Categorias

Relatos Eróticos

Lo más buscado

Ultimas fotos

Photo
Enviada por Cangreburguito
Photo
Enviada por Cangreburguito
Photo
Enviada por Cangreburguito


Estas en: Relatos Eroticos => Relatos Anal => Me destrozaron el culo ... qué placer !!!
 

Me destrozaron el culo ... qué placer !!!

Relato enviado por : martita el 14/07/2004. Lecturas: 7495

etiquetas relato Me destrozaron el culo ... qué placer !!! .
Descargar en pdf Descarga el relato en pdf

Resumen
Unas niñitas preciosas chantajean a su profe para poder ir de viaje de fin de curso.


Relato
Me presento. Me llamo Angel, tengo 40 años y un cuerpo decente que intento mantener a toda costa. Soy profesor de matemáticas y mi historia comienza en el colegio donde actualmente doy clases. Estas clases las doy a chavales de 15 y 16 años. Y, muchos estaréis de acuerdo conmigo que cuando se acerca el calor, las niñitas de 16 años, cada vez sus faldas son mas cortas, los pantalones más caídos, que se les ve todo el tanga, y las camisetas casi a la altura de las tetillas. Todo un panorama inaguantable para mi líbido, o que es lo mismo, cada clase que doy, salgo con una erección considerable.

La que me parece que se daba cuenta era Vicky. Una niña preciosa, con larga cabellera morena, con una sonrisa pícara, con unas tetas considerables para su edad, y con un culo perfecto. Vicky, un día me vió como no podia retirar la mirada del culo de Rosa, y me sonrió guiñándome un ojo. Desde aquel día Vicky comenzó a llevar falditas mas cortas y, como estaba sentada en primera fila, abría sus piernas dejandome una perfecta visión de sus braguitas, que eran de una tela blanca muy fina, con lo que se le transparentaba toda la rajita. También, aprovechaba la más minima ocasión para hablar con Rosa, que estaba en la mesa de atrás, con lo que se ponía de rodillas en la silla y me dejaba todo su precioso culito a mi vista, un día con braguitas blancas, otro día con braguitas rosas, y así pasaban los días, teniendome que ir más de una vez a masturbarme en el lavabo.

Pues bien, esta clase llevaba todo el año preparando un viaje de fin de curso a Italia, y a medida que se acercaba el día, la ilusión se acrecentaba entre los alumnos. Hasta que, cuando quedaban dos semanas para dicho viaje, este se había convertido en monotema entre los alumnos. Donde irían, que se llevarían, donde dormirían, con quien dormirían… estaban ilusionadisimos. Todo iban a la perfección hasta que la directora del colegio se inventó una nueva regla: quien suspendiera más de dos asignaturas, no podían ir al viaje de fin de curso. Vicky, Rosa y Sandra (otra niñita de curvas perfectas) hicieron cuentas y llegaron a la conclusión que posiblemente suspenderian tres asignaturas, y la única asignatura que coincidían que iban a suspender las tres era matemáticas, y quedaban dos días para el examen final.

Ese día, al final de la clase, yo me fui a mi despacho que tengo en el colegio, y se quedaron las tres en clase cuchicheando, como si tramaran algo. Yo llegué a mi despacho, me senté en mi mesa y me enfrasqué en mis asuntos, cuando de pronto picaron a la puerta.

Puedes pasar. Dije yo

La puerta se abrió y apareció la cabecita de Vicky con un sonrisa.

¿le molesto?

No pasa, ¿Qué quieres?, ¿te ha quedado alguna duda de la clase?

Vicky entro y se sentó en la silla que habia delante de mi mesa.

No exactamente profe…. Verá es que tenemos un problema con el viaje de fin de curso…no es justo que lo hayamos preparado durante todo el año y ahora nos quedemos fuera por un suspenso.

Entonces Vicky se puso a llorar con la cabeza escondida entre sus brazos, sobre la mesa. Yo me acerqué a consolarla y le acaricié el cabello y le dije:

No te preocupes Vicky, si me demuestras que has estudiado yo haré lo posible para que mi asignatura no te fastidie el viaje.

Tal pronto acabé la frase, Vicky que estaba sentada, se abrazó fuertemente a mi, con lo que su cara quedó a la altura de mi paquete aplastandolo contra su mejilla. Aquellos días hacía mucho calor y se había estropeado el aire acondicionado, con lo que autorizaron a los profesores a llevar bermudas. Pues bien, con aquel abrazo y con aquel contacto, mi polla reaccionó como un resote, y ella, sin lugar a dudas, notó en su cara tanta presión.

Vicky, entonces miró hacía arriba y entre las lágrimas esbozó una sonrisa picarona.

¿Qué tenemos aquí? A ver…..

Y con gran rapidez, sin que yo pudiera reaccionar, Vicky desabrochó el botón de las bermudas y las bajó junto con los slips.

Yo me quedé desnudo de cintura para abajo y con una erección inmensa que apuntaba directamente a la boca de Vicky.

No, no…. Acerté a decir yo antes de que Vicky se introduciera toda mi polla en su boca y comenzara la mejor mamada que me han hecho en mi vida.

Yo estaba en estado de shock, y Vicky seguía con la mamada. Se la metía hasta la garganta y después apretaba los labios fuertemente y se la sacaba de la boca y cuando llegaba al glande, lo rozaba con los dientes, con lo que me provocaba verdaderos calambrazos de placer.

Entonces Vicky me cogió de la cintura e hizo que me sentara en la mesa y ella desde la silla continuaba la mamada. Yo solo acertaba a decir, así, así. Sin pensar en absoluto en las consecuencias de la situación.

Vicky siguió actuando y sin soltar la polla con su boca, me estiro en mesa del despacho.

Esta buenisima profe. Dijo Vicky mientras con la lengua hacía dibujitos en el glande.

Y siguió. Pero ahora, con toda su lengua fuera hizo un recorrido desde del principio de los testículos, hasta la punta del capullo. Esto me dejó sin respiración.

Volvió a la carga, pero ahora comenzó en mi entrepierna, y cuando llegó a los testículos se los metió los dos en la boca con glotonería, absorviendo y chupando.

Yo no podía más. Me iba a correr en su boca. Vicky notó como mi polla empezaba a descontrolarse y adivinó lo que iba a pasar. Pero rapidamente, me pegó un pellizco en los huevos, que el dolor evitó mi corrida. Y ella comenzó otra vez su recorrido. Pero esta vez empezó en mi ano. Cuando note la lengua de Vicky en mi ano me volví loco de placer. En la vida habia sentido un escalofrio de esas características. Vicky notó el palcer que me había proporcionado y siguió dandome lenguetazos en el mismisimo agujerito

Me parece que esto te encanta….pero todavía no ha llegado lo mejor. Entonces vicky levantó mis piernas, se chupó abundantemente un dedo y comenzó a introducirlo por mi culo, hasta ahora virgen. Y tenía razón en que no había llegado lo mejor. Por que el placer que sentí superaba a los anteriores.

Lo introducía por mi culo lentamente y lo rotaba al sacarlo. El placer era inmenso

¿te hago daño?

Noooooo….solamente acerté a decir.

Lo estuvo repitiendo por espacio de unos minutos, cuando noté que la presión aumentaba. Lo estaba intentando con dos dedos. Tuvo que forzar un poco, pero entraron. Y el placer se multiplicó. Me metía los dedos hasta el fondo, los abría dentro, los doblaba, los giraba, y yo me retorcía de placer.

Mientras me realizaba tan placentero masaje, le oí decir..

Ya esta listo.

Entonces abrí los ojos y la vi con un movil en la mano. Seguidamente, por la puerta entraron Sandra y Rosa y echaron el pestillo

-¿Qué tenemos aquí?....mira que pollita más rica…. Me la comería… eran los comentarios que acertaba a escuchar, porque yo estaba como drogado por el placer que estaba recibiendo en mi culo. De repente, Vicky sacó los dedos de mi culo y empezó a tratear en su bolso. Mientras Rosa y Sandra me cogieron cada una de una pierna abriendolas al maximo dejando mi culo en su máxima exposición.

- Ahora si viene lo bueno…. Comentó Vicky.

Y volvieron las caricias a mi culo. Noté como me volvía a introducir los dedos pero también estaba intentando introducir algo.

- Tranquilo profe… es un poquito de mantequilla… solo queremos que goces.

Y me metió ese taquito en mi culo. Cuatro o cinco penetraciones de sus dedos, y de los dedos de Sandra y Rosa que se unía a la fiesta, y mi culo parecía una pista de patinaje.

Fue cuando Vicky se incorporó, yo levante un poco la vista y lo ví. Ví a Vicky que se había puestro una de esas bragas con un pene de plastico. Un pene de unos 15 cm. que a mi pareció inmenso.

Uy, uy… note asustes profe, que te lo haré con cuidadito. Me dijo Vicky mientras parecía que masturbaba su pene de plastico mientras lo lubricaba con la mantiquilla.

Puso la punta del pene en mi ano y presionó. Y yo gemí de placer. Retrodeció, avanzo y otra vez presionó, pero no entro.

profe, haz como si fueras a cagar porfa…..dijo Vicky

Yo obedecí y cuando vió que el esfínter se abría presionó con fuerza y me entró hasta la mitad. Yo me mordí los labios y no grité por no armarla.

Ya esta, ya esta profe… ya ha entrado, ahora a gozar.

Y comenzó a realizar metisacas cortitos. La sacaba un poquito y la metía un poquito más. Y así hasta que me entró toda.

-¡Mirad chicas! Ya lo tengo empalado

Y las dos se acercaron a mirad, levantandome los huevos.

- Es impresionante!... y tu decías que lo le entraría toda.

- ¡Pasajeros al tren!!!! Chucu chucu chu. Dijo Vicky mientras sus metisacas iban aumentando de velocidad y de recorrido.

Yo me estaba muriendo de placer.. y mi polla a punto de estallar…

¡Que se corre..!!!! gritó Sandra –y lo va a poner todo perdido.

Y no se le ocurrió otra cosa que taponar fuertemente el agujero de mi polla con su dedo. Yo entre el tren que me estaba destrozando en culo y los espasmos que daba mi polla al no dejarle sacar mi semen, ya estaba en otro mundo.

- ¿Y Ahora que hago? Dijo Sandra – Si quito el dedo lo va a poner todo perdido.

- metetelo en la boca. Le aconsejó Rosa entre risas.

Y así lo hizo, se lo metió en la boca, libero el agujero y cantidades inmensas de esperma fueron a parar a la boquita de Sandra, que se lo tragó todo.

- Oye pues está bueno. Comento Sandra golosa.

- Oye chicas, yo me canso de bombear…. Venir a ver el agujero del metro.

Entonces Sandra y Rosa me dijeron que aguantase las piernas con mis manos y se pusieron a escasos centímetros de mi culo.

Vicky dejo de bombear y comenzó a retirar el pene poco a poco. Al salir sonó como un ploc, dejandolas a las tres extasiadas mirando la dilatación que habian conseguido en mi ano.

Mirad, si me caben tres dedos con si nada. Dijo Sandra metiendome sus tres deditos hasta el fondo.

Yo creo que me cabe hasta la mano… dijo Rosa. Y dicho y hecho. Juntó todos sus deditos, se puso un poco de mantequilla en la punta, apuntó a mi maltrecho ano y comenzó a presionar.

Eso si me dolió. Solte mis piernas y arqueé mi espalda.

¡Espera, espera que ya entra!!!!! Gritó emocionada Rosa.

Un empujon más y toda su mano desapareció dentro de mi culo.

Que pasada ¡!!!! Se la ha comido.

Yo comencé a sentir un placer indomito cuando Rosa comenzó a mover sus dedos dentro de mi culo.

Es flipante,,, comentaba Rosa… parece como si pudiera cogerle un riñon o algo así.

Yo me incorporé un poco y pude ver como la mano y toda la muñeca de Rosa habia desaparecido dentro de mi culo. Pero me tuve que volver a estirar porque una punzada de dolor me indicó que Rosa comenzaba a sacar la mano de mi culo.

Oye, ayudarme que se me ha quedado atascada. Comentaba Rosa destornillandose de la risa.

Sandra y Vicky, muertas de risas también, pusieron una mano cada una en mis nalgas y con la otra agarraron la mano de Rosa y, entre risas, comenzaron a estirar.

PLOC. ¡!!. Fue un ploc seco y duro el que sonó en el despacho cuando la mano de Rosa abandonó mi culo.

Puaj ¡!! Dijo Rosa al verse la mano con restos de caca.

Oye… a mi no me toques con esa mano… lavatela allí. Dijo Vicky indicandole el lavabo de mi despacho-

Vicky… ¿tu creees que le entrará?. Pregunto Sandra

Después del numerito de la mano de Rosa… Seguro contestó Vicky.

Yo oia su conversación pero como si nada. Estaba sumido en un estado de autentico placer, y sentía en el interior de mi culo una sensación como si alguien se hubiera dejado una ventana abierta

Venga profe, que ya acabamos. Pongase como un perrito con la cabeza apoyada en la mesa, porfa. Me dijo Vicky.

Yo si rechistar obedecí. Y así me encontraba, con mi dolorido culo a menos de 5 cms de las caras de las niñitas.

Sandra pego su cara en mi culo y dijo Hola, hola, hola…. Hay eco. Y todos nos partimos de risa, incluso yo.

Yo no sabía porque estaba en esa posición, pero no me importaba. En eso que veo que Vicky, de su bolsa , saca una especie de serpiente como de goma, de unos 50 cms de larga y unos 8 cms de diámetro, y comienza a embadurnarla de mantequilla.

Yo solo acerté a suspirar y a prepararme para lo que iba a venir, que, ahora lo se, lo estaba deseando.

-Esperad, esperad, que yo quiero ver cuanto le entra, ¿Qué creeis chicas?¿20?. Comentó Rosa que venía de lavarse las manos.

- Uf, yo creo que mas…. 25. comentaron Vicky y Sandra.

- Comencemos!!!! Dijeron las tres al unísono.

Y pusieron esa especie de serpiente en la entrada de mi culo y comenzaron a presionar.

- Uf….mirad…. entra justita…. Despacito, despacito. Comentaba Vicky mientras empujaba y empujaba.

Yo notaba como esa serpiente se iba apoderando de mis intestinos, y, debido a la suavidad con la que lo estaba haciendo, lo único que sentía era un placer increíble, no hacia más que gemir….

Mirad, ¿lo ves?, 25 cms. ¿seguimos? Uy espera que el profe esta babeando…Profe… ¿le duele? Comentó Vicky.

No Pares bonita. Acerte a contestar yo. Pero por favor , que alguna me agarré la polla y me vaya mastubardo.. sino me moriré

Yo!!! Dijo rapidamente Sandra. Y me agarró la polla como si me estuviera ordeñando, mientras Vicky seguí empujando.

Ahhhhh para, para. Grite yo. La serpiente había tocado algo que me produjo un intenso dolor.

Bueno, hasta aquí hemos llegado, mirad chicas, 35 cms, no está mal.

Mirad, mirad, que se corre, que se corre, dijo Sandra ilusionada.

Rosa hizo un rápido movimiento y se colocó como quien quiere beber leche directamente del pezon de una cabra, pero con mi polla en la boca. Y comenzó a succionar. Yo comencé a soltar borbotones de leche en su boquita. No recuerdo haberme corrido una segunda vez con esa cantidad de esperma.

- ¿Qué pasa?.... yo también quería probarlo. Dijo Rosa relamiendose.

Cuando acabe de correrme, caí derrumbado encima de la mesa.

- Bueno profe, nos vamos… ha sido muy divertido.

Y las tres se fueron dándome un besito en las nalgas, dejándome con los 35 cms de serpiente de goma llenándome los intestinos.

- Esperad, no me dejéis así….

Pero ellas entre risas cerraron la puerta.

Yo como pude, me levante, y me fui al lavabo. Y comencé a reirme cuando ví mi imagen en el espejo, con los 35 cms en mi culo y del que todavía sobresalían unos 15. Movía mi cintura y parecía un perrito faldero.

Agarré los 15 cms y empecé a sacarme el resto de mi culo muy poco a poco. Y una vez todo fuera, mire mi hasta hoy virgen culito y verdaderamente parecía que habian comenzado las obras del AVE por mi culo. Tenía un agujero inmenso. Pero el placer que habia recibido no lo olvidaría nunca.

Me arregle como pude, me vestí, limpié todo el desaguisado y, cuando estaba a punto de marchar recibí una llamada al móvil. Era un mensaje. En el mensaje decía: - Nos lo hemos pasado bien, ¿eh?. ¿Ahora dejaras que nos lo pasemos bien en Italia?. Y ese mensaje venía acompañado de unas fotos. El protagonista de las fotos era yo. Con la polla de vicky hasta en fondo en mi culo, con la mano de Rosa dentro de mis entrañas y con los 35 cms de serpiente perdidas en mi interior.


Yo les respondí:

No necesitais las fotos, guapisimas, teneis un diez cada una, si si le haceis lo mismo al profe de física, tendréis otro, os lo aseguro.

Ellas me respondieron:

OK, profe, las fotos ya estan borradas. Un besito donde tu ya sabes…¿te duele?...jejejejejeje.

Ellas borraron las fotos, pero yo no. Cada vez que las veo no puedo hacer otra cosa que masturbarme….a ver cuando necesitan otro 10.

Otros relatos eroticos Anal

Mi suegro es una bestia y ahora me atiende una ves a la semana
Relato erótico enviado por Anonymous el 25 de November de 2006 a las 23:17:19 - Relato porno leído 167714 veces
COMO FUE QUE MI COMPRADE SE COJIO A MI ESPOSA POR EL CULO
Relato erótico enviado por pro2001 el 23 de June de 2011 a las 16:34:03 - Relato porno leído 64974 veces

enculada en la playa

Categoria: Anal
Era finales de Septiembre y la playa estaba casi desierta. Aunque soplaba algo de viento fresco, si te ponías al sol al amparo de alguna roca, hacía bastante calor. Solo algunas personas mayores paseaban por la orilla cerca del pueblo, y nadie a medida que te adentrabas en la playa
Relato erótico enviado por Anonymous el 06 de October de 2007 a las 00:51:49 - Relato porno leído 46689 veces
Las cosas no siempre salen como uno las planifica, fue culeda de manera salvaje por nuestro joven invitado quien le dio con todo por donde ella no lo esperaba,
Relato erótico enviado por Anonymous el 10 de August de 2007 a las 09:27:54 - Relato porno leído 46595 veces
"Me quité los leggings y liberé su verga porque lo estaba pidiendo a gritos, yo estaba sentada encima de el en una silla de oficina, con ruedas, y la cámara de vigilancia se movía con nosotros por la clase. Me puso muy caliente pensar que alguien podía estar viéndonos, y me la metí todita en mi rico agujero. Estábamos muy sudorosos así que nos quitamos toda la ropa, sin ni siquiera pensar que alguien podría entrar y vernos. Me puso encima de la mesa, una mesa larga con ordenadores, y me folló como un auténtico animal, con cada embestida sentía un placer enorme, mil escalofríos recorrían mi cuerpo que se sacudía como una posesa..."
Relato erótico enviado por Anonymous el 31 de March de 2009 a las 22:12:32 - Relato porno leído 32888 veces

Publica en tu muro de Facebook si te ha gustado el relato 'Me destrozaron el culo ... qué placer !!!'
Si te ha gustado Me destrozaron el culo ... qué placer !!! vótalo y deja tus comentarios ya que esto anima a los escritores a seguir publicando sus obras.

Por eso dedica 30 segundos a valorar Me destrozaron el culo ... qué placer !!!. martita te lo agradecerá.


Comentarios enviados para este relato
luis_tx (12 de February de 2012 a las 07:41) dice: mmm k ricoo!! y mas exitante que una chika sea la k te coja!!!!


Registrate y se el primero en realizar un comentario sobre el relato Me destrozaron el culo ... qué placer !!!.
Vota el relato el relato "Me destrozaron el culo ... qué placer !!!" o agrégalo a tus favoritos
Votos del Relato

Puntuación Promedio: 3.5
votos: 2

No puedes votar porque no estás registrado