Categorias

Relatos Eróticos

Lo más buscado

Ultimas fotos

Photo
Enviada por narrador

Photo
Enviada por Lib99

Photo
Enviada por gantz265


 

Hermanos me estoy acostando con el pastor… ( CON fotos)

Relato enviado por : narrador el 18/05/2015. Lecturas: 6453

etiquetas relato Hermanos me estoy acostando con el pastor… ( CON fotos)   Infidelidades .
Descargar en pdf Descarga el relato en pdf
Resumen

Bueno, en el fondo de mi corazón, esas son las palabras que quisiera decirle, a las hermanas y hermanos, del culto a Dios, en el que a diario participo. Lo malo es que mi esposo, aunque no participa del mismo culto, y de seguro se enteraría. Y sé muy bien, que no lo tomaría de manera agradable.



Relato

Todo comenzó por culpa de Evelio mi esposo, que constantemente me está no tan solo pidiendo sino exigiendo que lo complazca de distintas, y variadas maneras en la cama.

Cosas que al principio, siempre me negaba, pero que quizás por el tiempo que ya las llevamos haciendo, he comenzado a disfrutarlas. Aunque algunas de ellas, yo las considero bastante repulsivas.

Como el dejar que Evelio me penetre por el ano, y aunque la primera vez me dolió bastante, poco a poco le fui agarrando el truco, como dicen. Al punto que, aunque les parezca raro, lo disfruto y mucho. Otras de las cosas, que al principio me obligaba hacer, era que le mamase su miembro.

Bueno hoy por hoy si no se lo mamo, me siento como que no hemos tenido sexo realmente. Y lo mejor de todo, el que Evelio sea el que me mamé el coño, cosa que al igual que las otras, yo consideraba una bestialidad, pero cuando mi marido comenzó no tan solo a besar, sino a chupar mi vulva, mi vagina, y hasta mi clítoris. Les confieso que casi me vuelvo loca de felicidad.


Pero aun y así en ocasiones me sentía algo perturbada, por estar pensando que ante los ojos de Dios, yo estaba pecando. Y aunque en mi congregación no practicamos la confesión, un día en que yo me sentía sumamente preocupada por lo mucho que en ocasiones, yo disfruto de lo que mi marido y yo hacemos en la cama. Decidía hablar con el pastor de mi iglesia. Al fin y al cabo tiene un tremendo diploma en su oficina que lo acredita cono consejero pastoral.

Así que cuando le dije ligeramente de que se trataba, mi pastor me indicó que para no ser molestados, y poder prestarme el mejor servicio posible, nos reuniríamos en su oficina, a terminar el culto de la mañana. Bueno así lo hicimos, y antes de empezar yo hablar, el pastor elevó una oración al cielo pidiendo sabiduría y comprensión.

Bueno nos sentamos frente a frente, me tomó las manos, y luego sin soltarlas las colocó sobre mis rodillas diciéndome. Bueno hermanita, necesito que sea sumamente sincera, de lo que usted me va a decir yo no voy a realizar ningún juicio, sola y únicamente le daré uno que otro consejo, pero al final es usted quien debe tomar la decisión.

Así que comencé por decirle todo lo que mi esposo y yo hacemos en la cama, como también en la sala y en ocasiones hasta en el baño, en el comedor, y hasta en la cocina. Le hable de las ocasiones en que tenemos sexo anal, y oral. Y el pastor sin dejar de escucharme atentamente en todo momento, como bien dijo, no emitió juicio alguno. Aunque yo noté, que su manera de verme, era algo diferente.

Así continué diciéndole, detalladamente todo lo que Evelio y yo hacemos. Cuando terminé de hablar, él se me quedó viendo, y me dijo nuevamente, ya sabe hermanita, yo no la juzgo, pero es necesario que le haga unas cuantas preguntas, ya que hay áreas que la verdad me son desconocidas, y no puedo hacerme una clara idea, a menos que tú no me las explique de forma o manera más detallada.

Así que lo primero que me preguntó si yo estaba haciendo todo eso de manera obligada, y fue cuando se me escapo una corta sonrisa y le dije que no, que es más, la mayoría de las veces, yo no tan solo la disfrutaba, sino que cuando mi marido no me las solicita, yo voluntariamente se las hago.

Así continuó preguntándome, detalles, detalles que a la vez que yo se los contestaba, no sé que me sucedió que fui sintiendo un tremendo calentón, dentro de mí. Por lo que cuando el pastor me dijo, si hay algo que te incomode, no dudes en decírmelo, pero de la misma manera si hay algo que te agrade, o te haga sentir mejor, también espero que me lo digas, por raro que a ti te parezca. Y siguiendo ese consejo, en cierto momento le comenté que me sentía sumamente acalorada.

A lo que él me dijo que era de lo más natural, ya que estaba hablando de un tema sumamente caliente, pero para mi mayor comodidad y tranquilidad, si el calor era tanto, que me sintiera en la plena confianza de quitarme la ropa, que él no veía nada malo en ello.

Ya a los pocos minutos me deshice de mi vestido, y continuamos, hablando. Durante un rato, el pastor mantuvo sus manos en mis rodillas, pero al yo quitarme el vestido, y él ayudarme. Sentí sus manos recorriendo casi todo mi cuerpo. Fue en una de esas que me preguntó, que sentía yo cuando mi marido colocaba sus labios sobre mis senos, y yo le expresé que mucho placer, y al preguntarme qué tanto, me preguntó si era igual que sentir un beso, a lo que yo le respondí que francamente no sabía la diferencia.

En ese momento el pastor me dijo, si me lo permites, te puedo besar, y luego te voy a chupar uno de tus senos, para que me digas. Yo la verdad, ni tiempo de responderle tuve, ya que casi de inmediato sentí sus labios sobre los míos, y su lengua dentro de mi boca. Pero en lugar de rechazarlo, me sentía tan y tan excitada, que lo dejé que continuase, agarrándome los senos, los que luego también chupó divinamente.

AL terminar de hacer eso, yo la verdad es que no supe ni que decirle, pero el de inmediato me preguntó, y es mucha la diferencia de esos besos a cuando tu marido te besa el coño. Y creo que no había terminado de decir la palabra coño, cuando ya su boca se encontraba en contacto con mi vulva. Sentí como su lengua me lamía por todas partes, y como con toda su boca me succionaba mi clítoris, hasta que llegó el momento en que prácticamente a gritos le pedí que me penetrase.

Cosa que hicimos al poco rato, y disfruté de cómo toda su verga penetró mi peludo coño, al tiempo que yo movía mis caderas una y otra vez, hasta que finalmente los dos disfrutamos de un intenso clímax.

Bueno hoy por hoy, ya no tan solo, tengo un sexo salvaje con mi esposo, sino que también con el pastor de mi iglesia…..



Otros relatos eroticos Infidelidades

mi compadre me dejo embarazada

Categoria: Infidelidades
Ambos iniciamos a besarnos con toda pasión, con aun más pasión que la primera vez, mientras nos besamos Armando comenzó a tocarme mi zona intima debajo la falda de mi vestido y como consecuencia a esto de inmediato me moje toda, ¡Quiero hacerte el amor! Me dijo suavemente al oído, -Lo sé y también quiero- le conteste.
Relato erótico enviado por putita golosa el 29 de August de 2010 a las 23:31:22 - Relato porno leído 332136 veces

todo por mi hijo

Categoria: Infidelidades
Una madre es capaz de todo por sus hijos, aunque eso conlleve serle infiel a su marido.
Relato erótico enviado por Anonymous el 12 de July de 2009 a las 22:03:27 - Relato porno leído 260768 veces

como me cogi a mi suegra 6

Categoria: Infidelidades
Después de cogermela en secreto, mi mujer me propuso a mi suegra:
Relato erótico enviado por Investigador el 14 de February de 2006 a las 09:24:31 - Relato porno leído 214640 veces
Me coji a Sol la mujer de mi primo, ella tiene 33 años y yo 22, por fin hice realidad mi sueño de follarla en mi propia casa.
Relato erótico enviado por Anonymous el 20 de September de 2012 a las 00:19:51 - Relato porno leído 193531 veces

putas casadas

Categoria: Infidelidades
Relato casi en su totalidad real que demuestra que toda mujer casada es una puta sumisa en potencia
Relato erótico enviado por morboso sadico el 29 de July de 2009 a las 18:09:16 - Relato porno leído 190085 veces

Publica en tu muro de Facebook si te ha gustado el relato 'Hermanos me estoy acostando con el pastor… ( CON fotos)'
Si te ha gustado Hermanos me estoy acostando con el pastor… ( CON fotos) vótalo y deja tus comentarios ya que esto anima a los escritores a seguir publicando sus obras.

Por eso dedica 30 segundos a valorar Hermanos me estoy acostando con el pastor… ( CON fotos). narrador te lo agradecerá.


Comentarios enviados para este relato
Este relato no tiene comentarios

Registrate y se el primero en realizar un comentario sobre el relato Hermanos me estoy acostando con el pastor… ( CON fotos).
Vota el relato el relato "Hermanos me estoy acostando con el pastor… ( CON fotos)" o agrégalo a tus favoritos
Votos del Relato

Puntuación Promedio: 0
votos: 0

No puedes votar porque no estás registrado