Categorias

Relatos Eróticos

Lo más buscado

Ultimas fotos

Photo
Enviada por avispon6315
Photo
Enviada por Buntaro
Photo
Enviada por Buntaro


Estas en: Relatos Eroticos => Relatos Trios => Como perverti a mi esposa (Capitulo l Le fue entrando la curiosidad...)
 

Como perverti a mi esposa (Capitulo l Le fue entrando la curiosidad...)

Relato enviado por : Rogelio Cortez el 27/07/2010. Lecturas: 12072

etiquetas relato Como perverti a mi esposa (Capitulo l Le fue entrando la curiosidad...)   Tríos .
Descargar en pdf Descarga el relato en pdf

Resumen
El inicio de como una esposa timida paso a liberarse y a disfrutar cada vez mas del sexo con su esposo.

Relato
Que tal, mi nombre es Rogelio y la historia que a continuación les doy a conocer la viví con mi esposa, espero les guste.

Al poco tiempo de casado es normal que las relaciones tiendan a hacerse rutinarias, sin embargo, no fue el caso de nosotros por el hecho de haber experimentado diferentes cosas a través de nuestro matrimonio, el cual cabe mencionar había venido de menos a más ya que una vez superada la etapa inicial de adaptación, mis celos infundados y las dificultades económicas que tuvimos al principio, de hecho, ahora puedo presumir que sin lugar a dudas nuestro matrimonio de 17 años es cada vez mejor en todos los sentidos sin ser una excepción nuestra relación sexual.

Como mencioné, al principio era muy celoso ya que al ser ella muy atractiva, no faltaba más de uno que se quisiera pasar de listo diciéndole piropos en la calle a pesar de que su forma de vestir era recatada; con el paso del tiempo pensé que al haber tenido a nuestros 2 hijos (Rogelio y Rosita) su cuerpo perdería su bella forma, pero no fue así, de hecho después de la segunda maternidad sus caderas se ensancharon y su espectacular trasero se pronuncio aun mas, siguiendo levantado y en cierta forma todavía firme.

Antes que nada permítanme describirla: Carmen ahora tiene 38 años y es bajita de estatura (1.58m) un poco llenita con algunos kilos de más sin llegar a ser gorda, rostro de apariencia inocente, de labios gruesos, busto mediano pero firme todavía a pesar de la edad, cintura bien delineada que de frente se puede ver normal, pero vista de perfil es imposible pasar por alto su principal atractivo: sus lindo trasero que sobresale en muy buena parte a la línea de la espalda y muslos los cuales tiene bastante apetecibles y torneados.

Al principio nuestra vida intima era normal, cuando nos casamos ella no sabía casi nada de sexo, prácticamente todas sus primeras experiencias fueron conmigo, al paso de los primeros años de casados fuimos añadiendo elementos a nuestra relación con lo cual buscábamos llenar el vacío que la rutina ocasiona; con tal de romper el tedio una vez como a los tres años de casado la convencí de que experimentáramos viendo películas porno, para lo cual batalle bastante, ya que al ser ella muy tímida, de venir de una educación muy tradicional y fiel asidua a la iglesia, se puede decir que fue un gran logro haberla persuadido a dar ese paso, convenciéndola de que era algo normal y que todas las parejas lo hacían; al ser novedad me motivaba bastante, ver sus reacciones cuando vio por primera vez una película me puso a mil ya que siendo ella muy tímida y reservada en esas cuestiones, fue muy notoria su expresión de asombro cuando vio las dimensiones de los penes de los actores, todavía recuerdo cuando comento sorprendida “Ay dios!, lo tienen muy… grande…”-, yo había sido la única persona con quien ella había tenido relaciones y tomándome a mí como referencia era obvio que la diferencia era más que evidente, quizá ese complejo era el motivo de mis celos iníciales, esa primera vez extrañamente me di cuenta que me excite al verla como ella con una expresión de asombro veía otro miembro que no era el mío.

Con el tiempo, haciendo acopio de paciencia y labor de convencimiento la inicié en el sexo anal, lo cual de hecho no me costó mucho trabajo convencerla de intentarlo, afortunadamente era muy sumisa y debido a su temperamento en la cama por fin una noche de copas me entrego el anhelado tesoro; poco a poco la fui “entrenando” en esas prácticas que paulatinamente le fueron resultando placenteras, por mi parte, estaba fascinado de poder disfrutar de su apretado culo y sus redondas nalgas y por darme cuenta de que a ella parecía gustarle cada vez mas.
Un día, para festejar nuestro octavo aniversario conseguí una película porno que me había dicho mi compadre que estaba muy buena, ya que esra de dos tipos haciéndolo con una mujer; ya en la noche al ver por primera vez una película donde estos dos tipos estaban con una mujer, ella se veía bastante sorprendida, -“a poco lo va a hacer con los dos?!!!”- en la película se veía como entre ambos la empezaban a acariciar, para después penetrarla uno mientras el otro se la daba en la boca, - “nnunca había visto algo así… se lo están haciendo entre dos!”- de pronto la actriz se monto en uno de los actores y el otro se acomodo por atrás, -“ahhh!, también se lo va a… hacer?!!!, uy!! si!..., mira! se la está metiendo por atrás!!!...pe…pero si lo tienen muy grande!”- excitada pregunto: -“…ah!!!, a poco se puede así… con dos al mismo tiempo?...”- yo estaba mas atento a sus reacciones que a la película, excitado por sus comentarios y gestos que hacia al ver tales escenas, ella con los ojos muy abiertos miraba sorprendida la doble penetración, -“se ve que le está gustando verdad?”- -“ssi… sse lo metieron los dos!… uno adelante y el otro atrás… y al mismo tiempo!”- - “te imaginas que sentirá de tenerlos a los dos asi?”- -“nno se… parece que… le está gustando!…”- -“pues claro, si con uno siente placer, imagínate con dos, ha de sentir mas”-, evidentemente ella reflexiono en lo cierto de mi comentario cuando tímidamente contesto: -“ssi verdad?”-; esa noche nuestra sesión de sexo fue muy placentera y me llegué a excitar tanto que no se por qué razón después empecé a considerar la idea de cómo sería tener a mi pequeña mujercita siendo penetrada simultáneamente por ambos lados.
Vaya que la vida da sorpresas, antes tan celoso que era y ahora imaginándome a mi antes inocente esposa haciéndolo con alguien más, se me hizo una obsesión llegar a realizar esa fantasía, tenía un sentimiento extraño como de culpa, ahora aunque me molestaba, también sentía mucho morbo cuando notaba como le contemplaban sus nalgas, extrañamente me excitaba ver las miradas lujuriosas viendo su bella figura, que sin tener el cuerpo de una modelo, sus curvas principalmente de la cintura para abajo de verdad llaman bastante la atención; incluso la fui convenciendo de que vistiera de forma más “moderna”, sexy, lo cual no fue fácil al principio ya que solo estaba acostumbrada a usar ropa holgada, faldas o vestidos largos, ahora ya vestía ocasionalmente pantalones ajustados a la cadera y se acostumbro a cambiar sus pantaletas de abuelita por tanguitas aunque solo esporádicamente, según ella “solo por complacerme”.
Continúo con el relato; como decía, para mi propia sorpresa me excitaba la idea de imaginar cogerme a mi esposa en compañía de otro hombre cuyo miembro fuera más grande que el mío, que al ser de 13 cm y no grueso, no sería difícil encontrar a dicha persona, lo difícil seria convencerla a ella, al parecer seria una misión imposible y solo quedaría como una loca fantasía.

Después de unos 10 años de matrimonio no sabía como compartir esas fantasías con Carmen mientras estábamos en medio del trance amoroso, perdón, había olvidado mencionar que ella es bastante ardiente en la cama, sobre todo si se ha tomado un par de cervezas; aún así no fue fácil al principio hacerla partícipe de ese juego, lo cual era entendible por mis celos mostrados inicialmente, y por sus principios religiosos que tenía muy arraigados lo que la hacía dudar, hasta que una noche se me ocurrió decirle que había tenido un sueno muy extraño… muy excitante, mientras estábamos viendo una película porno estaba frotando mi verga por abajo en su panochita, estábamos recostados de lado, ella dándome la espalda, -“ que sonaste?”-, pase saliva, nervioso pero con ansias de ver las reacciones de Carmen cuando le dijera el supuesto sueno, -“pues… soné que… estaba un amigo con nosotros…”- -“QUE?!!!, ccomo!, haciéndolo conmigo?! Ay nooo! como crees?!!!, yo no podría estar con nadie más que contigo!…”- -“nno te enojes…, solo fue un sueno…”- -“nno, no me enojo, nno se…es que… se me hace muy extraño…, es que… como eres muy celoso y…”-. Viendo su reacción, me resigne pensando que el plan había fallado y que me iba a quedar con las ganas de decirle lo que había tramado le dije: -“ bueno, nomas fue un sueno, no tiene nada de malo… solo lo soñé y te lo iba a platicar, pero si no quieres no…”- para mi sorpresa, ella extrañada pero con curiosidad pregunto: -“pero… bueno, y… como me sonaste?”- - “pues sone que estábamos de vacaciones y nos habíamos encontrado a un amigo en la playa, y lo invite a seguir platicando en la habitación del hotel, y ahí estábamos tomando los tres, y tú te ibas a bañar porque estábamos con arena, y estábamos bromeando y dije que porque no nos bañábamos juntos” - -“los tres?!”- -“ssi, los tres, como ya habías tomado algunas cervezas y estábamos bromeando no dijiste nada”- -“y… luego que paso?”- -luego nos metimos mi amigo y yo a bañar contigo, tú estabas en traje de baño y nosotros en shorts, -“ah bueno, estábamos vestidos…”- -“si, al principio…, cuando nos metimos a la regadera… pero luego mi amigo dijo que por que no nos quitábamos todo para bañarnos mejor”-, -“ay que vergüenza!…”- -“tu no quisiste y…”- -“pues claro que no iba a querer”- -“pero yo dije que nosotros si nos íbamos a quitar todo”- -“y… se quitaron todo?”- -“ssi, el se quito todo y yo también, y tú te veias muy sorprendida por lo que habíamos hecho y también porque el la tenía muy grande, pero no decías nada, y yo me excite mucho de verte como lo veías de reojo…”- -“…y… que mas?”- -“te dije que te iba a ayudar a enjabonarte, y te empecé a pasar el jabón por la espalda, te puse mi verga en tus nalgas y de pronto ya te estaba pasando el jabón por tus tetas…, tu no sabias que hacer pero te estabas dejando; le dije a él que si me ayudaba a enjabonarte,…como la regadera estaba muy chica nos empezamos a pegar a ti…”- -nuestros movimientos se habían hecho más intensos y su panocha estaba mojadisima, -“qque mas?”- -“me pase frente a ti y te empecé a besar… el te estaba viendo las nalgas y tenía la verga bien parada… y se te pego por atrás, los dos te estábamos acariciando y te estábamos pegando las vergas…, te está gustando el sueno que tuve?”- -“ahhh!...nno se…”- -“dime, te estas imaginando?”- -“dde veras nno…nno te eenojas?...”- -“nno, dime, te esta gustando?”—“ssi!… ahhh!... yya!... mme voy a venir!... metemelaa!!”-.
Por una parte me excite mucho al ver su reacción, pero me quede con ganas de seguir diciéndole mas, pensé que ya habría otra oportunidad, terminamos y ella se sintió muy cohibida; el primer paso ya estaba dado y con el paso de los días una noche que la estaba acariciando le dije que no se preocupara, que había sido solo un sueno, -“y por cierto no te termine de platicar…”- -“es… que… me da vergüenza”- -“conmigo no te tiene por que dar vergüenza, fue solo un sueno”- -“ssi verdad?... ”- -“ nno tienes curiosidad de saber lo que siguió?”- -“pues… ssi…, pero… ay no se!... me da mucha vergüenza nomas de imaginarme… no te enojas por lo que sonaste?...”- -“no como crees!, es solo un sueno”, decidí hacer crecer su duda y le dije –“si quieres mañana te cuento lo demas’- -“bbueno… si quieres”-.
El siguiente dia se me hizo largo, quería que fuera de noche para contarle la situación ficticia en la que nos la cogíamos un amigo y yo; por fin, llegue a la casa después de un dia de trabajo en el que estuve imaginando lo que le diría y en como se lo diría, ya en la noche, estando en la cama pensé que ella iba a hacer como que no recordaba que iba a continuar mi relato, pero me sorprendió gratamente al ser ella quien inicio el juego al preguntarme nerviosa: -“mme tienes con la duda”- -“de que chaparrita?”- -“pues… con ese sueno que tuviste…, que mas paso… en tu sueno?...”-, -“del que tuve contigo y un amigo en la playa?”- -“ssi… no me terminaste de decir…”-, básicamente le volvi a decir lo mismo para retomar el tema, -“pero… si estábamos de vacaciones donde estaban los niños?..”- -“los habíamos dejado con tu mama porque estábamos celebrando algo”- -“ahh bueno, habíamos ido solos”-, continué con el relato fruto de mi calenturienta mente emocionado y satisfecho de haberle creado esa curiosidad, -“estábamos bañándonos los tres juntos y te habíamos empezado a enjabonar supuestamente pero en realidad te estábamos empezado a acariciar la espalda, las piernas, las nalgas y las tetas…”- -“entre los… dos?”- “-si, los dos te teníamos así, te dije que por qué no nos enjabonabas también y te agarre la mano y te la puse en mi verga”-, -“delante de tu amigo?!... y el que hizo?”- -“el se acerco también y te la puso cerca, tu no te animabas pero el te agarro la mano, y cuando menos pensé, vi que se la estabas agarrando también a él…”- -“…y… tú… que hiciste?”- -“me calenté mas cuando vi que se la estabas acariciando”- -“aghh!.. que bueno que no te enojaste de verme así …, y… co…como la tenía él?...”- -“la tenía más grande y gorda, apenas alcanzabas a abarcarla con tu manita…”- -“Uy! si la tenia grande… así como… los de las películas?”- -“ssi así de grande…, te baje el traje de baño y te empezamos a acariciar las tetas mientras nos seguías agarrando la verga a los dos, el te empezó a besar el cuello y yo una teta mientras te acariciábamos las nalgas y la panocha, el se paso al frente y te empezamos a mamar las tetas los dos, luego nos fuimos a la recamara y te empezamos a coger entre los dos”- -“ppero…y…como me… lo hicieron?”- Carmen estaba con los ojos cerrados acariciándose ella misma una teta mientras me daba las nalgas en movimientos cada vez más intensos, - “primero te estábamos acariciando mucho por todos lados mamandote las tetas, mientras te acariciábamos…, te imaginas que sentirías de estar así con una boca en cada teta al mismo tiempo?”- diciendo esto me acomode para mamarle una teta, mientras extasiado vi como ella misma incorporaba su cabeza para pasarse la lengua en la otra -“ssi!… se ha de sentir muy rico…”- -“después me acomode y te puse mi verga en tu boca mientras el seguía acariciándote, luego el se puso también a un lado de tu cara y nos mamaste la verga a los dos, luego me acomode entre tus piernas y te la meti en la panocha mientras se la estabas mamando…”- -“ay amor!... que sueño tan raro!…”- -“no se te hace excitante?”- -“ppues… muy extraño… pero… muy… rico!...”- -“crees que podrías mamar una mientras te cojo?”- -“nno se… me imagino lo de tu sueno pero no me puedo imaginar que te guste tenerme así… a poco tu no te enojarías?”- -“claro que no!, a poco te parece que estoy enojado? me calienta mucho imaginarte así”- le puse el dedo pulgar en su boca y dudando un poco empezó a mamarlo, hice una pausa intencionalmente para ver las reacciones de Carmen, -“mmm…nno sabia…pensé que te ibas a enojar …, pero sígueme diciendo… mmm…mqque mmas…?”- -“el dijo que quería cogerte y te dijo que te voltearas, te dijo que tenias las nalgas bien ricas”- -“ te pusiste de perrito y te dio miedo porque la tenia muy grande pero como estabas muy caliente te acomodaste y el te la empezó a meter y yo me puse detrás de ti para ver como te iba entrando toda su verga…”- -“mme la… metió ttoda?”- -“ssi… te la metió despacio hasta adentro, nomas quedaron los huevos afuera”- -“qque rico!...aunque quien sabe si podría con una asi… de ese tamaño… y tu que estabas haciendo?”- -“me estaba haciendo una puñeta viéndote así con otra verga en tu panochita”- -“tte calentaste de ver a tu mujercita con una… cosota bien metida?”- -“ssi, en el sueño te veias muy caliente”- -“ay! amor!!!... qque rico sueno tuvisteee!!!... ahorita me tienes bien caliente”- -“ssi me gusto mucho verte asi bien cogida, con una verga grande y gorda en tu panocha”- -“ddime qque mmas!...”- -“te estuvo cogiendo asi despacio un ratito y luego te la saco y se acosto para que te montaras en el…, te subiste de frente a el y te fuiste sentando hasta que te entró toda…, yo me puse frente a ti para que me la mamaras, luego me puse atrás y me estaba acomodando para metértela por el culo…”- -“uy! qque miedo… qque mmas?...”- -“te la estaba apuntando pero… ahí me desperté…”- -“ahhh que chiste!…”- ssi ya se, me hubiera gustado hacerte un sándwich”- -“ssiii!.. que rico!, como a la muchacha de la película que vimos!...pero no se si podría así…ohh!... lástima que te despertaste”- -“si verdad?, te imaginas que hubiera seguido?”- -“ssi, tenerlos a los dos adentro… pero despacito…ahhgh!”- -“si mi amor, te hubiéramos cogido los dos al mismo tiempo, te imaginas?, una verga más grande que la mía en la panocha y yo metiéndotela por el culo al mismo tiempo…”- -“ssi… que rico me lo estoy imaginando…”-, ella estaba irreconocible expresándose en un lenguaje que nunca le había escuchado, -“como te estas imaginando mi amor?”- -“assi como me estas diciendo… bien cogida entre tu y tu amigo… con su vergota llenandome toda la panocha hasta el fondo… y la tuya entrando en mi culito!... ahhh! Que rico se ha de sentir!!!... ya métemela!... assiii!!... me estoy viniendo!!! Aaaghhh!!! que ricoooo!”-, le puse otra vez un dedo en su boca y ello empezó a mamarlo como si fuera una verga mientras me la estaba cogiendo; evidentemente había sido un éxito mi estrategia para convencerla de compartir esa fantasía.

Después con el tiempo poco a poco se fue dejando llevar en ese juego en el que imaginábamos situaciones en las que se lo hacíamos entre dos, al grado de que ahora en algunas ocasiones ella misma me pedía que la calentara de esa forma, al principio era yo el que hablaba mientras ella se dedicaba a imaginar y disfrutar de cada situación que le presentaba, a la vez que ella solo atinaba a asentir con gemidos apagados, murmullos, susurros inaudibles cuando le preguntaba si se estaba imaginando lo que le decía y si se le estaba gustando –“aghh! ssssi, dime maassss!”-; lo hacíamos cada vez más a menudo como preludio a las cogidas de antología que le daba. Una cosa fue llevando a otra y en mi afán de por al menos simular que se lo hacíamos entre dos, un día se me ocurrió que probáramos con un vibrador; inmediatamente me di a la tarea de comprar un consolador y escogí uno cuyo tamaño era superior a lo que ella estaba acostumbrada, sin embargo una vez al insinuarle si quería probar con un juguete ella me dijo que eso ya se le hacia demasiado, notando mi reacción de desilusión me dijo que tal vez algún dia que estuviera muy excitada; decidí dejar las cosas así por el momento…

Tenemos un compadre (Julio) al cual le tengo mucha confianza, tanta que incluso en nuestros primeros años de adolescentes habíamos llegado a compartir experiencias como el hecho de habernos masturbado juntos viendo una revista; a ese nivel llegaba la confianza en aquel entonces, ahora después de haber convivido en varias ocasiones con nuestras esposas, surgió el tema del sexo en una ocasión en que habíamos estando bebiendo él y yo, empecé a confiarle ciertas cosas que no a cualquiera se le dicen, como el que nos considerábamos algo abiertos pero solo a las ideas, ya que si bien mi esposa es muy ardiente, a la vez es muy reservada hacia la demás gente en cuestiones de sexo.
El y yo intercambiábamos videos porno y coincidimos en un gusto muy particular que era el de las escenas de doble penetración. El me platico que ya había tenido una experiencia de hacerlo junto con un amigo a la esposa de él (del amigo), esa vez me dijo en broma que se ofrecía como voluntario “ayudante” cuando se me ofreciera. En realidad no lo había considerado como una posibilidad real, pero dadas las circunstancias, la relación de amistad y confianza, y al hecho de que tenía un pene bastante grande --en la secundaria lo apodábamos “el burro” y no por mal estudiante precisamente-, siendo este atributo el que contribuyo a hacer aun mas grande mi obsesión por incluirlo en mi fantasía; me conto todo con lujo de detalles como se lo habían hecho a la esposa de su compañero de trabajo y me excite tanto que termine por masturbarme tan pronto llegue a casa imaginando todo lo que me había contado.
Desde entonces empecé a fantasear poniéndole nombre por primera vez a mi fantasía. Durante uno de los encuentros con mi esposa, en el cual habían pasado varios días sin tener relaciones, ella misma me pregunto: -“nno has tenido otro sueno como el de aquella ves?”- ahí vi mi oportunidad y le dije que si, le empecé a decir que había tenido un sueno muy caliente, -“ddime…”- -“bueno, pero no te vayas a enojar eh?”- -“eesta bien…, al cabo nomas fue un sueno”-, le empece a decir que la había sonado muy caliente y que la estábamos acariciando un “amigo” y yo lo cual ya habíamos hecho antes, pero esta vez me atreví a decirle que estábamos con mi compadre Julio y ella inmediatamente protestó diciéndome que se sentía incomoda y que no podría imaginarse algo así, esa vez terminamos la sesión solo por compromiso.

Con el paso de los meses y debido a mi insistencia y quizá al haberle comentado a Carmen que era solo una sueno y de decirle de la particularidad de Julio que lo diferenciaba con el resto, por fin una noche aunque renuente al principio finalmente aceptó aunque no de muy buena gana a que lo involucráramos imaginariamente, según ella lo haría en esa única ocasión porque era mi cumpleaños; ayudo una buena ración de cerveza y también el haberle mencionado que me había dado cuenta de que a él le gustaba ella, -“ a poco!?... te ha dicho algo?”- -“no, bueno, no directamente, pero me ha dicho que soy muy afortunado de tener una mujer tan atractiva como tú”-, -de veras eso te ha dicho?”- -“si, pero también lo he sorprendido viéndote como la otra vez que traías el pantalón de mezclilla, aquel que decías que te quedaba apretado, se te veían las nalgas bien ricas; por cierto, ¿no te he platicado lo que me dijo?’- -“¿sobre qué?”- -“me dijo que una vez él y otro amigo se lo habían hecho a una muchacha…”- -“¿los ddos juntos?…”- -“sí, y me dijo que ella lo había disfrutado bastante..”- -“qué bárbaros!, no sabía eso de compadre Julio… y… por que quieres que me imagine que me lo haces tu con el compadre?”- … -“tal vez porque fue por eso que tuve el sueno con el… por lo que me platico y como me dijo que a la muchacha le había gustado mucho como se la habían cogido entre los dos, y como a mi me excita verte gozando pues… tal vez me quedo en el subconsciente…”, -“ahh! Con razón…, pero seguro que no te vas a enojar ni me vas a reclamar después?”- -“si, no te preocupes, fue solo un sueno”- -“bueno…, y… como… me sonaste?”- -“pues, sone que lo había invitado a cenar y como no te había avisado, cuando llegamos tu estabas muy sexy con tu vestido negro”- -“ay! que vergüenza con el compadre!... ese vestido esta muy cortito”- -“el nomas se te quedaba mirando…”- -“nno te enojaste de que me viera?”- -“nno, me excite mucho…”- -“que mas?”- -“pues estuvimos platicando y tomando, al principio tu estabas nerviosa, pero te fuiste relajando, como habíamos estado tomando mucho, lo invite a que se quedara a dormir con nosotros, tu ya estabas muy tomada y te llevamos a la cama, como te veias muy sexy te empecé a acariciar delante de el, y el se acerco y ahí te empezamos a acariciar entre los dos”- -“y yyo que hice?...”- -“pues como habías tomado te empezaste a excitar, y te seguimos acariciando mientras nos quitábamos la ropa, yo te empecé a mamar la panochita y el te acerco su verga a la cara”-, aprovechando el nivel de excitación en el que se veía le acerque el vibrador que ya tenia preparado sin que se diera cuenta –apagado todavía por supuesto-, temiendo que su reacción fuera a ser de rechazo, pero decidí jugarme el todo por el todo, -“y eso… que es?!...”- -“es para que te imagines mejor… quedamos que te ibas a imaginar que estaba el aquí con nosotros”- -‘bbueno… eesta bien…, ohh!... parece de verdad…”-, ella tomando el vibrador pregunto: -“¿lo ttiene assí de grande…?”- -“Creo que más largo y más grueso”- -“ahh!.... mmas!?... uy! que grandota la tiene el compadre!!!.”- -“te la acerco y se la empezaste a mamar…”- ella entendiendo mi intención lo acerco a su boca y abriéndola volteo hacia mi con una expresión que era un poema…, y empezó a mamarlo –“aasi? Mmmmh….”- -ssi así!... mira –señalando hacia una fotografía que estaba en el buro en la que estaba Julio con nosotros- imaginate que es el que esta aquí… tte estas imaginando chaparrita?”- -“ssi…, ay! hasta parece que me esta viendo”- -Como te estas imaginando? Dime!”- -“mmm asi commo me estas diciendo… con el compadre y contigo… mmamandosela… tu crees que le guste como se la mamo?”- -“claro que si chiquita te ves preciosa!”- -“ dime que mas!?...”- -“ se la estabas mamando asi como ahorita mientras yo te cogía, luego me quite y el te empezó a coger, te empezó a meter la verga en la panochita… imagínate que es el que te la está metiendo…”- -“ssi está bien, pero no le vayas a decir eh?...,”- retirándole el consolador ahora se lo acomode entre sus piernas, ella las separo cooperando muy bien, por fin esa noche pude ver como poco a poco su panochita iba devorando al sustituto del amigo imaginario, el cual al ser un poco más grande y grueso que a lo que ella estaba acostumbrada la asusto un poco, no obstante, le entró completamente, después de ponérselo a vibrar cuando lo tenía adentro la acomodé de lado mientras veíamos una película de esas que tienen muchas escenas de doble penetración a las que me había vuelto fanático, y empecé a lubricarle el culo y tomando una generosa ración de crema le empecé a meter primero un dedo y luego dos, ella se hallaba sumamente excitada –“ya!, aprovecha ahora, estoy muy caliente!”-, me acomodé y tomándome la verga con una mano se la dirigí al centro de sus nalgas estando ella de lado y empecé a presionar un poco, ella se puso un poco tensa en una reacción instintiva inicial para enseguida parar más las nalgas volteando para decirme : -“despacito”-,-“si mi amor te lo voy a meter despacio, relájate mamacita,y se lo empecé a meter, -“despacito… mmétemela tu también!”-, de pronto empecé a sentir como su ano se empezó a relajar dando paso a la punta de mi pene y me detuve –“ ahhg!!!”- -“¿te lastimé”- -“e-está bien, sigue des-pacito”- me acomodé mejor y poco a poco le metí el resto, solo me detuve cuando mis huevos quedaron fuera, y mi pelvis presionando sus preciosas nalgas; ya estando ella penetrada simultáneamente por ambos lados no dejaba de describirle una situación donde nos la estaríamos cogiendo Julio y yo, ella estaba disfrutándolo mucho mira (apuntando hacia la foto donde estaba Julio con nosotros) imagínate que esta aquí cogiéndote junto conmigo”- -“que rico!”- entonces pude sentir la vibración del aparato a través de la delgada pared que separa el recto de su vagina, me quedé quieto disfrutando el momento y estirando la mano derecha alcancé el vibrador para hacerme cargo, la mano izquierda la pasé bajo su nuca (estábamos de lado) para poder acariciarle sus tetas, ella empezó a moverse un poco hacia adelante y hacia atrás, -“¿te está gustando?’- -“sssiií!!!, así más, más,maaaáss!,”-empecé a mover lentamente el vibrador y luego lo detenía, de pronto en uno de esos lapsos en los que detenía el vibrador “¿te imaginas si fuera de verdad que te estuviéramos cogiendo el y yo? , te podría acariciar y mamar las tetas también”-, -“ sssi que rico se siente!!!, tenia ganas de ver como se sentía asi!... ahhh!... por los dos lados al mismo tiempo… de lo que me estaba perdiendo amor!... Aghhhh! Yaaa!!! me estoy viniendooo!!! Aaaaughhhh!!”-, mientras decía esto, nuestros movimientos se habían hecho más rápidos e intensos y terminé por tener la mejor corrida de mi vida… hasta entonces y esa vez ella se sintió transportada en alas de aquellos pasionales deliquios a las mansiones del éxtasis sensual –que poético!!!...-. Al otro día ella traía una “cruda moral” que solo se vio aliviada con el paso de las semanas. Después de esa experiencia note que ella veía diferente a Julio cuando nos reuníamos, de hecho en una ocasión la sorprendí y me sorprendí gratamente no sin dejar de sentir una mezcla de celos y excitación al darme cuenta de que ella de manera despistada le veía el paquete. pensé para mis adentros que estaba creando un monstruo, y de pronto sentía remordimientos, pasaban unas semanas y volvíamos a los juegos pero solo en los que fantaseábamos con un tercero haciéndolo con ella junto conmigo, se nos había hecho un vicio, una especie de enfermedad progresiva.

Por fin un día (hace dos años) me decidí a plantearle la idea a Julio de llevar a cabo mi fantasía, no sabía cómo decírselo ya que ignoraba cuál iba a ser su reacción, aunque lo había sorprendido contemplando el bello trasero de Carmen en varias ocasiones, y me había bromeado como aquella ocasión en la que se había ofrecido para hacercelo a Carmen, ¿se ofendería?, ¿llegaría a considerarme enfermo, depravado?, una cosa era bromear, pero como seria si se lo planteara en serio?, después de todo es mi compadre. Afortunadamente para mí, un día que estaba tomando unas cervezas con él en su casa, la comadre había ido al sur a visitar a su familia, estábamos viendo una película porno, lo noté un poco dubitativo –“¿te pasa algo?”- “nno, nada, te iba a preguntar algo, pero es en buena onda, no te vayas a ofender, ¿se lo has hecho a Carmen por atrás?”--“pues… ssi ¿por qué?”- “es que con Tere –la comadre- nunca he podido”-. –O sea que mi pobre amigo se sentía frustrado por no haber podido introducir su enorme pedazo de carne en el trasero de su esposa , quien además era muy religiosa, de hecho Carmen la acompañaba a las reuniones de la iglesia; -“pues ¿como crees?, pobre Tere, como se te ocurre que le va a caber tamaño animalón je, je”- -“ya, no te burles…”-“ si quieres te puedo ayudar”- -“ pues lo dirás de broma pero con tal de hacerlo soy capaz”--“¿es en serio?”- -si, te lo digo a ti porque te tengo confianza y porque además la tienes chiquita”- -ahora fue él quien se rió-, –“cabrón!”- -“jajaja, lo malo que ya sabes como es ella de santurrona”-; La verdad… no se como decirte, yo te iba comentar algo parecido referente a… Carmen,”- -“¿Que?”-, trague saliva y me arme de valor, ya no había marcha atrás -“la verdad yo siempre he tenido la fantasía de hacerle un sándwich…”- el obviamente muy interesado me pregunto: -“ y ella ¿que dice?’- -“ no lo acepta abiertamente, ppero se que también tiene la fantasía porque…”- -ahí le conté sobre nuestro juegos y como habíamos llegado a simular una doble penetración en la que él era el tercero personificado con un vibrador.- el visiblemente sorprendido pregunto –“ La comadre?!!!, vaya!, quien la viera tan seriecita en la iglesia, Tere no me deja ni que le ponga una película… que envidia compadre”-, me dijo que el estaría encantado de hacerlo ya que como antes me había dicho que tenía una esposa muy atractiva, de hecho más de una vez en tono de broma había comentado que estaba muy nalgona; -“si quieres te ayudo a convencerla”—“pues la verdad no sé como hacerlo, una cosa es cuando lo imaginamos y otra después, ella siente remordimientos y así hablando abiertamente con ella se molesta y no quiere ni tocar el tema, lo que pasa es que se pone bien caliente cuando toma cerveza”- -“pues por ahí podemos hacer algo, es cuestión de ponernos bien de acuerdo”—“ pero si llegáramos a convencerla tendríamos que hacerlo con mucho cuidado, sobre todo tu, ella nunca ha estado con nadie más y pues no vaya a ser que la lastimes”- -“no te preocupes, se lo haría con mucho cuidado, te aseguro que le va a encantar tener esto adentro”-, era increíble que estuviera hablando con mi compadre de cogernos a mi esposa, aun con toda la confianza que tenia con él, ella era mi esposa!, pero ni modo de hacerme para atrás, aunque hubiera podido ya me había excitado con la idea de tener un aliado para poder cumplir mi fantasía.
Al siguiente día me hablo por teléfono al trabajo –“oye, ayer pues… ya ves que estábamos tomando, y… no sé si es en serio lo que dijiste de la comadre…”- trague saliva y sentí que mi corazón empezó a latir más fuerte, -“ssi, era en serio…”- -“de veras?!, porque no nos vemos en la tarde para platicar?”-, el día se me hizo largo y me reuní con Julio en la tarde, el siguiente paso consistió en elaborar un plan, con la condición de que resultase o no nuestra amistad no se afectaría, entre otros puntos que afinamos estaba el de ser delicado con ella -ya que no estaba acostumbrada a semejantes dimensiones-, y a no vernos involucrados en cuestiones sentimentales. Una vez fijada la fecha, la cual seleccioné tomando en cuenta un par de factores: • A mediados del mes después de haber tenido su período, debido a que en ese tiempo he notado que se pone más “receptiva”, sobre todo si mantenía un periodo de abstención.• Tenía que ser un fin de semana para poder dejar a los niños en casa de mi suegra.
En una ocasión que estaba Julio en la casa me di cuenta que Carmen de manera despistada le veía el bulto a Julio, acercándome le pregunte: –“se le ve grande verdad?” – ella se ruborizo e intento hacerse la inocente -“dde que hablas?”- -“ pues del compadre, lo estabas viendo verdad?”- -“eestas loco”- se fue avergonzada de verse descubierta simulando estar ocupada en sus quehaceres.
Le comente a Julio lo que había pasado e inmediatamente se le ocurrió que seria buena idea ensenársela simulando un accidente –“pero como?”- -“tu déjamelo a mi”-; seguimos platicando y tomando y fue al bano, Carmen no se había dado cuenta y la pedi que por favor fuera a traer una revista que había dejado ahí para prestársela al compadre, ella inocentemente cayo en la trampa y se dirigió al bano, la segui sin que se diera cuenta, nervioso y expectante de ver cual seria su reacción cuando lo viera, estaba a una distancia prudente y vi perfectamente cuando ella abrió la puerta y Julio simulando que supuestamente había estado orinando giro hacia ella sosteniéndose la verga con una mano, ella se quedo estupefacta dirijiendo su mirada ahí sorprendida dejo caer una toalla con la que estaba limpiando el cínicamente no se volteo , -“pperdon!... no sabia que estaba ocupado”- -“no se preocupe comadre”-, ella regreso a la cocina y yo miraba divertido y excitado como ella se quedo pensativa por lo que había visto.
Esa noche aprovechando que se había tomado unas cervezas y que estábamos haciendo el amor le pregunte si quería saber como me había contado el compadre que lo habían hecho entre él y su amigo, -“si, dime”- le describí con mas detalles de cómo me había platicado Julio que se habían cogido entre él y su amigo a la muchacha, ella se excitaba y ponía mucha atención a los detalles –“por donde lo hizo el compadre?”- -“te refieres por donde se la metió?”- -”sssi…por donde…”-, el por adelante porque como ya te dije, está muy bien dotado, si te fijaste ahora verdad?”—“pues ssi, pero fue sin querer, no te enojes…es que no sabia que estaba en el bano”- -“ bueno, tenias curiosidad verdad?”- -“ssi, como me has dicho que lo tiene muy grande..”- -“no tiene nada de malo, es más, al contrario me gusta que me digas las cosas abiertamente, si tú me tienes confianza yo también confío en ti, no te preocupes, fue sin querer, de veras se te hace que la tiene grande?”- -“ay que vergüenza… no pensé que la tuviera tan grande, también esta muy gruesa… pero no se por que la tenia… parada…”- -“pues de seguro porque te estaba viendo las nalgas tan ricas que tienes chiquita..”- -“ay ya ves como eres?”- - “pues es la verdad, me di cuenta que cada que podía según el despistadamente se te quedaba mirando”- -“ssi verdad?, yo también me di cuenta”-, retomando el tema le dije que la muchacha se había montado en el compadre -“apenas así verdad, porque te imaginas a el por atrás?”—“si, no creo que lo aguante cualquiera, a lo mejor tu si…”—“ nno, no creo, si por adelante me daría miedo… la tiene muy grandota…”-
Después de hacerlo era usual sintiéramos remordimientos y de hecho ella me pedía que ya no lo hiciéramos así; después de unos meses volvíamos a lo mismo. Se hizo rutina que lo hiciéramos de esa forma –involucrando a Julio- ayudándonos con el vibrador- en ocasiones especiales (cumpleaños, día del padre, navidad…) Cada vez me costaba menos trabajo convencerla dado que justificaba el hecho de que era solo una fantasía, apoyándome también en una plática para parejas que tuvimos en la iglesia donde nos dijeron que todo era válido para satisfacer al compañero o a la compañera, obviamente no se referían a eso pero funciono. Por fin un par de semanas después procedí a preparar todo, considerando lo que por primera vez pretendía llevar a cabo, estuve todo el día del día acordado (Viernes) bastante nervioso en el trabajo, no podía concentrarme en lo que hacía, llamé a Carmen para avisarle que iba para la casa y que se preparara para una noche “agitada”, ella me contestó que me apurara y que quería que estuviera lo más pronto posible con ella, -“tomate una cerveza mientras llego”—“aprovechado…, ya sabes cómo me pongo verdad?”-, el plan de “castigarla” por varios días sin sexo estaba funcionando-, le pedí que se pusiera un vestido negro bastante corto que tenía y que debido a eso no usaba para salir, me contestó que iba a estar lista para cuando llegara. Tan pronto como colgué, me puse de acuerdo con Julio para decirle que todo iba bien y nos coordinamos para que el llegara un poco después de mi.
Cuando llegué a la casa me dispuse a servirle una cerveza a Carmen quien se estaba terminando una, quería que todo estuviera dispuesto, -“Te vez muy bien chaparrita”- -y en realidad se veía bastante bien con el vestido pegado arriba levantando sus tetas con un amplio escote y en la parte de abajo bastante cortito pero holgado, lo cual resaltaba aun mas su hermoso trasero, ella se había puesto unas medias sostenidas por un liguero que la hacían ver más hermosa, quizá hasta un poco vulgar pero ese era el juego que teníamos de vez en cuando, completaba su atuendo con unas zapatillas bastante altas que al caminar hacia que su precioso culo se viera aun mas levantado, la tomé de la cintura y le día un beso, por un momento pensé en el tiempo cuando la conocí y el cambio asombroso que se había dado en su persona, no pude evitar la comparación entre mi antes inocente y tímida esposa y la de ahora cada vez mas complaciente mujer, pero lograría mi objetivo esa noche?. Fin del 1er Capitulo

rogelio_cortez2000@yahoo.com

Otros relatos eroticos Trios

Cuidado con las amigas de sus novias, lean lo que me paso full bien
Relato erótico enviado por mordot el 30 de January de 2009 a las 23:17:36 - Relato porno leído 36879 veces

la playa nudista

Categoria: Trios
Comencé a notar placer, pues su polla restregándose contra mi clítoris me hizo sentir algún que otro espasmo. Mire otra vez a mi marido. El se la estaba meneando mientras veía como me follaba Ramón. Aquello parecía gustarle. Seguro. Ramón tiene un buen cipote y sabía usarlo como debe ser. Yo levantaba mi culo para que penetrara más a fondo......mientras miraba a mi marido.
Relato erótico enviado por coronelwinston el 16 de March de 2009 a las 17:00:00 - Relato porno leído 33305 veces
Como realice una fantasia con mi esposa, un amigo y el amigo de mi amigo
Relato erótico enviado por superiguana el 30 de May de 2012 a las 00:00:01 - Relato porno leído 24762 veces
Me puse de acuerdo con mi compadre y por primera vez comparti a mi esposa.
Relato erótico enviado por Rogelio Cortez el 29 de July de 2010 a las 00:59:26 - Relato porno leído 22853 veces

primer trio en familia

Categoria: Trios
DESPUES DE DIEZ AÑOS DE CASADOS COMENZAMOS A PROBAR COSAS NUEVAS
Relato erótico enviado por Anonymous el 01 de March de 2010 a las 00:16:23 - Relato porno leído 22831 veces

Publica en tu muro de Facebook si te ha gustado el relato 'Como perverti a mi esposa (Capitulo l Le fue entrando la curiosidad...) '
Si te ha gustado Como perverti a mi esposa (Capitulo l Le fue entrando la curiosidad...) vótalo y deja tus comentarios ya que esto anima a los escritores a seguir publicando sus obras.

Por eso dedica 30 segundos a valorar Como perverti a mi esposa (Capitulo l Le fue entrando la curiosidad...) . Rogelio Cortez te lo agradecerá.


Comentarios enviados para este relato
tejones (8 de February de 2011 a las 18:08) dice: muy bueno

cronopio666 (25 de June de 2011 a las 07:34) dice: Muy buen relato, algo largo pero interesante, me estoy imaginando mucho a tu esposa cogiendocon tu compradre y tu al mismo tiempo, q envidia!!!

pipehot2 (18 de September de 2010 a las 19:41) dice: me parece muy bueno, yo he procurado lo mismo con mi esposa, tenemos casi el mismo tiempo de casados y parecidas circunstancias y ya estoy logrando avances, gracias por tu experiencia

dr.medico (16 de October de 2010 a las 06:34) dice: Felicidades, tu relato es muy bueno, un poco largo, pero entretenido, tiene buena trama y contenido erótico, es de los mejores en la categoría de tríos, voy a seguir leyendo los siguientes relatos para saber hasta donde es capaz de llegar tu hermosa ‘chaparrita’ esposa.

j mari (14 de September de 2010 a las 08:03) dice: muy largo


Registrate y se el primero en realizar un comentario sobre el relato Como perverti a mi esposa (Capitulo l Le fue entrando la curiosidad...) .
Vota el relato el relato "Como perverti a mi esposa (Capitulo l Le fue entrando la curiosidad...) " o agrégalo a tus favoritos
Votos del Relato

Puntuación Promedio: 0
votos: 0

No puedes votar porque no estás registrado