Categorias

Relatos Eróticos

Lo más buscado

Ultimas fotos

Photo
Enviada por rmgp67

Photo
Enviada por rmgp67

Photo
Enviada por facundo2


 

Sin Decirlo los dos queríamos

Relato enviado por : felipepan el 07/05/2016. Lecturas: 2539

etiquetas relato Sin Decirlo los dos queríamos   Estudiantes .
Descargar en pdf Descarga el relato en pdf
Resumen
Sin Decirlo los dos queríamos,y terminamos en una cosa especial,


Relato


En mi edad de la Facultad. Empezaba mi segundo cuatrimestre de 2º año, de abogacía. Cursaba Derecho comercial, con algunos habíamos coincidido en otras materias de la carrera. Así que nos anotamos, juntos para estudiar en conjunto

Era Viernes, cercano a la estación primaveral, y sin muchas ganas de ir, tuve que concurrir a mi 1er clase, la comisión era muy concurrida porque el titular de la cátedra era de los profes que enseñaban en serio, así que todos se anotaban en esa, y para bien nuestro estaba plagada de unas minas tremendas, bien desarrolladas y con unos pechos y unas colas que ningún varón podía resistirse a ver, y también estaba lleno de feúchas y gordas, lo que pudimos divisar en la prime hora de clase.
Comentario que nos hicimos entre nosotros, en el barcito, de la Facú., en el receso, desde ya nos detuvimos en las que estaban bien, con viste el culo que tiene la de pant6alones o las gomas, de al del fondo, otro de mis dijo se fijaron la cara de puta que tienen ls dos que están contra la puerta nos reíamos claro que cada uno de nosotros le echaríamos los galgos , tuvimos que cambiar de tema por que se sumo Rosalía una d las chica que había cursado antes con nosotros, una flaca que no era bonita flaca casi e le trasparentaban los huesos, pero muy pata (amiga ) que según me entere alguno de los nuestros, en algún momento le hizo el favor de clavarla como chapa floja.

Pero ese día, en la tercer hora, luego de casi 10 minutos de comenzada, llego una chica de esas que están aptas para posar en una edición de lujo de play boy, cuando traspuso la puerta todos miraron quien era. Todos nosotros quedamos con la vista clavada, en esa despampánate mujer, repasamos de arriba abajo, en sus curvas, sus piernas, sus pechos era algo perfecto, media no mas de 1.70, era rubia y de ojos verdes intensos, era un sueño. Como será que hasta el profe detuvo, la palabra, hasta que se sentó en la fila de adelante lugar que nadie ocupa la tenía en una posición que no había nadie tapándome podía observar incansablemente sus hermosas piernas y su rostro angelical, creo que todos los lobos , centraron sus miradas como para hincar los colmillos, en tan despampánate, hambrón
Con el correr de los días, todos notamos que la chica solo hablada con un par de compañeras que tenia al lado de ella, entre ellas Rosalía. Ninguno de nosotros se animaba a entablar charla alguna no es que fuéramos tímidos, sino que la belleza de ella, como que nos cohibía. Por Rosalía supimos que la chica se llamaba Noelia.
Los días pasaban y todos estábamos cada día mas calientes por ella. en el intervalo de 15 min que nos daban, Noelia salía, queríamos lanzarnos pero como nos auto conteníamos, por el que dirán, estábamos todos con una excitación tan grande que no podíamos disimular que estábamos al palo, esfuerzos supremos había que hacer para que no se notara el montículo en nuestros jeans
Cada uno de nosotros estábamos centrados en ver como hacíamos para ganarla, hasta que creo sin decirnos nada se había lanzado como un desafió entre nosotros para ver quien la atracaba, Uno de esos días al salir del curso me di cuenta que podría obtener información de de Noelia gracias a nuestra amiga con quien charla siempre con ella, Rosalía.
Al sincerarme con ella que me encantaba Noelia, y que si podía confiar y contarme algo de ella por mínimo que fuera se lo iba a agradecer ella se rió, así en la primera platica me contó que era bastante tímida y no charlaba excepto que alguien le diera el pie, El dato me decía que no era tan difícil como pensaba, y mucho mas, me alentó a provocar eso para que pueda pasar algo entre ella y yo.
Me entusiasme, con la ayuda que me puse impaciente, para que revele mas cosas, siguió contándome Rosalía acerca de ella, hablamos bastante sobre Noelia.
Pero mi entusiasmo, me dijo que estaba medio podrida de hablar de ella, le pedí me hacia la gamba, sonrió como asintiendo porque sabia que moría por ella.
Al los días Rosalía, hizo un trabajo genial, y con la revelación casi me infarto, me comento que ella pregunto por mi, como con un interés especial, le dije que no jorobara, me dice fíjate si te mira creo que esta muerta acá, volví a decirle no juegues, ella repitió presta atención, intuición femenina.

Desde ese momento, le hice caso y hace un par de días que suele mirarme de reojo, ya que estoy en la fila de atrás y un poco mas a la derecha, yo no podía creer lo que Rosalía me había dicho, era verdad, así que en un momento que estaban no dude en saludar a Rosalía y de paso a Noelia, caminamos juntos unas cuadras, poco me dio para entrar en charla, con ellas, pese a que Rosalía me daba pie, me trabe, me apure a tomarme el colectivo, pensaba entre mi, (soy un pelotudo, bárbaro), cosa que me confirmo Rosalía al llamarme a mi celular, me dijo “sos pajero vos, esta muerta con vos, sino la ganas, me salgo del medió, arréglate solo”, después de eso, no tenía otro camino, tenía que avanzarla era lo único que quedaba.
. El Martes de la semana que venía llego mi siguiente clase con ese minon alucinante..., no dude de entrada en comenzar a fijar mi vista en ella, de forma insistente, cosa que le hizo bajar la vista en mas de una ocasión, para frenarme creo, bajo la vista y solo tomaba apuntes y prestaba atención al profesor, como se supone que una chica estudiosa y responsable haría, cuando me distraje, un poco, en el instante en que gire mi cabeza y deje de observar a Noelia, note que había girado su hermoso y suave cuello para comenzar a mirarme con esos hermosos ojos verdes, yo volví a mirarla de la misma forma y ella deslizo un leve sonrisa insinuante, no podía creer lo que mis ojos veían, en el descanso, me apure a ponerme junto ella y entablar la charla con una simulación de algo que no había entendido del profesor, ella de forma gentil, un poco sonrojada, me explico coludos de detalles. Después de eso, ya no deje de charlar con Noelia y además a sentarme junto a ella.

Yo me abuse no prestaba atención, y poco interés ponía, cono Noelia que siempre fue dedicada y estudiosa, me daba para preguntarle, casi todo así pasábamos las 4 horas de clase charlando no dejábamos de vernos fijamente mientras que cada unos de nosotros miraba el cuerpo del otro yo no podía de dejar de ver un minuto sus hermosos y puntiagudos pechos, sus piernas, su cintura, y aunque nunca podía pasar mi vista a través de su pollera no dejaba de imaginar tenerla en bolas ver su concha, y ese culo redondito, como un pavito para comerlo, era algo que se tornaba incontenible, Me esforzaba para que no se notara mi bulto pero en una la sorprendí fijando su atención en esa zona, rehice el tonto mire para otro lado para no crear la sensación de pajero

Un día habían invitado a ir a un Festival Rock, pero ese mismo día a la salida de la facultad Noelia dijo unas palabras que sonaron a música. “Sabes que soy del Interior y no tengo muchos lados donde ir, el rock no me gusta "No queres venir el sábado conmigo a algún lado?"” yo sin dejarla terminar conteste apresuradamente que si, desde ya le hice la pera a mis amigos combinamos números de celular y me dio su dirección le pregunte Si estaba bien estar en su casa a las 21:00 horas ella dijo “si me parece bien y nos” despedimos besándonos, casi insinuadamente, muy cerca de los labios, con una sonrisa, se notaba en el aire que había entre nosotros, algo que no podía aguantar mas tiempo. Como una fruta madura caería de un árbol
El día, sábado a la hora fijada, llegue a su departamento, toque el timbre del sexto y una voz suave y al mismo tiempo increíblemente excitante me dijo : "Pasa", me estaba esperando, tome el ascensor y en esos seis pisos pensé de todo, la calentura que tenia hacia que , mi pija empezó a endurecerse de a poco, de solo pensar que algo grande podía pasar.

Llegue a su piso y me estaba esperando en la puerta, me dirigí a su encuentro. Ella, estaba mas fuerte mas nunca, tenia puesto un TOP muy ajustado Negro, que resaltaba en forma su busto, tenia puesta una pollera muy corta muy provocativa , era algo increíble, no podía disimular la calentura, que tenía, ella directamente después de saludarme, con un tenue beso, me tomo de la mano y me llevo adentro de su departamento, cerro la puerta con llave y sin decir una palabra, me comenzó a mirar de una forma que invitaba al asalto, no me deje esperar , en ese momento la tome de la cintura mirando directo a los ojos , le di un beso de lengua bastante prolongado, cuando la solté ella comenzó a darme besitos introduciendo, de poquito su lengüita, en mis labios, combinada con una sonrisa provocativa.
Abruptamente me llevo a su habitación, para mi sorpresa el ambiente estaba muy caliente, los dos despedíamos fuego por nuestros poros, la tome nuevamente de la cintura pero esta vez comencé a meterle la lengua hasta la garganta, y mis labios se perdían en los de ella, su lengua comenzó a buscar la mía y note que su mano se deslizaba desde mi espalda hasta mi culo, tomaba cada uno de mis glúteos de manera muy fuerte y yo mientras seguía besándola comencé a meterle la mano bajo su pollera, me mandé hacía su parte erógena, y encontré una cola muy bien formada, esta bastante dura y mis manos empezaron a perderse entre ellas, pero mientras seguíamos tocándonos y nuestros cuerpos estaban muy juntos, comencé a tocar que sus pezones empezaron a salir del TOP, suavemente los saque de a uno notaba su forma, los sentía entre mis dedos, separe por un instante mis labios de los de ella y los baje rápidamente, deslice mis labios húmedos en sus dos pezones, mientras acariciaba su espalda, le relamía todos sus senos. En ella, había bastante deseo contenido, al ratito, comenzó a desabrocharme el cinturón apresuradamente, buscaba frenéticamente mi pene, en ese momento, mi bulto estaba reventando mi slip, me concentré con sus pechos duros en punta, hermosos que había podido tocar, era perfectos, redondeados, duros, y enormes... sin pausa ya había sacado todo mi paquete, el que ya sobaba con sus manos,

seguí con sus erectos pezones, ella comenzó a echar su aliento sobre mi nuca, y esbozar algún gemido, y aliento, fuerte con algo de quejido, ya mi verga , estaba masajeada, a punto de explotar, no demore mas para hacer volar su pollerita, metí mis manos por su cintura y quite su bombachita muy chiquita que llevaba puesta, la acosté sobre la cama y me lance entre sus piernas, comencé a chuparle toda su hermosa concha, mi lengua, era algo que la hacía hervía de placer, mientras se perdía en lo profundo de su argolla, se escuchaban los “mmm,mmmm,fsss” a la vez comencé a tocarle sus pechos al mismo tiempo que lamía, chupaba, y jugaba con mi lengua en todo su clítoris, ella exploto sus gemidos pasaron a ser medios gritos, hasta que me grito: "Métemela, tene piedad Métemela” acomode mi cuerpo sobre el de ella y comenzar a cojermela, ella se movía acompañando cada embestida mía, mi verga estaba cerca de explotar, no dejaba golpear al fondo de su concha, entre los gritos de placer ella pedía mas, yo la complacía, aumentando la frecuencia, mientras iba y venía, chupaba sus pechos y no dejaba ni por un instante de penetrarla, mas y mas...cada vez mas fuerte y mas adentro, sentí un orgasmo, estrepitoso, me pego unos conchazos, era el éxtasis total, yo logre controlar, la saque, la probé, me puse a su lado, con mi pedazo todavía , latiendo, como indicando, que me la chupara, ella, capto el reto, y con pequeños besitos, lamidas, ella comenzó la tarea, mi pija desaparecía, dentro de su boca, casi podía sentir como golpeaba su garganta, era magnifico, tanto, que pensé, que podía ir por más, mi en ese momento le pedí que se pusiera boca abajo, comencé, a jugar en la puertita de su agujerito, muy perceptiva se acomodo, buscando la posición perfecta, casi en perrito, era emocionante encontrar a una mujer tan ardiente, a decir todo terreno, como decimos por aquí, en el instante que penetre su culo comencé lentamente a culearla, de la calentura desaforadamente, en la tercera entrada explote, no pude contener más, explote de tal manera, que estaba empapada de mi semen por todo su largo, túnel, mi leche brotaba, le inundaba, mas y mas era fascinante, no paso un minuto, que estaba así con todo mi trozo adentro, que llego a su segundo orgasmo, su culo era tan perfecto que mi excitación no acababa, sin sacar comencé con nuevos movimientos, despacio, mi pene, volvió a tomar forma, estaba tan lubricado, de a poco las entradas eran muy continuas y ella no paraba un instante de pedir "mas" y "mas"..., era una mina insaciable, el llegar casi al 3er orgasmo, emocionado que avance a fondo, pese a que mi pene estaba algo, sucio, lo saque con la sabana apenas lo limpie un poco, ella me miraba excitada le pedí que me la chupara, puso una cara de duda, ante mi insistencia, al instante, comenzó a saborear mi pedazo en su garganta, no podía creer lo que estaba pasando, pero no paraba un segundo, chupaba y chupaba, luego comenzó a lamerlo y a besármelo, fue ahí cuando estalle nuevamente y inunde su rostro de semen, ella ya muy excitada y con ganas de seguir disfrutando mientras repasaba su lengua en algunas partes de su cara, absorbiendo algo de mi semen, se acomodo, con las piernas muy abiertas y sus rodillas, en punta, capte, que quería que mis labios y lengua proporcionen, aplacar su ganas devenirse, así que comencé a chuparle devuelta la vagina de arriba abajo, introduje mi lengua lo mas profundo que podía, y con una rapidez inusitada en mi, lo que provoco, gritos de placer, fui rescatando cada gota de flujo que ya era abundante, casi me picaban los labios, de lo intenso que chorreaban en mi. Cara.. yo estaba exhausto, al momento que esa mujer no dejaba de gemir y gritar, por el placer que le propinaba, sentí una abrupta explosión, su vagina se contrajo, provinieron un par de conchazos, acompañados por unos gemidos, en señal que se había venido, era tanto el flujo que embebía mi rostro que volví a usar la sabana para quitarlo de mi rostro, sin dejar de tragar lo que había en mi boca, con ese gusto, salado y picante, que me daba mas placer y de darme cada vez mas ganas de cojerla...
pero estábamos agotados, los dos y nos quedamos dormidos empapados de sexo...







Otros relatos eroticos Estudiantes

Los padres de una chica muy rebelde y terrible la internan en un Colegio pupilo donde va a aprender a través de diversos métodos sexuales a comportarse como toda una señorita.
Relato erótico enviado por julieta_s24 el 23 de November de 2007 a las 16:28:43 - Relato porno leído 232977 veces
Soy profesor universitario y mi alumna Julieta aceptó acostarse conmigo para por fin ganar el curso.
Relato erótico enviado por Anonymous el 01 de November de 2008 a las 16:00:00 - Relato porno leído 71009 veces

me acoste con una de mis alumnas

Categoria: Estudiantes
Allí estabamos con mi amigo tranquilamente tomando unas cervezas cuando vimos que unas adolescentes comenzaban a "histeriquearnos". No podía creer que se tratase de una de mis alumnas del secundario y encima veciinita mía...
Relato erótico enviado por marcelo el 26 de January de 2005 a las 18:23:46 - Relato porno leído 61395 veces

mi novia y mi suegra

Categoria: Estudiantes
Soy un adolescente de 17 años bien dotado, con buen cuerpo, ojos café oscuros, pelo negro, alto y moreno. En la preparatoria tenia una novia llamada Fernanda muy bonita y muy sexy, no era muy alta, tenia el cabello negro una cinturita bien formada, pechos no tan grandes pero bien formados y un culito perfecto.
Relato erótico enviado por Anonymous el 28 de August de 2008 a las 11:39:13 - Relato porno leído 59341 veces

mi maestra y yo

Categoria: Estudiantes
el dia en que me cojo a mi maestra de historia
Relato erótico enviado por Anonymous el 13 de June de 2009 a las 17:09:44 - Relato porno leído 41447 veces

Publica en tu muro de Facebook si te ha gustado el relato 'Sin Decirlo los dos queríamos '
Si te ha gustado Sin Decirlo los dos queríamos vótalo y deja tus comentarios ya que esto anima a los escritores a seguir publicando sus obras.

Por eso dedica 30 segundos a valorar Sin Decirlo los dos queríamos . felipepan te lo agradecerá.


Comentarios enviados para este relato
Este relato no tiene comentarios

Registrate y se el primero en realizar un comentario sobre el relato Sin Decirlo los dos queríamos .
Vota el relato el relato "Sin Decirlo los dos queríamos " o agrégalo a tus favoritos
Votos del Relato

Puntuación Promedio: 0
votos: 0

No puedes votar porque no estás registrado