Categorias

Relatos Eróticos

Lo más buscado

Ultimas fotos

Photo
Enviada por Buntaro
Photo
Enviada por Pretoriano
Photo
Enviada por facundo2


Estas en: Relatos Eroticos => Relatos Voyeur => Espiando a mi hermana
 

Espiando a mi hermana

Relato enviado por : JCPopeye el 11/02/2009. Lecturas: 34049

etiquetas relato Espiando a mi hermana .
Descargar en pdf Descarga el relato en pdf

Resumen
Os contaré como empecé a masturbarme espiando a mi hermana en la ducha y oliendo los aromas de su sexo gracias a sus braguitas usadas.

Relato
Hola a todos, en este relato os contaré como empecé a masturbarme espiando a mi hermana en la ducha y oliendo los aromas de su sexo gracias a sus braguitas usadas.
Todo empezó un día de verano, sin yo imaginármelo iba ha convertirme en un fetichista.
Mi familia y yo nos encontrábamos en la casa de mis abuelos, una casita, en un pueblecito a pocos kilómetros de la ciudad.
Tengo una hermana dos años mayor que yo, por aquella época era una jovencita preciosa que tenía un buen número de chicos que la pretendían. La verdad es que la gran parte de los chicos del barrio la deseaban y mis amigos me preguntaban que como era desnuda y algunos amigos de confianza me decían que se masturbaban pensando en ella. Yo reconocía que mi hermana estaba buena pero veía raro desearla y tenía una especie de barrera mental que me impedía tener deseos sexuales hacia ella.
Esa barrera se derrumbo el día en que estando yo poniendo unas botellas y otros enseres en el cuarto trastero, escuche un ruido de agua, venia de el cuarto de la ducha y el ruido llegaba a través de la ventana pequeña que hace de respiradero. Esta ventana conecta con el trastero. Me acerque a la ventana y pude ver que de la alcachofa de la ducha salía un fuerte chorro de agua. No había nadie, pero al momento apareció mi hermana. Estaba solo en ropa interior, me dio un vuelco el corazón, estaba muy sexy con un conjunto de braguitas a rayas horizontales rosas y blancas y un sostén todo de color rosa. Nada mas verla me excité y noté como mi polla empezaba a ponerse dura.
Al momento se deshizo de la parte de arriba y pude ver sus pechos. Ella es de pelo castaño tirando a rubio y de piel blanca. Los pechos no eran grandes ni pequeños una proporción para mi gusto perfecta, tenia unos anillos de color rosado alrededor de los pezones, estos le salían abultaditos como si fueran dos fresitas de un color rosado oscuro. Los dos pezones estaban erguidos, mirando tiesos hacia arriba, lo que en mi país se dice estar empitonada. El espectáculo era de lo más excitante y lo mejor vino luego cuando se quito la braguita, mostrándome primero el culito respingón, dos nalgas redonditas con unos hoyitos encima de estas y unas caderas sensuales. Luego se dirigió a la ducha y al darse la vuelta pude ver el precioso pubis que tenía, era un triangulo de pelo rizadito y muy rubio, mucho más rubio que el pelo de su melena. Mas abajo estaba su almeja con los labios mayores abiertos exponiendo el capuchón de su clítoris y sus labios menores, que eran de un color rosa oscuro como sus pezones, aquella visión acabó por excitarme del todo y aún con el riesgo de ser sorprendido por alguien de la familia mi calentura adolescente pudo conmigo y me desabroche los pantalones, me baje los calzoncillos y empecé a masajearme el pene que ya estaba totalmente erecto. Ella empezó a ducharse y con una esponja se frotaba delicadamente. En aquel momento me hubiese gustado ser aquella esponja y poder acariciar su precioso cuerpo. Mirando aquella escena cada vez me frotaba el pene con más frenesí y de su cabeza ya salían algunas gotas de líquido pre-seminal. La máxima excitación me vino cuando ella se abrió los labios del coñito y empezó a mojarlos con la alcachofa de la ducha. Parecía que se estaba haciendo un dedo, pero se limitaba a mojárselos y a masajearlos para limpiarse. Le podía ver los labios internos y hasta las paredes de su vagina, que tenían un color carmesí brillante. En ese momento yo ya no pude contener mi excitación y me sobrevino un potente orgasmo que me hizo gemir y acabé con una fuerte corrida. Descargué toda mi leche contra la pared que separaba las dos habitaciones y una vez acabado mi orgasmo me quede recuperándome de la copiosa corrida, observé como se acababa de duchar. Cuando hubo terminado, se seco el cuerpo, se vistió y dejo las braguitas y el sostén en el cubo de la ropa sucia. Aquella noche cogería sus braguitas y oliendo sus aromas me masturbaría de nuevo. Esta historia os la contaré en otro relato. Todo lo que os estoy contando es verídico y espero que os haya gustado. Me daría vergüenza contarlo a alguien pero en el anonimato de la web me atrevo a contaros estas vivencias. Hasta pronto lectores.


Otros relatos eroticos Voyeur

espiando a mi hermana

Categoria: Voyeur
Os contaré como empecé a masturbarme espiando a mi hermana en la ducha y oliendo los aromas de su sexo gracias a sus braguitas usadas.
Relato erótico enviado por JCPopeye el 11 de February de 2009 a las 00:28:41 - Relato porno leído 34049 veces
Me gusta ver como se cojen a mi mujer, mientras ella cree que yo duermo.
Relato erótico enviado por Anonymous el 19 de May de 2009 a las 00:00:36 - Relato porno leído 27902 veces
Él era un jovencito de 19 años que se vino a estudiar a la ciudad y mi esposo le ofreció una recámara de nuestra casa...
Relato erótico enviado por Anonymous el 01 de December de 2009 a las 00:31:36 - Relato porno leído 22891 veces
esa vez me calenté mucho la idea de ver a mi mamá desnuda pero me preguntaba ¿como podía espiarla sin que se diera cuenta?
Relato erótico enviado por gozozosoho el 06 de July de 2012 a las 00:01:39 - Relato porno leído 21775 veces

espiando a mi tia

Categoria: Voyeur
Espiar a mi tia fue una de mis primeras experiencias voyeur, ya han pasado muchos años de esto y creo que nadie lo sabe, pero yo cada que lo recuerdo aun sigo emocionandome igual que ese dia.
Relato erótico enviado por eduardo cesar el 12 de August de 2009 a las 09:46:05 - Relato porno leído 18692 veces

Publica en tu muro de Facebook si te ha gustado el relato 'Espiando a mi hermana'
Si te ha gustado Espiando a mi hermana vótalo y deja tus comentarios ya que esto anima a los escritores a seguir publicando sus obras.

Por eso dedica 30 segundos a valorar Espiando a mi hermana. JCPopeye te lo agradecerá.


Comentarios enviados para este relato
Ariel Yan (9 de August de 2009 a las 02:30) dice: No te dé pena, todos en algún momento hemos olido las bragas de alguna chica.

martinianome (9 de April de 2011 a las 03:24) dice: yo tambien he olido muchas bragitas de mis primas y sobrinas.... es lo maximo....

ragnarok666apo (30 de December de 2010 a las 08:04) dice: psss esta bueno pero nunca la grabaste??

mayyy (21 de March de 2009 a las 20:53) dice: bueno sin exagerar

Neofilder (17 de February de 2009 a las 23:23) dice: No es para tanto, existe un extraño placer en aspirar las braguitas femeninas y tambien en masturbarse con ellas. No te sientas mal ni te acomplejes de esas pequeñeces, mejor disfruta tu sexualidad al maximo y haz de lado los prejuicios. A ver lectores diganle a este chico cuantos de nosotros tenemos la costumbre de oler braguitas????

MARCOANTONIODURAN (14 de April de 2009 a las 19:06) dice: ES VERDAD SON TAN DELICIOSOS ESOS AROMAS QUE QUEDAN EN LAS TANGUITAS DE MI CUÑADA Y MAS EXITANTE EL ESTAR ESCONDIDO EN SU CUARTO MIENTRAS ME MASTURBO Y TERMINO SOBRE LAS SABANAS DE SU CAMA O MIENTRAS LA ESPIO CUANDO SE BAÑA. HAY QUE DISFRUTAR DE TODO ESTO AL MAXIMO

angeles95 (10 de June de 2009 a las 20:06) dice: te felicito un muy buen relato


Registrate y se el primero en realizar un comentario sobre el relato Espiando a mi hermana.
Vota el relato el relato "Espiando a mi hermana" o agrégalo a tus favoritos
Votos del Relato

Puntuación Promedio: 2.8
votos: 5

No puedes votar porque no estás registrado