Categorias

Relatos Eróticos

Lo más buscado

Ultimas fotos

Photo
Enviada por dicarlo17

Photo
Enviada por amarantaperry

Photo
Enviada por al3788


 

Mi esposa quería que mi amigo la cogiera

Relato enviado por : Anonymous el 02/04/2013. Lecturas: 212057

etiquetas relato Mi esposa quería que mi amigo la cogiera   Intercambios .
Descargar en pdf Descarga el relato en pdf
Resumen
... Que afortunado eres, Andrea esta buenísima, tiene un culote que provoca metérselo...


Relato
Hola mi nombre es Rafael y voy a contarles lo que me sucedió hace unos meses, durante bastante tiempo he trabajado en una compañía para el gobierno, en ella he tenido la oportunidad de conocer a múltiples compañeros que, durante todo este tiempo, nos hemos hecho buenos amigos, el hecho es que estando de farra en un bar de la ciudad mi amigo Luís y yo decidimos ir a mi casa a tomar "la del estribo" ya que mi casa queda de camino, luego el continuaría, cuando llegamos eran como las 11 de la noche y mi esposa ya estaba dormida, yo busque en la heladera unas cervezas y algo de comer, pasamos y nos instalamos en los muebles de la sala quedando frente a frente y así continuamos bebiendo alegremente, con cada cerveza que nos tomábamos íbamos subiendo el tono de voz, hablábamos de las mismas boberías de siempre pero llegó un momento que era tanto el ruido que mi esposa se levanto con una breve y transparente bata de dormir (la que a veces usa porque siempre duerme desnuda) y fue a la sala para ver que ocurría, al vernos se molesto bastante, se volteo, se dirigió a mi dándole la espalda y por ende mostrándole su bien formado culo a mi amigo y comenzó a recriminarme el que la hubiésemos despertado, mi amigo Luís solo atinaba a ver las grandes caderas de mi esposa y su enorme y respingón culo moverse como embobado, mientras que yo soportaba estoicamente el chaparrón. Luego de esto Andrea se fue al cuarto dando un portazo, por supuesto se acabó el escándalo pero no la bebida, continuamos bebiendo pero sin alzar la voz, en uno de sus comentarios Luís me sorprendió diciéndome

- Que afortunado eres, Andrea esta buenísima, tiene un culote que provoca metérselo.

El comentario y las señas que hacia mientras lo decía (puso sus manos como si tomara a mi esposa del culo y movía su cadera atrás y adelante como cogiéndola) me molestaron así que decidí darle también lo suyo.

- Maria (así se llama su esposa) no estaba nada mal, tiene esas grandes tetas y ese culo que tanto mueve al andar y que le para la verga a cualquiera, a mi me gustaría también tirármela.

- No creo que ella le guste, últimamente no esta de buen humor para el sexo, tengo mas de dos meses que no le meto la verga

- Pero esa nena hay que alimentarla, con esa boquita que tiene que se ve que le encanta mamar verga, si tu no lo haces, otro lo va a hacer, por ejemplo yo ja ja ja ja.

- No juegues que el asunto es serio, me la paso todo el tiempo con la verga como un tronco ya debo tener suficiente leche como para preñar a un batallón de mujeres y no se que hacer.

- Lo que tienes que hacer es dejarme que yo la invite a salir y vas a ver como te la devuelvo hecha una soberana puta.

- Ella es muy recatada y religiosa, además el que necesita sexo urgente soy yo, cuando tu mujer se puso delante de mi casi acabo mirándole el culo,

- Si, yo mire como estabas embobado mirándole el culo

- En algún momento me la voy a coger

- Ja ja ja, yo tendría que estar fuera para que te dejara

- Vengo cuando estés trabajando y yo este libre o cuando tu salgas

- Será esa la única forma en que se la metas

- La voy a poner a mamar verga y le voy a llenar la boquita de leche, ja ja ja seguro se la traga toda, son como tres litros.

- Bueno si ella se deja coger... mientras yo no esté mirando ja ja ja ja ojos que no ven...

- Me imagine mi verga entrando y saliendo de ese culito y se me paro,

Y diciendo esto se saco la enorme verga del pantalón diciéndome

- Mira como me la puso

tenia la verga gigantesca con la cabeza amoratada, venosa, gruesa y larga, la tomo con la mano y todavía le sobró mas de la mitad que sobresalía amenazante, se la peló hasta que la cabeza estuvo toda fuera del capuchón y comenzó a pajearse diciendo

- así se la voy a meter a Andrea, hasta las bolas...

- Coño pobre cuquita, se la vas a partir en dos ja ja ja ja, y el culito se lo vas a dejar sin usar?

- El culito, la conchita, le voy a llenar la boquita con mi leche, esas tetas se las voy a mamar bien mamadas, te le voy a hacer servicio completo.

Ya tenia la verga durísima y roja, pensé que en algún momento iba a acabar en los muebles

- Bueno, bueno, ya esta bueno -le dije- me vas a llenar los muebles de leche en vez de la cuca de Andrea

Le recrimine su acción y apenado como pudo se guardo el monstruo dentro del pantalón,

- Pero mejor que te compres un perro para que la cuide porque cuando pueda se lo voy a meter hasta las bolas ja ja ja ja

Luego de esto se levanto y me dijo que ya era hora de irse, tomo sus cosas y se perdió en la noche.


No se porque pero las imágenes de Luís pajeándose y las palabras sobre mi esposa me parecían morbosas y excitantes, mi verga se había puesto como una piedra así que me fui y me di una ducha fría, no quería molestar a mi esposa que cuando entre en la habitación, estaba totalmente desnuda boca arriba y con una almohada debajo de las nalgas, su concha se abultaba y abría descaradamente como invitándome a comerla, la posición me pareció extraña e incomoda para dormir pero no le di mucha importancia, me acosté a su lado y me dispuse a dormir pero ella no estaba dormida y tenia otras intenciones, se monto sobre mi y comenzó a restregarme su concha caliente y chorreante por la pierna derecha, pude sentir como me mojaba toda la parte alta de la pierna con sus jugos, no tarde mucho en estar como un asta bandera, ella tomo mi verga la guió hasta su estrecha entrada y se la fue introduciendo lentamente, milímetro a milímetro hasta que estuvo totalmente dentro de ella soltando solo un leve suspiro al sentirse totalmente penetrada, sus jugos comenzaron a resbalar por los lados de mi verga mientras ella subía y bajaba lentamente enterrándosela hasta las bolas, luego sus movimientos se hicieron mas y mas rápidos, me estaba cabalgando como un potro, mi verga se sentía caliente dentro de su húmeda cueva, estaba realmente caliente, en medio de la cogida que ella me estaba dando se me ocurrió preguntarle que la había puesto así (hacia un minuto estaba de un humor de perro)

- Mami que te puso así de caliente, estabas viendo el canal porno?

- Cállate y cojéeme

Seguí envistiendo su pequeña y estrecha concha

- Que caliente estas...

- y que esperabas?

- De que?

Le pregunte mientras la penetraba apretando el culo

- Del escándalo que tenían tu y tu amigo hablando sobre mi conchita, mi culo y mi boca ahhhhhhhhhh

Su respuesta me dejo sin palabras

- ahhhhhhh... Coño que grande la tiene... ahhhhhhh...

- Grande???

- Si grandisimahhhhhhh... la verga de tu amigo... la tiene enorme ahhhhhhhhh...

- Se la viste??? Cuando???

- Cuando se la saco y me estuvo cogiendo en su imaginación ahhhhhhh... vi como la tenia bien dura pensando en como me va a coger por el culo ahhhhh estoy tan caliente que me lo puede meter por donde quiera ahhhhhh

Sentí como su conchita palpitaba de ganas de ser penetrada por Luís

- Puta... estabas viendo???

-Siiiiii ahhhhhhhhhh... miré como me penetraba en su imaginación hasta que tu lo echaste todo a perder.

- Solo quería que no manchara los muebles con su lechada.

- Yo lo hubiera limpiado con la boca ahhhhhhhhh dame duro Luís que estoy acabandoooooo ahhhhhhhhhh...

Y entre convulsiones jadeos arañazos y gritos tubo un frenético orgasmo que la estremeció toda, su concha caliente me apretaba la verga sacándome hasta la ultima gota de leche, luego quedó completamente relajada y aunque tras varios minutos no pudo hablar luego me confesó que era la primera vez que había visto una verga que no fuera la mía, eso y las palabras de Luís y mías la habían puesto como una moto

- ja ja ja ja Zorraaaaaaa!!! Estabas mirándole la verga a Luís, te gusto?

-Si, me encanto mirarle la verga a tu amigo, la tiene enorme, grande y gruesa, me puso a chorrear la concha. Seguro que me entra aunque sea la mitad ja ja ja ja ja

- Tu quieres que Luís te lo meta?

- Pero mi carnudito, siempre me has dicho cuando tiramos que quieres que otro me coja y además tu le dijiste que ojos que no ven...

- Ojos que no ven, concha que se coge Luís, ja ja ja ja ja

- No hables así que me da una puntada en la concha

- Tu crees que te entre en esa conchita tan estrecha?

- No sé, el tuyo casi no entra completo y no es tan grande ni tan grueso, pero como me mojo tanto a lo mejor me entra mas fácil ja ja ja

- Y el culito? además me dijo que te iba a poner a mamársela y que tiene como tres meses sin ver a una mujer

- Debe tener el tanque lleno ja ja ja ja seguro que me desborda con tanta leche ja ja ja ja

- Bueno mejor que se ponga un condón mira que tu estas que miras una verga en Internet y quedas preñada ja ja ja ja hay que invitarlo a beber y luego todo se va dando poco a poco, yo salgo a comprar algo y mientras, tu te encargas, nada mas simple verdad?

Lo que empezó como una broma cuando hacíamos el amor se estaba convirtiendo en un simple plan para que mi esposa Andrea se cogiera a mi amigo Luís, la única pega era lo del condón porque mas rico es a pelo pero Andrea estaba tomando ningún anticonceptivo, se había quitado el DIU y para colmo esa semana estaba ovulando, puse mi mano en su concha y mientras mis dedos jugaban en su entrada de adelante pude sentir como volvía a mojarse mientras planificábamos todo

- Luís te va a partir en dos esa conchita,

Y se la abrí con tres dedos

- Si me va a dejar como un túnel por lo pijudo que es

- te va a partir este culito también...

Y enterré uno de mis dedos en su culito haciendo que gimiera.

- Ni a ti te he dado mi culito, pero a ese burro...

Comencé a pajearla hasta que acabó gritando

-Métemelo entero Luís, asiiiii ahhhhhhhh... acábame adentro... Toda tu leche en mi conchita caliente... ahhhhhhhhhh

La semana siguiente paso lentamente, no sabia como decirle a Luís que Andrea quería su verga en la concha, todas las tardes cuando llegaba Andrea me recibía diciéndome Luís en vez de Rafael, hacíamos el amor como conejos con el nombre de Luís en su boca siempre, lo gritaba a todo pulmón, incluso llegue a preocuparme que los vecinos pudiesen escuchar cuando gritaba su nombre pidiéndole verga.
A final de cuentas el día llegó y luego de unos tragos (menos de los acostumbrados) invite a Luís a mi casa a terminar la farra con una buena botella que tenia, debo confesar que desde la mañana iba empalmado, cada vez que miraba a Luís trabajando mi verga se endurecía pensando si llegaría a coger a mi esposa, llegamos a casa y Luís llamó a su esposa Maria para decirle que tardaría porque estaba en mi casa, no sentamos como la vez anterior solo que Andrea no salio con la bata sino con una minifalda negra y una minúscula tanga roja que se veía tapando brevemente su conchita casi sin necesidad de agacharse, una blusa semitransparente dejaba ver sus grande senos enfundados en un minúsculo brasier rojo, sus piernas cubiertas por un liguero con medias negras les daban una sensación de sedosidad que provocaba tocarlas y para rematar sus tacones de aguja rojos le daban mas altura, estaba preciosa, una autentica puta no se vería tan cogible, ambos nos quedamos boquiabiertos con la hembra que se nos presentaba.

- Por Dios Andrea estas bellísima - Dijo Luís mirando descaradamente sus tetas.

- Gracias

- Hola cielo, como estuvo tu día? - limpiándome la baba que me chorreaba de mi abierta boca.

- Bien cielo, iba a una reunión con unas amigas pero hubo algunas que no podían ir y la suspendimos así que me quedé vestida y alborotada ja ja ja ja

- Luís y yo vinimos a tomarnos una botella que tengo guardada en la despensa, voy a por ella.

- Pero cielo, esa botella me la llevé yo para el cumpleaños de Lila la semana antepasada, no recuerdas que te dije? Solo queda una botella de vino

- Coooooño si es verdad, no me acordaba de eso, bueno hay algunas cervezas en la heladera y el vino o prefieres que compre una botella en el bodegón? - le dije a Luís.

- Bueno las cervezas están bien, no quiero ir hasta el bodegón y no me gusta el vino.

- No hay problema, nos tomamos las cervezas y luego yo voy a comprar la botella - dije

_ Yo los acompaño con el vino para no perder este vestuario ja ja ja ja

Nos tomamos las cervezas que estaban en la heladera, Andrea nos acompañó bajo la atenta mirada de Luís que escrutaba descaradamente entre sus senos y entre sus piernas cada vez que ella se hacia la descuidada, a cada trago de vino Andrea se desinhibía mas, pronto abría y cerraba las piernas descaradamente para que Luís viera el minúsculo triangulo rojo entre sus piernas lo que iba subiendo lentamente su minifalda y mostrando sus largas piernas y el sexy liguero, Andrea se levantó y colocó algo de música suave y me invitó a bailar, dimos unas cuantas vueltas y luego tomo la mano de Luís y comenzaron un baile lento y muy pegados, las manos de Luís la atraían hacia él apretándola muy fuerte luego fueron bajando hasta el principio justo de las nalgas, con el dedo pequeño tiraba de la tela hacia arriba levantando la mini de Andrea hasta que yo, desde mi asiento, podía ver la minúscula tanga de mi esposa cubriendo su conchita, eso me calentó mucho, mi verga daba brincos de alegría, de pronto la botella de vino y las cervezas estaban por terminarse, Andrea se había acabado el vino y solo quedaban 2 cervezas por lo que me levante para ir al bodegón a por mas, inmediatamente Luís hizo el ademán de separarse para ir a acompañarme disimulando la tremenda erección que el bailecito con mi esposa le había causado, pero yo lo detuve y le dije que me esperara que no dejara a Andrea sola o se iría a dormir, este acepto con una sonrisa de oreja a oreja por lo que salí de inmediato.
Caminé despacio con la verga tiesa de calentura, cada paso que daba iba imaginando que Luís le agarraba descaradamente el culo a mi esposa, ¿ya habría quitado alguna pieza de ropa de mí mujercita?,¿la estaría besando o metiéndole mano en su conchita? el frió de la noche me fue despejando la mente y de repente me di cuenta que había dejado a mi esposa con un hombre que se la iba a coger "Vengo cuando estés trabajando y yo este libre o cuando tu salgas" "ví como la tenia bien dura pensando en como me va a coger por el culo ahhhhh estoy tan caliente que me lo puede meter por donde quiera ahhhhhh" "La voy a poner a mamar verga y le voy a llenar la boquita de leche, ja ja ja seguro se la traga toda, son como tres litros" eran las palabras que retumbaban en mi mente, recordaba ese pedazo de verga grande y gruesa con la cabeza amoratada, imaginaba a mi Andrea en el mueble con ese trozo de carne dura dentro de su pequeña concha abriéndose al máximo y ahogándose en leche no pude seguir y me devolví a casa corriendo, llegue al patio y entre silenciosamente, me asome por una de las ventanas del frente y no veía nada, pensé que estarían en la cama "mi cama" y la verga me dolió de lo dura que se me puso, di la vuelta y entré por la puerta de atrás, llegué sigilosamente a la sala y no estaban allí, la pequeña tanga de Andrea descansaba sobre el mueble totalmente húmeda, la tomé y la llevé a mi nariz, su olor me inundó, era el olor de una hembra hambrienta de sexo, la guardé en mi bolsillo, fui en silencio a la cocina y no estaban allí, subí las escaleras y busque en las habitaciones pero tampoco estaban ¿donde irían? tomé el móvil y llamé a mi esposa pero estaba apagado, me senté en la cama a ver si se me venia alguna idea de donde estarían pero nada, pasaron como 20 minutos en los que no supe que hacer solo pensar que estarían cogiendo sin que yo pudiera verlo. estaba en esto cuando escuche las llaves girar en la puerta principal, fui al borde de las escaleras y bajo la protección de la oscuridad del piso superior pude ver que entraban Andrea, Luís y oh sorpresa... su esposa Maria, el muy bobo en vez de coger a Andrea había ido a buscar a su esposa, mi verga se bajó de inmediato, se me pasó la calentura y sentí que todo había sido en vano, pero la tanga en mi bolsillo me gritaba otra cosa, ¿si no la había cogido para que se quitó la tanga?

- Cieeeeeloooooo...

El grito de mi esposa me saco de mis pensamientos, pensé en bajar pero de inmediato me detuve al ver como Luís luego de cerrar la puerta metía una mano bajo la minifalda de mi esposa diciendo

- Donde estará ese cabrón?

- Saca la mano Luís que Rafa puede estar arriba. -le dijo Maria

El corazón me dio un brinco al ver que Maria permitía que Luís le metiera mano a Andrea y como descaradamente Luís metía mano entre las nalgas de mi esposa.

- Seguro se durmió -dijo Andrea- o ya hubiera bajado.

- Déjame revisar -dijo Luís-

- Y vas a dejar esto esperando? -dijo Andrea levantando su minifalda y enseñando la concha- seguro está dormido pero si te tranquiliza subo a verificar, mientras ustedes pónganse cómodos ja ja ja

Comenzó a subir las escaleras y Luís tras ella metiéndole mano por detrás,

- Espérame aquí abajo no sea que se despierte y te diga que te vayas -le dijo mientras le sobaba el paquete sobre la tela del pantalón

- OK -le dijo Luís mientras olisqueaba sus manos llenas de los jugos de mi esposa-

Mientras subía, ella miraba hacia la oscuridad donde yo me encontraba con una sonrisa lasciva que nunca le había visto, terminó de subir y se dirigió hacia donde yo me encontraba, abrió una de las puertas y me dijo en voz baja

- Entra

Entre en el cuarto y me dijo

- Ya Luís me tenía lista me quitó la tanga y me la puso en la puertita, cunado dio los dos primeros empujones me abrió la cuca pero tuvimos que dejarlo e ir a buscar a Maria porque llamo varias veces y estuvo fastidiando y cuando la encontramos el habló con ella y dijo que se venía con nosotros, cuando bajábamos en el ascensor de su casa me metió mano de lo mas descarado y ella no dijo nada así que me dejé y mira como me puso con la concha abierta y chorreando.

Metí un dedo en su concha y estaba totalmente empapada y abierta

- Ufff te la abrió así de solo dos empujones?

- Ja ja ja dos empujones profundos ja ja ja

- Bueno baja allá y termina lo que empezaste y buen provecho ja ja ja ja

Salimos de la habitación juntos yo me quedé en la oscuridad mientras ella bajaba lentamente las escaleras, Luís la esperaba en la parte baja sobándose el paquete.

- ¿Y?

- Dormido como un tronco, ese no se levanta ni con una grúa

- Ja ja ja después que Luís me la abra me la vas a mamar? -le dijo Andrea a Maria sobándose la concha.

- Te la voy a mamar hasta que me acabes en la boca -dijo Maria quitándose la pequeña minifalda y bajándose la tanga.

Luís tomo a Andrea en volandas y la llevó al mueble la recostó y comenzó a quitarse los pantalones, Maria se colocó entre las piernas de Andrea y comenzó su labor de lubricar con su saliva la estrecha entrada, los jugos le corrían por los lados de la cara mientras se concentraba en el botón del placer, lo sentía latir entre sus labios, lo chupaba y le hacia circulitos con la lengua, Luís se colocó al lado de Andrea y su gran cipote le quedó colgando como un enorme salchichón sobre la cara, de cerca era mas grande, enorme, grueso y venoso, desde mi escondite pude ver como Andrea hacia un gran esfuerzo abriendo la boca y sacando la lengua para engullir la enorme cabeza del tamaño de un durazno, solo eso le cabía, le daba pequeños lenguetazos intercalados con tímidos intentos de metérselo en la boca, de pronto comenzó a mover las caderas de adelante hacia atrás al ritmo del movimiento de la boca de Maria, se estaba acercando al orgasmo, Maria metió dos dedos en la estrecha entrada y comenzó a pajearla velozmente, el movimiento de caderas se hizo mas rápido y escuche por primera vez lo que quise todo el tiempo

- Lo quiero adentroooooo... Métemelo que voy a acabaaaaaaar... métemelo yaaaaaaaaaa...

Luís hizo a un lado a Maria y se colocó entre las piernas de Andrea con la clara intención de penetrarla, su enorme herramienta se posesionó sobre la pequeña entrada de mi esposa tapándola en su totalidad, comenzó a restregarla de arriba a abajo suavemente primero, luego mas fuerte, en un momento vi como la enorme cabeza quedaba retenida por un momento en el pequeño hueco de su vagina, la movió hacia arriba y la verga saltó hacia afuera del agujero del placer volviendo a restregarla hacia arriba y abajo, Andrea miraba el enorme y grueso bocado que debía comerse pensando si le entraría aunque fuese la cabeza, por fin Luís encontró el sitio exacto y presionó, Andrea chilló de dolor y recordó que no podía hacerlo a pelo, le dijo a Luís que debía ponerse condón, unos segundos después la verga de Luís enfundada en un pequeñísimo y endeble condón encontraba de nuevo la estrecha y húmeda entrada y volvió a presionar esta vez mas fuerte, su pequeña vulva se dobló hacia adentro bajo la presión del enorme palo, Andrea abrió los ojos desmesuradamente al sentir la verga del macho avanzando en su interior,

- Coñoooooo me duele, me dueleeeeee

- ¿Por que tu crees que yo no me dijo coger por ese burro? -Dijo Maria.

_ Es Enormeeeeeee, me parte la cucaaaaaaa...

- Aguanta nena cuando entra la cabeza lo demás es fácil.

- Me va a mataaaaaaaaaaaar con esa verga tan grandeeeeee

la cabeza abrió la estrecha cueva hasta el limite, ella sintió cuando pasó la cabeza su primera defensa y siguió avanzando, desde mi escondite podía ver la cara de placer y dolor de Andrea mientras aquella enorme verga iba entrando poco a poco en su interior, arrugaba la cara cuando Luís empujaba dentro de ella y se relajaba cuando se detenía para que su cuca se acostumbrara a estar llena de verga, de vez en cuando su mirada se dirigía a la oscuridad desde donde yo espiaba excitado y me dedicaba una deliciosa y lasciva mueca, luego de unos instantes de este delicioso juego la verga le llegó hasta el fondo, estaba totalmente penetrada por una gruesa y larga verga, se sentía totalmente llena por esa gruesa barra de carne, Luís comenzó a sacarla para luego empujar nuevamente hasta el fondo, así estuvo varios minutos entrando y saliendo de la ya no tan estrecha cuca, se la fue metiendo mas y mas rápido hasta volverse un mete-saca frenético, Maria mientras tanto había colocado su concha cerca de la boca de Andrea hasta casi sentarse sobre esta, Andrea sacaba la lengua y lamía la concha grande y jugosa de Maria, su chorreante concha dejaba caer su jugo sobre ella hasta que llegó a un sonoro y jadeante orgasmo en la boca de Andrea, mientras el enorme palo de Luís seguía arremetiendo contra la pequeña conchita que pronto logro acostumbrarse al monstruo que la invadía, las paredes se arrastraban en cada va y ven de Luís hasta que ocurrió lo inevitable, de la gran fricción que ejercía el cilindro dentro de ella el forro por lo pequeño que era, se rompió, quedando sin que nadie se diera cuenta, la vulnerable concha de mi esposa expuesta al poderoso y fértil semen de Luís quien fue luego el único que se dio cuenta que estaba cogiendo a pelo a mi esposa pero no quiso decir nada hasta venirse así que siguieron con la cogida Andrea estaba muy excitada con toda esa verga adentro, la presión iba en aumento a medida que Luís bombeaba dentro de ella, su concha ya estaba totalmente abierta y recibía la verga de buen gusto, unos cuantos bombeos mas y estalló en un orgasmo bestial.

- Si Luís dame duro papito que estoy acabando en tu grueso tronco ahhhhhhhh... mételo hasta el fondo para que me hagas acabar delicioso papito ahhhhhhh...

- Te voy a dar toda mi leche adentro mami, toda mi leche bien adentro de tu conchita caliente

Ese comentario me pareció extraño pero en vez de desanimarme me excitó al máximo, pensar que Luís pudiese llenarle la concha de leche a mi esposa con el peligro de preñarla, aunque sabía que tenia condón puesto, me puso como un burro al sol.

las oleadas de placer se transmitían por todo su cuerpo, los espasmos eran mas fuertes que nunca, las convulsiones se multiplicaban y apretaban fuertemente la verga que tenia dentro haciendo que esta estallara también en lo mas profundo de su intimidad estrellando largos y punzantes chorros de espeso y fértil semen contra la pared mas intima de mi hasta ese día, fiel esposa, la vagina sin protección de mi esposa ordeñó larga y deliciosamente la verga de Luís hasta dejarla completamente seca y sin una sola gota de semen, Puedo jurar que cuando Luís llenaba de su semen la cuca de mi esposa sentí como me crecían unos enormes cuernos, en verdad Luís tenia leche como para preñar a un batallón de mujeres y hasta la ultima gota se la comió la concha de mi esposa, quedaron ambos sobre el mueble con la enorme verga de Luís incrustada apretadamente dentro de la vagina de Andrea, la enorme cantidad de semen quedó atrapada dentro de la concha de Andrea con la verga de Luís como tapón, un rato mas tarde Luís extrajo de Andrea su enorme herramienta la cual salió con un sonido POP!!! y allí fue que Andrea se dió cuenta que estaba llena hasta el tope de una gran carga de espeso, viscoso y fértil semen que escurría de su ahora muy abierta vagina por sus piernas, Al levantarse Luís Andrea dijo que subiría a verificar si yo continuaba durmiendo y subió de inmediato hasta mi escondite, al acercarse pude oler el aroma del sexo en su cuerpo, de inmediato puse mi mano en su caliente raja y comprobé cuan abierta se la había dejado la enorme verga y también como la viscosa cola resbalaba desde su abierta concha por sus muslos, Andrea bajo de inmediato y les dijo que yo me acababa de despertar y que antes que se me ocurriera bajar se vistieran y se fueran para que no sospechara nada, luego de unos minutos subió y me dijo

- Ya se fueron

yo no dije nada, no estaba para comentarios, la llevé a nuestra cama y la abrí de piernas, ella decía que no, que la dejara ducharse pero yo quería ver bien lo que había hecho, la concha estaba roja, bien abierta, mas que nunca y toda viscosa, mientras se la mamaba le pregunte porque estaba tan mojada

- Por que estas tan mojada, parece que te hubiese acabado adentro, menos mal que uso condón.

Ella con cara de niña mala me contestó

- Se rompió el condón y no me dí cuenta así que Luís me lleno hasta el tope de leche

- Te acabó adentro? -mientras seguía mamándole la concha.

- Me acabó y me empujó la leche bien adentro con su cosota

- Y si quedas preñada -luego que mi lengua saco hasta la ultima gota de semen.

- Pues entonces será un enorme cornudo, yo puta y tu cabron

Hoy mi esposa tiene un bombo de cinco meses y creciendo

Otros relatos eroticos Intercambios

... Que afortunado eres, Andrea esta buenísima, tiene un culote que provoca metérselo...
Relato erótico enviado por Anonymous el 02 de April de 2013 a las 00:00:40 - Relato porno leído 212058 veces
mmmmm mi vecino me hizo suya y me fascino su verga
Relato erótico enviado por gueritacoketas el 25 de November de 2008 a las 10:08:01 - Relato porno leído 177079 veces

intercambio con mi compadre

Categoria: Intercambios
como empezamos a exitarnos tanto mi esposa como yo con los compadres y como terminamos
Relato erótico enviado por Anonymous el 06 de December de 2008 a las 00:17:48 - Relato porno leído 118880 veces

la puta de mi comadre y mi esposa

Categoria: Intercambios
yo le metia la verga en el culo una otra ves mientras ella le mamaba la verga ami compadre como una puta desesperada por momentos ella dejaba de mamarle la verga ami compadre por que el ya estaba a punto de venirse para luego mamarle el queso humedo y rojo de mi esposa
Relato erótico enviado por Anonymous el 24 de February de 2010 a las 00:07:43 - Relato porno leído 108409 veces

perfidia e incesto

Categoria: Intercambios
En una playa paradisíaca dos hermanos se hacen pasar por swingers.
Relato erótico enviado por Anonymous el 24 de April de 2006 a las 18:52:49 - Relato porno leído 75654 veces

Publica en tu muro de Facebook si te ha gustado el relato 'Mi esposa quería que mi amigo la cogiera'
Si te ha gustado Mi esposa quería que mi amigo la cogiera vótalo y deja tus comentarios ya que esto anima a los escritores a seguir publicando sus obras.

Por eso dedica 30 segundos a valorar Mi esposa quería que mi amigo la cogiera. te lo agradecerá.


Comentarios enviados para este relato
MIGUELMAN (24 de June de 2013 a las 18:20) dice: Muy bueno tu relato, bien redactado, me hubiese gustado que también se lo hubieses metido a María, saludos

DianayRoberto (24 de April de 2016 a las 21:27) dice: Que relato tan caliente, me excito a mil, fuimos una pareja swinger muy activa, como 15 intercambios, pero lo que mas me gustaba a mi era cogérmela en trio con otro o ver como se la cogia un single. algunas veces cogio sola con un amigo, te puedo comentar que probo fácil 40 vergas distintas en los 10 años que fuimos swingers, pero ahora no quiere seguir e incluso nuestras relaciones que eran muy frecuentes han bajado hasta niveles de 1 cada mes o mas, suerte y sigan teniendo la flama encendida Roberto, Diana y Roberto

Morbozo12 (15 de June de 2016 a las 10:19) dice: Wao me imagine a mi esposa con esa Verga......

panterasexy (11 de January de 2014 a las 16:09) dice: me encanto ese relato tan rico espero que lo sigan disfrutando


Registrate y se el primero en realizar un comentario sobre el relato Mi esposa quería que mi amigo la cogiera.
Vota el relato el relato "Mi esposa quería que mi amigo la cogiera" o agrégalo a tus favoritos
Votos del Relato

Puntuación Promedio: 3
votos: 1

No puedes votar porque no estás registrado