Categorias

Relatos Eróticos

Lo más buscado

Ultimas fotos

Photo
Enviada por Schianna
Photo
Enviada por dxdiad
Photo
Enviada por Cojenenitas32


Estas en: Relatos Eroticos => Relatos No consentido => LOS ACREEDORES DE MI HIJO
 

LOS ACREEDORES DE MI HIJO

Relato enviado por : Anonymous el 14/01/2011. Lecturas: 8160

etiquetas relato LOS ACREEDORES DE MI HIJO   No consentido   Deudas   Anal .
Descargar en pdf Descarga el relato en pdf

Resumen
Fui asaltada por unos dominicanos que buscaban a mi hijo por un asunto de dinero, al no cobrarse con mi hijo decidieron hacerlo conmigo.

Relato
Mi nombre es rocio y escribo esta historia aquí pq aun hoy, 1 año después de lo que voy a relatarles no he sido capaz de superarlo ni de contárselo a nadie, tengo 33 años y soy lo que podríamos considerar una mujer normal y corriente, soy morena, tengo una media melena que me llega por los hombros y que yo me suelo recoger en una coleta, 2 pechos que a mi edad ya se han dejado vencer en parte por la gravedad aunque aun mantienen algo del esplendor de mi juventud, no soy delgada pero tampoco gorda, algo entradita en carnes pero lo normal para una mujer de mi edad, mido 1.55 y peso 65 kilos.
Vivo en un barrio obrero de Barcelona, casi a las afueras de la ciudad, uno de esos barrios que en los últimos años se han visto inundados por inmigrantes de todo tipo, rumanos, ecuatorianos, marroquíes y en los últimos meses dominicanos, unos que parecen salidos de una película de bandas callejeras con sus ropas anchas y sus gorras ladeadas, vivo sola con mi hijo Jaime de 17 años, el cabron de mi marido nos dejo tirados hace ya mas de 15 años, cuando Jaime era solo un crío, se lió con una cubana 20 años menor que el y se largo de la ciudad sin decirnos nada, durante unos meses recibí algún dinero suyo para cuidar a mi hijo pero pronto se olvido de los 2 y dejo de mandar dinero, hace muchos años que no tengo noticias de ese cabron.
Mi hijo Jaime es algo gamberro, supongo que lo normal para su edad es ser proteston y rebelde pero creo que la falta de una figura paterna a echo que mi hijo sea un chulo de barrio, sin ningún interés en estudiar ni en trabajar, cada mes recibo alguna llamada del director del instituto de mi hijo pq se ha metido en alguna pelea o a faltado repetidamente a clase, su único interés es andar todo el día en la calle con sus amigotes gastando dinero, yo tengo una pequeña peluquería, era de mi madre y desde joven yo trabajaba con ella, cuando se jubilo hacia 15 años me quede como dueña y encargada, es una peluquería de barrio que no deja grandes beneficios pero al menos nos permite sobrevivir a mi hijo Jaime y a mi.
Yo le daba a mi hijo lo que podía, que no eran mas que unos 20 euros semanales para sus cosas, por eso me extrañaba que andará siempre con ropa nueva, de marcas de esas que llevan los chavales de hoy en día, lo que creo que llaman bakalas, un jueves por la noche mi hijo Jaime apareció en casa con el casco de una moto, cuando le pregunte que para que quería un casco me dijo con sorna
"Coño mama, pues para la moto"
Me asome a la ventana y pude ver una scooter nuevecita aparcada en la puerta de casa, mi hijo me la había pedido por su cumpleaños hacia 8 meses pero me fue imposible comprársela, costaba 2500 euros y como ya he dicho el dinero que nos daba la peluquería no daba para lujos, cuando le pregunte que como había conseguido el dinero para aquella moto me dijo que haciendo trabajillos de aquí para alla, que no me rayara y que le dejara tranquilo, después se encerró en su habitación y me dejo parada en el medio del salón con un palmo de narices y bastante preocupada pues sabia que no había manera de que mi hijo hubiera sacado el dinero para esa moto trabajando, al menos trabajando "legalmente".
En los días siguientes intente sonsacarle a mi hijo como había conseguido aquella moto pero el siempre me decía que trabajando, pasaron 2 semanas y yo casi había olvidado el tema de la moto cuando estaba trabajando en la peluquería peinando a una vecina y entraron en la peluquería 2 jóvenes con muy malas pintas, eran de esos dominicanos que habían llegado al barrio en los últimos meses.
Los 2 vestían con ropas anchas y gorras de medio lado, uno de ellos tenia varios medallones de oro bastante gordos y el otro tenia varios sellos de oro en las manos, no debían tener mas de 18 años aunque eran bastante distintos, uno era bastante mas alto que yo, debía medir 1.90 y estaba bastante fuerte, el otro era algo mas bajito que yo y también estaba algo gordito, llevaba una camiseta de baloncesto que le daba un aire bastante ridículo puesto que casi le llegaba por las rodillas.
Nada más entrar se dirigieron a mí bastante amablemente para mi sorpresa
"Buenas tardes señora, es usted la madre de Jaime ¿verdad?"
"Si, asi es" conteste yo
"Le estábamos buscando por unos asuntos nuestros, si es tan amable de decirnos donde encontrarle"
"No tengo ni idea de donde andará" respondí yo
" Vera señora, su hijo nos debe dinero, le conseguimos una moto por 1500 euros y el solo nos ha pagado 300"
En ese instante me di cuenta de cómo había conseguido mi hijo la moto, había engañado a aquellos dominicanos que le habían prometido la moto 1000 euros mas barata que en la tienda y supongo que al no encontrarle habían decidido venir a buscarme a mi.
"Señora, si su hijo no nos da los 1200 euros que faltan no los tendrá que dar usted" dijo el mas fuerte de los 2 al mismo tiempo que el gordito abría la caja registradora.
Entre en un estado de rabia que me impulso a gritarles
"LARGAOS DE AQUÍ MALEANTES, NOSE DE QUE ME ESTAIS HABLANDO, LARGAOS DE AQUÍ O LLAMO A LA POLICIA"
Los 2 dominicanos se asustaron por mi reacción y se largaron de la peluquería mientras el gordito me decía
"No crea que esto se va a quedar asi blanquita de los cojones"
Nada mas salir aquellos 2 jóvenes cerré la puerta de la peluquería"
"Hay que ver vaya 2 desgraciados rocio, serán sinvergüenzas, este es un barrio trabajador y en los últimos años no a echo mas que llenarse de escoria" me dijo la vecina a la que estaba peinando.
Yo me encontraba demasiado nerviosa y termine de peinar a la vecina como pude, solo tenia ganas de cerrar e irme a casa, la verdad es que no me consideraba racista pero la llegada masiva de inmigrantes en los últimos años me había echo experimentar cierto recelo y desconfianza hacia ellos, la visita de aquellos 2 chicos me había echo experimentar odio y asco, pensaba erróneamente que seguramente habían sido ellos los que habían engañado a mi pobre hijo y que lo único que pretendían era cobrar 2 veces la moto, aunque en mi foro interno sabia perfectamente que mi hijo no podía haberles pagado la moto pq si había juntado 300 euros habría sido de ahorrar la paga de varios meses sin gastar ni un solo céntimo.
Dieron las 21:00 de la noche, aunque era septiembre ya estaba bastante oscuro, cerré la peluquería y antes de echar el cierre pude ver reflejado en la cristalera como los 2 jóvenes se abalanzaban sobre mi por la espalda y me empujaban dentro de la peluquería, detrás de ellos entro un hombre mucho mayor, de mi edad o algo mas, era tan alto como uno de los chicos y estaba bastante fuerte asi que supuse que seria el padre del chico mas alto.
"Dejarme desgraciados, hijos de puta os vais a meter en un buen lió" les dije yo
Nada mas pasar dentro el hombre mayor echo el pestillo por dentro.
"Tranquilícese señora, nosotros solo venimos a por lo que es nuestro, su hijo me debe 1200 euros, el muy cabron debió pensar que podía reírse de mi, pero me temo que no puedo consentirlo" dijo el mayor de ellos.
Yo estaba muy asustada, les dije que no sabia nada de lo que me estaban contando, que yo no sabia donde estaba mi hijo ni nada sobre una moto, el chico mas alto me sujetaba desde atrás y el mayor de ellos le hizo un gesto al gordito.
El gordito se acerco a la caja registradora y la abrió, vio que estaba vacía asi que se acerco a mi y me quito el bolso de un tirón mientras sonreía, la sonrisa se le borro de la cara cuando al abrir la cartera que encontró dentro de mi bolso vio que solo tenia 35 euros.
Cuando el que me tenia sujeta vio los 35 euros y le dijo al hombre
"Menuda mierda que lleva esta tía encima papa, con eso no nos limpiamos ni el culo"
Al parecer yo tenia razón y aquel hombre era el padre de aquel chico y además debía estar al corriente en los chanchullos de su hijo, si es que acaso no era el quien lo organizaba todo.
" Señora, dígame que hay mas dinero aquí" dijo el padre del chico
"No hay nada mas cabrones, yo soy solo una mujer honrada y trabajadora, que coño creéis que esto, solo es una peluquería de barrio, hoy solo he tenido un par de clientas"
"Señora, es usted muy mal hablada, al final tendremos que lavarla esa boca con agua y jabón"
"Señor Julio, ya que esta blanquita no tiene dinero podemos divertirnos con ella, asi no habremos venido hasta aquí para nada" dijo el gordo dirigiéndose al padre del chico que me agarraba por detrás, lo dijo de una forma que se me helo la sangre.
"No es mala idea, esta blanquita es muy borde y creo que necesita aprender educación, las españolas van de señoronas pero luego son unas desagradables y maleducadas racistas, enseñémosle a esta blanquita lo que es el calor latino" dijo el padre del chico que me sujetaba mientras este me levantaba en brazos y me llevaba a la trastienda.
Al entrar en la trastienda el gordito dio la luz, allí solo tenia artículos de limpieza y productos de la peluquería asi como una radio y un sofá viejo que utilizaba para descansar cuando no había nadie en la peluquería.
Nada mas entrar en la trastienda el gordo se abalanzo sobre mi, me arranco la camiseta que llevaba mientras el otro me agarraba por detrás y trato de bajarme los pantalones, yo me resistía y gritaba hasta que el gordito saco una navaja y me dio un bofetón.
"Putita blanca, o te callas o no sales con vida de aquí"
"Por favor, os lo suplico, no me hagáis daño, conseguiré los 1200 euros, os daré el dinero que os debe mi hijo pero no me hagáis daño por favor"
El gordo y el fuerte se quedaron mirando al mayor, que era claramente el líder, le miraban como esperando una respuesta.
"Vaya, vaya, ya no somos unos cabrones, ni unos desgraciados ¿verdad?, ahora esta dispuesta a pagarnos amablemente ¿verdad?"
"Si, no se preocupen, yo les daré todo el dinero, déme unos días y conseguiré el dinero por favor" dije yo.
"Jajaja esa era la respuesta correcta hace 10 minutos, asi todo habría quedado en nada, le habría dado el tiempo necesario para conseguir mi dinero pero usted se puso chula, nos insulto y amenazo y ahora debe aprender la lección"
El gordo sonrió al saber que su jefe le estaba dando permiso para hacer conmigo lo que quisiera, el que me agarraba por la espalda me empujo contra el gordo que me abrazo con fuerza mientras intentaba meterme la lengua en la boca, mientras por detrás el otro chico me bajo los pantalones hasta los tobillos, me levanto y los lanzo con el pie hacia una esquina.
En la posición en la que estaba, al gordo no le fue difícil desabrochar mi sujetador y tirarlo al suelo, luego el joven musculado me agarro desde atrás y me puso frente a el, con mis tetas expuestas ante sus ojos.
Comencé a golpearle pero mis golpes no eran nada contra su cuerpo duro, joven y musculoso, mi rostro estaba ya surcado de lágrimas, mientras el chico trataba de chuparme las tetas, el gordito ahora trataba de quitarme las bragas desde atrás.
Yo cerraba mis piernas para evitar que me bajara las bragas y a duras penas lo consegui, el padre del chico alto les mando parar y que sentaran en el sofá, asi lo hicieron y ellos 2 se sentaron cada uno a un lado mió, flanqueándome.
Yo no paraba de llorar, suplicar y gimotear pero era inútil, esas bestias solo tenían una cosa en mente, follarme.
"Buenas tetas tiene esta blanca", dijo el jefe.
"Siiii: muy buenas tetas", agregó el gordito, mientras agarraba mi teta derecha y la magreaba a placer.
"Por favor, les supliqué, por favor déjenme ir"
No dijeron nada, el mas fuerte me tiro del pelo y me echo hacia atrás en el sillón aprovechando para lanzar su boca hacia me teta izquierda.
Yo lloraba mientras el gordo magreaba una de mis tetas, el fuerte chupaba la otra y el jefe lo miraba todo desde el fondo de la trastienda con una sonrisa en sus labios.
En esa posición el jefe se acerco, se agacho sobre mi y sin miramientos, me arrancó de un zarpazo mis bragas, dejándome desnuda ante ellos, grité con todas mis fuerzas mientras el gordo y el otro me manoseaban a su antojo, mi coño bastante poblado se mostró ante ellos, lo que provoco la risa del gordito.
"La blanquita parece que tiene una selva por la que hace mucho tiempo que nadie explora" jajaja
En efecto desde que mi esposo nos había abandonado yo no había mantenido relaciones con ningún hombre por lo tanto no cuidaba mucho mis partes bajas aunque si que procuraba mantenerlas recortadas.
Casi al instante los 2 chicos comenzaron a pugnar por abrirme de piernas, desesperados por exponer mi coño a los ojos de su jefe
"Por favor, por favor, nos hagáis daño, suplicaba yo, entre lágrimas".
"Mira, bonita, estamos muy, pero que, muy cabreados contigo y con tu hijo asi que cállate de una puta vez", dijo el gordo
En esto que comenzaron a tocarme por el culo, las tetas y el coño, yo me resistía apartándoles las manos como podía.
De pronto comprendí lo que iba a pasar, no tenia remedio y estaba en sus manos, mi única esperanza era que pasara alguien por allí y me ayudara, pero la luz de la peluquería estaba apagada, la de la trastienda no se veía desde el exterior y nadie se extrañaría de que la peluquería estuviera cerrada al menos hasta las 10:00 del día siguiente.
"Señora, tu turno, ponte de rodillas que vas a empezar a trabajar" les dijo el jefe a los 2 chicos que dejaron al instante de magrearme.
Me negué en rotundo, les dije que por favor no lo hicieran, que no los denunciaríamos y cosas así, en un nuevo y desesperado intento de convencerlos.
"Pues si no nos las quieres chupar, creo que me voy a divertir cortándote el cuello" dijo el gordo" al tiempo que volvía a acercarme la navaja al cuello
Pude ver en su mirada que era perfectamente capaz de matarme allí mismo asi que me puse de rodillas, el gordo se colocó junto a mi cara, se bajó los pantalones y calzoncillos y una pequeña polla en estado de flacidez, apareció ante mi.
Me la pegó a los labios y cerrando los ojos y con el mayor asco del mundo abrí la boca. Me la metió hasta que su pelo púbico chocó con mi nariz y aunque yo no hacia por mamársela, noté como crecía en mi boca.
"Chupa, chupa, so puta", me dijo.
Chupé un poco, sentía mucho asco, no sabia bien, y cuando se le puso totalmente dura comenzó a follarme por la boca, me la metía hasta el fondo y la sacaba, lo que a mi me empezaron venir arcadas y tuve que sacármela de la boca y apartarme, jamás se la había chupado a nadie, en mis tiempos eso no lo hacia una mujer decente y nunca lo lleve a cabo con mi esposo.
Los tres se reían a carcajadas y me hacían burla.
"Jejeje, parece que la blanquita no sabe comerse una polla, habrá que enseñarla verdad jefe" dijo el gordo dirigiéndose al padre del chico alto y cogiéndome del pelo me la volvió a meter en la boca.
El gordo me enseño la navaja cuando nuevamente me la metió en la boca, comprendí al instante asi que comencé a chupar sin que me lo tuviesen que repetir. El otro chaval se me acercó y comenzó a sobarme las tetas, el culo y a pasarme los dedos por la raja.
No tarde en sentir un chorrito caliente de semen salir de la punta, anunciando la inminente corrida del gordo, que chocaba contra el cielo de mi boca, me la saque de la boca los más rápido que pude, echándome hacia atrás, cerré la boca y apreté los labios para que no volviese a entrar. El gordo se dio cuenta y me pegó la polla a la boca, asi que se corrió en mi cara, pude ver como salían borbotones de espesa y caliente leche de su polla, que tras estrellarse contra mis labios, iban resbalando por mi barbilla y cayendo sobre mis tetas. Cuando terminó de correrse me limpié la cara con el dorso de la mano, sacudiendo este, en un intento de que mi mano quedara limpia de semen, bajé la vista y ví mi teta derecha cubierta de gotas de blanco y espeso semen, y aunque tuve el instinto de limpiarme, me dí por vencida y los deje correr por entre mis tetas.
"Menuda puta estas echa, no te lo has querido tragar hija de perra" me dijo el gordo
El otro chico había aprovechado el tiempo mientras se la chupaba a su amigo para desnudarse y sentarse en el sofá, a diferencia de su amigo el gordo, este chico tenia una polla en consonancia a su tamaño, la tenia tiesa como el mástil de una bandera y apuntando hacia el techo, su polla debía medir al menos 20 cm. y si bien yo solo había conocido la herramienta de mi esposo, este chico la tenia bastante mas grande.
"Ven aquí gatita, mira lo que tengo para ti" me dijo al mismo tiempo que se golpeaba los muslos sentado en el sofá como si estuviera llamando a una perra para recibir su tazón de leche.
Yo no me moví del sitio y le suplique al jefe que me dejara en paz, que ya había sido suficiente, el se rió, se acerco a mi y me ordeno ponerme a 4 patas, su mirada me dejo claro que seria mejor que obedeciera, en cuanto lo hice me dio una patada en el culo y me grito.
"DEJA DE LLORIQUEAR Y METETE LA POLLA DE MI HIJO EN LA BOCA DE UNA PUTA VEZ"
Lloriqueando mas por la humillación de todo aquello que por el dolor de la patada que me había dado me acerque gateando hasta el muchacho fuerte, me agarro de mi coleta y me puso la cara pegada contra sus pelotas.
"Lámeme las bolas puta"
Yo comencé a chupar sus cojones, estaban sudados y a diferencia de su amigo el gordo, este iba todo depilado y sus pelotas eran lisas como las de un niño, mientras me seguía teniendo agarrada de la coleta fue levantando mi cabeza para que fuera lamiendo su polla desde las pelotas hasta la punta, cuando llegue hasta arriba de aquella polla negra de 20 centímetros me dijo.
"Ahora toda para dentro blanquita, quiero ver mi polla negra entrando en esa boquita blanca y quiero que me mires a los ojos"
Me metí la polla de aquel chico en la boca, era tan larga no podía albergar mucho trozo en la boca, pero el movimiento de mi lengua debía de ser eficaz, porque el chico empezó a jadear de placer.
"Hasta dentro cerda, hasta dentro"
Me empujaba la cabeza contra su polla provocándome arcadas al notar el roce de su capullo contra mi campanilla, a pesar del tamaño de su polla sus embestidas hacían que prácticamente toda su polla entrara en mi boca.
"Papa, esta no es mala manera de recibir los pagos ¿verdad?" le dijo aquel chico a su padre mientras apoyando su mano en mi cabeza guiaba a su polla que entraba una y otra vez en mi boca.
Su padre desde detrás mía reía el comentario de su hijo.
"además tiene un culote bastante duro para su edad hijo y por como sube y baja su cabeza creo que es toda una garganta profunda, jajaja"
Su padre no había terminado de hablar cuando aquel chico agarro mi cabeza con sus 2 manos y me sujeto con fuerza con la polla metida en la boca, yo no podía sacármela y en ese mismo instante casi vomito al sentir su leche espesa que inundaba mi garganta, hasta casi sentir que saldría por mi nariz, no tuve mas remedio que tragarme su corrida.
"Eso es zorra, eso es, traga, traga como la zorra que eres"
Caí rendida mientras el chico descansaba con su polla ya fláccida sobre su muslo derecho, luego me da una patadita y me dice
"No te duermas puta que mi padre te esta esperando", en efecto el mayor de todos ya se ha desnudado, es tan alto como su hijo, con algo de barriga y muy peludo, tiene mucho vello pubico pero aun asi puedo ver perfectamente su dura polla que me apunta directamente, casi tan grande como la de su hijo y algo mas gruesa.
Ya se lo que quiere, asi que nuevamente me acerco hasta el y me quedo arrodillada ante su polla
"Vamos, trágatela toda"
Yo no me muevo hasta que me pellizca con fuerza una de las tetas
"Venga coño, trágatela veras que rica esta"
No tengo opción, cierro los ojos y me dejo llevar le agarro la polla por la base con mis 2 manos y hago que mis labios resbalen por esa barra de acero. Juego con mi lengua en la punta , le chupo los huevos peludos, están calientes y llenos de leche. Lo masturbo con fuerza, deseando que descargue toda su leche de una vez y que todo eso termine de una vez.
Vuelvo a metérmela entera, hasta que mi nariz choca con su pubis y me quedo así unos segundos aspirando su olor a sudor. La voy sacando despacito, jugando con mi lengua por todo el tronco.
"Joder con la señora, parece que aprende rápido, jajaja"
Me saca la polla de la boca y me empuja hacia el suelo, quiere que me ponga a 4 patas y esta vez obedezco sin rechistar, se coloca de rodillas justo a mi espalda, enfrente tengo a su hijo y al gordo mirando con cara de placer, sus pollas están nuevamente duras y se están pajeando viendo el show que su padre y yo les estamos dando.
Supe que me iba a penetrar desde atrás, le suplique que no lo hiciera pero yo sabia que era inútil, me agarro de la coleta con una mano mientras con la otra bajaba por mi espalda y luego acariciaba mis nalgas, fue bajando, buscaba la entrada a mi coño, al encontrarla, de inmediato y de un solo golpe me la clavó hasta el fondo, hasta que sus cojones toparon contra mi culo.
De mi garganta surgió un grito de dolor, pues aquella polla había entrado en mi interior hasta la empuñadura, al mismo tiempo los 2 chicos gritaron y chocaron sus manos
"Dale papa, follate a esta puta de mierda, que se jodan ella y el hijo puta de su hijo"
Comenzó a moverse lentamente, iniciando un movimiento de dentro-fuera pero cada vez más rápido, con una mano tiraba de mi pelo y con otra me golpeaba en el culo.
"Mas rápido mi yegüita, mas rápido, veras como después de esta noche sales bien domada"
Sus manos iban de mis caderas a mis tetas, que me las apretaba y me las masajeaba, cuando me sujetaba de las caderas arremetía con tanta fuerza que mis tetas se balanceaban con fuerza de adelante a atrás para gusto de los 2 sátiros que disfrutaban del espectáculo sentados en el sofá.
"Aquel hombre comenzó a jadear, supe lo que se avecinaba, le rogué que no lo hiciera dentro, para mi sorpresa incluso le dije que podía correrse en mi boca pero aquel bastardo ignoro mis suplicas.
" Nada de eso señora, la voy a llenar de esperma bien calentito, con suerte tiene asi un hijo en condiciones y no un cabron como el que tiene ahora, ya viene señora, ya vieneeeee………"
Me dio un fuerte empujón y se quedó totalmente quieto, pude notar como mi coño se llenaba con una cascada de liquido caliente.
Continuó un poco moviéndose despacio dentro de mí, y yo oía el chapoteo que producía su polla al entrar y salir de mí inundada vagina.
Luego se salio de mi y se sentó en el suelo.
"Que pase el siguiente" dijo mirando al sofá donde esperaban su hijo y el gordo.
El gordo se lanzo como loco, se colocó entre mis piernas, busco con la cabeza de su polla mi vagina y me penetró, entraba y salía lentamente, al tiempo que me follaba me pasaba la lengua por la oreja, cuello y pechos.
El chico fuerte se levanto del sofá, le dijo al gordo que dejara que yo me pusiera a 4 patas, sabia que quería follarme como había echo su padre, el gordo obedeció al instante y el chico fuerte se situó detrás mía, comenzó a restregarme la polla desde atrás por toda la longitud de mi raja, y cuando lo creyó conveniente buscó el orificio de mi cueva y apretó con su polla hasta introducirme la punta, quedándose de esta manera.
Le dijo a su amigo que encendiera la radio que tenia en la trastienda y que buscara un poco de buena música, el gordo puso música de esa que escuchan los sudacas, regueton creo que se llama, luego se arrodillo nuevamente dejando su polla a escasos centímetros de mi cara.
"Chúpasela a mi colega", me dijo al oído el chico fuerte que tenia la punta de su polla metida en mi coño
Esta vez ni rechiste, me la metí en la boca, a pesar de ser pequeña sobre todo comparándola con las otras 2 la tenia dura como el acero, y comencé a pasarle la lengua arriba y abajo por toda su polla, casi al instante que me metía la polla de su amigo en la boca, el otro chico me enfundaba toda su polla por el coño, el chico, me metió la polla hasta el fondo.
"Venga chicos, enseñarle a esta blanca lo que es el ritmo latino"
Los 2 chicos entendieron a la perfección y comenzaron a follarme como animales al ritmo de la música que se escuchaba en la radio, a cada envite que me daba el de atrás, me tragaba la polla de su amigo hasta que sus cojones chocaban con mi barbilla.
Aquellas 2 pollas entraban y salían de mi sin parar, al ritmo de la música una y otra vez, primero una polla en la boca, luego otra en el coño, boca, coño, boca coño.
Le agarré la polla al de adelante con una mano para no continuar atragantándome, comenzando a masturbarlo y chuparla al ritmo de la follada, el de atrás dejo de follarme y apunto su polla hacia mi culo, yo me di cuenta de lo que pretendía y también su padre que se levanto del suelo y le dijo.
"Ni se te ocurra metérsela por el culo chaval"
"Joder papa, déjame encular a esta puta"
"Por supuesto que podrás follartela por su culo, pero después de que yo lo haya estrenado"
El padre se puso nuevamente detrás mía, yo le suplique que no me diera por el culo pero al igual que mis suplicas anteriores, esta tampoco tuvo efecto, además su hijo había ocupado el puesto del gordo, me dio un bofetón y me dijo.
"Tu cállate y sigue chupando" al tiempo que una nueva polla dura entraba en mi boca
Con resignación sentí como aquel hombre me sobaba el culo con una mano, y después casi me desmayé cuando noté, como todo el capullo se abría paso a empujones por mi culo virgen, de no haber tenido la boca llena de polla habría gritado de dolor, las lagrimas caían por mis mejillas pero eso no conmovió a ninguno de aquellos hijos de puta.
Fue empujando poco a poco, notaba como con cada centímetro de polla mi culo se iba rompiendo, poco a poco su polla iba desapareciendo en el interior de mi culo hasta que de repente el dolor paro.
"Eso es jefe, rómpale el culo a esta golfa, a entrado hasta el fondo" le animo el gordo
Luego las manos de el jefe se posaron en mis caderas y su polla comenzó a moverse dentro y fuera de mi culo, primero despacio, luego algo mas rápido, mi culo debía haberse acostumbrado a aquella polla y ya no sentía dolor, su polla entraba en mi culo una y otra vez como un ariete, padre e hijo me estaban follando como a una golfa cualquiera, luego intercambiaron puestos, el padre me follaba la boca y el hijo me daba por el culo, el gordo mientras se la meneaba hasta que el fuerte dejo libre mi culo para que la polla del gordo entrara en mi culo.
Fue un alivio puesto que el tamaño de su polla era mucho mejor para mi culo.
"Te gusta que te encule verdad hija puta, ¿a que te gusta que te de por el culo golfa?"
Las embestidas del gordo son cada vez mas fuerte y no para de azotarme con fuerza,
"Toma, zorra, esto es lo que te gusta, ¿verdad?, dime que si o juro que te dejo el culo en carne viva" me dice el muy hijo de puta
Con la intención de humillarme aun mas el padre me agarra de la coleta y me saca la polla de la boca
"Venga señora, contéstele"
No se que me ocurre pero pierdo el control, la situación me desborda, les odio, les detesto y quiero joderles, sobre todo al gordo que es el mas cerdo de todos, asi que le grito.
"Siii, dame fuerte gordo de mierda, eres un puto maricon, tu pollita es ridicula y no sabes hacer disfrutar a una mujer"
El padre y el hijo se ríen a carcajadas ante lo que acabo de decir pero el orgullo del gordo se resiente y me da nalgadas cada vez mas fuertes al mismo tiempo que empuja con mas y mas fuerza, oigo perfectamente sus cojones chocar contra mi culo con cada embestida con una fuerza tal como si pretendiera derribar un muro a base de pollazos.
Una de sus manos se introduce debajo de mi y comienza a meter sus dedos en mi coño.
"Vamos puta, dime que quieres que te rompa el culo, dime que estas gozando como una perra" me dice el gordo
" Jajaja me rió yo, con esa pollita tu no puedes romperle el culo a nadie maricon"
Nuevamente le hiero en su orgullo de macho latino y sus amigos se ríen nuevamente de el, el chico fuerte se desliza debajo de mi, nose lo que pretende pero no tardo en comprender.
"Ahora veras como mi hijo te la mete por el coño mientras seguimos follando tu culo y tu boca"
El padre saca su polla de mi boca, el gordo la saca del culo y como si lo tuvieran ensayado, las 3 pollas entran casi al tiempo por mis 3 agujeros, noto como las pollas de mi culo y mi coño casi se rozan, 3 pollas me están follando al mismo tiempo por todos mis agujeros, el gordo me encula mientras su amigo penetra una y otra vez mi coño y el padre de este folla literalmente mi boca pues mis manos están en el suelo y es el quien agarrando mi cabeza con sus manos me mete la polla en la boca.
Nose el tiempo que permanecen follando mis 3 agujeros pero se me hizo eterno, a un solo gesto del padre los 3 se salieron de mis agujeros y me dejaron allí a 4 patas, me puse de rodillas y vi como aquellos 3 cerdos habían echo una especie de corro a mi alrededor.
"Nos vamos a correr y quiero que te tragues toda nuestra corrida" me dice el padre
Estoy exhausta y ya no tengo el control, soy como un robot sin voluntad, con una de mis manos aprieto la polla del jefe y con la otra mano agarro los huevos de su hijo, los masturbo y los chupo al tiempo.
Los 3 apuntan sus pollas a mi cara y se masturban furiosamente, apenas tardan unos segundos en correrse sobre mi, varios chorros impactan en mi boca, me atraganto al tragar el semen y siento una arcada al notar como el esperma caliente de esos cerdos baja por mis entrañas, cierro la boca y el resto de chorros impactan contra mi cara, mis mejillas, mi pelo, mi frente, mis tetas, todo mi cuerpo acaba bañado de semen.
Luego los 3 cerdos se sientan en el sofá y me ordenan que limpie sus pollas de restos de semen pq sino mancharan los calzoncillos, esta vez sumisamente me acerco ante ellos y meto sus pollas fláccidas una y otra vez en mi boca hasta dejarlas relucientes.
Los 3 comienzan a vestirse mientras yo permanezco arrodillada en el suelo, llena de sudor y de semen, cuando terminan de vestirse me dan las gracias y me dicen que el pago de la moto ha quedado pagado, que debo estar satisfecha puesto que ha sido un polvo de 1200 euros y a mi edad nadie pagaría tanto dinero por echar un polvo conmigo, además me dicen que me han hecho un favor pues me habían limpiado las cañerías y habían quitado las telarañas a mi cueva.
Me amenazaron con matarme a mi y a mi hijo si decía algo de lo que había ocurrido y yo estaba segura de que cumplirían sus amenazas, salieron de la trastienda y se fueron pero unos segundos después escuche la voz del gordo.
"Tranquilo jefe es un minuto"
El gordo volvió a entrar en la trastienda, yo seguía tumbada en el suelo desnuda y pringosa
"Como tu nos has limpiado a nosotros es justo que yo te limpie a ti"
No le entendí pero se bajo la cremallera, saco su polla y el muy cabron comenzó a mearse sobre mi, me meo en los muslos, las tetas y trato de mearme en la cara que yo me tapaba con las manos como podía, luego se largo corriendo de la tienda.
Me limpie como pude y me puse la ropa que no había sido destrozada por aquellos hijos de puta, iba a irme a casa cuando escuche la puerta de la peluquería nuevamente, pensé que esos hijos de puta habían vuelto pero escuche la voz de mi hijo.
"¿mama?"
Al salir de la trastienda pude ver a mi hijo con el casco de la moto en la mano
"Joder mama, que cojones haces aquí, llevo 3 horas esperando en casa a que vengas y me hagas la cena"
Me acerque a el y le di un bofetón en la cara, se me quedo mirando asustado, jamás le había puesto la mano encima y le pillo de sorpresa, luego le quite el casco de la moto y las llaves de la moto y me fui de la peluquería.
Mi hijo salio y me grito
"MAMAAA QUE HACES CON MI MOTO"
Yo solo respondí
"La moto ahora es mía, yo si que me la he ganado"
comentarios a inbloom000@hotmail.com

Otros relatos eroticos No consentido

niña violada

Categoria: No consentido
Hecho real. Cuenta como un muchacho abusa de una niña.
Relato erótico enviado por necromancer_666 el 02 de August de 2005 a las 14:40:24 - Relato porno leído 81272 veces

viole ha mis dos hijas

Categoria: No consentido
-aproveche que mis hijas de 20 y 16 estaban mareadas para abusar de ellas
Relato erótico enviado por Anonymous el 12 de September de 2006 a las 09:38:02 - Relato porno leído 66116 veces

follando a mama borracha

Categoria: No consentido
Ya me había cogido a mí mamá años atrás, y ahora viéndola borracha me la cogí otra vez...
Relato erótico enviado por Anonymous el 04 de January de 2010 a las 01:05:30 - Relato porno leído 56839 veces

como viole a mi hermana

Categoria: No consentido
...Hermanito, ya no sigas. No sabes lo que haces”.-Me decía llorando Astrid.
Yo, cegado me dije a mí mismo que si ya había llegado hasta ahí, no podía irme sin meterle el polvo...
Relato erótico enviado por charly_bo el 11 de June de 2012 a las 00:00:02 - Relato porno leído 41814 veces

me violo el taxista

Categoria: No consentido
logrando que mi falda se subiera y se viera el principio de mi culo, y mis manos quedaron una sobre el respaldo del sillón
Relato erótico enviado por culona69 el 04 de July de 2012 a las 00:41:56 - Relato porno leído 41665 veces

Publica en tu muro de Facebook si te ha gustado el relato 'LOS ACREEDORES DE MI HIJO'
Si te ha gustado LOS ACREEDORES DE MI HIJO vótalo y deja tus comentarios ya que esto anima a los escritores a seguir publicando sus obras.

Por eso dedica 30 segundos a valorar LOS ACREEDORES DE MI HIJO. Anonymous te lo agradecerá.


Comentarios enviados para este relato
Este relato no tiene comentarios

Registrate y se el primero en realizar un comentario sobre el relato LOS ACREEDORES DE MI HIJO.
Vota el relato el relato "LOS ACREEDORES DE MI HIJO" o agrégalo a tus favoritos
Votos del Relato

Puntuación Promedio: 3
votos: 1

No puedes votar porque no estás registrado