Categorias

Relatos Eróticos

Lo más buscado

Ultimas fotos

Photo
Enviada por sinaloa
Photo
Enviada por comando bigos
Photo
Enviada por comando bigos


Estas en: Relatos Eroticos => Relatos Zoofilia => Las monjas de San Antonio
 

Las monjas de San Antonio

Relato enviado por : Anonymous el 08/06/2004. Lecturas: 30101

etiquetas relato Las monjas de San Antonio .
Descargar en pdf Descarga el relato en pdf

Resumen
Las monjas descubren la zoofilia.


Relato
Las monjas de San Antonio

Este es una fantasía que me gustaría cumplir, me gustaría disfrazarme de monja y junto con Carlos disfrazado de sacerdote hacerla realidad

Esta historia, producto de mi mente, comienza una mañana de verano en El convento de San Antonio, las monjitas Sor María y Sor Teresa colaboraban con la limpieza del convento al llegar cerca de la habitación de la madre superiora un murmullo llamó su atención, se acercaron en silencio y contemplaron algo que las dejo perplejas, la madre superiora se encontraba de rodillas con el habito arremangado hasta la cintura siendo penetrada analmente por el peón del establo , un joven de unos 25 años, la madre superiora una mujer de 55 años , de contextura robusta, contestaba con fuertes empellones los embates del joven, sus nalgas rollizas, se movían al compás de un ritmo frenético, mientras jadeaba y balbuceaba palabras obscenas, inimaginables en la boca de una religiosa.

Sor María, se frotaba la vagina por sobre el habito y sor Teresa, más audaz, pegaba sus pechos a la espalda de Sor María, la lengua de Sor Teresa, recorría el cuello de Sor María, que miraba absorta el momento en que el peón del establo se descargaba en el ano de la madre superiora, por miedo a ser descubiertas, se alejaban del lugar en busca de un lugar mas alejado, para saciar sus instintos sexuales, en vista que el peón estaba tan ocupado, el establo seria el mejor lugar.

Se recostaron en el heno y comenzaron a besarse apasionadamente, las manos de sor María se abrían paso en la vagina de Sor Teresa, cuando un rebuzno, llamo su atención, y contemplaron a un burro, pastando tranquilamente, una idea libidinosa pasó por la mente de las religiosas

Se hacercaron al burro y comenzaron a acariciarlo, su largo miembro, comezo a alargarse, y sor María no resistió la tentación de tenerlo en su boca.

Chupo y chupo hasta que una fuerte descarga inundo su boca, sor Teresa, la beso en la boca y su lengua saboreo su saliva mezclada con el semen del burro.

Sor Teresa se saco sus hábitos y abrió su vagina, para que el burro la hiciera su hembra

El miembro del animal la penetró profundamente arrancándole un grito de dolor, el burro empezó a bombear y la monja empezó a gozar y a gritar como poseída, hasta que chorros de semen brotaban de su vagina.

Sor María esperaba su turno, para gozar y lo hizo hasta el borde de la locura, habían descubierto la zoofilia y nunca la abandonarían.

Se despidieron con un beso de lengua de su amante animal y salieron sonrientes en busca de la luz del sol.
Las monjas de San Antonio Parte 2

Luego que las libidinosas monjas hubieran disfrutado del pene del burro, sus apetitos sexuales se acrecentaron, por las noches, se sucedían las escenas de lesbianismo y zoofilia, cierto día unos monjes, que marchaban en peregrinación, pidieron asilo en el convento y las monjitas, se propusieron terminar con la castidad de esos monjes.

Tres de los monjes, uno de ellos de raza negra se encontraban en la sacristía orando, escucharon ruidos extraños y se acercaron sigilosamente y vieron como las dos monjitas en un rincón se besaban apasionadamente, los monjes lejos de ruborizarse por la situación, se acercaron a las monjas y de entre sus hábitos asomaron sus poderosos penes, Sor María, tomo entre sus labios ese maravilloso y grueso pene de color negro y lo introdujo en su boca, sor Teresa hizo lo propio con el pene del segundo sacerdote, mientras que el tercer sacerdote hundía su cabeza entre el habito de Sor Teresa, en busca de su vagina a la que lamió y lamió en señal de sumisión hasta arrancarle un estrepitoso orgasmo

Sor María fue penetrada analmente por el poderoso pene del negro que la follaba despiadadamente.

Los otros monjes penetraron doblemente arrancándole espasmos de placer.

Cuando los monjes se hubieron vaciado en el interior de las monjas uno de ellos, fue al corral en busca de un macho cabrío, animal que muchas culturas asocian con la encarnación del diablo en las misas negras, las monjas miraron al animal con la fantasía de ser penetradas por el mismo demonio, en ese momento hubieran entregado su alma por el goce tan prohibido, las monjas fueron penetradas analmente por tal imponente animal, recibieron su semen en su interior y lo bebieron en señal de pecado, los monjes que no podían mas de la excitación eyacularon sobre los rostros angelicales de las lascivas monjas.

Días después los monjes prosiguieron su camino y las adorables monjas habían sumado un animal mas a su vida zoofilica y la firme convicción que por sus vaginas pasarían todos los machos, de todas las especies.

Otros relatos eroticos Zoofilia

A los 11 años fuí iniciado en un viaje a Alemania.
Relato erótico enviado por Anonymous el 09 de July de 2004 a las 00:29:55 - Relato porno leído 84259 veces

desvirgada por mi perro

Categoria: Zoofilia
el perro de mi casa me desvirgo
Relato erótico enviado por Anonymous el 06 de December de 2009 a las 15:49:52 - Relato porno leído 70773 veces
hola amigos lectores de este espacio virtual mi historia trata de una vez que tube una aventura casi pecaminosa para mi, con mi perro este espacio me parece un lugar ideal y recomfortante para desaogarme o simplenemte contarlo imvito a que ustedes tambien hagan lo mismo lo comprobaran.
Relato erótico enviado por maryorit el 06 de February de 2006 a las 10:42:04 - Relato porno leído 53961 veces

me desvirgo un cochino

Categoria: Zoofilia
Yo inmovilizada mientas el cochino se acercó con su verga erecta y como tenia falda y a pesar calzones rotos no se le dificulto y de inmediato me metió su verga en mi vaginita y como ya se imaginaran el tamaño de su verga, sentí que me partieron mi vagina con todo y mis piernas.
Relato erótico enviado por Anonymous el 15 de June de 2009 a las 01:10:29 - Relato porno leído 53107 veces
me vilo el perro de mi novio
Relato erótico enviado por Anonymous el 09 de April de 2007 a las 18:39:41 - Relato porno leído 48988 veces

Publica en tu muro de Facebook si te ha gustado el relato 'Las monjas de San Antonio'
Si te ha gustado Las monjas de San Antonio vótalo y deja tus comentarios ya que esto anima a los escritores a seguir publicando sus obras.

Por eso dedica 30 segundos a valorar Las monjas de San Antonio. Anonymous te lo agradecerá.


Comentarios enviados para este relato
Dymont (6 de May de 2009 a las 16:48) dice: la verdad que cortos pero ambos muy buenos y son espontaneos es decir que me gusto tu relato y espero que se te cumpla tu fantasia :)

Anonimo (16 de March de 2009 a las 17:27) dice: me lo podria remitir a mi correo y los demas que tenga ferrary.kom@gmail.com destroyer.kom@gmail.com


Registrate y se el primero en realizar un comentario sobre el relato Las monjas de San Antonio.
Vota el relato el relato "Las monjas de San Antonio" o agrégalo a tus favoritos
Votos del Relato

Puntuación Promedio: 2.875
votos: 8

No puedes votar porque no estás registrado