Categorias

Relatos Eróticos

Lo más buscado

Ultimas fotos

Photo
Enviada por rmgp67

Photo
Enviada por rmgp67

Photo
Enviada por facundo2


 

La mas grande expericencia

Relato enviado por : beholders el 12/10/2004. Lecturas: 6503

etiquetas relato La mas grande expericencia .
Descargar en pdf Descarga el relato en pdf
Resumen
Una de mis fantasias cumplidas.


Relato
Hola me llamo Norma, tengo 16 años y esta es la historia de cómo fue la mejor de mis experiencias sexuales.

Esta sucedió con un señor llamado Sergio, el es grande de cómo unos 55 años, gordo (por no decir panzón) muy blanco, con cabello rubio y es amigo de mi Papá.

El siempre fue muy decente y amigable conmigo y con mi familia, pero desde hace un tiempo, (unos 3 años) su trato conmigo comenzó a ser muy diferente, recuerdo una vez que tuvimos una fiesta en casa, el se acerco a platicar conmigo y de repente me susurró al oído que yo estaba muy buena para mi edad y que de nada mas verme se le erectaba el pene………. Eso fue muy duro para mi, pues apenas tenia 13 años.

Y casos como ese siguieron siendo tan comunes, que hasta llegue a acostumbrarme a escucharlos. Nunca se lo dije ni a mí Papá ni a mí Mamá, pues pensé que no era tan grave el problema y que lo podía manejar sola, además de que comenzaba a darme cuenta de que a los hombres les gustaban las chavas de mi edad (lo noto en las miradas).

Pero una noche ocurrió algo muy importante para mí, hubo una reunión en mi casa, de puros amigos de mi Papá, yo estaba arreglándome para salir y necesitaba un rimel de mi Mama que estaba padrisimo, así que me dirigí a su cuarto y empecé a oír ruidos extraños que venían del baño de mis Papas, se oían voces, pero no sabia de quienes eran, entonces me dirigí hacia el patio trasero, puse una cubeta, y me asome por la ventanita del baño.

Eran mi Mamá y Don Sergio, ella estaba sentada en el excusado, mientras le chupaba el pene a Don Sergio, me espante y quise bajarme, pero la curiosidad no me dejaba, así que seguí viendo, me quede sorprendida al ver el pitote que tenia Don Sergio y de cómo mi Mamá se lo chupaba y lo masturbaba con mucha rapidez, como si estuviera desesperada, después le agarraba los huevos y se los metía a la boca, de pronto note que yo ya estaba excitada por todo lo que estaba viendo, no lo podía creer, me seguía impactando el tamaño de ese pene, ¿como mi Mamá se lo metía en su boca?, era demasiado grande, y siguió masturbándolo y chapándoselo por varios minutos, hasta que Don Sergio comenzó a gemir muy raro, y mi Mamá dejo de chuparselo y empezó a masturbarlo rapidísimo, entonces Don Sergio soltó un grito y de su gran pene comenzaron a brotarle los espermas y mi Mamá los empezó a lamer y a chupar, que asco me dio, así que me baje y me fui a mi cuarto, mas excitada que preocupada por mi Papá.

Jamás mencione nada del asunto del baño, pero desde esa noche, todo había cambiado para mi. Comencé a masturbarme mas seguido (pensando en Don Sergio), conseguí películas y revistas porno, comencé a tener relaciones con mi novio, quien no tenia nada de experiencia y comencé a desarrollar un gran interés por los penes grandotes, de hecho, organice un súper archivo en mi compu con las fotos de chavos con los penes mas grandes de la red.

Pero aquel gran día llego, hace como 5 meses, un jueves por la mañana, mi novio me vino a dejar a la casa después de los exámenes, me fui a mi cuarto y prendí la tele, en eso tocaron el timbre, fui a ver y era Don Sergio, le abrí la puerta y lo invite a pasar, me dijo que se le había hecho tarde, por tanto trafico, y que ya no alcanzo a mi Papá en una cita de trabajo, yo cordialmente le pedí que lo esperara aquí, a lo que el acepto, se sentó y le ofrecí un vaso con refresco.

Era la oportunidad perfecta, la casa sola, yo y el Sr. Sergio solos, pero pensé que el no se atrevería a decirme lo de siempre, estando los dos solos, así que me subí a mi cuarto resignada y puse una película para bajarme lo caliente que me había puesto la presencia de Don Sergio.

Mientras me masturbaba, pensaba en bajar y seducir a Don Sergio, mientras mas me calentaba, más me decidía a bajar, pero me daba mucho miedo.

Estaba casi por terminar, cuando abrieron la puerta, era Don Sergio, hasta lo caliente se me quito, me subí mis panties rapidísimo pero, no alcance a quitar la película. El entro y volteo a ver la tele y me dijo ¿ves películas porno? Yo muerta de vergüenza le dije que no, que me la había encontrado tirada, seguimos viendo la película por unos minutos y me pregunto ¿te gusta lo que sale ahí? yo le dije rápido que no, pero mi corazón comenzaba a latir cada vez mas rápido y me empecé a excitar, Don Sergio estaba tan cerca de mi, y me pregunto ¿te gusta el pene de ese Señor? Yo ya un poquito mas caliente le respondí con la cabeza que SI, eso me hizo ponerme mucho mas cachonda, y me pregunto, justo lo que yo mas había estado deseando desde hacía un año, ¿quieres ver el mío?

Yo sin dudarlo le respondí, SI, el se empezó a desabrochar su pantalón, entonces comencé a ponerme nerviosisima, y cuando comenzó a bajarse los boxers, me quede sin respiración.

De pronto apareció ese RIQUISIMO PITOTE que tanto tiempo me había hecho alucinar, y la respiración me volvió, era mas grande de lo que pensé, media unos 24cm mas o menos, y el Sr. Sergio me pregunto ¿ que te parece? Yo, sin vergüenza alguna le respondí: BUENISIMO.

Y sin pensarlo mas me pare, lleve a Don Sergio al sillón, lo senté, me hinque frente a el, le abrí las piernas, tome su pitote entre mis manos y comencé a mamárselo, mmmmmmmmmmm, por fin pude sacar toda mi lujuria, estaba grandísimo, apenas cabía en mi boquita, era mas ancho que mis brazos, se lo mame de arriba abajo, poco a poco sentía como se iba parando totalmente, se estaba poniendo durísimo, empecé a masturbarlo con mis manos mientras se lo mamaba, era tan largo que le podía hacer las dos cosas ala mismo tiempo, estaba sabrosísimo, con razón mi Mamá se lo chupaba tan desesperada.

Don Sergio, me pidió que me pusiera de pie, entonces me desabotono mí blusa, mientras yo lo ayudaba a quitármela, el saco mis bubies del sostén y comenzó a chupármelas, me decía que tenia las mejores tetas, eso hizo que me sintiera muy bien, porque mis bubies no son muy grandes, me las succionaba durísimo, me dolía y mas cuando me las mordía, que rico me las chupa Don Sergio, le decía yo, pero ya no podía aguantar mas, así que le dije: déjeme mamarle su pitote Don Sergio, por favor, así que el se acomodo otra vez, abrió sus piernas y se la mame de nuevo por varios minutos mas.

Entonces me volvió a pedir que me pusiera de pie, así que lo hice, metió su cabeza debajo de mi falda, tomo mis panties con sus manos y las rompió, eso hizo que me calentara mas todavía, tomo una de mis piernas la subió al sillón y comenzó a chuparme mi vaginita, totalmente rasuradita, mmmmmmmmmmm, me la chupaba riquísimo, me estimulaba el clítoris con su lengua tan rico, que me hizo venirme unas 4 veces, de pronto me tomo de la cintura y me volteo, me empezó a chupar todas mis pompis y a mordérmelas también, en eso, sentí que su lenguota trataba de alcanzar mi colita, y como no llegaba muy bien, así parada abrí mis piernas, lo mas que pude y sentí como sus manos abrían mis pompis y su lengua por fin llegaba a mi anito, era una sensación riquísima, muy diferente que con mi novio, jamás me había sentido tan excitada, por fin estaba con un hombre de verdad.

Me voltee y me agache, el se paro totalmente y yo comencé a mamarle su pitote otra vez, esta vez si le chupe los huevos, mi excitación era tan grande, que me sabían riquísimos, lo masturbe y se la mame por unos minutos, hasta que ya no aguante mas, le dije: métamelo ya Don Sergio, ya no aguanto, ya lo quiero sentir dentro de mi, y el me dijo claro nena, con muchísimo gusto.

Me acosté en mi cama, le abrí las piernas, y el se me encimo, sentía toda su panzota sobre mi, después coloco su pitote junto a mi vaginita y comenzó a empujar, poco a poco, y muy lentamente sentía su vergota dentro de mi, comencé a sentir placer y dolor al mismo tiempo, que dolor tan riquísimo el que me causaba el rico pitote que me estaban metiendo, pronto el dolor se hizo tan fuerte que hasta solté un gran grito, Don Sergio me pregunto: ¿ya la sentiste toda Moni? Le dije: Si, hasta adentro, siento que me parte en dos.


Entonces comenzó a bombearme, lentamente, poco a poco iba subiendo el ritmo, hasta que empecé a sentir rico, oooohh!! Riquisimo le dije, y me pregunto: ¿ahí sientes rico?, le dije que muy rico, entonces sin sacarme su vergota, se apoyo en sus rodillas y se echo para atrás, y fue cuando todo lo bueno comenzó, empezó a bombearme con el mismo ritmo, y poco a poco fue subiéndolo, hasta que comencé a gritar, aaaaaaaaaahh aaaaaaaaaaahhh, aaaaaaaaaaaaahhh, y cada vez me bombeaba mas rápido, hasta que por primera vez en mi vida, tuve un orgasmo, que me duro como 1 min. gritaba como loca, y el siguió cogiéndome hasta que se me bajo.

Me pidió que me pusiera como perrito, y me empezó a montar desde arriba, me dijo que esa era su pose fuerte, y lo comprobé, sentía que su pitote me estaba destrozando mi vaginita y lo sentía mas adentro que estando acostada, el comenzó a cogerme durísimo otra vez, asta que alcancé el siguiente orgasmo, sin mencionar los gritos de loca que me hacia dar, luego me saque su pitote y me di la vuelta para chupárselo un rato mas, me recosté en la cama justo debajo de el y comencé a mimárselo por unos minutos mas.

Don Sergio se acostó en mis almohadas con su vergota totalmente parada, que sin decirme nada, me pare en la cama, camine hasta estar arriba de el, abrí mis piernas y empecé a bajar, hasta que me metí su penezote, y comencé a mecerme pero era muy doloroso, así que mejor me puse a dar brinquitos por un buen rato, luego me dijo que me volteara y sin sacarme su pene, me di la media vuelta, me tomo por los pechos y comenzó a bombearme sin que yo me moviera, me decía que casi me cabía toda, y lo podía sentir, y así me estuvo cogiendo unos 10 minutos mientras me besaba y me chupaba mis tetitas, luego empezó a gemir y me dijo que ya se iba a venir, entonces me pare y me puse enfrente de el, tome ese rico pitote y comencé a masturbarlo y a chuparlo, quería ver sus espermas, quería sacárselos, sentirlos, olerlos, lamerlos, quería verlos brotar de lo rico que sentía el pitote de Don Sergio al estar dentro de mi, al estar haciendo me el amor tan rico.

Y justo cuando le estaba mamando los huevos, Don Sergio soltó un grito y bruuuumm, que salen disparados sus espermas, tome con mis dos manos su pitote y lo seguí masturbando hasta que le saque hasta la última gota, para después lamerlos, mmmmmmmmmm que rico.

Después nos vestimos y Don Sergio se fue, desde ese tiempo para acá, he visto a Don Sergio 4 veces mas, pero solo me ha cogido 2 veces, que después les voy a contar.





Esa fue la mejor experiencia que he tenido, una nena de 16 y un Señor de 55 "que chido" ¿no? espero les haya gustado.

Mandenme sus opiniones a mi E-mail y si también la tienen grande, pues, ya veremos que pasa.

Adios

the_beholders_eyes@yahoo.com

Otros relatos eroticos Maduros

El dinero, lleva a una adolescente de 15 años a dar su cuerpo a dos viejos, que, como lobos hambrientos, lo disfrutarán sin miramientos.
Relato erótico enviado por Anonymous el 20 de July de 2005 a las 19:32:16 - Relato porno leído 196318 veces

desvirgada por un anciano

Categoria: Maduros
El anciano trató de resitirse a la seducción de una chiquilla de 15 años, cayendo finalmente en la tentación y haciéndole conocer el sexo.
Relato erótico enviado por paula el 02 de January de 2006 a las 12:15:31 - Relato porno leído 192562 veces

follando con mi portero

Categoria: Maduros
Una quinceañera caliente, logra lo que tanto ansía: descubrir que el sexo va mas allá de meterse tímidamente un dedito. Su portero le dará una dulce lección.
Relato erótico enviado por euterpe el 11 de October de 2004 a las 10:03:00 - Relato porno leído 143023 veces

el papa de mi mejor amiga

Categoria: Maduros
Me fui de vacaciones con una amiga y su papa termino cogiendome hasta por el culito.
Relato erótico enviado por verito el 16 de July de 2006 a las 19:13:40 - Relato porno leído 105585 veces
Esta historia ocurrió en Arequipa y es totalmente cierta. Mi sobrina era tímida pero terminó gustándole el sexo.
Relato erótico enviado por blackcat el 21 de January de 2005 a las 16:37:46 - Relato porno leído 103371 veces

Publica en tu muro de Facebook si te ha gustado el relato 'La mas grande expericencia'
Si te ha gustado La mas grande expericencia vótalo y deja tus comentarios ya que esto anima a los escritores a seguir publicando sus obras.

Por eso dedica 30 segundos a valorar La mas grande expericencia. beholders te lo agradecerá.


Comentarios enviados para este relato
Este relato no tiene comentarios

Registrate y se el primero en realizar un comentario sobre el relato La mas grande expericencia.
Vota el relato el relato "La mas grande expericencia" o agrégalo a tus favoritos
Votos del Relato

Puntuación Promedio: 4
votos: 2

No puedes votar porque no estás registrado