en el culo de ella, se sentó en una silla y le dijo a ella, que se sentara encima de él, que agarrara la polla y se la metiera en el culo. Quedaron de frente besándose, se movió despacio, subiendo y bajando

Luis le mordía los pezones, estaba a punto de reventar, la sujeto por las caderas y la embistió un par de veces hasta que se vació en su culo.
La dejo en el mismo aparcamiento que la había recogido, quedo en llamarla la semana siguiente, estaba contento, se acordó de Laura, la mujer que hacia dos semanas intentó conquistar en el local de salsa, y se había quedado en unos besos y poco mas, era de su edad, gordita, y por supuesto nada que ver con Julia, pero esta ya era suya, y Laura era ahora su prioridad



Otros relatos eroticos Infidelidades

mi compadre me dejo embarazada

Categoria: Infidelidades
Ambos iniciamos a besarnos con toda pasión, con aun más pasión que la primera vez, mientras nos besamos Armando comenzó a tocarme mi zona intima debajo la falda de mi vestido y como consecuencia a esto de inmediato me moje toda, ¡Quiero hacerte el amor! Me dijo suavemente al oído, -Lo sé y también quiero- le conteste.
Relato erótico enviado por putita golosa el 29 de August de 2010 a las 23:31:22 - Relato porno leído 295317 veces

todo por mi hijo

Categoria: Infidelidades
Una madre es capaz de todo por sus hijos, aunque eso conlleve serle infiel a su marido.
Relato erótico enviado por Anonymous el 12 de July de 2009 a las 22:03:27 - Relato porno leído 227837 veces

como me cogi a mi suegra 6

Categoria: Infidelidades
Después de cogermela en secreto, mi mujer me propuso a mi suegra:
Relato erótico enviado por Investigador el 14 de February de 2006 a las 09:24:31 - Relato porno leído 195755 veces
Me coji a Sol la mujer de mi primo, ella tiene 33 años y yo 22, por fin hice realidad mi sueño de follarla en mi propia casa.
Relato erótico enviado por Anonymous el 20 de September de 2012 a las 00:19:51 - Relato porno leído 171852 veces

putas casadas

Categoria: Infidelidades
Relato casi en su totalidad real que demuestra que toda mujer casada es una puta sumisa en potencia
Relato erótico enviado por morboso sadico el 29 de July de 2009 a las 18:09:16 - Relato porno leído 169620 veces

Publica en tu muro de Facebook si te ha gustado el relato 'Grave error'
Si te ha gustado Grave error vótalo y deja tus comentarios ya que esto anima a los escritores a seguir publicando sus obras.

Por eso dedica 30 segundos a valorar Grave error. alucine te lo agradecerá.


Comentarios enviados para este relato
Este relato no tiene comentarios

Registrate y se el primero en realizar un comentario sobre el relato Grave error.
Vota el relato el relato "Grave error" o agrégalo a tus favoritos
Votos del Relato

Puntuación Promedio: 5
votos: 2

No puedes votar porque no estás registrado