Categorias

Relatos Eróticos

Lo más buscado

Ultimas fotos

Photo
Enviada por cetzmo
Photo
Enviada por narrador
Photo
Enviada por narrador


Estas en: Relatos Eroticos => Relatos gangbang => Soy Sofia y cogi con mi suegro y sus amigos
 

Soy Sofia y cogi con mi suegro y sus amigos

Relato enviado por : culona69 el 20/10/2011. Lecturas: 16459

etiquetas relato Soy Sofia y cogi con mi suegro y sus amigos   gangbang .
Descargar en pdf Descarga el relato en pdf

Resumen
Remasterizado. Ya habia subido este relato, solo que ahora le cambie un par de cosas y quedo mejorado
Él me puso en la mesa de centro y junto con mi suegro me dieron una mamada bien rica en la concha y culo, aparte yo mamaba 2 vergas más mientras otros 2 me tocaban las bubis...



Relato
Me llamo Sofía, soy una chica de casi 23 años, no es que sea presumida pero si soy una chica guapa, soy morena clara, mido 1.70 y peso 52 kg, mi pelo es color castaño y llega hasta las bubis y tengo ojos cafés, sé que soy una chava muy guapa así como las chicas que han visto en el metro o en el autobús, tengo unas lindas bubis 36C y un muy buen trasero, no un gran trasero sino un buen trasero, firme y agradable. Soy asistente de una ejecutiva por lo cual me gusta vestir bien y provocador aunque hay momentos en los que no se antoja estar así, y además de eso me considero una chica muy sensual y adicta al sexo.
Vivía con mi madre, mi padrastro y mi hermano pero debido a problemas me tuve que salir de mi casa y fue ahí donde el héroe de mi novio apareció, él habló con su padre y a partir de ahí empecé a vivir en la casa de mi suegro. Antes de mudarme fuimos a hablar con mi suegro él estuvo de acuerdo siempre y cuando no me molestara las constantes visitas de sus amigos ya que esa casa fue construida con ese propósito pero las circunstancias obligaron a que mi novio viviera con él desde los 15 años debido al abandono de su madre, razón más que suficiente para que mi novio tuviera plena confianza en esa bola de amigos. Bueno a final de cuentas mi suegro dijo que yo era una invitada de lujo y que estaba muy contento de que la novia de su único hijo viviera ahí así que haría lo posible para que yo estuviera cómoda. Después de oír eso acepte quedarme ahí obviamente como ayuda y no como compromiso con mi novio, además mi novio no estaba listo aun para una relación de ese tipo ya que él se ausenta mucho de la casa debido a su trabajo, no puedo decirles en que trabaja pero lo que si deben saber es que él se ausenta 2 días y se queda 1 en casa.
Así comenzó mi nueva aventura en la vida, al mudarme mi suegro me dio una habitación estupenda, es verdad que solo había una cama y un ropero pero era una gran habitación pero lo mejor de todo era que tenía baño súper equipado para una rica ducha además de una rica tina y una ventana que miraba hacia mi cama además de otra pequeña que da hacia afuera para que salga el vapor así que estaba más que complacida con eso. Al terminar de revisar mi habitación mi novio me mostro toda la casa y era una linda casa, había una habitación con 2 mesas y bastantes sillas, mi novio me explico que ahí se juntaban todos a ver los partidos de futbol y a divertirse y me contó que esa casa la hicieron con mucho esfuerzo ya que mi suegro no es alguien de dinero pero es alguien que trabajo muy duro para conseguir lo que quiso y ahora solo se encarga (junto con sus amigos) de su pequeña bodega para distribuir frutas y verduras. Una vez que conocí la casa lo primero que hice fue darme una buena ducha pero lo que también hice fue poner una cortina en la ventana que da hacia mi cama, ya que alguien podía espiarme.
Debo decirles que a pesar de mi grandiosa habitación no me sentía muy cómoda, empezó la etapa de adaptación y fue difícil, por razones obvias no podía vestirme como me gustaba, tampoco podía andar así como así en bóxer por la casa así que tuve que empezar a vestir más decente y fue algo muy difícil pero a final de cuentas estaba bien, contribuía a la casa y me sentía útil en la sociedad pero la parte incomodísima llego el día que conocí a los amigos de mi suegro, ese día llegue de trabajar y al entrar a la casa vi a 6 tipos ahí metidos tomando cervezas y viendo un partido de México, al verme se quedaron babeando, no iba provocadora pero si sensual, como venía de la oficina llevaba una falda algo larga pero apretada con una abertura hasta un poco arriba de las rodillas, una blusa y saco que al parecer fue la combinación ideal para hacer que esos tipos me desnudaran con la mirada pero en fin, es la casa de mi suegro y me aguante, mi suegro me presento a todos y como me sentía incomoda solo los salude de mano y me retire a mi habitación, las siguientes veces que los vi me sentía más incómoda pero no podía evitar verlos ya que al entrar tengo que pasar por esa habitación que por cierto, es más bien el comedor y la sala.
Pasaron 3 semanas y mi suegro hablaba conmigo como si fuera su hija y yo creía que le daba gusto que estuviera ahí, él no me miraba como la bola de amigos y eso me hacía sentir bien, poco a poco fue teniendo confianza hacia él, aprovechábamos cuando mi novio no estaba para hablar y hablar, desayunábamos más seguido y era agradable estar ahí y así fue pasando el tiempo. Habían pasado 2 meses y mi novio hizo que me quedara con ellos viendo el futbol, yo sentía las miradas disimuladas y mi novio ni cuenta se daba pero esas miradas fueron calmándose conforme convivía ahí con ellos, de hecho por la convivencia que había fui tomando confianza a ellos y ellos a mí, es más, hasta el futbol me empezó a gustar y me empecé a sentir parte del grupo pero no siempre estaba con ellos, siempre fue en presencia de mi novio. Iba pasando el tiempo e iba sintiendo más cómoda, mi vida empezó a cambiar y también mi forma de vida, pase de ser la chava loca y adicta al sexo a una chava de hogar, mi rutina era casa-oficina-casa y me gustaba, convivía bien con mi suegro y con sus amigos, los fines veíamos el futbol aunque ya no estuviera mi novio pero no tenía aun la confianza de vestir a lo Sofía jaja, eso lo notó mi novio y hablo conmigo, dijo que él me conocía y que me sintiera libre, le expresé mi punto de vista y no lo veía correcto en la casa de mi suegro, me dijo que me sintiera cómoda y como por arte de magia (novio chismoso) mi suegro también hablo conmigo al siguiente día a lo que respondí con un “gracias, lo tomare en cuenta” así que empecé a soltarme un poco más, usaba jeans ajustados y mi suegro no me veía con otra cara pero sus amigos si, aunque no eran tan obvios como al principio si se notaba las miradas aunque no le tomaba mucha importancia, me sentía la más joven del grupo y me la pasaba bien. Habían pasado ya 5 meses y pude comprar mi tele entre otras cosas para mi uso personal.
Un día en el que quise hacer caso a las palabras de mi novio y de mi suegro decidí ponerme por fin una minifalda, no tan corta como acostumbraba pero si sensual, me arregle para ir a la oficina y mi novio puse cara de alegría, dijo que le daba gusto y que se alegraba que empezara a ser la de antes, baje a preparar desayuno y llame a mi novio y mi suegro, mi suegro tardo en bajar así que mi novio comió rápido y se fue, después de un minuto mi suegro bajó y se quedó con la boca abierta, esta vez me miro como mujer y no como hija, me incomodo un poco pero lo deje así, pensaba que era normal (ya que desperté esas sensaciones hasta en mi padre jaja) y me fui a la oficina, terminé y al llegar de nuevo a casa mi suegro me vio más descarado, de la misma manera lo tome normal pero notaba que se me acercaba más, sin tocarme pero se acercaba. Pasaron los días y yo tenía cada vez más libertad, al salir con mi novio notaba como mi suegro se moría de envidia y eso me causaba risa, recordaba la excitación que provocaba antes de mudarme así que me divertía, no pensaba en nada con mi suegro así que solo era divertido. Así pasaban los días, vestía mucho más cómoda, incluso en las noches solo dormía con un pequeño bóxer, pero la confianza se fue haciendo cada vez mayor. En una día caluroso, solo tenía un bóxer, eran alrededor de la 1 de la madrugada y decidí bajar por un vaso de agua, yo pensaba que ya todos dormían así que bajé por un vaso de agua, al bajar a la cocina tengo que pasar por la sala y el comedor, al pasar vi a mi suegro ahí en la computadora, él me vio así y se quedó sorprendido, le dije que me disculpara, que pensaba que no había nadie, él me dijo que no importaba, que el comprendía ya que hacía calor y que incluso a él se le antojaba dormir sin ropa, los dos reímos y así lo dejamos. Después de lo sucedido y viendo que no le importaba a mi suegro ni a mi novio, empecé con la vieja rutina de antes, me vestía como quería, hablaba como quería y me comportaba como quería, eso me orillo a recordar mis viejas épocas de sexo y en verdad quería ser penetrada por alguien más que mi novio, era un gran deseo pero era muy difícil, casi imposible ya que si me salía de mis horarios mi suegro lo notaria y en base a eso, él se lo diría a mi novio.
Bueno sin para no hacer tan largo mi relato con detalles, les diré que llego el tiempo en el que ya me llevaba súper bien con todos, ya no me incomodaba estar en minifalda con ellos ya que eso me hacía sentir sensual, no planeaba tener sexo con alguno de ellos pero me agradaba que esa bola de perversos me mirara, no eran tan descarados pero si lo notaba, eso me encantaba y con eso era feliz, creí que el sexo no era tan necesario para sentirme sensual y sexy.
La relación con mi suegro y sus amigos ya era grandiosa, nos llevábamos como adolescentes, me hacían bromas pesadas, con respecto a mi cuerpo y yo reía con ellos, también les hacía bromas y estábamos bien, obviamente no era en presencia de mi novio que ya para ese entonces faltaba mucho a la casa y lo veía más distanciado de mí, aun así me la pasaba muy bien con las bromas de ellos, por ejemplo, ellos me decían, cuida esa bubis no vaya a ser que me haga una rusa con ellas, yo les decía, huevos como si supieras jaja, o por ejemplo ellos me decían “préstame 200 baros no” y yo les decía “ni que tuvieras una vergisima” y ellos me decían “yo te doy esos 200 si nos la mamas” y ese tipo de bromas, ya saben cómo es eso, solo bromas pesadas. Como les decía, no planeaba hacerlo con ellos, imagínense, una chica como yo con una bola de señores urgidos que si bien no eran tan feos, no eran guapos, eran señores mayores de 50 años, los 7 incluyendo a mi suegro, todos son panzones, 3 de ellos tenían barba, 1 un buen bigote y mi suegro y los otros 2 no tenian barba, él que si daba miedo era uno de los de barba, mide casi los 2 metros y aparte de lo alto estaba más musculoso que los demás, y repito que los demás porque como son hombres de trabajo duro, forzosamente tienen que tener musculo aparte de su panza jaja. En fin, eran hombres que no eran mi tipo así que solo me la pasaba bien con ellos y hasta ahí, a pesar de que si notaba que querían hacerlo conmigo, incluso mi suegro.
Aquellos recuerdos de sexo y las ganas se fueron haciendo más fuerte conforme pasaba el tiempo, todo en una simple semana, era día lunes y llegue de trabajar 2 horas antes, al llegar hice poco ruido pensado que mi suegro estaría dormido (los días lunes son muy pesados para mi suegro y siempre lo encuentro dormido), una vez que abrí la puerta de la calle entre rápido y abrí la puerta de la casa, al entrar vi algo que me dejo muy sorprendida, ahí estaban todos frente al televisor viendo una película porno, al verme apagaron deprisa la tele y hubo un silencio, de esos silencios que duran 3 segundos pero que parecen más, yo solo les dije en forma de broma “tenían que ser ustedes pinches depravados”, estaban tan apenados que solo sonrieron y les dije que no importaba, que lamentaba interrumpirlos y me retire a mi habitación, ahí me la pase pensando cómo era posible que ellos vieran juntos una película de esas, y más aún, no era una película porno normal, lo que alcance a ver fue a una chava mamando vergas a 6 tipos, además de que noté que escondieron un folder blanco, eso me dio algo de incomodidad ya que lo más seguro era que las bromas que ellos me hacían eran fundadas en esas películas pero lo deje pasar. Para el día viernes (festivo, por lo que no se trabajaba) tenía planeado salir con mi novio así que me prepare para la ducha, mi novio dijo que mientras yo me arreglaba iría a visitar a un amigo y que regresaba en hora y media, me fui a la ducha y puse la regadera, alcancé a escuchar cuando se fue mi novio y 2 minutos después escuché un ruido en mi habitación, eso me causó duda así que sin cerrar la regadera me fui a la ventana que da a mi habitación y abrí un poquitito la cortina para ver qué pasaba, al asomarme vi a mi suegro buscando entre mi ropas interior, me quede quieta por la sorpresa y seguí viendo, el volteó hacia el baño y me quité sin mover la cortina, segundos después me volví a asomar y vi a mi suegro sacando unas de mis tangas, el agarró una de hilo dental (casi no uso de hilo dental pero si uso tangas normales y pequeños bóxer) era mi tanga rosa favorita y dejó las demás en el cajón, empezó a frotarla en su cara mientras agarraba su verga encima del pantalón, volvió a voltear y yo hice lo mismo, lo volví a ver y vi que sacaba su verga del pantalón, lo que vi me dejo impresionada, era una verga gruesa, aun no estaba totalmente erecta y ya se veía grande, bajo un poco sus pantalones dejándome ver que mi suegro era alguien con mucho bello, mientras pasaban los minutos su verga fue creciendo hasta que quedo completamente erecta, les repito, era una verguisima, fácilmente llegaba a los 23 cm, no era la verga de esos actores porno pero era una gran verga y me excitaba más el saber que nunca me había penetrado una verga de ese tamaño, siempre habían sido vergas normales las que había probado, unas más grandes que otras y otras más pequeñas pero gruesas, la de mi suegro era grandiosa, era gordísima y larga, yo me quede viendo ese gran espectáculo que duro unos 10 minutos, notaba como se masturbaba y yo hacía lo mismo con mi mano, él termino en mi tanga, al ver cómo salía esa cantidad de semen me excitó tanto que hice un pequeño ruido con los pies, razón por la que mi suegro metió la tanga así en el cajón y se fue corriendo, yo me quede ahí un rato y decidí salir a ver la tanga, al verla noté que el semen estaba ahí en el triángulo de la tanga, no se chorreo nada y al ver eso, lo que hice fue agarrar la tanga y pequeño consolador y me metí a la ducha, probé un poco y mi excitación fue cada vez mayor, me masturbaba con el consolador y decidí que ese semen debería ser probado por mi cosita así que tomé mi tanga y la puse sobre el consolador y me lo metí por la vagina, me lo metía y sacaba y brotaba en gran cantidad, se desbordaba por mis piernas (creo que llevaba tiempo mi suegro sin tener sexo, era mucho semen jaja) saqué la tanga y el consolador y también me lo metí en mi culito, así que con el consolador me fui metiendo ese rico semen hasta terminarlo, después de eso me aliste para salir con mi novio, pensaba llevar jeans pero me debido a la excitación decidí usar un vestido ¾ ajustado sin escote y sin ropa interior, eso era todo además de las zapatillas, cuando estaba lista mi novio ya había llegado, me echó un grito y al bajar estaba mi suegro platicando con mi novio, ambos me quedaron viendo bastante y en ese momento decidí jugar un poco, le dije a mi novio si él había subido a mi habitación cuando me estaba bañando, mi suegro se quedó pálido jaja, mi novio dijo que si había subido por las llaves de coche que dejo anoche y yo le dije “ah sí pues gracias por el regalito, estuvo delicioso” jaja, mi novio de seguro pensó “que le pasa a esta loca” pero vi alivio en la cara de mi suegro y creo que fue lo mejor que pude haber hecho jaja. Cuando llegamos a la casa vimos a los amigos de mi suegro, mi novio solo saludo y se fue corriendo al baño, oportunidad que aproveche para cotorrearlos sobre la película porno que estaban viendo, como me estaba con el cotorreo uno de ellos dijo, “te aseguro que no aguantarías nuestras vergas”, yo me quede callada un momento, le dije “estas tarado” y momentos después llegó mi novio pero eso que me dijeron me puso a mil, me puse a pensar si aguantaría yo algo así y más si todos la tenían como mi suegro, esa noche me la pase pensando en que pasaría si todos ellos me la meten hasta que ya no puedan, yo había pasado por muchas cosas en el sexo, ya había hecho una doble penetración con mi novio (ya sé de donde lo saco) y un amigo pero solo fue una vez, lo había hecho hasta con mi propio papá y hasta con mis medios hermanastros pero nunca nada así, la idea daba vueltas por mi cabeza hasta que dormí. Para el sábado, que por cierto casi siempre estoy sola aproveche la oportunidad para revisar en las cosas de mi suegro, quería ver esa película y ver qué es lo que podría pasar, busqué y no encontré nada en las películas pero me llamo la atención una cajita de madera con un candado, curiosamente al estar buscando en otros lados vi un llave y BINGO, esa era la llave del cajón, la abrí y efectivamente había películas porno además de un folder blanco, me acorde de la vez que los sorprendí viendo porno y el folder blanco, revisé el folder y habían fotos mías, fotos de mi trasero, fotos en minifalda y fotos debajo de la minifalda, recordaba cuando mi suegro se acercaba y de seguro ahí aprovechaba la oportunidad para sacar la foto, eso en vez de molestarme me puso muy caliente porque así confirme que ellos tenían una fantasía conmigo, después de eso puse una película en el DVD, al ver el video no pude más y me desnude ahí en la habitación de mi suegro y me empecé a masturbar, saque una de sus trusas y la frotaba por mi conchita y me imaginaba siendo aquella chava de la película.
La decisión estaba tomada, era coger con ellos sí o sí, a partir de ahí actuaba más provocativa y las bromas las seguíamos más fuerte, en un partido hice una apuesta con uno de ellos, si yo ganaba, él le agarraba la verga a mi suegro encima del pantalón, ellos dijeron “ooohhhh, ya te jodiste” ya sabía que era por como la tenía mi suegro así que él me dijo que va, siempre y cuando si él ganaba le dejaba tocar una de mis bubis, obviamente le dije que no aunque por dentro eso es lo que quería, obviamente él gano y no lo deje tocar mi bubi, ellos me dijeron “ya lo sabíamos, te pegan jaja” así que para que no dijeran nada lo deje tocarme una bubi, fue tan rico sentir esa mano grandota y dura que casi les decía COGANME, así me quede con la ganas porque tenía que hacer un plan, no iba a ser tan obvia.
Era hora de saber qué es lo que pensaban así que iba a usar una estrategia que no falla, era sábado y llegué de una fiesta ya que mi novio no estaba y mi suegro dijo que no habría problema, como de costumbre ahí estaban todos, obviamente yo sabía eso por lo que ese día llevaba una mini falda de mezclilla, antes de entrar me levante un poco más la mini y entre, lo primero que note fue sus caras de deseo, aun no era hora así que fui a saludar a mi suegro (de beso en la mejilla) pero no dejé que se levantara del sofá, así que al saludarlo levante las pompis dándoles el espectáculo de su vida, lo mismo hice con los demás así que todos pudieron ver eso, sin que se dieran cuenta dejé el celular grabando y al escuchar la grabación confirme todo.
Un amigo (seria mucho poner nombres así que lo dejare así): No mames, que pinche ricura tienes viviendo aquí.
Un amigo: Si no manches, te sacaste la lotería.
Suegro: Nos la sacamos jaja.
Un amigo: Vieron la tanguita que traía.
Suegro: En esa tanga probo mi semen.
Un amigo: Que pinche culo tiene, me lo voy a reventar.
Suegro, Uff, si la vieran como coge, la he visto con mi hijo.
Un amigo: Ya la veo mamando nuestras vergas.
Suegro: Ya les dije que mi hijo se va a ir 2 meses a Guadalajara, aprovechemos esa oportunidad, la emborrachamos y la cogemos.
Eso me dejo peor, era un hecho, y lo mejor era que tenían su plan y más aún mejor, mi novio se iría 2 meses, yo sospechaba que yo no era la chava de su vida y que él estaba enamorado de alguien más así que no habría remordimiento, además si mi novio se va ya no habría nada que me deje quedarme ahí así que tenía que ganármelo, y de qué manera jaja. Así que comenzó mi plan.
4 días después mi novio me confirmó lo de su salida, yo puse cara de triste para que no sospechara, él se iría en 3 semanas (bastante tiempo que aguantar) así que en ese lapso me dediqué a ser muy provocativa, con decirles que las pláticas que tuvimos eran más de sexo que de futbol, me preguntaban cómo empecé en el sexo y yo les preguntaba, era obvio que eso nos ponía calientes pero aun no era el momento. Volví a encontrar semen en mi tanga e hice lo mismo, tan caliente estaba que lavé la tanga en la misma ducha y la seque con la secadora de pelo lo más que se pudiera, me la puse junto con unos jeans ajustados y dejando asomar la tanga, mi suegro se puso como loco y sus amigos peor, en fin, pasaron muchas cosas provocativas esos días. Las tres semanas se fueron muy lento.
Mi novio se fue un día viernes y en resumen, los días anteriores fueron para calentarlos y darles más entrada para el siguiente viernes ya que después de rechazar varias invitaciones a tomar tequila con ellos decidí que ese día tomaríamos algo de tequila y la pasaríamos bien, bueno eso les dije pero lo que en verdad quería decir era que ese viernes me la pasaría mamando y recibiendo sus vergas jaja, además ellos me dijeron que estarían 3 novias de ellos así que no estaría sola. Bueno al primer día que se fue mi novio, el día sábado, me puse una playera ajustadísima sin sostén y unos jeans para ver el partido con todos ellos, como siempre la apuesta no se hizo esperar y esta vez la apuesta fue con mi suegro, era lo mismo que lo anterior, que me agarraran las bubis, afortunadamente perdí y mi suegro se dio el gusto de su vida, yo solo esperaba el día viernes para terminar con todo.
Para el domingo empecé con mi el nuevo look con el que quería que me cogieran, como ya les había dicho me gusta hacer un plan y hacer una situación, es más excitante para mí que coger así, bueno les decía que ese día me fui a la estética e hice un cambio radical a mi hermoso pelo, de tenerlo hasta las bubis lo deje un poco debajo de mi barbilla, así como Victoria Beckham, pues quería un look de ejecutiva puta, al llegar a casa mi suegro me miró asombrado por mi cambio, me dijo que cual era el motivo, le dije que iría a una reunión con mi jefa con uno de sus clientes para cerrar trato y quería que fuéramos provocativas, obviamente eso era parte del plan, le dije que no sabía el día y él me dijo que no olvidara la fiesta del viernes. Lógicamente al no estar mi novio, mi suegro invitaba a sus amigos diario, bromeaba con ellos como siempre y se notaba el ambiente excitante, yo aún no quería hacer nada hasta el viernes y así paso la semana.
Llegó el viernes, yo estaba muy caliente al amanecer, mi suegro salió temprano y le dije que ese día tendría la reunión con mi jefa, que lo sentía pero llegaría tarde, yo seguía dejando el celular grabando así que me entere que ese día ellos llegarían a las 11de la noche, también me enteré que no habría otras chicas y que el plan era hacerme sentir confiada, eso es lo que yo quería, bueno yo le dije a mi suegro que ese día llegaría como a las 11 o 12 de la noche, él me dijo que no habría problema porque ellos también llegarían a esa hora y como yo soy muy astuta quise calentar el asunto, le dije a mi suegro que no se espantara si llegaba muy provocativa ya que es una cosa de negocios, eso le dio mucho gusto y dijo que el comprendía.
Él se fue de la casa más temprano y después yo a la oficina, obviamente no iba a salir vestida como puta pero pedí permiso para salir temprano, al salir me fui volando a la casa para prepararme, ya tenía todo listo, pase a una sex shop para estrenar una rica tanguita, al entrar era evidente las miradas de todos, el encargado me preguntó que buscaba, le pedí una tanga pero no una de hilo dental normal, quería una sexy, me dijo que había tangas normales, de hilo dental y que además había micro tangas, le pregunte que me mostrara una, él no perdía la oportunidad para sacar el comentario provocador, me mostro 3 tangas y me fascinó una, una micro tanga negra que apenas y alcanzaba a tapar la rajita de mi conchita (me refiero a lo ancho), además no tenía el típico triangulo atrás lo que hacía que se viera más sexy, esa tanga me fascinó y la compré junto con un sostén también muy pequeño y justo cuando pagaba vi una minifalda negra que me encantó, le dije al encargado que me las mostrará y decidí comprarla, era una minifalda negra tipo ejecutiva, obviamente no una decente jaja, llegaba a unos centímetros de las pompis y muy ajustada color negro, era la minifalda perfecta además de que compre unas lindas zapatillas.
Llegué a la casa a las 6 de la tarde, estaba tan emocionada y excitada, le hablé a mi suegro para confirmar que llegaría a las 11, se escuchaban la voces de los demás pero no dije nada, le dije que llegaría a las 11 y así quedamos. Pensaba como seria todo y cómo actuar, me metí a la ducha a las 7:30 y salí casi a las 10, me hice un súper lavado anal ya que yo soy súper higiénica en ese aspecto y más aún cuando se trata de tener sexo anal, además de que el sexo anal me fascina, me bañe muy pero muy bien y me depile el pequeño triangulo que siempre me dejaba, al salir de la ducha ya tenía preparada la ropa, después de eso me empecé a alistar, me puse la tanga y uff, se veía estupenda, me ponía enfrente del espejo y era asombrosa, la minifalda se veía súper genial, en verdad estaba tan corta, si me agachaba se veía muy rico debido a que era una mini ajustada, al verme en el espejo decidí no usar medias, tampoco decidí pintarme mucho porque creo que así ya me vería como puta cualquiera y no como quería. Me arregle muy bien mi pelo y me puse al final las lindas zapatillas de tacón de aguja muy altos con cordones que llegaban a media pantorrilla, se veían muy sexys, me veía tan genial, en verdad no era como una prostituta, como faltaba aun media hora me puse a jugar con el consolador y lo metí en mi culito para que se fuera dilatando mientras yo arreglaba lo demás, agarré un saco y baje al comedor (les dije que esta junto a la sala), puse el saco en la mesa de centro de la sala y encendí mi laptop en la mesa, ahí estuve unos minutos, me senté en la silla y GUUAAUU, como tenía el consolador metido sentí muy rico así que me quede ahí sentada (el consolador tiene un pequeño borde así no se fue todo jaja), en eso estaba, cuando escuché que abrieron la puerta de la calle, no me dio tiempo de quitármelo y como vi que ya iban a entrar solo cruce las piernas y ya se imaginaran como se veía, aunque como estaba en la mesa ellos no tenían una buena vista de mí.
Entraron y me saludaron, al pasar conmigo no podían dejar de ver mis piernas pero lo extraño fue que no eran los 6 que conocía (aparte de mi suegro), entraron 2 tipos, uno de barba corta y otro de barba larga, grandes los 2 y a como estaba en ese momento solo me importaba que estuvieran dispuestos a metérmela y así empezó esa rica noche…
Yo: ¿y los otros 2 no van a venir?
Suegro: Claro que van a venir, solo que esperaron a sus novias y vienen en un rato.

Mientras hablaba movía mi cola para sentir más el consolador y era fascinante, después de 10 minutos me uní a ellos, al pararme todos se quedaron viéndome.
Un amigo: GUAU, seguro que fuiste a una reunión jaja.
Yo: Cállate idiota, obvio que sí.
Suegro: Pues cuidado, no te vayas a tener una reunión aquí jaja.
Yo: Usted también cállese, además ya sabía que teníamos que cerrar un trato y bueno, mejor me voy a cambiar y bajo.
Un amigo: No, si quieres así quédate.
Yo: Jaja que dijiste, esta tonta así se va a quedar, claro que no.
Suegro: Pues si en tu reunión así estuviste qué más da que te quedes así con nosotros.
Yo: Bueno dame un poco de tequila y no sean léperos y me animo.
Un amigo (el otro de barba corta): Eso es todo pequeña.
Para ese entonces yo me sentía a mil, el consolador no me lastimaba ya que era chico y decidí dejarlo ahí, me hicieron un espacio en el sofá y me senté, cruce las piernas ante el asombro de todos y me puse un cojín para no ser tan obvia y empezamos a tomar, las bromas no se hicieron esperar y en eso sonó el celular de mi suegro, dijo que eran los otros 2 y que ya venían, me quedé con la duda de que vendrían más chavas y eso me incomodó aunque lo vi lógico ya que sería mucho estar con 9 hombres yo sola. Tenía un grandísimo reto porque cuando llegaron los otros 2 no llegaron chavas, entraron los 2 con otros 2 hombres que tampoco conocía, en ese momento temblaba de emoción al ver que no entro ninguna chava y más aún porque había un hombre que me excitaba tanto como mi suegro y el de barba larga, era un hombre bastante gordo y también de barba, no sé porque pero me excito demasiado, siempre fui la chava que salía con hombres sexys pero esto era anormal en mi pero aun así estaba muy caliente, el saber que tendría 11 vergas para mi sola me hacía sentir la más puta de todas, al parecer ellos presentían que no haría falta que me emborrachara, pero debían estar seguros por lo que les empecé a ayudar, tomamos tequila y cotorreamos una media hora aproximadamente, yo soy una chica que está acostumbrada al tequila y por supuesto, soy una chava que finge las borracheras, así que empecé fingiendo un poco el mareo, al verme ellos noté sus caras de lujuria, al parecer ya era el momento de pasar a un nivel más cachondo así que les di una nueva entrada.
Yo: Oigan y eso es todo lo que saben hacer, para eso me invitaron a tanto.
Suegro: Pues es que eso no se puede hacer en tu presencia.
Un amigo: Claro que se podría, si es que ella no raja.
Yo: Jaja, yo rajar? qué te pasa díganme que es y ya veremos.
Suegro: no mamen, cálmense que se va a ir.
Yo: No sea chillón suegro, a ver que es, de seguro es jugar botella.
Un amigo: No como crees, eso no es algo de una chica de casita jaja.
Suegro: Esta bien, juguemos botella, solo no te vayas a enojar.
Yo: JAJA, bueno haremos esto, si ustedes no rajan con mi novio yo tampoco rajo.
Todos: Si!!!!!
Así empezamos a jugar botella, todos nos juntamos en la mesa de centro y yo seguía fingiendo cada vez más mareo.
Yo: Yo digo que sea verdad o reto.
Suegro: Solo eso? mejor al que le caiga la botella que se quite una prenda y haga verdad o reto

Un amigo: Jaja, pues no que muy liberal y no sé qué. Jaja, pues te doy 100 baros y ya estas. Órale, anímate, además nada sale de aquí.
Yo: JAJA, muy bien, que sea así.
Obviamente eso era lo que quería, quería quitarme la ropa frente a todos ellos pero tenía que seguir con el juego así que me puse el saco. Después de varia rondas me tocó a mí.
Un amigo: Tu reto será mmm… no mejor no, no la aguantarías jaja.
Todos: La falda, La falda.
Yo: Que les pasa, obvio no, mejor el saco, además solo se quitaron los zapatos esos 2.
Un amigo: Bueno pues para empezar quita ese cojín de ahí jaja.
Yo: Jaja, no mames.
Suegro: Te aseguro que no diremos nada, anda anda, tú dijiste que aguantarías.
Me quite el cojín de las piernas y todos se quedaron viendo, más aún porque cruce las piernas de una forma que se viera un buen paisaje, yo seguía fingiendo mareo pero también empecé a actuar muy pero muy feliz, eso también era parte del plan, así que ellos hacían sus bromas con mucha libertad con el paso del tiempo.
Un amigo: Ya quiero que te toque Sofía para hacerte una rica rusa.
Después de 10 minutos de rondas ya me estaba cansando de eso así que puse más cachondo el asunto.

Yo: Oigan que les pasa, quieren que yo me quite no sé qué tanto y ustedes no pasan de los zapatos, el próximo que se quite 2 prendas.
Así paso y el siguiente fue uno de los que no conocía antes, se quitó la playera y el pantalón y su verga se marcaba muy bien en esa trusa, no estaba erecta pero se veía bien, no como mi suegro pero con las ganas que tenía no importaba.
Un amigo: Ahí está, para que la princesa no diga que somos como ella.
Yo: Jaja; cálmate tú, como si tuvieras que presumir.
Seguía pasando el tiempo, hablaba incoherencias y ellos lo notaban, el ambiente se ponía más caliente y por ello algunos se empezaban a quitar los pantalones quedando solo en trusa, ante tal paisaje no podía ocultar mis miradas, cosa que ellos notaron pero después de algunas rondas toco mi turno.
Un amigo: Bien Sofía, ahora te toca quitarte la blusa y el sostén y hacer un baile en la mesa de centro.
Yo: No como crees, además yo elijo verdad o reto.
Un amigo: Bueno pero el sostén va para afuera.
Yo: Me quietare solo la blusa y les diré una verdad.
Un amigo: No, son 2 prendas las que te tienes que quitar.
Yo: No, no, espera, esto les va a gustar, (me quite la blusa ante el asombro de todos).
Todos: Sostén, sostén, sostén.
Yo: No mamen, esperen, oigan lo que les voy a decir.
Yo: Muy bien, le verdad que les diré es que tengo un rico consolador atravesado por el culo.
Un amigo: JAJAJA, muy bien, eso es todo Sofía, eres lo máximo.
Suegro: Ya ven idiotas, les dije que todo saldría bien jaja verdad pequeña. Y eres una buena niña que nos dejara ver verdad…
Yo: Jaja, claro que no, además aún faltan ellos.
Con eso basto para que 2 de ellos la tuvieran parada, se veía tan rico ese ambiente pero quería seguir jugando, hasta que me toco de nuevo a mí.
Todos: Falda, falda, falda.
Yo: JAJA, están locos, además yo traigo tanga y los ellos aún tienen pantalón y trusas.
Un amigo: Entonces has un baile sensual en la mesa, que te parece.
Me subí en la mesa casi a punto de caerme, mi suegro me tomo de la caderas y me arrimó su verga, era tan rica que podía explotar ahí, me subí a la mesa de centro y les empecé a hacer un baile sensual, aún faltaba algo más, así que para dar mayor entrada me quité la súper minifalda, al quitármela y dar la vuelta todos vieron el consolador en mi culito, los voltee a ver y todos ya la tenían parada, los que faltaban por quitarse el pantalón lo hicieron y todos quedaron solo en trusa, sus vergas estaban bien erectas y empezaron a hacer bromas.
Un amigo: GUAU, que rica estas Sofía.
Un amigo: En verdad que sí, sácate ese juguetito y muéstralo.
Un amigo: Ah pues si te quitas el sostén yo me haré una rica chaqueta con tus tetas.
Suegro: Eres divina pequeña.
Les hice un bailes muy sensual al estilo borracha, todos estaban alborotados pro tal espectáculo que les estaba dando, casi me caía por los tacones y amigo gordo me alcanzó a tomar, se puse detrás de mí y sentí su verga.
Yo: GUAU, se ve que estas bien prendido jaja, apoco no has tenido a alguien como yo.
Gordo: Jaja, la verdad no, me gustaría hacerme esa rusa que tanto dicen.
Yo: JAJA, y yo que gano.
En ese momento deje de fingir y les dije: “Miren como los tengo idiotas, pero vamos a hacer esto, dejaré que el gordo se haga la rusa”.
En ese momento me puse de rodillas y el gordo sacó su rica verga y empezó a deleitarse con mis bubis, yo estaba tan prendida al verme así con todos mirando, mi suegro solo los detenía porque querían abalanzarse sobre mí.
Yo: lo hiciste bien, ahora que me tienen aquí, que van a hacer pendejos.
Solo dije eso y todos se quitaron sus trusas y me tocaban por todas partes, mi suegro estaba en el sofá con su enorme verga masturbándose, me paré y fui con él y lo levante del sillón, lo lleve a la pared y me puse de rodillas.
Yo: Que pasa suegro, está nervioso.
Suegro: No sabía que fueras tan puta.
Yo: Apoco pensó que no me di cuenta de que tomaba mis tangas.
Suegro: No sabes cómo espere este momento.
Yo: No sabe cómo espere mamar esa rica verga.
En ese momento empecé a mamar esa enorme verga ante el asombro de todos.
Suegro: Habías visto una así.
Yo: No, ninguna suegro.
Yo: Le gusta papito.
Suegro: Claro que sí, tienes una boca bien rica, eres toda una puta. Te gusto lo de puta.
Yo: Si papito.
Suegro: Bien mi perra, déjame ver ese juguetito.
Yo: Claro que si (nos fuimos al sofá riéndonos de todos).
Yo: Nada más que me reviente el culo mi suegrito y veremos que pueden hacer.
Mi suegro me puso en 4 en el sofá e hizo a un lado la tanga, agarró el consolador y lo movía bien rico, después de un rato lo saco completamente y metió 2 dedos, todos estaban masturbándose en lo que mi suegro jugaba con mi culito, me volteó boca arriba en el sofá y me volvió a meter el consolador, me quito la tanga y empezó a lamer mi conchita mientras seguía jugando con el consolador.
Suegro: Eres la más rica de todas. Te va a doler así que prepárate.
Yo: Nunca he tenido una de ese tamaño pero acepto el reto.
Todos reían al oír eso, mi suegro sacó el consolador y metió su rica verga por mi culo.
Yo: Aaahhhh!
Suegro: Te gusto perra?
Yo: Ya métela toda papito.
En ese momento el metió casi toda la verga en mi culito, yo gemía de placer mientras el metía y sacaba, sentía como mi culo se aferraba a su verga y no la dejaba salir.
Suegro: Eso es Sofía, aprieta así bien rico, Ohhh! eres la mejor, haber ustedes vengan para acá.
Mi suegro se acostó en el suelo y me dijo que lo montara y así lo hice, era tan grande la verga de mi suegro que decidí que mejor otro se acostara y me diera por la conchita, así pude montarme bien y relajarme para otra ronda con mi suegro, mientras tanto los demás hicieron un circulo en mi con sus vergas y empecé a lamer cada una de ellas, eran muchos pero le di una buena mamada a todas esas vergas, las más ricas eran por supuesto la de mi suegro, el señor de barba larga y la del gordo, que después de la ronda de mamadas el gordo me acostó en el suelo y me hizo la del misionero, yo me sentía tan excitadísima ahí tirada en el suelo con las piernas bien abiertas debido a que él estaba muy gordo pero me fascinaba sentir esa panza en mi además de su rica verga.
Así pasaron todos dándome por mi conchita menos el de barba larga.
El de barba: Haber princesa, quiero yo probar ese culo pero primero vas a probar unas ricas mamadas de tu suegro y mías que te parece.
Yo: Ahhh, Ahhhh, tu dale.
Él me puso en la mesa de centro y junto con mi suegro me dieron una mamada bien rica en la concha y culo, aparte yo mamaba 2 vergas más mientras otros 2 me tocaban las bubis.
El de barba: Bien princesa, dame ese culito.
Yo: Métemelo ya.
El de barba me metió su enorme verga en mi culo, estaba como la de mi suegro, así que no entraba toda y me costaba acostumbrarme a esas vergas, había que solucionar eso así que la mejor forma fue…
Yo: Haber todos, quiero que me revienten el culo ya.
Basto con eso para disfrutar del mejor sexo anal que he tenido, 11 machos penetrándome era una sensación inigualable, era bastante rico y mientras uno me lo metía otros 2 recibían mis mamadas, paso casi una hora de estar cogiendo con esa bola de machos y yo quería más, afortunadamente eran muchos así que si uno sentía que se venía, ese se quitaba y le deba el lugar a otro así que no había descanso para mí, en varias ocasiones quise quitarme los tacones pero no me dejaron, decían que así era más sexy.
Uno de ellos se acostó boca arriba y yo me ensarte en su verga con mi conchita quedando de frente a él, en eso mi suegro se puso detrás de mí rosando mi culo en varias ocasiones con su verga.
Suegro: Oye Sofía, quieres saber lo que es bueno jaja, te vas a sentir como la más puta de todas.
Yo: Ahhh, ya se dé que habla, solo métalo y hágame sentir así, la más puta de todas, quiero que la meta toda.
Mi suegro metió su verga una vez más haciendo una doble penetración que originó mi primer orgasmo, todos reían menos los involucrados, yo recibía 2 vergas a la vez y era grandioso mientras también mamaba otra verga, después se quitó el que estaba debajo de mí y se colocó el gordo, así fueron pasando varios hasta que pasaron como 2 horas, aun no era suficiente para mí pero al parecer ellos ya estaban llegando al límite.
Suegro: Puta-Sofía (a partir de ahí así me llama mi suegro), déjame acabar en tu culo por favor.
Yo: No, Ahhhh, aun es muy pronto, Ahhhh.
Suegro: No te preocupes, aún falta lo mejor.
Un amigo: Es verdad, no te preocupes y déjanos acabar esta vez.
Suegro: Déjame ese rico culo por favor.
Yo: Ahh, está bien suegrito, mi culo es suyo.
Un amigo: Y qué hay de nosotros.
Yo: Quiero que 5 terminen en mi boca y los demás en mi concha, pero mi suegro me termina en mi culo.
Todos se fascinaron al oírme decir eso, me decían puta, perra, golfa y eso me fascinaba, mi suegro me volvió a tomar de las caderas y me puso en el costado del sofá quedando mi culito a su merced.
Suegro: Ahhh, que rico, esta vez entrara todo.
Yo: No me haga esperar por favor, métamelo yaaaaaaa. Ahhhhh, Ahhhhh, Ahhhhhh, que rico, cógeme más.
Suegro: Ohh, claro que si mi puta.
Yo: Ahhhh, Ahhhh, mas, mas. Ahhhhh, si por favor, todaaaaa. Ayyyyyy, que rico, Ahhhhhh, Ayyyyyyy, más por favor, no pares, Ayyyyyy.
Suegro: Recuerdo las veces que te veía vestida de puta, ohhhhh, me vengo, me vengo.
Yo: Ahhhhh, sí que rico, Ahhhhhh.
Mi culo estaba más que dilatado, la verga de mi suegro entraba toda, toda, era tan rico sentir ese entrar y salir, yo gemía más y más, así estuve con mi suegro alrededor de 10 minutos hasta que sentí ese rico chorro de semen inundándome el culo, fue una sensación tan rica que me provocó otro orgasmo, una vez termino mi suegro nos quedamos ahí pegados como 2 minutos, después mi suegro saco su verga y me la dio para otra mamada.
Yo: Au, que rico, faltan ustedes.
Los demás me fueron cogiendo uno por uno y terminaban, unos en mi concha, otros en mi culo, unos más en la boca, rostro y bubis, me encantó hacerlo con el gordo y el de barba larga ya que ellos son los que tenían la verga más grande junto con mi suegro, los demás tenían vergas normales pero reconozco que me gustó mucho ser tocada por ellos, sentir esas manos callosas en todo mi cuerpo y ser penetrada por 11 hombres, la doble penetración duro muy poco, yo pensaba que en verdad todo se había acabado y aun no estaba satisfecha, me quede de ganas de más.
Yo: Que les paso, apoco ya se terminó todo.
Un amigo: Eres tremenda, lo disfrutaste.
Yo: Mejor díganme si les gustó.
Un amigo: Tienes el mejor culo que haya probado.
Yo: Pues será suyo cuando quieran.
Suegro: Dime una cosa, aguantarías otra ronda.
Yo: Mejor díganme si pueden ustedes jaja.
Suegro: Ves estas pastillas, nos pondrán como locos, ve a arreglarte de nuevo y estaremos listos
Yo: GUAU, espero que sea mejor que hace rato.
Era increíble que después de recibir 11 vergas aun quisiera más, debo decirles que sentía dolor pero era un dolor rico, quería seguir cogiendo así que me subí a mi habitación y me di una ducha rápida, terminé y me dispuse a vestirme de nuevo, en eso subió mi suegro con la verga bien erecta.
Yo: GUAU, se ve genial suegrito.
Suegro: Ves lo que hacen las pastillas, se ve que te encanta verdad perra.
Yo estaba aun sin vestirme y viendo la situación me puse en la cama dejando las pompis al aire.
Yo: A ver si es cierto papi, métemela como si fuera la primera vez que ves a esta puta.
Mi suegro me agarro de las caderas y sin más me clavo esa rica verga hasta el fondo, la posición se lo facilitaba y me encantaba.
Yo: Ahhhh, Ahhh, más duro, pareces niño Ahhhhhh.
Suegro: Vamos perra, aférrate a mi verga.
Al oír lo que estaba haciendo con mi suegro subieron de inmediato los demás, mi suegro me soltó y le volví a dar una mamada a todas esas ricas vergas, después fui penetrada de nuevo por todos ellos.
Suegro: Ahora si Sofía, vas a saber lo que es bueno, haber ven tu (le decía la de barba).
El de barba: Ya es hora verdad.
Suegro: Haber nuerita golosa, ponte los tacones.
Yo: Listo, que sigue (mi suegro se acostó en la cama).
Suegro: Móntame perra, quiero tu culo pero déjate los tacones (me subí a la cama y lo iba a montar mirándolo al rostro).
Suegro: No perra, de a cangrejo.
Monte a mi suegro de cangrejito, metí su verga en mi culo y empecé a montarlo, uno más se subió y me dio su verga, es tan rica esa posición y de hecho es mi favorita.
Suegro: Eso perra, disfruta, vamos apoya tus pies en mis muslos.
Yo: Ahhh. Ahhhhh, Ahhhhh, Ahhhh. Si papi, si papi.
Y así con todo y tacones apoye mis pies en los muslos de mi suegro, era aún más rico el subir y el bajar, mientras yo estaba siendo penetrada veía el show de vergas masturbándose alrededor de toda la habitación, esperando de nueva cuenta su turno para penetrarme y eso me ponía cada vez más caliente, mi culito ya se había acostumbrado a la verga de mi suegro, aun sentía como se aferraba a cada centímetro de esa rica carne y los disfrutaba bastante

El de barba: Jaja, muy bien princesita, si hace rato gozaste ahora lo harás más.
Yo: Ahhh, Ahhhh, métemelo ya pendejo.
El de barba levanto mis pies a sus hombros mientras yo seguía acostada en mi suegro disfrutando su rica verga y el de barba metió su enorme verga en mi conchita.
Yo: AAuuuuu, Ahhhh, AAuu.
El de barba: Ohhhh, eso es ricura, disfrútalo.
Suegro: Vamos puta, gime de placer.
Yo: Ahhhhh, Ahhhhh, Ahhhhh.
Fue la más rica doble penetración de la historia, tuve otro orgasmo ahí y mientras yo seguía siendo penetrada por las 2 más grandes vergas de la habitación, también estaba chupando las vergas de los demás, después de que mi suegro y el de barba terminaron de penetrarme siguieron otros dos, y después otros 2, hasta que pasaron todos, después volvieron a penetrarme todos en esa misma posición.
Sé que parecerá algo de otro mundo pero eran casi las 6 de la mañana y yo seguía siendo perforada por tantas ricas vergas, ya estaba muy cansada y ya me dolía todo, ellos ya estaban a punto de sacar su rica leche.
Yo: Ahhh, ya por favor, ya no aguanto Ahhhhh.
Un amigo: Vamos princesa, aún nos quedan más pastillas.
Yo: Ahhhh, ya por favor, será en otra ocasión Ahhhhh, por favor. Vamos, terminen en mi cara todos.
Me puse de rodillas y le di una mamada a todas esas vergas de nuevo, después de un rato ya quería que terminaran en mi cara todos menos mi suegro.
Yo: Muy bien suegro, quiero que me lo meta una vez más por el culo mientras todos estos estúpidos terminan en mi cara.
Suegro: Eres fantástica, vamos nuerita jaja, bajemos a la sala.
Yo: Bien, pero quiero que bajar siendo penetrada por usted.
Mi suegro me tiro en la cama para meterme su verga una vez más por el culo, después de un minuto de estar penetrándome me levantó aun con la verga dentro de mí y me cargó, yo solo estaba con las piernas al aire disfrute y disfrute.
Suegro: Recarga tus tetas en la mesa (la mesa de centro), dame una vez más tu culo.
Yo: Métamelo.
Suegro: Bien muchachos, mientras yo acabo con este estupendo y delicioso culo ustedes terminen en su cara como ella quiere.
Yo: Ahhh, vamos llénenme ya.
Mi suegro me lo volvió a meter y todos los demás me llenaron la cara de leche, no sin antes una nueva mamada a sus vergas, el placer era grandioso peor mi cuerpo ya no daba para más, estaba acabada.
Suegro: JAJA, Ohhhhh, ahora voy yo mi puta.
Yo: Ahhhh, ya acabe por favor. Ahhhhhh, ya por favor, Ahhhhh.
Suegro: Si vieras tu cara, me excita verte así llena de leche, pareces una puta de verdad (mientras tanto seguía dándome más y más duro).
Yo: Soy Ahhhhh una puta Ahhhhhh de verdad, vamos dale más duro.
Mi suegro terminó en mi culo, sentía una vez más ese rico líquido inundando mi culo que a la vez no quería soltar la verga de mi suegro, una vez que él término me dio su verga para chuparla una vez más.
Suegro: Pues serás nuestras las veces que queramos estamos de acuerdo, a menos que quieras que mi hijo se entere de esto.
Yo: Jajaja, no diga tonterías suegro, ustedes serán míos las veces que yo quiera, cuando los llame aquí deben de estar, yo controlare esto, si le dice a su hijo simplemente me iré y no tendré problemas en conseguir a un grupo como ustedes.

Suegro: Muy bien, será como digas.
Yo: Eso me agrada, ahora prepárense porque falta mucho para que mi novio venga así que quiero ser cogida cada viernes y sábado estamos de acuerdo.
Todos: Siiiiiiii.
Yo: Bueno espero que traigan a todos sus amigos que quieran hacer esto, la condición es que nadie de los nuevos sabrá que ya estuvimos juntos, será como esta ocasión, todo saldrá de un juego.
Suegro: Insisto, eres toda una hembra de verdad.
Yo: Jiji, lo sé suegrito, espero yo sea la única puta en mucho tiempo.
Todos: Lo serás.
Esa noche fue de auténtico placer, de verdad ya no podía más, fui llenada de leche por todos lados, la segunda ronda superó por mucho a la primera.
Aun faltaron muchos detalles, en la provocación, en el sexo, en todo, aun me faltó mucho por contarles pero creo que con esto basta, sin duda fue una gran noche sexual. Ellos se bañaron rápido y se fueron, también yo me metí a bañar con mi suegro disfrutando una vez más de su verga, terminamos de bañarnos y lo volvimos a hacer esta vez en su cama…

Otros relatos eroticos gangbang

mama y mis amigos

Categoria: gangbang
Una partida de poker acaba con mi madre siendo follada por mis amigos.
Relato erótico enviado por Anonimo el 27 de January de 2005 a las 16:39:16 - Relato porno leído 50941 veces
Monté sobre el señor y él empezó a lamerme los pechos con muchas ganas, se veía que le gustaba. Todo el tiempo los señores me estuvieron diciendo cosas como: "Ah que rica jovencita", "Uy hace cuanto que no tocaba una piel así"
Relato erótico enviado por culona69 el 07 de March de 2012 a las 00:00:07 - Relato porno leído 43866 veces
mientras tanto los demás hicieron un circulo en mi con sus vergas y empecé a lamer cada una de ellas, eran muchos pero le di una buena mamada a todas esas vergas, las más ricas eran por supuesto la de mi suegro, el señor de barba larga y la del gordo
Relato erótico enviado por culona69 el 26 de October de 2011 a las 00:00:07 - Relato porno leído 36600 veces
De como mi esposa me traiciono cuando se fue de viaje y como se le complicaron las cosas.
Relato erótico enviado por Anonymous el 27 de July de 2010 a las 00:02:24 - Relato porno leído 27424 veces

me cogieron en la fiesta

Categoria: gangbang
Enterré mis uñas en la espalda de Carlos, era increíblemente doloroso. Las dos vergas lograron entrarme en la chucha pero no completamente.
- Aguanta zorra. Aguanta que te las vamos a meter las dos.
- No… me duele.. duele… no.. paren…
Relato erótico enviado por culona69 el 01 de February de 2012 a las 23:57:40 - Relato porno leído 22514 veces

Publica en tu muro de Facebook si te ha gustado el relato 'Soy Sofia y cogi con mi suegro y sus amigos'
Si te ha gustado Soy Sofia y cogi con mi suegro y sus amigos vótalo y deja tus comentarios ya que esto anima a los escritores a seguir publicando sus obras.

Por eso dedica 30 segundos a valorar Soy Sofia y cogi con mi suegro y sus amigos. culona69 te lo agradecerá.


Comentarios enviados para este relato
thekorn (22 de June de 2013 a las 21:50) dice: puta eres una maldita perra golosa

Daniel za (16 de January de 2012 a las 10:18) dice: Perrita me encantaste eres una Exelente perra contactame

A_NA_MA (13 de December de 2011 a las 01:14) dice: WOOOOWWWW QUE PUTA ERES MMM ME DEJASTE CON LA VERGA BIEN PARADA


Registrate y se el primero en realizar un comentario sobre el relato Soy Sofia y cogi con mi suegro y sus amigos.
Vota el relato el relato "Soy Sofia y cogi con mi suegro y sus amigos" o agrégalo a tus favoritos
Votos del Relato

Puntuación Promedio: 5
votos: 1

No puedes votar porque no estás registrado