Categorias

Relatos Eróticos

Lo más buscado

Ultimas fotos

Photo
Enviada por dejamadisa56
Photo
Enviada por comando bigos
Photo
Enviada por comando bigos


Estas en: Relatos Eroticos => Relatos General => Una chica inocente
 

Una chica inocente

Relato enviado por : Anais el 25/10/2004. Lecturas: 2527

etiquetas relato Una chica inocente .
Descargar en pdf Descarga el relato en pdf

Resumen
De como deje de ser una chica inocente y disfrutar del sexo a plenitud.


Relato
Lorena de 18 años pierde virginidad y se hace puta
INOCENCIA PERDIDA

Hola, mi nombre es Lorena. Vengo de una familia de bajos recursos del interior del pais. Soy de estatura media, morena, cabello negro rizado, ojos negros, labios gruesos, senos grandes, un poco rellenita pero no gorda y con 18 años de edad.

Vengo de una familia de padres separados y 7 hermanos. Mi madre constantemente me pegaba, hasta que un dia me canse y me fui a la capital, ya que en donde vivia no habia empleo. Mis estudios los deje a los dieciseis años por culpa de mi madre que no queria costear mis gastos. Mi intencion de ir a la capital seria continuar mis estudios y trabajar a la vez.

Bueno. cogi las maletas y me fui a la capital. Llegue al terminal de la bandera y me dedique a buscar trabajo. Llegue al centro y preguntaba en varios sitios si necesitaban a alguien para limpieza pero mi busqueda fue infructuosa. Solamente tenia en el bolsillo lo suficiente para regresarme a mi casa, cosa que no queria hacer. Deambulaba por el centro, tenia mucha hambre y se estaba haciendo de noche. Mis lagrimas no paraban de aflorar en mis ojos, hasta que vi en un bar un anuncio (Se solicitan chicas). Me dispuse a entrar al local. El sitio era oscuro, por supuesto un bar nocturno. En la barra habia una chica, la cual al verme, inmediatamente no dejo de posar su mirada en mi. Yo me dirigi a ella.

- Buenas noches señorita.

- Dime mamita. Que te pasa.

- Acabo de venir del interior, no tengo dinero, no consigo trabajo y quisiera trabajar aqui aunque sea limpiando. Yo soy muy responsable. Me llamo Lorena.

- Tranquila. Yo te ayudo con el encargado. Yo pase por lo mismo que tu. No te preocupes, ven y vamos a la oficina. Por cierto mi nombre es Tibisay.

- Mucho gusto, vamos.

Por cierto Tibisay es morena, de mi misma estatura, cabello rubio claro, senos grandes y cuerpo muy sensual. Llevaba un vestido en lycra negra supercorto y botas negras patente altas hasta los muslos.

Llegamos a la oficina. Era una oficina llena de papeles y desordenada. Habia un tipo gordo, malhumorado y un poco desarreglado.

- Dime Tibisay.

- Papi te traigo una chica para el trabajo.

- A ver. No sirves para esto, mejor buscate un trabajo en otro lado.

- Señor yo estoy dispuesta a todo y aprendo rapido. Para mi no hay trabajo que denigre. Yo puedo limpiar y hacer todo lo que quiera.

- Justamente el trabajo no es de limpieza.

- Lorena mamita lo que dice el es verdad, pero estas dispuesta a todo?

- Claro.

- Papi ayudala.

- Esta bien. Desnudate para verte mejor.

Me quede paralizada. Por mi mente pasaron muchas cosas y justo cuando pense en regresarme a mi casa, me dije que no. Haria cualquier cosa. Lentamente me quite los zapatos, pantalones y blusa.

- Desnudate completo. (Dijo el jefe).

Me quite todo y quede desnudita. El señor se paro.

- Acercate a mi.

Me le acerque y el tipo comenzo a ver bien mi rostro, luego toco mis senos, los toco y apreto, mis pezones los pellizco y reaccionaron al pellizo poniendose paraditos. Luego bajo una mano hacia mi concha la cual llevaba depilada y metio dos dedos sin resistencia alguna. Senti un poco de placer al hacer eso.

- Que bien, creia que eras virgen pero veo que no.

- Asi es señor.

- Vives en algun lado?

- No. Justamente busco el trabajo para poder buscar algo.

- Como Tibisay me pidio el favor, yo estaba buscando alguna chica que tuviera casa afuera, pero si quieres, duermes en el cuarto con Lorena hasta que se desocupe una habitacion que esta ocupada por los momentos. Que dices?

- Bueno señor si Tibisay quiere, estoy dispuesta.

- Claro mamita, yo hasta te presto ropa para que trabajes mientras compras la tuya.

- Entonces no se hable mas. Semanal te voy a pagar 120.000, mas fichas. Tibisay te entrenara en eso. Te parece bien?

- Si señor. Muchas gracias. Ahora mismo me cambio.

- Espera. No tan rapido. Primero tengo que probar la mercancia. Tibisay puedes retirarte.

El tipo se bajo los pantalones , se sento en un sofa y saco su miembro el cual era grande y grueso.

- Ven mamita. Haz tu trabajo, cometelo todo. Vamos a ver que tan buena eres.

Yo tenia miedo pero no habia vuelta atras, o eso, o regresarme a mi casa. Me le acerque y lentamente y dudosa, tome su pene con mi mano. Comence a pajearlo.

- Anda perrita cometelo todo.

Abri mi boca y lentamente comence a mamarselo.

- Dale con ganas perra, sino agarras y te vas pal carajo.

Al oir eso puse en mi pensamiento como si se lo mamara a mi exnovio y comenze a mamarlo con gusto, sentia que se venia y el mismo pidio que se lo dejara de mamar.

- Ven que quiero probar tu concha. Sientate encima de mi guevo de espaldas, quiero saber como te mueves.

Me puse en posicion de ensartar su miembro en mi concha y me empujo hacia abajo. Senti un poco de dolor por la embestida pero comenze a moverme. Mi excitacion iba en aumento y gemia de placer y a la vez sentia asco de lo que hacia. Pero era mas el placer que sentia que comence a gemir.

- Ummmmmm.

- Que rico perrita te gusta?

- Si papi. Aghhhhh. Ummmmm. Que rico.

Mis movimientos se hacian mas acelerados hasta que senti una explosion de semen dentro de mi y me vine en un orgasmo tambien.

- Pasastes la prueba mami rica. Vistete y ve adonde Tibisay.

- Gracias.

Me vesti y fui a la barra. Tibisay me esperaba.

- Como te fue?

- Bien.

- Vamos al cuarto, imagino estas cansada y necesitas asearte, ademas hay que prepararte bien. Es mejor que duermas un poco y mañana comienzas a trabajar.

El cuarto era pequeño con una cama matrimonial. El olor a sexo era intenso. Tenia un closet donde Tibisay guardaba sus pertenencias y un baño limpio donde se aseaba. Tibisay me dejo sola y me dispuse a bañarme. Estaba un poco asustada por lo que habia hecho, pero esto lo veia como algo temporal ya que con el dinero haria algo mejor y estudiaria. Luego me acoste a dormir desnuda del cansancio que tenia.

Pase toda la noche durmiendo placidamente. Como a las 5 de la mañana senti que llego Tibisay. Se desnudo y se acosto a mi lado a dormir. Yo pensaba dentro de mi que primera vez que dormia con una mujer y que recien la habia conocido el dia anterior. No le hice mucho caso y segui durmiendo. Eran como las 11 de la mañana y me desperte. Me coloque mi panty y un sosten y fui a asearme. Tibisay habia llevado comida pero no me atrevia a probar bocado, por si ella se molestaba y espere que se despertara. Al rato ella se desperto.

- Buenos dias Tibisay.

- Buenos dias Lorena.

- Traje comida para ti, debes estar hambrienta.

- Gracias. No la habia tocado, pensando que era para ti.

- No vale. Nosotras cenamos antes de acostarnos y en un rato busco el almuerzo. Come que hay que hacerte algunas cositas.

Comi mientras Tibisay se bañaba. Salio desnuda del baño, como si nada. Tenia un bello cuerpo.

- Sientate aqui que voy a hacerte las uñas de los pies y manos y luego te enseñare a maquillarte. Y eso que tomastes la decision de alejarte de tus padres.

- Mucho maltrato, prefiero no hablar de eso.

- Aca te trataremos muy bien. No te preocupes.

Tibisay pinto las uñas de las manos y los pies de rojo fuego y me coloco uñas postizas largas en las manos. Se veian muy lindas.

- Te gustan?

- Si. Me encantan. Siempre me ha gustado ser muy femenina pero nunca he podido.

- Ahora puedes ser todo lo femenina y sexy que quieras. Te veo un poco tensa. Acuestate en la cama que voy a darte un masaje en todo tu cuerpo. Quitate el sosten.

Me acoste boca arriba en la cama y me quite el sosten. Tibisay tomo una crema de la mesita de noche y comenzo a masajearme el cuello.

- Cierra los ojos y relajate.

Con sus manos fue esparciendo la crema por mis brazos. Sentir las manos susaves de Tibisay era muy relajante y sentia un cosquilleo por mi cuerpo.

- Como te sientes?

- Bien.

Luego comenzo a frotar crema sobre mis senos, primero por el nacimiento de ellos hasta llegar poco a poco a mis pezones, los cuales inmediatamente se pusieron duros como si fueran explotar. Comence a ponerme nerviosa ya que me excitaba eso pero no queria que se diera cuenta.

- Tranquila. Solo relajate. Dejate llevar.

Sus manos fueron bajando hacia mi abdomen y me tranquilize un poco, aunque no dejaba de sentir ese cosquilleo placentero. Sus manos llegaron a mis mulos, los cuales los tenia cerrados. Sentia como ella con delicadeza los iba abriendo poco a poco y sus dedos se acercaban y alejaban. Era divino sentir eso y Tibisay se dio cuenta. Con una de sus manos Fue bajando mi panty.

- Tu panty no me deja echar bien la crema.

Logro sacarla y brinque al sentir su mano en mi raja frotandomela. Al principio sus movimientos eran lentos. Senti como un dedo intentaba meterse en mi raja.

- Te gusta mucho el masaje?

- Si. Ummmmm

No aguante y lance un gemido de placer. Nunca antes me lo habia hecho una mujer, pero era rico lo que me hacia Tibisay. Me deje llevar y Tibisay comenzo a jugar con sus dedos dentro de mi concha y al rato senti su lengua en mi concha. La succionaba con lujuria y me volvia loca.

- Ummmmm. Que cuca tan rica tienes, mami. Vas a ser mia.

- Siiiiii. Ufffff. Aghhhhhhhh. Que rico mami. Me gusta mucho.

Tuve un orgasmo increible, nunca antes habia sentido tanto placer. La boca de Tibisay se acerco a la mia y nos fundimos en un beso indescriptible mientras mis pezones tocaban los suyos. Ummmmmm. Que rico sentir su cuerpo pegado al mio. Mi mano la acerque a su concha la cual estaba muy humeda.

- Mami tengo que hacer algo por ti. Quiero probar tus jugos.

- Ummmm. Si mami, me quemo por que los pruebes. Tomatelos todos.

Acerque mi boca a su concha y el sabor de su cuca me sabia a dioses. Su concha era grande y con facilidad entraba mi lengua. Los musculos de la lengua los sentia tirantes de tanto que la sacaba, pero sus jugos eran ricos y no los podia dejar de tomar.

- Ummmmmm. Si que rico. Vas a ser una buena perrita. Hazme acabar. Siiiii

Tibisay tuvo su orgasmo. Nos besamos y abrazamos nuevamente y luego fuimos a ducharnos juntas. Despues me quito las cejas y comenzo a maquillarme. El resultado final en mi rostro es que me veia muy puta y me encantaba sentirme asi. Me presto una mini de latex rojo super cortita y un top que hacia juego y resaltaba mis pezones. Botas rojo patente hasta los muslos de tacon alto. Ella se vistio igual que yo y al rato salimos a la barra.

Nos tiramos esa noche a dos tipos en una orgia divina. Ya tengo tres años trabajando alli. Mi cuca es grande. Tibisay es mi pareja. Me siento feliz y deje de ser inocente. Llevo un estilo de vida el cual me encanta y nunca dejaria de hacerlo.
 

Otros relatos eroticos General

Quinto relato de la saga, continuación del relato “Follando con dos compañeras de trabajo”. Estoy de nuevo aquí para seguir relatando las peripecias sexuales que tuvieron lugar después de la gran follada en el despacho de Debla. La siguiente historia se desarrolla en una pequeña habitación de un local de intercambios de parejas.
Relato erótico enviado por ELMORROCHO el 06 de July de 2009 a las 14:00:24 - Relato porno leído 22907 veces
Es la historia de como mi suegro poco a poco me fue seduciendo y como termine en brazos de el hasta que me enamore y tuve que terminar con el y de como despues de 4 años nos volvimos a encontrar ayudandome en una situación.
Relato erótico enviado por Anonymous el 31 de August de 2010 a las 00:12:22 - Relato porno leído 14099 veces

follada por mi familia

Categoria: General
cuando cumpli 16 años mis padres me obligavan a tener sexo con mi familia
Relato erótico enviado por Anonymous el 30 de November de 2011 a las 00:00:08 - Relato porno leído 13220 veces
lo que hace una madre por ayudar a su hijo
Relato erótico enviado por Anonymous el 05 de January de 2010 a las 01:55:20 - Relato porno leído 10071 veces

el metro

Categoria: General
Le pregunte a mi esposa cuando tenia sexo con ella que sentia cuando la cojia por......y para algo me sirvio la pregunta.
Relato erótico enviado por Anonymous el 24 de October de 2008 a las 23:50:00 - Relato porno leído 9807 veces

Publica en tu muro de Facebook si te ha gustado el relato 'Una chica inocente'
Si te ha gustado Una chica inocente vótalo y deja tus comentarios ya que esto anima a los escritores a seguir publicando sus obras.

Por eso dedica 30 segundos a valorar Una chica inocente. Anais te lo agradecerá.


Comentarios enviados para este relato
Este relato no tiene comentarios

Registrate y se el primero en realizar un comentario sobre el relato Una chica inocente.
Vota el relato el relato "Una chica inocente" o agrégalo a tus favoritos
Votos del Relato

Puntuación Promedio: 4
votos: 1

No puedes votar porque no estás registrado