Categorias

Relatos Eróticos

Lo más buscado

Ultimas fotos

Photo
Enviada por comando bigos
Photo
Enviada por avispon6315
Photo
Enviada por avispon6315


Estas en: Relatos Eroticos => Relatos Amor filial => Masajes y sexo con mi suegra
 

Masajes y sexo con mi suegra

Relato enviado por : Anonymous el 18/05/2010. Lecturas: 9411

etiquetas relato Masajes y sexo con mi suegra   Amor filial   suegras .
Descargar en pdf Descarga el relato en pdf

Resumen
Presintiendo su orgasmo inminente, la hago colocar en cuatro patas y arrimándole mi miembro a la entrada de su cuevita jugosa la penetro hasta el fondo, haciéndole emitir un grito apagado por la almohada pero que es interminable

Relato
“No sabes como me duele el cuello Ariel, hace una semana que no descanso casi nada por este dolor en las cervicales.”
Así empezó todo, mi suegra Maia Selena, tiene 79 años y está a punto de cumplir 80. Hermosa mujer a pesar de sus arrugas y sus achaques, siempre me impactaron sus pechos los que deseaba poder tocar y besar, pero ella es muy pacata. Viuda hace 5 años, no tuvo sexo luego de la muerte de su marido y según ella, no lo necesitaba, con la desaparición de su marido, había desaparecido su deseo sexual. Aunque siempre me temí que por vergüenza a una nueva situación con otro hombre, no se atrevería a insinuar jamás nada.
La cosa es que me ofrecí para hacerle unos masajes, me dijo que le vendrían bárbaro, le pedí que prendiera la estufa un rato antes de mi llegada para estar en un ambiente calentito y así poder masajear su espalda y nuca con su espalda desnuda sin que tomara frío.
La cuestión es que cuando llego, nos vamos a su habitación que a esa altura estaba bien templada, le digo que se saque la ropa para no mancharla con el aceite que se había conseguido para que la frotara con mis manos. Se acuesta en la cama boca abajo con pollera y corpiños puestos….”Selena, sacate la pollera porque te la voy a manchar, vení, párate” le desabroché la pollera y estando así le desprendí el corpiño, se sorprendió y llevo sus manos instintivamente a sostenerlos.
”Viejo me vas a ver los pechos!!!!”
“Es para masajearte con la espalda libre, suegra!!!”
“Bueno, tampoco vas a ver nada del otro mundo, ja ja ja dale”
Me saqué la remera y los pantalones, preguntándole si le molestaba, pero así iba a estar más cómodo, “No Ariel….si yo soy una vieja quien puede fijarse en una vieja como yo?!!!!!!” Me sorprendí ante el comentario, pero comencé con los masajes.
Me monté sobre ella ( no hizo ningún comentario) y comencé por la espalda en toda su extensión, las cervicales, los hombros, sus brazos, los costados rozando apenas sus pechos, vuelta a los hombros y cuello,…..me estaba excitando….y creo que ella también.
Luego de un largo rato de masajes, le pedí que se arrodillara y sin pensarlo se puso en cuatro patas, empujando su cola hacia mí, y sintiendo la dureza de mi pene se separó apenas unos milímetros de mi miembro sin hacer comentario alguno.
En realidad lo que yo quería era que se irguiera, que se pusiese derecha para masajearle mejor los hombros y si podía rozarle un poco las tetas.
Comencé con sus brazos hasta pasar al torso, al llegar a las tetas le pregunté si le molestaba que le revisara los pechos por si notaba algún nódulo………. Me dijo que no había problemas que hacia rato no iba al médico a hacerse la revisación. Yo me calentaba cada vez más pero tenía miedo que se me notara porque la pija se me estaba por escapar del bóxer. Comencé a tocarla por la parte baja en su pancita para acabar masajeando ambos pechos con mis dos manos..el corazón me iba a estallar …y a ella le pasaba algo parecido ya que se empezó a reír y a cubrirse con las manos.
“ay viejo….”
“ si te hago mal decime Selena”
“ No…es que hace tanto que no me toca ningún hombre…bueno y ahora vos………..”
Le tomé las manos y se las lleve detrás de la espalda.”Dejalas acá y endereza los hombros”
Apoyo una palma contra el dorso de la otra y ……se encontró con mis bolas hinchadas……. No se movió, mientras yo volvía a agarrarle las tetas y masajearlas con un poco de aceite, le apretaba suavemente los pezones, se estremecía, con una de mis manos tomé su mentón y le hice recostar la cabeza sobre mi hombro.
Enseguida comencé a sentir como sus manos …muy tímidamente, comenzaban a buscar mi tronco erecto, ayudé abriendo mis piernas un poco más y de ese modo quedaran a su altura.
Solté unas de sus hermosas tetas y bajé velozmente el frente de mi boxer, estaba rozándolas con sus manos arrugadas por el paso de los años, yo estaba que explotaba pero no pensaba lanzarme por nada del mundo, conociéndolas como la conocía, aunque esa tarde – noche…………
Tenía mi pija en su mano, la que se resistía a cerrar para abarcarla toda por pudor, la movía muy suavemente, se sentía agitada, no dejé de masajear sus tetas y se me ocurrió comenzar a bajar por su pancita, su ombligo hasta que llegue a la entrepierna. Pensé que venía el cachetazo…..pero no, abrió un poco las piernas y luego un poco más y otro poco. Comencé a acariciar sus muslos y los costados de las piernas hasta comenzar a acercarme a su concha rubia. Como quien no quiere la cosa deslicé un dedo por entre su bombacha enorme y …oh sorpresa…comenzó a temblar!!!!!!!!!!
Todavía no había tocado en su totalidad su conchita caliente, que aunque no lo dijera estaba desesperada por que la penetrara y le pegara mil sacudidas hasta hacerla acabar como una yegua.
“Noooo viejo….no me hagas eso por favor!!!!!!” en el mismo momento en que me apretaba la pija con todas sus fuerzas, para luego soltarla y pedirme que termináramos con los masajes, que ya estaba bien y acostándose nuevamente, le di el último masaje para luego levantarme e irme al baño a pajearme ante de explotar en el aire.
No podía creer hasta adonde habíamos llegado, para luego quedarnos así……….era increíble.
Me acompañó hasta la puerta, nos despedimos con un beso rozando la comisura de nuestros labios y sin hacer comentarios, me fui para mi casa.
No pude parar de pensar en lo que había pasado esa noche en su casa, me sentía confundido. El sábado nos reunimos en casa para festejar el día del padre, estábamos todos y cuan llegó ella estuvo muy seca conmigo, por lo general nos damos un abrazo y bromeamos sobre nuestro parentesco, pero ese mediodía ..no.
La cuestión es que transcurrió ese sábado y se despidió tan seca conmigo como había llegado, incluso no cruzó miradas como lo hacíamos hasta entonces. Estaba preocupado, pensé que la relación se había estropeado, porque siempre tuvimos buena onda con ella.
Pero mi sorpresa sería mayúscula, cuando llegado el jueves me llama al celular (lo que nunca) me dice que necesita que le vuelva a hacer unos masajes que me espera el viernes y me invita a cenar!!!!!!!! La voz se le sentía seria y a la vez como nerviosa.
Le pido que le avise a la hija de esa invitación y mi mujer me llama más tarde para pedirme si podía hacerme un tiempito para verla a la madre ya que andaba con fuertes dolores de espalda, le digo que sí y allí fui.
Me estaba esperando con la habitación calentita y me muestra una crema para masajes que había comprado para esta ocasión. Esta vez sin ninguna indicación, se desnuda…………totalmente “así me pasas tus manos por la cintura que me duele un poco” ¡!!!!!!!!!!!
No lo podía creer, estaba totalmente en bolas delante de mí, yo me saco el pulóver y la remera y me monto sobre ella. No me saco el pantalón esta vez para evitar cualquier mal entendido, aunque viéndola así, me entré a calentar al instante.
“Viejo…….sacate el pantalón, si querés….para no mancharlo con la crema que es bastante aceitosa” ¡!!!!!!!!
“Bueno , dale” y allí fui, esta vez tenía puesto un slip bastante diminuto.
Comencé con los masajes en la espalda, luego en su cuello, toda la columna y la cintura.
¡Ay que lindo Ari!!! Que bien me hacen tus masajes!!!! “
“Te gustan suegrita????”
“Siiii, tenés manos muy suaves y masajeas muy bien, donde aprendiste??”
“De ver a tu hija como lo hace”
“pues te salen hermosos!!!!”
“Bueno…..a ver!!!!!!! Arrodíllate como la otra vez, querés que masajee un poco por adelante?
“Uy bueno” y sin dudar, se arrodilló pero esta vez ella sola abrió todo lo que pudo sus piernas y sus manos automáticamente fueron hacia atrás. Me sentía excitadísimo!!!!!. Unté mis manos tibias con más crema y fui directo a sus pechos, se los movía para todos lados, iba y venía con mis manos por todo su contorno apretando muy suavemente de vez en cuando sus pezones, hasta que comenzaron a endurecerse y su respiración comenzó a aumentar. Mi pene estaba rozando sus manos cuando las siento buscando la parte superior de slip para, sin dudarlo, meter su mano y poder acariciarla.
Echa su cabeza para atrás, la apoya en mi hombro y con los ojos cerrados abre su boca mostrándome como su lengua se asoma por entre sus dientes y se relame los labios. Mi cabeza está a mil, mi suegra se me está entregando alevosamente!!!!!!!!!!
Acerco mis labios y busco los suyos, me come la boca con un beso gimiendo de placer, mientras me apreta la pija y la sacude sin cesar,
Bajo mis manos y se apura con una de las suyas al encuentro de la mía para, sin ningún trámite, dirigirla directamente hacia su conchita y frotármela desesperada contra su bello, sus labios vaginales, su vulva hinchada y totalmente empapada.
Gime cada vez más fuerte, me apreta cada vez más fuerte la pija, su cara está totalmente encendida de pasión, ella está totalmente encendida. Le meto el dedo de una hasta el fondo de su conchita y ensaya un gritito de desesperación mientras lo muevo con fuerza pero con calma, enloquece pero no me pide absolutamente nada todavía.
Nuestras lenguas se entrelazas, nos chupamos la saliva, nos comemos la boca, nos besamos con pasión.
Presintiendo su orgasmo inminente, la hago colocar en cuatro patas y arrimándole mi miembro a la entrada de su cuevita jugosa la penetro hasta el fondo, haciéndole emitir un grito apagado por la almohada pero que es interminable. Su conchita apretada después de tanto tiempo sin uso de dilata y me come toda la pija sin inconveniente alguno. Mis manos se toman de sus tetas y las estrujo a más no poder apretando sus pezones mientras mi movimiento se hace cada vez más y más rápido. Ella desesperada tira su cola hacia atrás y comienza un movimiento vertiginoso hasta que sin poder contenerse un instante más, levanta el torso y pega un grito apagado que la hace temblar desde el dedo gordo del pié hasta el último cabello de su cabeza…… gime y se mueve como nunca imaginé que lo hiciera, está descontrolada…….no deja de moverse y yo tampoco, ahora la tomo de las caderas y la rempujo con todas mis fuerzas, siento que tampoco voy a aguantar mucho más y se la saco toda y la vuelvo a meter tres o cuatro veces………vuelve a explotar y yo detrás de ella, acabo como hacía mucho no lo hacia.
“Estoy sintiendo tu leche adentro mío!!!!!!!!!! Ay Ariel ……que lindo “
No para de gemir……pero se desploma en la cama y yo detrás de ella sin sacársela, nos quedamos tirados en la cama.
Nos despegamos y me acaricia todo, mi cara el pecho espalda, la cola, me apreta el pene y suspira, acaricia mis brazos las manos, las piernas, me hecha hacia atrás y me besa.
“No sabia que eras tan fogosa, tampoco imaginé que esto se iba a hacer realidad suegrita divina”
“Nunca fui fogosa pero desde que comenzaste con los masajes encendiste algo en mi que creí que no existía, en mi vida es la primera vez que me pongo de rodillas como perrito, en mi vida es la primera vez que acabo dos veces en el mismo momento y por lo que me parece………no va a ser la última…….vos que decís, tenés ganas de seguir atendiendo a esta viejita de casi ochenta años?”
“Las veces que vos quieras, suegrita”
“Si es por eso y después de este día……..me tendrás que enseñar a ser una buena amante, pedirme lo que te guste.”
Ahora lo hacemos entre dos y tres veces por semana y algunas de ellas hay un refuerzo los sábados j aja j aja .
En la proxima le pienso hacer un regalito de cumpleaños.


Otros relatos eroticos Amor filial

traumatico incesto

Categoria: Amor filial
Cogí a mi hijo, aún no podemos superarlo.
Relato erótico enviado por martita el 02 de July de 2004 a las 14:39:38 - Relato porno leído 249399 veces

una historia de incesto

Categoria: Amor filial
una historia de incesto
Relato erótico enviado por Anonymous el 14 de December de 2007 a las 13:35:08 - Relato porno leído 183258 veces

minetras me hacia la dormida

Categoria: Amor filial
Lo que pasa mientras aparento estar dormida... es un secreto de hermanos, ahora tambien lo sabeis vosotros...
Relato erótico enviado por bichitita7 el 07 de December de 2004 a las 17:07:30 - Relato porno leído 146413 veces

me folle a mi hijo de 17 años

Categoria: Amor filial
Me folle a mi hijo de 17 años
Relato erótico enviado por Anonymous el 09 de April de 2007 a las 18:39:16 - Relato porno leído 133242 veces
ESTE ES EL RELATO 100% REAL Y 1000% CALIENTE DE COMO MI PEQUEÑA PRIMA Y YO HEMOS PASADO GRANDES MOMENTOS DE AMOR INCESTUOSO CALIENTE Y PROHIBIDO
Relato erótico enviado por elgoloso el 21 de May de 2008 a las 22:00:00 - Relato porno leído 125047 veces

Publica en tu muro de Facebook si te ha gustado el relato 'Masajes y sexo con mi suegra'
Si te ha gustado Masajes y sexo con mi suegra vótalo y deja tus comentarios ya que esto anima a los escritores a seguir publicando sus obras.

Por eso dedica 30 segundos a valorar Masajes y sexo con mi suegra. Anonymous te lo agradecerá.


Comentarios enviados para este relato
Pedro J R C (17 de August de 2010 a las 06:10) dice: MUY BUEN RELATO LO NARRASTE CON BUEN DETALLE


Registrate y se el primero en realizar un comentario sobre el relato Masajes y sexo con mi suegra.
Vota el relato el relato "Masajes y sexo con mi suegra" o agrégalo a tus favoritos
Votos del Relato

Puntuación Promedio: 3
votos: 1

No puedes votar porque no estás registrado