Categorias

Relatos Eróticos

Lo más buscado

Ultimas fotos

Photo
Enviada por rmgp67

Photo
Enviada por rmgp67

Photo
Enviada por cristopheracuna


 

Juaco el novio de mi hija

Relato enviado por : learcu el 02/01/2017. Lecturas: 2146

etiquetas relato Juaco el novio de mi hija   Amor filial .
Descargar en pdf Descarga el relato en pdf
Resumen
Hoy llegó mi hija solicitándome un pedido que no sé por que dije si..., me solicitó si su novio podría venir a vivir con nosotras en casa por que estaba su familia teniendo problemas económicos y a veces no le enviaban toda la remeza de dinero y este debía en la pensión..., desde la muerte de mi esposo no había pertenecido a ningún macho y ahora este juvenil espécimen me perturbaba mi cuerpo con ese dilatado y grueso pene..., que hacer para calmarme y no encontré nada mejor que tratar de ducharme para calmarme..., pero el macho venía saliendo de baño mal tapado por una toalla, y en el centro de ella una carpa de circo, donde su hombría dilatada no se había calmado y aun mas, al verme media desnuda cubierta por una delgada y transparente bata más se dilato y engrandeció, ahora la carpa era inmensa...,


Relato
Me presentare soy una mujer viuda desde hace dos años, me llamo Leonor no soy alta ni baja 1, 65 es mi altura, mis pechos son parados y llaman la atención en los buses cuando me siento los machos gustan de mirármelos, mi trasero espectacular recibo requiebros de este al para por las ferias y en el caminar a mi trabajo, mis piernas son aduladas por mis compañeros de trabajo y en general a pesar de mis 39 años creo que aun llamo la atención de los machos que circulan por las calles..., tengo dos hijas una de 17 años y otra de 10 años, la mayor tiene un novio dos años mayor que ella lo que me preocupa y debo estar atenta a ella. Mi pelo es castaño y mis ojos son color marrón claros muchos me dicen que con el sol se ven verdes..., como ya dije soy viuda desde hace dos años y siempre recuerdo a mi marido por lo bien que la pasamos en nuestra convivencia de parejas, aunque algunas noches me quejo al soñar lo bien que lo pasaba cuando mi marido me desgarraba en la cama gozando de mi cuerpo y yo de su pedazo de carne penetrada en mi matriz.
Hoy llegó mi hija solicitándome un pedido que no sé por que dije si..., me solicitó si su novio podría venir a vivir con nosotras en casa por que estaba su familia teniendo problemas económicos y a veces no le enviaban toda la remeza de dinero y este debía en la pensión..., arreglamos un cuarto de atrás que nadie ocupaba y estaba lleno de materiales inútiles.
La llegada de este macho a casa nos altero en nuestra convivencia ya que a veces nos paseábamos escasas de ropas por los pasillos camino al baño o de vuelta de este, mi hija menor se quejaba que ahora tenía que vestirse para ir a la ducha, desvestirse en el baño para ducharse... Bueno es el primer mes veremos que sucede luego.
La única feliz era mi hija mayor, los sábados aprovechaba de hacer el aseo general encerando y limpiando pródigamente la casa, Juaco, así se llamaba el chico de 19 años novio de mi hija, me reprende diciendo que el debe hacer ese aseo como recompensa a mi voluntad de soportarlo en casa..., ese detalle me agrado y dejé que el hiciera el aseo en profundidad y lo hacia bien, mi hija en las mañana de los sábados tenía clases al igual que la menor por lo que quedamos solo Juaco y yo en casa. Al segundo sábado de hacer el aseo general Juaco después de transpirar con el trabajo entro al baño a asearse dándose una ducha y la puerta del baño quedo junta sin cerrarse y al pasar tuve la visión de ver nuevamente en mi casa a un macho desnudo aseándose, lo que despertó mis hormonas al ver su cuerpo vigoroso y bien constituidos en su paquete sexual y pude apreciar que este muchacho tenía un pene de cuidado y que al estar engrandecido por la presión al estar junto a una dama sería este sería descomunal y destrozaría a mi hija si se lo encajaba en su vagina, se notaba que era de buen tamaño..., pasa la semana y nuevamente este chico al sábado siguiente después del aseo toma su ducha para asearse, pero ahora había cerrado bien la puerta y yo tenía deseos de apreciar ese pene, por lo que disimuladamente le solicite si podía entra en el baño por que se me había quedado una prenda, el me dice espero corro la cortina y entre, entré cuando aun no cerraba bien la cortina y pude seducirme con una rápida mirada a ese considerable pene que tenía y ahora al ser manoseado para su aseo este estaba enaltecido y desarrollado y tenía a lo menos unos veinte o más centímetros, quede seducida y entusiasmada por su tamaño, salí del baño con mis adrenalinas alborotadas y provocadas lo que llevó a mi vagina inundarse con solo pensar en este pene, desde la muerte de mi esposo no había pertenecido a ningún macho y ahora este juvenil espécimen me perturbaba mi cuerpo con ese dilatado y grueso pene..., que hacer para calmarme y no encontré nada mejor que tratar de ducharme para calmarme..., pero el macho venía saliendo de baño mal tapado por una toalla, y en el centro de ella una carpa de circo, donde su hombría dilatada no se había calmado y aun mas, al verme media desnuda cubierta por una delgada y transparente bata más se dilato y engrandeció, ahora la carpa era inmensa..., Juaco me miró y respirando fuertemente me toma de un brazo al pasar y me abraza a su cuerpo..., a pesar de saber que es el novio de mi hija, de la promesa hacia mi marido al morirse que solo él sería el único hombre de mi vida, no me opuse a su abrazo, aún más me enrosque entre sus brazos suspirando y demostrándole que estaba vehemente y ansiosa de sexo, que necesitaba un macho que me desgarrara y me satisfaciera de mis antojos y desasosiegos carnales, necesitaba ser apareada por un macho...
Juaco no era necio, sabía que esta hembra estaba reclamada por sus hormonas de ser encajada y maltratada meneándose en la cama, la madre de su novia estaba ardiente y él la calmaría.
La arrastro hasta su dormitorio al final del pasillo y acondicionándola en la cama saca su bata y él suelta su toalla, ahora ambos estaban desnudos, miro ese cuerpo, era maduro, pero estaba firme, a pesar de los años y sus dos embarazos y ambicionando ser saciada por su hermosísimo y colosal pene, cuando Juaco se acomodo sobre ella, esta mujer se abrió lo que mas pudo de piernas, para no ser dañada en la penetración, hacia dos años o mas que no se alborozaba y gozaba con un grandioso pene, siente como esa masa de carne, nervios y músculos penetra en sus carnes vaginales abriéndola hasta casi partirla en dos, grito y gimió de dolor y placer, arañó la espalda del destructor de su vagina al tiempo que lo besaba ardiente sintiéndose apareada y bien apareada por este juvenil macho, sentía que este pene era mejor que el de su difunto marido mas grueso y largo llegando a extraerle rápidamente sus orgasmos con su bruscas y violentas arremetidas contra su cuerpo, levanta sus piernas cruzándoselas por su trasero al tiempo que lo abraza y entre gemidos y jadeos le entrega su orgasmo, eres mío le dice..., soy tu hembra, dame mas duro..., ¡ah..., oh!, quiero tu leche..., dame tu leche en mi rendija sexual... ¡oh...oh!, Mm...mm..., que caliente es tu leche... Dios me estas meando..., no le dice el macho, es mi leche que tu fabricaste en grandes cantidades en mis cogones..., eres deliciosa..., ahora eres mía... se relajan bajando el ritmo de sus penetraciones Juaco y la besa y ella lo abraza y devuelve ese beso... está entregada a este macho.
Que haremos ahora pregunta Juaco..., guardar silencio le dice Leonor, esto debe quedar en secreto entre nosotros dos y nadie más... Transcurre la semana y llega el sábado, Leonor esta desesperada no caliente por el muchacho, sino angustiada por que es el novio de su hija, Leonor sabe que este día nuevamente tendrá un apareamiento con este muchacho su secreto amante, él toda la semana ha estado activado y cada vez que pasa cerca de ella la acaricia y le dice serás mía..., siente la madre cuando sus hijas salen de casa camino a sus obligaciones escolares..., respira profundamente y se levanta no alcanza a salir al pasillo en la puerta esta Juaco quien la acechaba..., la toma entre sus brazos levanta su camisola de dormir y agachándose comienza a lamerle su vagina, Leonor excitada gime y llorisquea, abrazando esa cabeza entre sus brazos cayendo a su cama, el macho aprovecha y la desnuda el ya esta desnudo, la acaricia en sus carnes y acomodándose sobre su entrepierna le dice eres mía y ella le toma su trasero llevándolo en contra de su cuerpo, si está excitada y desea pertenecer nuevamente a este macho, siente es macizo pene ingresando su vagina y pronto abre su canal vaginal llegando hasta su matriz comenzando una danza ambos cuerpos donde las caderas de Leonor se agitaban lujuriosamente, estaba loca de placer, gemía y gritaba, le acariciaba, besaba,, estaba activadísima, sus sacudidas y estremecimientos eran escandalosos y se meneaba desvergonzadamente en su cama con el macho metiendo y sacando su pene en su vientre, se apareaban desesperados con todas sus fuerzas, sus caderas le dolían tanto menearlas y exploto en un orgasmo asombroso quedando entre los brazos de Juaco mas muerta que viva. Lo que aprovechó el semental de llenarla con su semen toda su vagina y besaba excitado sus senos diciéndole eres mía... mía. Esa mañana nuevamente fue penetrada por su amante y nuevamente gozo como años que no gozaba apareándose en un exitoso coito, como se entregaba y como gustaba de que la acariciaran y la excitaran, sus pezones se endurecían, sus pechos duros por los adrenalinas, cuyas hormonas le producían en su cuerpo espasmos y estremecimientos, trastornes que la llevaban a perder su juicio y se entregaba meneando su traserito muy paradito y firme al macho que la poseía en activadísimos estremecimientos, que la destrozaban y dejaban rendida entre los brazos de Juaco.
Tendría que poner punto final a este triángulo o saldrían lastimados, para lo cual se comprometen ambos amantes a que él se iría de esa casa y ella si lo seguiría recibiendo los días sábados para excitarse ambos y aparearse hasta lograr un hermoso enlace donde ambos gozarían de esas arremetidas del placer de pertenecerse el uno al otro.
Pronto Juaco rompe el compromiso con su hija mayor y ella durante ese año recibe todos los sábados a su amante el cual no se conforma con una sino desea dos apareamiento de su madura amante.

Otros relatos eroticos Amor filial

me folle a mi hijo de 17 años

Categoria: Amor filial
Me folle a mi hijo de 17 años
Relato erótico enviado por Anonymous el 09 de April de 2007 a las 18:39:16 - Relato porno leído 787733 veces

traumatico incesto

Categoria: Amor filial
Cogí a mi hijo, aún no podemos superarlo.
Relato erótico enviado por martita el 02 de July de 2004 a las 14:39:38 - Relato porno leído 684588 veces

minetras me hacia la dormida

Categoria: Amor filial
Lo que pasa mientras aparento estar dormida... es un secreto de hermanos, ahora tambien lo sabeis vosotros...
Relato erótico enviado por bichitita7 el 07 de December de 2004 a las 17:07:30 - Relato porno leído 669992 veces
ESTE ES EL RELATO 100% REAL Y 1000% CALIENTE DE COMO MI PEQUEÑA PRIMA Y YO HEMOS PASADO GRANDES MOMENTOS DE AMOR INCESTUOSO CALIENTE Y PROHIBIDO
Relato erótico enviado por elgoloso el 21 de May de 2008 a las 22:00:00 - Relato porno leído 562384 veces

una historia de incesto

Categoria: Amor filial
una historia de incesto
Relato erótico enviado por Anonymous el 14 de December de 2007 a las 13:35:08 - Relato porno leído 494026 veces

Publica en tu muro de Facebook si te ha gustado el relato 'Juaco el novio de mi hija'
Si te ha gustado Juaco el novio de mi hija vótalo y deja tus comentarios ya que esto anima a los escritores a seguir publicando sus obras.

Por eso dedica 30 segundos a valorar Juaco el novio de mi hija. learcu te lo agradecerá.


Comentarios enviados para este relato
Este relato no tiene comentarios

Registrate y se el primero en realizar un comentario sobre el relato Juaco el novio de mi hija.
Vota el relato el relato "Juaco el novio de mi hija" o agrégalo a tus favoritos
Votos del Relato

Puntuación Promedio: 0
votos: 0

No puedes votar porque no estás registrado