Categorias

Relatos Eróticos

Lo más buscado

Ultimas fotos

Photo
Enviada por Facundo2
Photo
Enviada por Facundo2
Photo
Enviada por Facundo2


Estas en: Relatos Eroticos => Relatos Profesoras => La profe más caliente de Chile
 

La profe más caliente de Chile

Relato enviado por : Anonymous el 23/11/2011. Lecturas: 26546

etiquetas relato La profe más caliente de Chile   Profesoras .
Descargar en pdf Descarga el relato en pdf

Resumen
En este texto les cuento como hice realidad mi sueño de follarme a mi profesora de matemáticas. Los nombres serán alterados


Relato
Era una cálida tarde primaveral. Nos encontrábamos de viaje en Valparaíso, ubicados en unas cuantas cabañas, repartidos junto a mis compañeros. Allí estabamos descansando. De repente recordé que andabamos con mi profesora de matemáticas, una mujer de mediana estatura, con unos senos apretaditos y un culo que te lo encargo.

Luego del rico almuerzo que se llevaba a cabo en cada una de las cabañas, salí al exterior de la casa, y allí estaba, una belleza de pelo rojizo, en traje de baño, con su cadera muy delgada y su mirada sexy. Sentí que me miró, pero no le tomé mayor importancia. Mientras conversaba con unos amigos cerca de la piscina, no podía evitar mirarla y pensar en como sería tener sexo con ella. Muchas de esas veces, ella me descubría observándola y reía.

Llegó la noche, y muchos estaban en sus cabañas compartiendo con los compañeros. Se me ocurrió salir al exterior a fumarme un cigarrillo y allí estaba sola en un rincón oscuro, conversando por celular. Esperé a que terminara de hacerlo. Le pregunté:

- ¿Por qué tan solita?
- Estaba llamando a mi marido - replicó.
- Ah, a su marido... Mm.... ¿y alguna vez le ha sido infiel?
- No, nunca, soy una mujer seria - rió.
- Me imagino. Está muy linda hoy profe... Está hermosa, con ese cuerpo de denante en la piscina, uff, cualquiera desearía tenerla como mujer...
- Jaja, si noté que me miraste, con esa cara de caliente que tienes cuando me miras...

Lo había notado, había notado que yo estaba caliente por ella y quizá hasta se imaginaba cuando me gustaría meterle mi pene y llenarla con mi semen.

- Es verdad Fernanda, tu me traes loco... - de repente sentí que se había dado la oportunidad de comenzar a llamarla por su nombre.
- ¿En serio? ¿Que tan loco?
- Tanto como para ayudarle a ser infiel a su pareja. Recuerde que lleva una semana que la traten como mujer, y eso no puede ser.
- Mmmm... - pensé que le había molestado - sí, igual echo de menos tener sexo con mi marido - nunca pensé que diría eso.
- Me imagino, una mujer tan bella como usted, curvilinea, bien formadita, debe gustar de hacer el amor...
- Si, pero mi marido es eyaculador precoz y casi nunca alcanzo a llegar al orgasmo, eso me molesta - Ahí estaba mi oportunidad de colaborar con su noble causa.
- Uuufff, eso si que es grave, en cambio uno que es joven, puede durar todo lo que una dama como usted necesite y hacerlo cuantas veces quiera.
- Jajaja... (río pero luego me miró a los ojos y me preguntó) ¿eres virgen?
- Emmm no, jaja, la verdad sí, soy virgen, pero me masturbo seguido, asi que estoy bien entrenado...
- Me gustaría probar que tanto entrenamiento tienes... me encantaría darte una mamada aquí mismo, pero nos verían los demas... :/
- Vamos a mi cabaña, está sola, los chiquillos se fueron a la otra...
- Estás loco, nunca me metería con un alumno...

Y ahí me miró como dudosamente, le tomé la mano y la llevé a su cabaña (para prevenir y evitar que alguien nos viera), la cerré con llave y comencé a besarla en los labios de una manera impresionante, besos, piquitos, besos con lengua, practicamente la devoré a besos y luego ella me sentó en el sillón y se coloco sobre mi. Me siguió besando, hasta que ocurrió lo inesperado: SE CORTÓ LA LUZ.

- ¡Que mala suerte! se cortó la luz (dije sarcasticamente y riendo)
- Ahora te devoraré entero (me dijo)

Me quitó la polera, y ahi estaba, la veia entre las sombras y la poca luminosidad de la luna que entraba por una ventana de atrás... Comencé a tocar todo su cuerpo, su espalda, su culo, su vagina... le quité la ropa, prenda a prenda, primero la blusa, luego los pantalones, los sostenes y los colalés... Y allí estaba en su máximo esplendor, con su mirada sonriente de felicidad y a la vez su fachada de mujer madura. Me dijo: "aquí vamos a ver cuanto duras". Comencé a masturbarle su vulva, a meterle mis dedos, uno a uno, luego de a pares, hasta que su vulva estuvo bien rica y mojadita como para introducir mi pene. Y allí saqué mis 19 cm de pene en total erección para comenzar a instroducirlo por su vulva, pero como estaba oscuro, y ella estaba sobre mi sentada, sin querer rocé su ano y me dijo "Primero quiero sexo anal".

Allí comencé a meterlo suavemente por su ano, lo tenía bastante relajado, como si le hubieran dado muchas veces por allí. Estuvimos unos 15 minutos haciendo sexo anal hasta que me fui, me fui dentro de ella ¡mi sueño echo realidad! Saqué mi pene y sentí como mi semen le chorreaba por el ano... Me dijo "Paremos, que si no no podras mas y quiero hacerlo toda la noche"

Quedé impresionado con su actitud, en la pausa nos fuimos al segundo piso a su cama, a la cama donde dormía mi bella profesora. Allí fue donde me hizo el mejor sexo oral de mi vida, y el mejor sexo vaginal que jamás recuerde. Le dí hasta que ya no podia mas, esta vez duré aproximadamente 20 minutos sin parar y sin condón. Le pregunté "No quedarás embarazada cierto?", "No tonto, sigue haciendome tuya"... Gemía sin parar y me decía "hazme tuya, hazme tuya". Allí vino lo mejor, tuve un rico orgasmo mientras eyaculaba dentro de su vagina y mientras ella también tenía un orgasmo con el que me chorrió con su liquido en toda mi parte abdominal. Yo reí y le dije "Parece que le gustó mi sexo". No dijo nada, calló y siguió moviéndose sobre mi pene, yo ya no podía mas, no podía mas. La deje a un lado. La besé y le dije "Eres la mejor, Fernanda, eres la mejor. TE AMO". No se porque dije ese te amo, pero era lo que sentía.

Fue de seguro la vez en que más he disfrutado en mi vida de hacer el amor con una mujer... es que era la mujer de mis sueños, no era joven ni tan vieja, yo tenía 18 años y ella 27, por lo que era mucho más madura que yo y eso me gustaba, me gustaba sentir su sexo el oolor a su vagina y al textura del interior de su ano...

Luego la invité a un cigarrillo y conversamos muuucho acerca de la vida, hasta que se hizo muy tarde y regresé a mi cabaña, donde nadie se percató de mi ausencia durante aproximadamente 1 hora.

Otros relatos eroticos Profesoras

jeaneth mi puta maestra

Categoria: Profesoras
Jeaneth era una de las maestras mas calientes de la escuela, un dia me dejo un trabajo y que trabajo.
Relato erótico enviado por Anonymous el 24 de September de 2007 a las 22:14:12 - Relato porno leído 38568 veces

la profesora de mates

Categoria: Profesoras
Un adolescente y una profesora comienzan un juego sexual que acaba en sexo.
Relato erótico enviado por Albert el 01 de March de 2005 a las 21:42:29 - Relato porno leído 30739 veces
mi mejor esperiencia sexual en el cole....
Relato erótico enviado por putasexy el 06 de February de 2010 a las 18:09:48 - Relato porno leído 27125 veces

la profe mas caliente de chile

Categoria: Profesoras
En este texto les cuento como hice realidad mi sueño de follarme a mi profesora de matemáticas. Los nombres serán alterados
Relato erótico enviado por Anonymous el 23 de November de 2011 a las 00:00:11 - Relato porno leído 26546 veces
Me folle a la maestra Alma en mi casa aunque no era muy guapa pero era muy provocadora porque siempre vestía sexy.
Relato erótico enviado por goku911 el 08 de April de 2012 a las 23:28:59 - Relato porno leído 25148 veces

Publica en tu muro de Facebook si te ha gustado el relato 'La profe más caliente de Chile'
Si te ha gustado La profe más caliente de Chile vótalo y deja tus comentarios ya que esto anima a los escritores a seguir publicando sus obras.

Por eso dedica 30 segundos a valorar La profe más caliente de Chile. Anonymous te lo agradecerá.


Comentarios enviados para este relato
Chokolateros (27 de November de 2011 a las 00:50) dice: Tuviste suerte de que te tocara una hermosa y joven mujer, a mi por zafar de química tuve que tomar clases particulares en su casa, mi maestra era una gorda con tetas caídas, un desastre de mujer, pero las cinco clases que tuve con ella cogiendomela y sin aprender nada de la materia logre pasarla con un nueve. Suerte con tus nuevos encuentros.

phantom_n (23 de November de 2011 a las 02:23) dice: buen relato, me gusto


Registrate y se el primero en realizar un comentario sobre el relato La profe más caliente de Chile.
Vota el relato el relato "La profe más caliente de Chile" o agrégalo a tus favoritos
Votos del Relato

Puntuación Promedio: 3
votos: 1

No puedes votar porque no estás registrado