Categorias

Relatos Eróticos

Lo más buscado

Ultimas fotos

Photo
Enviada por narrador
Photo
Enviada por narrador
Photo
Enviada por maduro62


Estas en: Relatos Eroticos => Relatos Maduras => Suegra cachonda
 

Suegra cachonda

Relato enviado por : Anonymous el 01/02/2006. Lecturas: 11498

etiquetas relato Suegra cachonda .
Descargar en pdf Descarga el relato en pdf

Resumen
Mi suegra es un cañón de mujer: sexy, atractiva, provocadora, 55 años, unas curvas peligrosas (gasta una talla 100 de pecho), rubia de labios carnosos y unas piernas de adolescente. Vamos


Relato
Mi suegra es un cañón de mujer: sexy, atractiva, provocadora, 55 años, unas curvas peligrosas (gasta una talla 100 de pecho), rubia de labios carnosos y unas piernas de adolescente. Vamos que es una mujer de esas de las que te das la vuelta cuando se cruza contigo por la calle. Siempre la he visto así, como mujer bellísima, jamás he podido verla como mi suegra o como la madre de mi mujer. Si alguna vez habéis tenido este sentimiento sabréis de lo que hablo: es la contradicción entre el deber ser y la pasión, entre los convencionalismos y el amor verdadero. Pues bien, Yo siempre he estado enamorado de mi suegra, desde que la conocí, sabiendo que era la mujer de mi vida. Cuando empecé a salir con su hija descubrí ese cañón de mujer: Yo tenía 25 años y le sacaba 4 a su hija y ella acababa de cumplir unos esplendorosos 45 años (si ahora es un cañón ni te cuento cuando tenía 45). Yo soy un hombre muy atractivo: morenazo, alto, fuerte, de facciones muy sugerentes y, sobre todo, me encantan las mujeres y l juego de la seducción. Desde el primer momento miraba a Laura, que así se llama mi suegra, profundamente, directamente a los ojos y luego de arriba abajo, como se mira a alguien cuando quieres significarle que te atrae. Ella, supongo que ya se daba cuenta, permitía ese cruce de miradas y, además, en su casa se paseaba con pequeñas camisolas que dejaban al descubierto un gran pecho erguido y un culito de "golfa". Poco a poco fui ganándome la confianza de toda la familia y con ella, sin que nadie, ni mi mujer vieran nada extraño en mi buena relación con mi suegra. Laura tenía una tienda cerca de mi oficina, así que muchos días acudía a verla para charlar y tomar café, con lo que nuestra relación y confianza se fue estrechando. Mi acercamiento era incosciente, de la confianza pasé a la galantería: "qué guapa estás...", "qué bien te sienta esta falda..., etc; después a la seducción: miradas cada vez más penetrantes y pequeños roces al saludarnos y al despedirnos. Todo ello me llevó a una gran confusión y frustración: estaba enamorado de una mujer a la cual no debía acercarme. Pasé muchos malos momentos, hasta que un día después de reír y charlas durante dos horas en la tienda, cerró al mediodía y la acompañé al garaje a recoger su coche. Volvimos a reírnos y nos dimos dos besos de despedida, sin embargo una terrible atracción nos mantuvo nuevamente hablando de cosas intrascendente y riendo hasta que nos volvimos a depedir esta vez con un pequeño "pico" en la comisura de los labios. Nos quedamos paralizados, extasiados, muertos de miedo por sui alguien nos había observado. Nadie había, así que la agarré fuertemente de la cintura y la aprté contra mi dándola el beso más apasionado de mi vida. Nuestros cuerpos se aceleraron, el mío con una descomunal erección se pegaba al suyo, y sus pezones se erguían sobre el vaporoso vestido. Nos movíamos y rozábamos calentando nuestro contacto. La agarré de la mano y la metía en su coche donde ella comenzó a desabrocharme el pantalón y sacó mi caliente polla, observándola con admiración y posteriormente besándola y chupándola como nunca antes me lo habían hecho. Descubrí sus piernas y tras una pequeña tanguita aparecía un bello rubio que guardaba unos labios vaginales húmedos y abiertos que comencé a estimular con mis dedos. Tanto era el deseo queme corrí a borbotones dentro de su boca y ella se tragó mi caliente leche. Después de un pequeño silencio se montó encima de mí, retiró su braguita y comenzó a menearse con mi polla dentro de su cuerpo. No podía dejar de soñar que era el momento más feliz de mi vida: "por fín la tenía, era mi mujer..." En esta ocasión mi cuerpo aguantaba ya todo así que ella tuvo varios orgasmos descomunales, ya que Yo le mordisqueaba los pezones y le seguía estimulando el clítoris. Nos arreglamos, respiramos unos minutos y nos volvimos a besar, dándonos cuenta que allí había comenzado una gran historia de pasión.

relatos eroticos | Relatoseroticos

Otros relatos eroticos
:: Mapa del sitio
:: Relatos gay
Otros contenidos
:: video paris hilton
:: video porno
:: Relatos pornograficos
:: Relatos eroticos gratis

Otros relatos eroticos Maduras

Le subí completamente su falda abriendo sus piernitas exquisitas, inicie a mamarle sus piernas cada centímetro de ellas hasta que llegue a su zona vaginal todavía cubierta por su calzón, con mi boca muy lentamente le fui retirando el calzón hasta que le vi por primera vez su vagina hermosa, la cual estaba súper mojada de sus flujos vaginales, ella comenzó a gritar de placer y fue más cuando tome un poco de crema de chantillí aplicándole en toda su raja vaginal, con esto empecé a comerle el coño.
Relato erótico enviado por Anonymous el 25 de September de 2009 a las 17:28:48 - Relato porno leído 47361 veces

me follaron en el gimnasio

Categoria: Maduras
Acudia al mismo gimnasio que mi hijo y mi esposo, alli conoci a 2 amigos de mi hijo y acabo pasando algo...
Relato erótico enviado por Anonymous el 10 de June de 2009 a las 21:24:54 - Relato porno leído 41642 veces
Llegue al bar y estaba Sebastian esperandome, me vio y no sacaba su vista de mi cuerpo, lo salude con un beso muy cerca de su boca para hacerle los ratones, inmediatamente me pregunto si no queria ir a su departamento (era del padre que se lo habia dejado encargado por unos dias ya que estaba en Chile). Le dije que bueno y subimos a su auto- Llegamos a su departamento y cuando entre hice un movimiento sexy con mi culo.....
Relato erótico enviado por gatitacelosa el 04 de April de 2012 a las 23:28:46 - Relato porno leído 38024 veces
Un encuentro insospechado convierte a una fiel y conservadora esposa y madre en algo que jamas habia imaginado. Segunda y ultima parte.
Relato erótico enviado por Anonymous el 09 de June de 2010 a las 21:43:26 - Relato porno leído 33147 veces
Mi abuela no sabia que yo seduje a mi abuelito. Al espiarlos haciendo el amor me he decido a ser otra amante de mi gordo y vergon abuelo.
Relato erótico enviado por vicioso el 30 de June de 2004 a las 17:14:13 - Relato porno leído 30616 veces

Publica en tu muro de Facebook si te ha gustado el relato 'Suegra cachonda'
Si te ha gustado Suegra cachonda vótalo y deja tus comentarios ya que esto anima a los escritores a seguir publicando sus obras.

Por eso dedica 30 segundos a valorar Suegra cachonda. Anonymous te lo agradecerá.


Comentarios enviados para este relato
Este relato no tiene comentarios

Registrate y se el primero en realizar un comentario sobre el relato Suegra cachonda.
Vota el relato el relato "Suegra cachonda" o agrégalo a tus favoritos
Votos del Relato

Puntuación Promedio: 4
votos: 5

No puedes votar porque no estás registrado