Categorias

Relatos Eróticos

Ultimas fotos

Photo
Enviada por chiapanecote

Photo
Enviada por alienproject

Photo
Enviada por alienproject


 

Por unos pesos apasiguo mi excitación

Relato enviado por : felipepan el 30/10/2015. Lecturas: 9256

etiquetas relato Por unos pesos apasiguo mi excitación   colegialas .
Descargar en pdf Descarga el relato en pdf
Resumen
Me confundio con un amigo por unos pesos le pegue una hermosa cogida y luego deseo me pido seguir con el tema


Relato
La vida del camionero esta muy relacionada al sexo eventual, la mayor veces pago, con alguna prostituta que anda por la vera de los caminos y a veces con alguna chica que se cruza por algún motivo en nuestra vida
Ese día yo andaba por la ciudad con una excitación enorme, cada mujer que encontraba en la calle creía que podía cogérmela, el camión te da una osadía enorme, te sentís un macho irresistible, pensas que sos el amo del mundo. Pero la realidad te hace volver a la tierra, así que por ahí sacas algún billete y desagotas tu excitación
Sucede que esa mañana sin aguantar más, salí a buscar a Lola, había amanecido con unas ganas enormes de comerle el culo a esa mujer, que muy gentilmente a cambio de unos pesos me dejaba de maravillas, y siempre estaba por el camino de mis recorridos, Lo curioso del caso, que no andaba a la vista y no sabía exactamente dónde localizarla, recorrí la carretera despacio, sin encontrarla, luego me devolví y justamente en la parada donde abordé por primera vez, hacía tiempo la localicé, había un camión parado el cual ella estaba abordando, y una pequeña fila de obreros y estudiantes abordando un micro. No quise tocar bocina para no llamar la atención de los demás, por otro lado no podía evitar que Lola se me fuera, hice señales cambiando de luz baja a luz alta con mala suerte no me vio, pero otra muchacha que me hizo seña de que acercara el camión , estaba indeciso, no tenía apariencia de una de esas con un bolso y ropa juvenil, me acerco al final, al abordar cuando dejó la fila y se acercó a mi cuando pare subió casi sin mirar, cuando me ve me dice perdón me equivoqué el camión, es igual, a de mi amigo, le pido perdón me bajo, a lo que le digo (ya resignado, y pensando en que la fortuna la puso en mi camino), no espera te acerco, donde vas me dice voy a la escuela y Raúl, mi amigo me lleva casi siempre me ahorro el boleto, yo volví a decirle te llevo yo voy para allí, cosa que era mentira. Lo que primero que vi su falda ajustada y su blusa de botones resaltando sus tetas a la altura de los hombros. Le digo soy Carlos Me dice yo Sandra. Hoy tengo un examen y no puedo perder mis clases. No hay problema. Te llevo hasta alli –
Nos pusimos en camino yo la miraba con ojos lesivos, con la excitación que tenía mi verga que explotaba, al rato de andar sin encontrar tema para insinuarle algo toque el tema de la situación económica a lo que ella asintió de las dificultades por la que estaba pasando, lo que en mi retorcida mente me hizo pensar en ofrecerle, algún dinero por un servicio sexual,
Por tercera vez pude contemplar los atributos de aquella hermosa joven , hermosa por demás, una piel blanca, con un fondo rosado, suave y juvenil, cabellos renegridos hermosos recogidos pero lo más hermoso y excitante en ella eran sus par de senos, obras de artes, resaltaban de ella como prendas, ofreciendo una imagen majestuosa y provocando salvajes deseos.
Cuando ella sin querer me tocó, fue como si despertara, me había concentrado demasiado en contemplarla, con mi mente volando ya pensaba sentir la mano de ella buscando en mi cierre de mi pantalón, eso me sobresaltó por demás e inconcientemente le dije te daría los $ 500 por un servicio especial, de siempre ella dice que dice, que me esta diciendo, ay no perdón es que estaba pensando en otra chica, que también llevo a esa escuela, y bueno a cambio de los $$$ bueno disculpa, ella muy colorada en el rostro, por un rato ni me miraba, yo n profundo silencio, hasta que vuelvo a decir te pido perdón es que el roce involuntario y lo excitado que estoy me hizo decir lo que dije, estaba con la mente en otra cosa, ella no, esta bien lo disculpo, la conversación era cortada, pero allí apareció la luz cuando me dice tanto dinero le da a una chica, por sexo le digo bueno ella es especial, claro no creo que como vos .. que por lo que veo no estas en el negocio, no yo no era solo curiosidad allí aminore la marcha le dije claro, no claro pero un regalito, extra para ayudar a los estudios, no vendrían mal, sacando un fajo de billetes de a $100, los puse a su alcance, dije podría tomar lo que quisiera de ahí , la cosa quedaría entre tú y yo, ella muy colorada, me miraba y miraba los billetes tentadores, yo cada vez iba a menos velocidad, lo que te haga falta lo tomas eres muy hermosa y estoy dispuesta a pagarte lo que vales, en un momento, tímidamente la veo que acerca la mano al fajo de billetes, claro al tomarlos me estaba dando la respuesta, con que sin prisa comencé a acariciar su rostro y a pasar mi mano en su muslo, dirigiéndola a su zona erógena, ella estaba entumecida la tranquilice, le dije que era muy suave y que empezáramos como ella quisiera, soy todo tuyo tímidamente se corrió hacia un costado sacando mi pene ya erecto y sin decir nada más lo metió entero a su boca prácticamente se acostó boca abajo en el asiento mamando mi pene de forma magistral mientras yo conducía a la escuela. Lo hacía con una sola mano, pues con la otra corrí su falda hasta su cintura para dejar al descubierto las nalgas más hermosas que jamás había tocado, dividida una tanga de fina tela que desaparecía entre sus nalgas en la parte baja, entrándose por el culito de ella, seguí con mis dedos la ruta de su pelvis y pude sentir como los labios de ella estaban divididos a ambos lado de la tanga y la humedad que tenía aquello, pero mi mayor sorpresa fue cuando mis dedos se chocaron en la parte alta del coño, justo donde esta el clítoris, con los dedos de una de las manos de ella, que en forma circular se tocaba dos o tres veces y luego metía en su vulva con dos dedos hasta lo más profundo de Ella, lo que quiere decir que mientras me comía mi polla se cogía descaradamente por su pupito.
Para no desperdiciarle el día, mientras ella seguía esa mamada imperdible, aparque el camión fuera de la ruta en un lugar apartado detrás de unos árboles, y seguí con la exploración con mi dedo mayor y con mucho cuidado la fui penetrando de a poco frote suavemente su clítoris, lo que la mojo, mucho, y la calentó, casi al punto que un par de veces interrumpió su mamada para sus pirar de la forma en que la masajeaba, ella comenzó haciendo pausas para tirar unos gritos de placer , yo insistí comencé con la cogida, luego de bajarle la tanga la subí a caballito, seguí y en pocos minutos encontré petróleo, si era que lo había, y así fue, a los pocos minutos dio un grito desesperada, mientras mi verga no dejaba de bombear ya sus gritos se repitieron en varias ocasiones, tanto que el placer que mostraba, me excito mas, al punto que saque sus senos y se los estruje, ella se movía en una cabalgata esplendida hasta que a os gemidos de placer le siguió un mmm mmmmm …me vengo, me vengo, hay, hay, hay que sssiii decía y otra vez retorciéndose como culebra, se vino no se manejaba como una puita era tan genuino, que me excito mas, pero como no había podido desagitar, la saque y me corrí la tome de la cabeza y con una suave, inclinación de su cabeza le indique que siguiera mamándome, con la misma intensidad retomó mi pinga la apretó entre sus labios y con maestría comenzó a mamarla rápidamente, hasta que me hizo bajar un calambre por mi panza y explotar, con unos chorros de semen, que no pude contener, y terminaron entre su boca, cara, que quedo encastrada y toda llena de mi simiente
Ella con un pañuelo se seco todo mi semen en su cara y lo chupó, sin decir nada arregló su vestimenta y me pidió llévame la escuela que se le hacía tarde, aliviado y muy alegre, la miraba, Sandra solo su vista hacia el frente, sin hablar y sin girar su cabeza, mientras recorrimos lo que faltaba a la escuela, Yo me paré justo frente a la escuela y para mi sorpresa me dijo ella Carlos me puedes recoger a las 3:00 p.m , para seguir lo que empezamos, en algún lugar mas cómodo, y dándome un beso en la mejilla se fue., me quede pensando luego de decirle que si, si era casualidad, o era una puta que me había hecho un cuento, viéndola sin disimulo con la parte externa de su mochila, perdiéndose entre las otras compañeras con las que entraba al la escuela.-.

Otros relatos eroticos colegialas

Esto comenzó desde hace 3 años. Yo salgo con una chica que se llama Susan. Ella es bastante bonita (lo digo yo, y lo dicen todos), y valió la pena todo el esfuerzo que hice para conquistarla. Siempre había tenido cierta debilidad por las chicas de colegio privado, por el uniforme, me vuelve loco verlas con pollerita, camisa y corbata. Y cuando comencé a noviar con Susan, ella ya estaba ya en el último año de la secundaria. Ella es rubia, de ojos verdes y alta, un metro setenta. Lo mejor de Susan, y es lo que me enamoro, es la cara de gatita viciosa, con unos labios que ya han hecho un buen labor con su novio. Además, tiene unos pechos que entran perfectamente en mis manos, una cinturita finita y piernas bien torneadas, largas. Y su atributo más deseado por mí, su cola redondita, la cual que todavía no pude hacer que me la entregue, se niega rotundamente al sexo anal.Pasado un año ya de salir con ella, y tener sexo en todas sus variantes menos el sexo anal ya mencionado, Susan salió del colegio y ya no tuve más a mi colegiala en uniforme. Igual, ella se coloca a veces su uniforme que ya le queda chico cuando estamos solos para darme el gusto... un jueguito de novios. Pero después de un año de noviar, comencé a ir a su casa cada vez más seguido, sobretodo estos últimos meses. Sus padres me tienen ya confianza y saben que lo mío con su hija es una relación seria, Pero en estas visitas, cuando cumplía mi rol de novio visitando a su novia, había veces que Susan no estaba, y me quedaba en su casa esperándola. A veces estaba la hermana mayor de Susan, Otilia, una nena de 19 años que está muy buena... o más que buena Es algo hermosa, tiene un cuerpo infernal, con dos tetasas que son enormes)dos sandias
Relato erótico enviado por dj liriko el 21 de April de 2011 a las 01:04:22 - Relato porno leído 300969 veces
De como perdí la virginididad, borracha, a los 14 años con mi padrastro cuando mi madre estaba de viaje
Relato erótico enviado por nathalia el 01 de April de 2005 a las 09:29:44 - Relato porno leído 281327 veces
El padre de mi amiga Adriana abrió mi chochito con su polla.
Relato erótico enviado por jovencitacaliente el 02 de June de 2013 a las 00:10:02 - Relato porno leído 179695 veces

niñas de la selva

Categoria: colegialas
soy profesor de educacion primaria en peru, esto que les cuento es real y me paso en iquitos, donde viaje por motivos de trabajo, y conoci lindas y hermosas niñas
Relato erótico enviado por juliovega el 09 de June de 2008 a las 18:22:27 - Relato porno leído 157820 veces
Mi más hermosa y caliente sorpresa fue cuando al entrar al salón el me recibió con una hermosa rosa roja en su mano, yo la olí, su olor lindo aumento mis ganas sexuales hacia él, luego con su tierna voz me dijo que si en verdad lo deseaba entregarle mi virginidad a él y no a mi novio pues sabía de él, yo le conteste con una voz sexy y tierna totalmente convencida ¡Si profe deseo que usted me desflore!, ¡Deseo que me haga gozar como a una puta que es lo que soy, soy su puta! Dicho esto tomo mi falda colegial subiéndola hasta mi cintura, luego me sentó en su escritorio con mis piernas totalmente abiertas, poco a poco retiro mi calzón iniciando a comerme el coño ¡umm, umm! Inicie a gemir como loca.
Relato erótico enviado por Colegiala romántica el 04 de December de 2009 a las 23:15:15 - Relato porno leído 151088 veces

Publica en tu muro de Facebook si te ha gustado el relato 'Por unos pesos apasiguo mi excitación'
Si te ha gustado Por unos pesos apasiguo mi excitación vótalo y deja tus comentarios ya que esto anima a los escritores a seguir publicando sus obras.

Por eso dedica 30 segundos a valorar Por unos pesos apasiguo mi excitación. felipepan te lo agradecerá.


Comentarios enviados para este relato
Este relato no tiene comentarios

Registrate y se el primero en realizar un comentario sobre el relato Por unos pesos apasiguo mi excitación.
Vota el relato el relato "Por unos pesos apasiguo mi excitación" o agrégalo a tus favoritos
Votos del Relato

Puntuación Promedio: 0
votos: 0

No puedes votar porque no estás registrado